Mostrando entradas con la etiqueta Fruta. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Fruta. Mostrar todas las entradas

Rollos de naranja murcianos

lunes, 20 de mayo de 2019

Los rollos de naranja son una receta típica de la Región de Murcia. Son ideales para el desayuno o también para comer cuando nos apetezca, jeje. Salen muy ricos.


Si no los habéis probado os animo a hacerlos. Son muy sencillos de elaborar y no se ensucia casi nada.

Ingredientes (para unos 30 rollos):

1 vaso de zumo de naranja (250 ml).
1 vaso de azúcar.
1 vaso de aceite de girasol.
La ralladura de una naranja.
1 chorrito de anís (opcional).
600 gramos de harina normal.
1 cucharada rasa de bicarbonato.
Una pizca de sal.
Un poquito de canela (al gusto).
Azúcar (para echar por encima a los rollos).
Aceite de girasol para untarnos las manos.

Preparación:

Batir en un bol con batidora de varillas el zumo de naranja, el azúcar, el aceite, el anís, la sal y la canela.Añadir el bicarbonato, mezclar e ir añadiendo poco a poco la harina sin dejar de mezclar.

La masa resultante es blanda, para manejarla nos untamos la manos con aceite.Cogemos una porción de masa, hacemos una bolita, luego con ayuda de los dedos hacemos un agujero en medio y vamos girando para que se forme el rollo.Repetiremos el proceso hasta terminar con la masa.Colocamos los rollos en una bandeja  de horno forrada con papel vegetal, añadimos azúcar por encima y horneamos en horno precalentado a 180ºC (calor arriba y abajo) durante 15 minutos si queremos que nuestros rollos queden blanditos por dentro y 20 minutos si queremos un rollo mas durito y crujiente.

Sacamos y dejamos enfriar.

Fuente: http://cocinaconmj.blogspot.com/2015/03/rollos-de-naranja-murcianos.html

Mermelada de ciruelas claudias

lunes, 3 de septiembre de 2018

En nuestras vacaciones hemos cogido un montón de ciruelas claudias de un árbol que tenemos. Siempre las utilizamos para hacer algún bizcocho o mermelada, puesto que nos da mucha cantidad. La verdad que en este caso, ha sido un acierto hacer mermelada puesta que ha quedado deliciosa.


Ingredientes

1 kg de ciruelas claudias deshuesadas.
750 gr de azúcar.
Zumo de un limón
6 hojas y media de gelatina neutra.

Preparación

Lavamos, deshuesamos y troceamos las ciruelas. Las ponemos en un bol y echamos el zumo de limón. Mezclamos bien.

Añadimos el azúcar y volvemos a mezclar. Echamos toda la mezcla en la cubeta de la panificadora, donde pondremos el programa "mermelada". En mi caso es el programa 11 ya que tengo la panificadora Silvercrest de Lidl.

Una vez que termine el programa, batimos la mezcla resultante con la batidora.

Hidratamos la gelatina en agua fría y se la echamos a la mermelada. Mezclamos bien y envasamos en botes de cristal llenos hasta arriba, sin cámara de aire. Cerramos bien, los ponemos boca abajo y tapamos con un paño durante 24 horas.

Textura increíble
Nota: La mermelada quedará líquida, pero una vez que la metamos en la nevera se solidificará . Yo la guardo tal cual en el armario, según la voy usando y abro algún bote ya lo meto en la nevera.

Cheesecake de moras

viernes, 13 de julio de 2018

Hola amig@s,

Ya sabéis cuanto me gustan las tartas de queso y cada vez que veo una, no me puedo resistir a hacerla. Ya he perdido la cuenta de cuántas tartas de queso tenemos en el blog, y la verdad, las que nos quedan...

La tarta de hoy es muy fresca para el verano. Se trata de una cheesecake de moras, receta de Mayte Sweet de Cookpad. Su sabor y textura os van a encantar, así que sólo puedo deciros lo de siempre, nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes

400 gr queso tipo Philadelphia.
200 ml nata para montar (35% MG) + 3 cucharadas de azúcar.
125 ml leche.
200 mgr de moras silvestres.
100 gr azúcar.
4 hojas de gelatina.

Preparación

En primera instancia, preparamos el almíbar. En un cazo, ponemos a fuego medio las moras con el azúcar, unos 10 minutos más o menos, hasta que el azúcar se disuelva. Retiramos del fuego y trituramos. Reservamos.

Vamos hidratando las hojas de gelatina en agua fría durante unos 10 minutos.

Añadimos el queso Philadelphia al almíbar y mezclamos muy bien.

Calentamos la leche en el microondas durante unos 30 segundos. Cogemos las hojas de gelatina que estaban hidratándose, las escurrimos y las deshacemos en la leche caliente. Las añadimos a la mezcla de queso y moras que teníamos ya preparada y mezclamos bien.

Montamos la nata, añadiendo las 3 cucharadas de azúcar. La incorporamos a la crema anterior, mezclándola con movimientos envolventes.

Una vez que todos los ingredientes estén integrados, los vertemos sobre el molde . Refrigeramos, mejor de un día para otro.

Sólo queda desmoldar con cuidado y listo, una riquísima tarta para el veranito :)

Tarta de queso y piña sin horno

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Con la tarta de hoy, celebramos nuestra receta 400, que ya se dice pronto, parece que fue ayer cuando creamos el blog y ya tenemos un montón de recetas.. y las que nos quedan....

Esta receta es muy facilita, no hace falta horno y tiene una textura y sabor apta para mayores y pequeños de la casa. Si os gustan las tartas suaves y que no sean muy pesadas..¡ esta es vuestra receta! Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes 

Para la base de galleta:
150g de galletas maria.
60g de mantequilla sin sal

Para la tarta:
2 sobres de gelatina de piña (170g)
500 ml de nata para montar o crema de leche
250 gr de queso crema tipo queso Philadelphia
100 gr de azúcar
200 ml de agua
150 ml de leche entera

Molde de 20cm desmontable

Preparación

Forramos la base del molde con papel de hornear y a continuación, en un robot de cocina con el accesorio de cuchillas, trituramos las galletas hasta obtener migas finas. Otra opción es introducir las galletas en una bolsa de plástico de cierre hermético y machacarlas con un rodillo de cocina.

Ponemos las galletas trituradas en un cuenco, vertemos sobre ellas la mantequilla derretida y mezclamos a mano. Disponemos esta pasta sobre el molde preparado, presionando con los dedos sobre la base.Después introducimos en el frigorífico durante  minutos para que se enfríe y adquiera firmeza mientras preparamos el relleno.

En un bol echamos la nata , el queso, la leche  y el azúcar y batimos hasta que todos los ingredientes estén integrados.

Calentamos  el agua y disolvemos  la gelatina de piña, dejamos enfriar un poco y lo añadimos a la mezcla anterior, mezclamos bien hasta esté todo bien integrado y la mezcla sea homogénea. Verter la  mezcla encima de la base de galleta que teníamos reservada en el frigorífico,dejar enfriar hasta que solidifique, yo la suelo dejar de un día para otro.

Decoramos al gusto y ya tenemos nuestra riquísima tarta de piña lista.
Espero que os guste.

Fuente: adaptación de Dulces postres

Bizcocho de limón y leche condensada

lunes, 30 de octubre de 2017

Este es otro de los bizcochos que tenía en la cola de recetas del blog desde hace un tiempo, concretamente desde este verano. El bizcocho salió con mucho copete, como veis en la fotos, no por la receta, sino por el horno de la casa de la playa, que no va muy bien , pero igualmente estaba buenísimo, con una textura y un saborcito a limón que os encantará. 

La receta es la que viene en la lata de la leche condensada de la marca La lechera y aparece en la web de Nestlé cocina, sólo que yo le he añadido ralladura de limón. Es un clásico de internet y todo el mundo habla maravillas. Es super sencillo de elaborar y si no os convence el sabor a limón sólo hay que suprimir la ralladura y listo.

Ingredientes

1 lata pequeña de Leche condensada La lechera (370g).
la misma lata llena de harina.
1/2 lata con aceite de girasol.
3 huevos L.
Ralladura de un limón.
16 g (1 sobre) de levadura en polvo.

Preparación

Batir los huevos y mezclar con el resto de los ingredientes hasta obtener una crema.

Verterla en un molde alargado de unos 20cm o tipo plum cake, ligeramente engrasado con mantequilla y espolvoreado con harina.

Precalentar el horno a 180ºC y cocerlo a media altura arriba y abajo durante unos 35 minutos.

Dejar enfriar en el molde durante unos 10 minutos y dejar enfriar por completo sobre rejilla.

Espolvorear con azúcar glass, antes de servir.

Bizcocho de yogur y manzana

lunes, 9 de octubre de 2017

La receta de hoy, es una de las miles versiones del archiconocido bizcocho de yogur, que por cierto, es uno de mis favoritos., le he hecho alguna que otra variación y el resultado ha sido todo un éxito. Un bizcocho esponjoso , con un rico sabor a manzana, ideal para comerlo solo o con un poco de crema pastelera, ¿te animas a prepararlo?



Ingredientes

Para un bizcocho:
2 manzana golden (una para la masa y otra para la parte superior del bizcocho)
3 huevos L.
1 yogur griego natural.
3 medidas de yogur de harina.
2 medidas de yogur de azúcar.
1 medida de yogur de aceite de girasol.
1 sobre de levadura (16 g de polvo para hornear).
Esencia de vainilla.
Harina y mantequilla para engrasar el molde.
Molde de 18 cm

Para la decoración:
Mermelada de albaricoque.

Preparación

Pelar y cortar en láminas una de las manzanas. Reservamos.

Batir los huevos con el azúcar hasta que estén bien ligados.

Añadir el yogur, la esencia de vainilla ,el aceite, la manzana corteza en trozos y pasamos por la batidora hasta que esté todo bien integrado.

Tamizar la levadura y la harina, sobre la masa y mezclar con batidora de varillas hasta conseguir una textura homogénea.

Verter la masa en el molde, colocar por encima de la masa la manzana laminada ,desde el centro hacia afuera y hornear sobre rejilla altura media del horno precalentado a 180ºC durante unos 35-40 minutos, dependerá del horno, pero siempre tenemos que guiarnos con el palillo a ver si sale limpio.

Dejamos enfriar unos 10 minutos en el molde y desmoldamos.

Enfriar sobre rejilla.

Cuando esté totalmente frío, pincelamos con mermelada de albaricoque, si estuviera muy sólida, meter unos segundos en el microondas para poder extenderla mejor.

Fácil y riquísimo. Espero que os guste.

Plum cake de leche condensada y fruta confitada

martes, 5 de septiembre de 2017

¿Qué tal si empezamos la semana con una receta dulce? Ya ha empezado Septiembre, para la mayoría las vacaciones han terminado y hemos vuelto a la rutina..así que os propongo endulzar la vuelta con un plum cake de leche condensada y fruta confitada. La receta es del recetario de "La lechera"
pero yo he hecho algunas variaciones. Es una receta muy sencillita, que os encantará. Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

200g de leche condensada.
180g de fruta confitada en trocitos.
4 huevos L.
16g de levadura química tipo Royal.
200g de harina de trigo.
75 g de harina de almendra.
150 ml de aceite de oliva suave.
50ml de leche entera.
Agua de azahar al gusto.

Preparación

Precalentar el horno a 180ºC

Mezclar la fruta con un poco de harina ( de la que vamos a usar en la receta)y pasarla por un colador para retirar el exceso de harina.Reservar.

Batir la leche condensada con el aceite, la leche, los huevos y el agua de azahar.

Añadir la harina y la levadura tamizada , la harina de almendra y batir hasta conseguir una mezcla homogénea. No añadir toda la harina de golpe, añadimos un poco batimos y añadimos el resto y volvemos a batir.

Añadir las frutas y mezclar con una espátula haciendo movimientos envolventes.

Verter la masa en el molde engrasado y hornear durante unos 45 minutos o hasta que al introducir un palillo salga limpio.

Dejar en el molde unos diez minutos, desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.

Bizcocho integral de pasas, manzana y nueces

martes, 30 de mayo de 2017

Los bizcochos son mi punto fuerte, siempre me suelen salir perfectos, esponjosos, húmedos y con un bonito color dorado. Sólo tienes que darte una vuelta por el índice y ver la infinidad de recetas de bizcochos que tenemos.

Hasta ahora en todas las recetas he usado harina de trigo, pero este fin de semana, he probado hacer un bizcocho en su totalidad con harina integral y la verdad que me ha encantado el resultado. Mi catador de bizcochos particular me ha dado el  visto bueno, así que esa es buena señal.

El bizcocho lo he horneado en la chef o matic pero lo podéis hacer en el horno. Sin más rollos, nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!


Ingredientes

320 g de harina integral
180g de azúcar moreno.Podéis añadir un poco más si os gusta más dulce.
130ml de aceite de oliva suave.
250 ml de leche evaporada.
2 huevos L a temperatura ambiente.Sacar de la nevera un par de horas antes.
1 sobre de levadura (16g).
1 cucharadita de esencia de vainilla.
50g de nueces picadas.
100g de pasas sultanas.
1 cucharadita de canela.
1 manzana golden.

Preparación

Hidratar las pasas en ron, para ello las pondremos en remojo en un recipiente cubiertas con ron. Dejaremos una hora. Pasado ese tiempo, las escurrimos y reservamos.

Engrasamos y enharinamos nuestro molde o en mi caso la cubeta.

Troceamos la manzana en trocitos pequeños. Reservamos.

Tamizar la harina con la levadura. Reservamos.

Batimos los huevos, con el azúcar y la esencia de vainilla hasta que estén espumosos y hayan triplicado su volumen.

Añadir el aceite ,la leche evaporada y seguir batiendo hasta que esté todo bien mezclado.

Sobre la mezcla anterior ir añadiendo la harina poco a poco sin dejar de batir hasta que esté integrada totalmente y la mezcla sea homogénea, sin grumos.

Añadimos las pasas, la manzana, las nueces y mezclamos con espátula hasta que se integren en la mezcla.

Vertemos la mezcla en el molde o cubeta y programa horno durante unos 40-45 minutos, después de este tiempo probar con un palillo si está hecho. Si lo hacemos en el horno, lo horneamos en el horno precalentado a 180ºC unos 45-50 minutos,con calor arriba y abajo, sobre rejilla y a altura media del horno,comprobando con un palillo si está hecho una vez que haya pasado el tiempo.Si no está hecho aumentar el tiempo.

Dejamos enfriar unos 5 minutos en el molde, desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Pastas de naranja y limón

lunes, 10 de abril de 2017

Mi madre me inculco desde pequeña que la comida no se tira, cuántas veces me dijo aquello de ¡con el hambre que hay en el mundo, aquí no se tira nada! y a mi se me quedó grabado, así que cuando tengo restos de ingredientes que he usado para otras elaboraciones , procuro hacer alguna receta que me permita utilizarlo, eso fue lo que me pasó con la manteca de cerdo, que utilice para hacer los mantecados de Navidad, aún estaba perfecta, dentro de la fecha de consumo, así que como ya estaba cansada de verla en la nevera, decidí usarla para hacer unas pastas. Había visto una receta en una revista que fue la que usé como base pero con bastantes modificaciones. En un principio no daba un duro por ella, pero al final me encantó el resultado. Son unas pastitas buenísimas, con un toque cítrico, que os encantarán.


Si preferís podéis hacerlas solo de naranja , para eso solo tenéis que añadir zumo de naranja y ralladura de la misma.

Ingredientes

260g de harina
125g de manteca de cerdo ibérica
130g de azúcar. Podéis añadir hasta 150g.
1 huevo L
1/2 cucharadita de levadura tipo Royal
50ml de zumo naranja y limón

Preparación

Precalentar el horno a 180ºC

Exprimir media naranja y medio limón hasta un total de 50 ml de volumen, es decir, mezclaremos el zumo de naranja y el zumo de limón hasta los 50 ml.

Poner la manteca en un cuenco y aplastarla con un tenedor hasta que esté blandita, añadir el azúcar y mezclar hasta que ambos ingredientes estén mezclados.

Añadir el huevo y seguir mezclando, incorporar la harina tamizada con la levadura, sin dejar de remover.

Agregar el zumo y amasar hasta obtener una masa homogénea.

Hacemos bolitas de tamaño similar  con las manos humedecidas ( es una masa bastante pegajosa que cuesta manipular) y las colocamos sobre un papel vegetal en la bandeja del horno, separadas entre sí , porque durante el horneado aumentan de tamaño.

Aplastamos cada bolita, pintamos con huevo batido y espolvoreamos generosamente azúcar por encima.

Hornear durante 15-20 minutos o hasta que estén doraditas.

Las pasamos a una rejilla y las dejamos enfriar.

Espero que os gusten, están buenísimas.

Tarta de manzana streusel

jueves, 23 de febrero de 2017

Hoy tenemos una receta alemana, la tarta de manzana Streusel. Se trata de una tarta muy jugosa, con una cobertura muy crujiente (streusel). No la conocíamos, pero en una escapada a Austria y el sur de Alemania ( Berchtesgaden ) la probamos y claro, la anotamos en el cuaderno de bitácora ;-), cúal fue mi sorpresa cuando ojeando uno de mis libros favoritos de recetas "Cake Days" di con su receta.
Como podéis ver, la pinta es buenísima, el toque dela manzana y la cobertura crujiente, es una combinación maravillosa.Si ya la servís con nata, un helado o crema pastelera, es un acierto seguro.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes (para 8-10 personas)


Para el bizcocho:
60 g de mantequilla sin sal, ablandada, y un poco más para engrasar el molde.
140 g de harina, y un poco más para espolvorear el molde.
100 g de azúcar extrafino.
1 huevo grande.
1/2 cucharadita de esencia de vainilla.
1 cucharadita de levadura en polvo.
1/8 cucharadita de sal.
80 ml de leche entera.
3 manzanas Granny Smith. Yo puse Golden.

Para la cobertura crujiente o streusel:
70 g de harina.
1/2 cucharadita de canela molida.
40 g de mantequilla sin sal, fría y en dados.
70 g de azúcar moreno

Un molde desmontable de 20 cm de diámetro.

Preparación

Precalentamos el horno a 170ºC y preparamos el molde engrasándolo con mantequilla y espolvoreando un poco harina sobre él.

Primero hacemos la cobertura streusel. Tamizamos la harina y la canela molida en un cuenco. Añadimos la mantequilla y trabajamos los ingredientes con los dedos hasta que adquieran una textura como de migas de pan. Añadimos el azúcar, sin dejar de remover, y reservamos mientras preparamos el bizcocho.

Con una batidora de varillas eléctrica o batidora amasadora con pala, batimos la mantequilla y el azúcar hasta obtener una crema pálida y esponjosa. Añadimos el huevo y la esencia de vainilla; mezclamos a conciencia, rebañando las paredes del cuenco hacia abajo para asegurarnos de que todos los ingredientes están completamente incorporados.

Tamizamos la harina, la levadura en polvo y la sal, y después añadimos la mitad de esta mezcla a la crema de mantequilla y azúcar, seguida de la mitad de la leche. Batimos bien a velocidad media después de cada incorporación, rebañanado las paredes del cuenco, y a continuación repetimos con el resto de los ingredientes secos y la leche. Vertemos la masa en el molde preparado.

Pelamos, descorazonamos y troceamos las manzanas en cuartos, y cortamos cada cuarto en tres o cuatro láminas, según el tamaño de las manzanas. Colocamos las láminas en círculos concéntricos sobre la masa del bizcocho y luego repartimos por encima la cobertura streusel, asegurándonos de que se forma una capa uniforme.

Introducimos la tarta en el horno y cocinamos durante 35-45 minutos o hasta que esté dorada por encima y si insertamos una broqueta en el centro ésta salga limpia, sin restos de masa cruda. Esperamos a que la tarta se enfríe y luego desmoldamos. Esta tarta puede tomarse caliente o fría, acompañada con nata montada, helado o crema pastelera.

Por si queréis visitar esa bonita zona de Alemania, aquí tenéis una foto de los paisajes que podéis encontrar,
Los paisajes de esa zona de Alemania limítrofe con Austria

Uno de los pueblos de la zona, Reit im Winkl

Bizcocho de naranja del recetario thermomix

martes, 24 de enero de 2017

La receta de hoy es un clásico de thermomix ,concretamente del libro Imprescindible, es su bizcocho más conocido y aunque no tengas la maquinita, como en mi caso, lo puedes hacer perfectamente.

Para su elaboración se emplea la naranja entera con cáscara y todo, lo que le aporta un sabor y una textura increíble, os animo a tod@s que lo probéis, no os decepcionará. Yo le he preparado en la chef o matic, de ahí que tenga esa forma tan característica, pero en el horno sale igualmente delicioso.
Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes

250 gr. azúcar
1 naranja zumo entera (Con la piel finita, bien lavada)
3 huevos L
100 gr. aceite girasol
1 yogurt natural
250 gr. harina
1 sobre levadura tipo Royal
1 pellizco de  sal.

Preparación

Triturar con la batidora la naranja cortada en trozos, el azúcar y los huevos, hasta conseguir una mezcla fina.

Añadir el aceite, el yogur y batir con la batidora de varillas. Añadir la harina, la sal y la levadura previamente tamizada poco a poco e ir batiendo con varillas hasta que la mezcla esté totalmente integrada.

Verter en la cubeta o molde previamente engrasado y enharinado.

En la chef o matic pro programa horno durante 40 minutos más o menos, chequear con un palillo si en ese tiempo está hecho, si no dejar unos minutos más.

En horno precalentado a 180ºC calor arriba y abajo, rejilla parte central del horno, hornear durante unos 30-40 mimutos.

Dejar enfriar unos 10 minutos en el molde, desmoldar y dejar enfríar por completo sobre una rejilla.

Muffins de frutos rojos

martes, 8 de noviembre de 2016

Si te gustan los frutos rojos esta receta te encantará. Los muffins que os muestro son, otra maravilla del libro de Cake Days de la pastelería de Hummingbird, ese del que os he hablado tantas veces. Es de los pocos libros cuyas recetas siempre salen, siempre y cuando las hagas al pie de la letra.

Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!
Ingredientes (10-12 unidades)

300g de harina.
155g de azúcar extrafino. Yo lo hago con el molinillo de café a partir de azúcar blanquilla.
1 cucharada de levadura en polvo
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
1/4 de cucharadita de sal
250ml de leche entera. Lo cambié por suero de leche que tenía congelado de un queso que hice.
2 huevos grandes
1 cucharadita de esencia de vainilla
85g de mantequilla sin sal fundida
120g de frutos rojos. Yo usé de los congelados previamente descongelados.
Opcional: azúcar extra para espolvorear por encima antes de hornear.

Preparación

Precalentamos el horno a 180ºC.

Tamizamos los ingredientes secos sobre un bol, es decir,  la harina, levadura, el bicarbonato, el azúcar extrafino y la sal. Reservamos.

Echar en una jarra los ingredientes líquidos,  huevos, la leche y la esencia de vainilla, batir a mano con ayuda de unas varillas.

Hacemos un hoyo en el centro de los ingredientes secos y añadimos los ingredientes líquidos, batiendo a velocidad baja con una batidora eléctrica de varillas. rebañamos con una lengua de silicona para que se integren los ingredientes , batiendo a una mayor velocidad, hasta que quede una masa suave.Añadimos la mantequilla fundida y batimos hasta que quede una masa uniforme.

Incorporamos los frutos rojos a la masa con ayuda de una espátula con movimientos envolventes  hasta que se distribuyan por la masa.

Vertemos la masa en las cápsulas, llenando los 2/3 de la capacidad de las mismas,espolvoreamos con azúcar por encima y horneamos durante 25-30 minutos o hasta  que al pinchar con un palilllo salga limpio.

Dejamos unos minutos en la bandeja, y los pasamos a una rejilla hasta que se enfríen.

Nota: siempre es conveniente usar una bandeja para hornear específica, para evitar que se deformen las cápsulas durante el horneado, si no tenéis podéis meterlas en flaneras individuales.

Mermelada de higos en panificadora

martes, 27 de septiembre de 2016

En septiembre cuando vamos a la parcela, nos encanta ir a coger higos. Solemos ir a andar por una zona que está llenita de higueras, así que este año he utilizado parte de la cosecha para hacer mermelada en la panificadora, aprovechando el programa específico para ello. Me ha encantado el resultado, es muy fácil, lo programas y en un rato ya está preparada, no hace falta que estés moviendo constantemente.

Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar

Ingredientes

1 kg de higos sin piel maduros.
500g de azúcar.
zumo de un limón.

Preparación

En la cubeta de la panificadora ponemos los higos en trozos, el azúcar y el zumo de limón.

Ponemos el programa 11 de mermeladas.

Una vez que ha terminado el programa, pasamos por la batidora y envasamos la mermelada caliente en botes de cristal hasta arriba muy bien cerrados y bocabajo , los tapamos completamente  con un paño húmedo de algodón y los dejamos así hasta el día siguiente.

Y ya tenemos nuestra mermelada de higos que  es ideal para el desayuno o para acompañarla con queso, por ejemplo.

Espero que os guste.

Flaurgnarde de manzanas

jueves, 28 de julio de 2016

La flaurgnarde es un postre típico francés, cuya versión más clásica es la que se elabora con manzana. Es una receta muy sencilla que se prepara en un momento y que gustará tanto a mayores como a los más peques de la casa.  La he hecho con manzanas golden pero la podéis preparar también con otra variedad. No os asustéis si al prepararla os queda una masa muy líquida, es totalmente normal.

El resultado es esta deliciosa tarta, con el mismo sabor y textura que la que comimos en uno de nuestros viajes por el país vecino. Espero que os gsute.

Ingredientes

3 manzanas.
100g de harina.
100g de azúcar.
4 huevos.
200ml de nata.
50ml de leche.
50g de mantequilla en pomada.
2 cucharadas de esencia de vainilla.

Preparación

En un bol batimos los huevos , añadimos el azúcar, la esencia de vainilla, la leche y la nata. Batimos de nuevo  hasta que esté bien integrado.

Añadimos la mantequilla. Batimos muy bien.

Añadimos la harina y batimos hasta que se integre por completo y no haya grumos.

Pelamos y cortamos en trocitos las manzanas. Podéis optar por laminar la manzana , eso ya va en gustos.

Añadimos en la base del molde previamente untado con mantequilla ( que no sea desmontable)  la mitad de la  manzana en trocitos, vertemos la masa  encima y añadimos el resto de la manzana que habíamos reservado.

Precalentamos el horno a 180ºC y horneamos durante unos 40 minutos o hasta que metamos un palillo y salga limpio.
Dejamos enfríar y lista para comer. A  mi me gusta espolvorear con  canela y añadirle  una bola de helado de vainilla , eso ya va en gustos.

Aquí os pongo una foto de una ciudad francesa donde podéis degustar esta tarta.
La "playa grande" de Biarritz, ciudad dónde comimos este rico postre

Cupcakes de coco

martes, 19 de abril de 2016

Con motivo de mi aniversario he querido sorprender a Ismael con unos ricos cupcakes de coco. Hubiese querido hacer una supertarta de fondant de esas que le encantan, pero la pitufina de la casa no me deja tiempo para modelar, así que este año se ha tenido que conformar con menos.

Ya os he hablado en otras ocasiones de uno de mis libros favoritos, el libro de la pastelería  Humminbirg, una maravilla, con unas recetas deliciosas y que además si las sigues al pie de la letra siempre salen perfectas.

En casa nos encanta el coco, así que me decanté por estos cupcakes (podéis ver todas las recetas con cupcakes que tenemos pinchando aquí). La receta original ponía piña en la base del molde, pero yo he preferido hacerlos sólo de coco. El buttercream lo he teñido de rosa porque es como más amoroso ¿no os parece?.

En otra ocasión para estos cupcakes opté por hacer una decoración simple  pero bonita con fondant como podéis ver en la foto. En vez de decorarlos con buttercream. El fondant blanco es de coco también del aldi, que está riquisímo. Las flores las hice tiñendo ese fondant con colorante rosa y verde de Wilton y usando una plantilla de flores que compré en Aliexpress.
Espero que os valga la idea y deis una sorpresa a alguien :)

Ingredientes ( para 8 cupcakes):
120g de harina.
140g de azúcar
1 ½  cucharaditas de levadura química.
Una pizca de sal.
40g de mantequilla a temperatura ambiente.
120ml de leche de coco.
½ cucharadita de extracto de vainilla.
1 huevo L.
Coco rallado para decorar.

Para el glaseado de coco:
250 g de azúcar glass tamizado.
80 g de mantequilla a temperatura ambiente.
25 ml de leche de coco.

Preparación:

Cupcakes:
Precalentamos el horno a 170ºC.

Tamizamos la harina con la levadura y la sal. La ponemos en un bol y mezclamos con la mantequilla con ayuda de una batidora eléctrica de varillas a velocidad lenta hasta que esté todo bien mezclado y tenga textura granulosa.

Mezclamos en otro cuenco  la leche de coco y extracto de vainilla, se lo añadimos a la mezcla anterior y batimos a velocidad media hasta que esté todo bien integrado.

Añadimos el huevo y seguimos batiendo rebañando con una espátula para despegar lo que quede en los bordes.

Vertemos la masa en las cápsulas de cupcakes ( las llenamos 2/3 de su capacidad) y horneamos 20-25 minutos hasta que estén dorados y al pinchar con un palillo salga limpio.

Dejamos enfriar unos 10 minutos en la bandeja de hornear los cupcakes y posteriormente los dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Glaseado:
Para el glaseado, batimos el azúcar glass tamizado con la mantequilla con una batidora de varillas a velocidad media hasta que se integre bien. Bajamos la velocidad y añadimos poco a poco la leche de coco. Una vez que se ha incorporado bien subimos la velocidad y batimos durante 5-10 mimutos hasta que el buttercream adquiera una textura blanca, ligera y esponjosa.

Vertemos el glaseado en una manga y decoramos al gusto con la boquilla que más nos guste. Yo usé la 1M.

Espolvoreamos un poco de coco rallado y listos.

Espero que os hayan gustado, porque a Ismael le encantaron, se comió 4 de una vez…

Bizcocho de naranja

lunes, 14 de marzo de 2016

Si hay una receta dulce que me recuerda a mi infancia, es el bizcocho de naranja y no vale cualquier bizcocho de naranja (ya tenía 2 en el blog subidos anteriormente, el bizcocho de naranja, yogur y almendras y el bizcocho de naranja confitada) , tiene que ser el de la thermomix 3300, que era la que tenía Lucía, la amiga de mi madre. Por desgracia, Lucía falleció, mi madre perdió la receta y ya nunca más volví a saber de este bizcocho ni de su receta hasta que me dio por indagar...En primer lugar , tuve que averiguar el modelo de thermomix y como no pude encontrar el recetario, después de mucho buscar, me topé con un vídeo en youtube que mostraba la valiosa receta. Sé que el bizcocho de naranja que viene en los recetarios actuales lleva un yogur, pero el mío no lo llevaba, al menos de eso si que se acordaba mi madre.
Así que ya con mi tesoro, convertí las medidas del cubilete a gramos y a pesar de no tener thermomix, me quedó buenísimo, así que por unos momentos volví a mi infancia.

Ingredientes

300g de azúcar.
3 huevos.
240g de harina.
2 cucharaditas de levadura.
1 cucharadita de mantequilla.
1 pizca de sal.
90g de aceite.
1 naranja entera sin pelar de piel fina.

Preparación

Batimos los huevos y el azúcar en un bol grande hasta conseguir una mezcla blanquecina.

En el vaso de la batidora trituramos el aceite, la mantequilla y la naranja con piel partida en cuatro trozos.

Verter la mezcla del vaso de la batidora sobre el cuenco (en el que teníamos los huevos con el azúcar) y mezclamos con batidora de varillas hasta conseguir que esté todo uniforme.

Añadimos la harina, la levadura, la sal y  batimos de nuevo.

Vertemos la mezcla sobre un molde previamente engrasado y horneamos a 180ºC durante 25-30 minutos o hasta que al introducir un palo de brocheta salga limpio.

Espero que disfrutéis comiendo este bizcocho tanto como yo.

Ensalada de fresas en su jugo y kikos

sábado, 20 de febrero de 2016

Después de nuestra última receta, un sandwich contundente, la francesinha, ahora nos toca algo más light, para compensar un poquito. Que mejor que una riquísima ensalada y si encima es de fresas, que estamos en época, pues mejor que mejor. Esta ensalada es ideal como primer plato, cena...La combinación dulce con salado es ideal y marida a la perfección con el aliño de reducción de Pedro Ximénez.
Ingredientes (para 2/3 personas)

3 fresas grandes.
200 g. de mezcla de lechugas (las que vienen ya lavadas en bolsa).
1 cucharadita de azúcar.
Pimienta negra.
Mozzarella fresca.
2 puñados de kikos.
Reducción Pedro Ximénez.
Sal y aceite de oliva.

Preparación

En primer lugar nos ponemos con las fresas. Las lavamos y cortamos en láminas y añadimos azúcar para que suelten el jugo . Echamos también un poquito de pimienta negra, Dejamos macerar unos diez minutos.

Machacamos los kikos en un mortero y reservamos. No tienen que quedar muy triturados, que los trozos sean grandecitos para que se note el crujido en la ensalada.

Añadimos a las lechugas, las fresas con el jugo que hayan soltado, la mozzarella cortada en trocitos y los kikos triturados. Por último, añadimos la sal, el aceite de oliva y la crema balsámica o reducción de Pedro Ximénez.

¡Que paséis un genial fin de semana!

Tarta de manzana

viernes, 12 de febrero de 2016

Por si no habéis tenido suficiente con todas las recetas que he ido poniendo estos días en nuestras redes sociales para San Valentín, hoy os traigo una última idea de postre, esta Tarta de manzana, que os aseguro que no os quitará mucho tiempo en la cocina y no hará que os quebréis la cabeza con los ingredientes, ya que podéis tenerlos todos a mano en casa.

Hace tiempo que tenía en mente hacer esta tarta y vi una receta en uno de los grupos de Facebook en los que estoy inscrita, Reposteras de andar por Casa, que me gustó (la receta era de Anabel Vicente). La gente de este grupo ,muy amable, me resolvió unas dudillas que tenía y luego he hecho alguna modificación por mi parte. El resultado, como veis, buenísimo. Tendréis una tarta con un sabor exquisito a manzana y encima queda preciosa, digna de cualquier celebración :p. Mejor que lo probéis vosotr@s mismos, así que nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

Para la masa:
3 manzanas reinetas dulces.
4 huevos.
1 vaso de azúcar (230 g. azúcar)
1 vaso de harina (170 g.)
1 vaso de nata para montar (250 ml), aunque la receta original decía leche.
1 cucharada de mantequilla.
1 cucharadita de levadura.
1 cucharadita de esencia de vainilla.

Para la decoración:
2 manzanas reinetas o una dependiendo del tamaño del molde.
Mermelada ( yo usé de albaricoque, pero podéis usarla también de melocotón )

Preparación

Pelamos las manzanas y cortamos en trozos. Mezclamos todos los ingredientes en un bol y batimos hasta obtener una mezcla homogénea.

Volcamos la masa en un molde que habremos engrasado previamente para que no se pegue.

Para la decoración de la tarta, cortamos un par de manzanas en láminas y ponemos encima de la masa. Podéis fijaros en las fotos sobre cómo colocar las láminas.

Horneamos 50 minutos a 180ºC, aunque como siempre digo, el tiempo dependerá del horno.Ir comprobando  con un palillo si está lista.

Sacamos del horno y dejamos reposar en el molde 10 minutos. Desmoldamos

Como toque final, para darle un bonito color a la tarta, pintamos con mermelada (con ayuda de una brocha) las láminas de manzana de la capa superior. Si la mermelada que vamos a usar está muy espesa, la podemos calentar ligeramente en el microondas.

Espero que os guste.

Coulis de fresa

viernes, 5 de febrero de 2016

En el día de hoy os quería hablar sobre un truquito decorativo muy fácil que a la vez le da un toque de sabor especial a vuestros postres, además de un bonito color que ahora en San Valentín pega mucho, ese rojo intenso tan relacionado con esta celebración. Se trata del coulis de fresa, una elaboración muy sencilla con la que deleitar a vuestros comensales.

Podéis usarlo en postres como estos, entre otros (debajo de la foto tenéis el enlace para ir a cada receta):
Tarta mousse de chocolate
Mousse de yogur
Copa de fresas con frosting de queso
Ingredientes (para un "biberón" mediano)

125 g.de fresas.
62 g. de azúcar
1 cucharada y media de agua

Preparación

Lavamos las fresas, las troceamos y las echamos en un cazo junto con el azúcar y el agua.

Calentamos a fuego bajito hasta que las fresas estén blandas y se hayan caramelizado. Movemos de vez en cuando para que no se peguen. Batimos y lo pasamos por un colador, para eliminar las semillas.

La cantidad de coulis que sale con estas cantidades es más que suficiente para decorar una tarta, pero si queréis hacer más es simplemente doblar, triplicar cantidades.... Yo preparo siempre de más porque luego lo uso para otros postres y no hay problema alguno de conservación guardándola en la nevera.

Lo echamos a un biberón, dejamos enfríar y ya tenemos listo nuestro coulis para decorar, como más nos guste.

Melocotones rellenos

miércoles, 16 de diciembre de 2015




Hoy va la foto antes que la receta porque hay veces que una imagen vale más que mil palabras. Con estos melocotones rellenos triunfaréis en cualquier evento , como por ejemplo estas navidades, ya que es un plato que aparte de delicioso, fácil y barato además es estético y diferente .Es uno de esos entrantes (pincha en el enlace para ver más entrantes) que no pueden faltar en cualquier celebración que se precie. Cuando lo hagáis ya os daréis cuenta de lo que digo.

Este es uno de los clásicos familiares. La receta es de mi cuñada, así que nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes (para 6 unidades)

6 mitades de melocotón en almíbar.
2 cucharadas colmadas de cebolla muy picadita.
1 lata de atún.
4 barritas de surimi (barritas de cangrejo).
3 cucharadas de mahonesa.

Preparación

En un bol, añadimos la cebolla, el atún escurrido, el surimi desmenuzado y cortado en trocitos y la mahonesa. Mezclar hasta que todo esté bien integrado.

Rellenar cada mitad de melocotón con el relleno que hemos preparado.

Así de fácil tenéis un entrante de lujo.