Tarta perro

viernes, 29 de agosto de 2014


El pasado 17 de Julio fue el cumpleaños de una personita muy especial que llegó a nuestras vidas como un regalo, mi querido sobrino Marcos. No tengo palabras para expresar cada uno de los sentimientos que siento por él porque con solo un añito me tiene enloquecida.

Así que con motivo de su cumpleaños y su gran amor a los perros (teniendo en cuenta que llama perro al 90% de los animales de 4 patas), decidí hacer una supertarta (ya que la ocasión no era para menos) con forma de perro. Menos mal que no le ha dado por los armadillos porque si el perro me costó, no se como me las hubiese ingeniado, aunque por mi sobri, hago lo que sea. Si queréis hacer alguna otra tarta más sencilla, podéis pinchar aquí que tengo muchas más: http://www.lasrecetasdemasero.com/search/label/Tartas

En un principio el perro iba a ser de fondant, pero debido a las altas temperaturas que azotaban Madrid me fue imposible (teniendo en cuenta que soy bastante novata), así que deseperada que se me agrietase el fondant, tuve que improvisar y tirar de manga. Después de mucho sufrir quedo un perro bastante aceptable creo yo.

El bizcocho que utilice fue el de yogur de toda la vida pero de cacao, relleno de ganache de chocolate blanco y cubierto con buttercream de vainilla. Gracias a las chicas del grupo de Facebook” Mundo Fondant” que me ayudaron muchísimo con sus recetas y con los consejos para pasar la tarta a la base final.

El molde que he utilizado es un bol metálico de los chinos. Tuve que hacer dos bizcochos.

Las orejas, patas, nariz y collar son de fondant. He aquí el resultado.



Ingredientes
Para un bizcocho de cacao:
3 huevos L.
1 yogurt griego natural.
2 medidas de yogurt de harina.
1 medida yogur de cacao puro sin azúcar.
2 medidas de yogurt de azúcar.
1 medida de yogurt de aceite de girasol

1 sobre de levadura (16 g de polvo para hornear).
Esencia de vainilla.
Harina y mantequilla para engrasar el molde.


Para la ganache de chocolate blanco:
La regla para hacer el ganache de chocolate blanco es tres partes de chocolate blanco por una de nata  para montar.
100g de nata para montar o crema de leche.
300g de chocolate blanco.

Para la buttercream de vainilla (receta de Alma Obregón):
125g  mantequilla sin sal a temperatura ambiente 
162g  azúcar glass.
½  cucharadita de extracto de vainilla 
1 cucharada de leche semidesnatada 

Preparación

Elaboración del bizcocho:
Batir los huevos con el azúcar hasta que estén bien ligados. 

Añadir el yogur y el aceite y seguir batiendo.

Tamizar la levadura y la harina, sobre la masa y batir bien hasta conseguir una textura homogénea.

Verter la masa en el molde y hornear sobre rejilla altura media del horno precalentado a 180ºC. El tiempo  en este tipo de molde se alarga y tuve que hornearlo durante una hora (en un molde convencional serían unos 40 minutos).

Dejamos enfriar unos 10 minutos en el molde y desmoldamos.

Enfriar sobre rejilla.

Elaboración del ganache:
Troceamos el chocolate y lo añadimos a un bol.

Calentamos la nata a fuego medio hasta llevar a ebullición y retiramos.

Retiramos del fuego y la vamos añadiendo poco a poco sobre el chocolate moviendo con una espátula de silicona hasta que se haya fundido el chocolate por completo.

Meter en nevera unas horas para que se enfríe y montarlo con batidora de varillas. Tomará textura de mouse. Se puede dejar enfriar a temperatura ambiente y usarla tal cual.

Elaboración del buttercream de vainilla:
Tamizamos el azúcar glass y lo colocamos en un bol junto con la mantequilla, el extracto de vainilla y la leche. Cubriendo el bol, batimos a velocidad baja un minuto.
Después subimos la velocidad y batimos al menos otros 5 minutos a velocidad media-alta. El buttercream se volverá casi blanco y su textura pasará a ser muy cremosa.

Para conseguir el color del pelo usé colorante marrón en gel de Wilton.

Para decorar necesitamos la boquilla de Wilton 233 (la boquilla césped). 



Con esta receta ganamos el concurso mensual de Demos la vuelta al Día, así que además obtuvimos como regalo adicional a la felicidad de mi sobrino una preciosa escapada gastronómica por La Mancha :)