Mostrando entradas con la etiqueta Quesos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Quesos. Mostrar todas las entradas

Cuadrados de mozarella

lunes, 18 de febrero de 2019

¿Os apetecen unos deliciosos cuadrados de mozzarella? La receta de hoy es de una web de cocina italiana que me gusta mucho, son muy fáciles de preparar y gustan tanto a toda la familia. Los podéis preparar con mozzarella fresca que no sea de búfala, eso sí hay que comerlos nada más freírlos para que el interior quede fundido.Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!
Ingredientes

1 bola de mozarella de búfala.
4 rebanadas de pan de molde sin corteza.
Huevo.
Harina.
Pan rallado.

Preparación

En primer lugar cortamos la mozzarella en rodajas de 1cm de espesor, las colocamos sobre un plato forrado con papel absorbente y las cubrimos con otra hoja de papel absorbente, presionando con las manos para quitarle el exceso de agua.Si es necesario cambiamos las hojas de papel hasta que la mozzarella esté totalmente seca.


Poner sobre las rebanadas de pan, la mozarella como se ve en la fotografía, salamos al gusto , cubrimos con otra rebanada de pan y las cortamos en cuatro cuadrados. La mozzarella no debe de sobresalir del pan , para evitar que se salga cuando las pasemos por la sartén.


Presionar cada rectángulo con las manos o con ayuda de un rodillo, para evitar que se salga el contenido.

Para empanar pasamos cada cuadrado por harina, por huevo batido y finalmente por pan rallado.Los colocamos sobre un plato con papel absorbente.

La receta original dice que los dejemos en la nevera media hora, yo prefiero dejarlos en el congelador de un día para otro para asegurarme que no se desmoronar al freírlos.

Freímos en aceite bien caliente y servimos cortados en triángulos, los podemos acompañar con salsa barbacoa o ketchup ¡están buenísimos!

Trenza de hojaldre con salmón y mozarella

martes, 6 de noviembre de 2018

La receta de hoy, es una combinación de sabores que me encanta. Por un lado el salmón , que es uno de mis pescados favoritos y por el otro, el hojaldre que tanto en recetas dulces, como saladas, queda espectacular ¿ qué tal si combinamos los dos? el resultado es un plato sencillo, rápido y delicioso, ideal para cenar con una ensalada. Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes

1 lámina de hojaldre.
1 bola de mozzarella fresca.
Un lomo de salmón.
1 huevo batido.
Hierbas provenzales.
Sal y pimienta.

Preparación

Sacar el hojaldre de la nevera y dejar que se atempere.

Precalentar el horno a 200ºC, calor arriba y abajo.

Colocamos el hojaldre extendido en el mismo papel vegetal que trae, sobre la bandeja de horno.
En la parte central del hojaldre, ponemos el salmón previamente salpimentado y sobre este la mozarella, como se observa en la fotografía.


Hacemos nuestra trenza, pintamos con huevo batido y espolvoreamos con hierbas provenzales.


Horneamos  durante 25-30 minutos o hasta que el hojaldre esté doradito.

¡Listo nuestro platazo! Espero que os guste.

Hamburguesa ibérica

viernes, 27 de julio de 2018

Hola amig@s,

Hay veces que menos es más, y este es el caso de la hamburguesa que os presentamos hoy, muy pocos ingredientes, pero de calidad excepcional, así que para que más... La hemos llamado hamburguesa "ibérica", ya que tiene jamón ibérico y queso curado, ¿puede haber algún producto más ibérico que estos? ;-)

Como veréis en la foto, es imposible que falléis con este bocado, así que nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes:

Pan de hamburguesa.
Carne picada de calidad (usé de una marca muy prestigiosa de carne de Wagyu)
Jamón ibérico.
Quedo curado.
Canónigos.
Guarnición de patatas.

Preparación

Dejamos preparados los ingredientes que acompañan la carne, esto es, 2 cuñas de queso curado, unas lonchas de jamón ibérico y unos cuantos canónigos, con tal de no demorar el montaje de la hamburguesa cuando tengamos preparada la carne y el pan.

Nos ponemos con la carne. Para su perfecta elaboración, seguid estos consejos:

- La carne se debe hacer a muy alta temperatura, aceite bien caliente.
- Al darle la vuelta, presionamos con una espátula con un golpe seco (una sola vez). Esto vale para que se forme una costra por fuera (le aportará mucho sabor) y que quede jugosa por dentro. La espátula, además, nos permitirá darle la vuelta sin riesgo a que se estropee.
- Los minutos de cocción dependerán del gusto: Casi crudo son 2 minutos por cada lado. Sangrante 3 minutos. En su punto, 4 minutos. Muy hecha, 5 minutos. 
--------------------------------------------------------

Cuando la carne esté hecha, en último lugar, cogemos nuestro pan de hamburguesa y en la misma plancha que la de la carne, los tostamos hasta que queden crujientes. 

Una vez tenemos el pan y la carne, montamos. De abajo arriba ponemos: 

- En la base, la carne. A Ismael le gusta muy poco hecha.
- 2 cuñas de queso curado. Un tipo "Flor de Esgueva" le pega muchísimo.
- Canónigos
- Jamón ibérico.
- Cerramos la hamburguesa.

Nosotros pusimos de guarnición unas patatas fritas, eso ya va en gustos, pero nosotros no concebimos una buena hamburguesa sin sus patatitas...

Que lo disfrutéis....

Cheesecake de moras

viernes, 13 de julio de 2018

Hola amig@s,

Ya sabéis cuanto me gustan las tartas de queso y cada vez que veo una, no me puedo resistir a hacerla. Ya he perdido la cuenta de cuántas tartas de queso tenemos en el blog, y la verdad, las que nos quedan...

La tarta de hoy es muy fresca para el verano. Se trata de una cheesecake de moras, receta de Mayte Sweet de Cookpad. Su sabor y textura os van a encantar, así que sólo puedo deciros lo de siempre, nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes

400 gr queso tipo Philadelphia.
200 ml nata para montar (35% MG) + 3 cucharadas de azúcar.
125 ml leche.
200 mgr de moras silvestres.
100 gr azúcar.
4 hojas de gelatina.

Preparación

En primera instancia, preparamos el almíbar. En un cazo, ponemos a fuego medio las moras con el azúcar, unos 10 minutos más o menos, hasta que el azúcar se disuelva. Retiramos del fuego y trituramos. Reservamos.

Vamos hidratando las hojas de gelatina en agua fría durante unos 10 minutos.

Añadimos el queso Philadelphia al almíbar y mezclamos muy bien.

Calentamos la leche en el microondas durante unos 30 segundos. Cogemos las hojas de gelatina que estaban hidratándose, las escurrimos y las deshacemos en la leche caliente. Las añadimos a la mezcla de queso y moras que teníamos ya preparada y mezclamos bien.

Montamos la nata, añadiendo las 3 cucharadas de azúcar. La incorporamos a la crema anterior, mezclándola con movimientos envolventes.

Una vez que todos los ingredientes estén integrados, los vertemos sobre el molde . Refrigeramos, mejor de un día para otro.

Sólo queda desmoldar con cuidado y listo, una riquísima tarta para el veranito :)

Hojaldre de espárragos trigueros

miércoles, 30 de mayo de 2018

En casa nos encanta el hojaldre, dulce o salado, con pocos ingredientes consigues un plato estupendo.Con una ensalada es muy socorrido, para una cena rápida, como la receta de hoy.Un hojaldre con espárragos que gustará a toda la familia.
Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes

1 lámina de hojaldre.
12 espárragos trigueros.
Queso emmental o mozzarella rallado.
Huevo para pintar.
Azúcar moreno (opcional).

Preparación

En primer lugar lavar los espárragos y cortar la parte más dura de los tallos. Poner a cocer en agua hirviendo con un poco de sal, durante 7-8 minutos. Sacamos, pasamos por agua fría y dejamos escurrir.

Precalentamos el horno 200ºC, calor arriba y abajo.

Extendemos el hojaldre sobre la bandeja del horno, tal y cómo se ve en la fotografía, cortamos una tira de cada borde con un cuchillo afilado, pincelamos con agua y la pegamos, sobre el hojaldre ( ver foto).

Pinchamos con un tenedor sobre toda la superficie del hojaldre, echamos el queso y encima colocamos los espárragos.

Abajo podéis ver todo el proceso:


Pintamos los bordes con huevo batido y los espolvoreamos con azúcar moreno.

Hornear durante unos 13-15 minutos o hasta que el hojaldre se vea doradito.

Servimos caliente o templado.

Espero que os guste.

Cheesecake

martes, 22 de mayo de 2018

Hoy os traigo la archiconocida cheesecake de Alma Obregón. La había vito muchas veces por la red, pero no me había dado por prepararla, la verdad que es una de las mejores tartas de queso que he hecho, así que sin comerlo ni beberlo, ha pasado a formar parte de mis recetas preferidas.

En la receta original, se sirve con salsa de moras, pero como no soy muy de salsas, prefiero degustarla sola.

Así que nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

Para la base:
150g de galletas maría.
60g de mantequilla

Para el relleno:
800 g de queso cremoso
160 g de azúcar blanco
2 cucharadas de harina
4 huevos M
65 ml de nata de montar
1 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación

Base de galletas:
Engrasamos la base y paredes del molde y forramos con papel de hornear.

En  un robot de cocina con el accesorio de cuchillas, trituramos las galletas hasta obtener migas finas. Otra opción es introducir las galletas en una bolsa de plástico de cierre hermético y machacarlas con un rodillo de cocina.

Ponemos las galletas trituradas en un cuenco, vertemos sobre ellas la mantequilla derretida y mezclamos a mano. Disponemos esta pasta sobre el molde preparado, presionando con los dedos sobre la base. Después introducimos en el frigorífico para que se enfríe y adquiera firmeza mientras preparamos el relleno.

Relleno:
Precalentamos el horno a 180°

Batimos el queso  con el azúcar y la harina hasta que la mezcla sea homogénea. Incorporamos los huevos, uno a uno.  Finalmente, añadimos la nata y la vainilla, y mezclamos de nuevo hasta que estén bien integrados.

Sacamos la base de la nevera y vertemos sobre ella el relleno.

Horneamos la tarta durante 15 minutos a 180° y después bajamos la temperatura a 120° y seguimos horneando, al menos, 60 -70minutos, o hasta que toda la superficie haya cuajado y sólo quede el centro un poco húmedo.

Dejamos que la tarta enfríe a temperatura ambiente y después  metemos en el frigorífico, mejor de un día para otro.

Desmoldar y degustar, sola o acompañada de la salsa o mermelada que más os guste.

Espero que os guste.

Rigatoni con nueces y queso gorgonzola

lunes, 5 de marzo de 2018

Vamos a empezar la semana fuerte, con un plato bien energético de pasta. La pasta por sí sóla , puede no decirnos nada, pero con salsas como la de hoy, con queso gorgonzola y nueces, se convierte en una delicia.

Ingredientes (para 2 personas):

250 g rigatoni.
150 gr. Queso Gorgonzola cortado en trozos.
100 g nata para montar.
50 gr. nueces, rebanadas moderadamente con cuchillo.
Sal y pimienta

Preparación

En primer lugar cortamos las nueces con el cuchillo en trocitos pequeños. Reservamos.

Cocer la pasta en agua abundante con sal, siguiendo las instrucciones del paquete, para que nuestra pasta quede al dente.

Mientras se cuece la pasta, preparamos la salsa, ponemos la mitad de la nata (aproximadamente 50g.) en una cacerola y a fuego suave. Añadir el gorgonzola cortado en trozos , dejar para que se vaya derritiendo (en 1-2 minutos ) e incorporando con la nata. Añadir las nueces, mover ,bajar el fuego y dejar espesar la salsa. Reservamos, para diluirla cuando lo mezclemos con la pasta.

Dos minutos antes de que la pasta esté lista,añadimos el resto de la nata a la salsa , lo ponemos a fuego lento , mezclamos bien y vamos añadiendo la pasta directamente cuando esté lista.La pasamos por un colador directamente  eliminado el agua y a la cacerola donde tenemos preparada la salsa. No hay que pasarla por un escurridor, se hace con el colador porque el agua que  nos quede, facilitará el ligado de la pasta y la salsa.

Mezclamos muy bien, servimos con un poco de pimienta negra molida.


Strudel de espinacas y ricotta

domingo, 14 de enero de 2018

¡Feliz año a tod@s!

Después de unas Navidades de virus varios venimos con mucha fuerza..así que nuestra primera receta del año es un poco más ligerita, un super hojaldre, para contrarrestar la ingesta masiva de calorías navideña. Un rico strudel de espinacas que acompañado de una ensalada es una comida o cena estupenda. La receta es de una Web italiana que tienen unas recetas estupendas.

Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes

1 masa de hojaldre.
500 gr de espinacas congeladas o frescas.Las mías congeladas.
250 gr de requesón.
2 huevos.
30 gr de queso parmesano.
30 gr de piñones ( opcional).
1 pizca de sal.

Para pincelar:
Un huevo batido.

Preparación


En primer lugar cocemos las espinacas (yo las cocí en el microondas en la olla vapor lekue durante 6 minutos a potencia máxima). La podéis cocer en el microondas en un recipiente de vidrio con tapa o en la vitro. Yo prefiero en el microondas porque no hay que añadir agua  en la cocción y evito que luego estén soltando agua y haya que escurrirlas durante mucho tiempo.

Si optáis a cocerlas en la vitrocerámica las podéis cocer el día de antes para asegurarnos de que eliminas todo el agua.

En un bol mezclar el requesón, los huevos, el parmesano, una pizca de sal y mezcalmos bien.

Añadimos la espinaca y mezclamos bien.

Extendemos la masa de hojaldre y añadimos la mezcla de espinacas con queso por casi toda la superficie, dejando los bordes libres, como se observa en la fotografía.

Doblamos los extremos, los  pincelamos con huevos batido .

Enrollamos sobre sí mismo, dando así la forma de strudel.

Hacer a lo largo de la superficie con un cuchillo afilado cortes oblicuos, pintar con huevo batido.
Hornear en horno precalentado a 180ºC durante unos 30 minutos o hasta que adquiera un bonito color dorado.

Dejamos templar y ya lo tenemos listo, espero que os guste.

Podemos tenerlo varios días en el frigo, aguanta muy bien, si calentamos en el micro a no mucha potencia, estará casi igual de buena que cuando la preparamos, así que puede ser una buena comida para el fin de semana, y lo que nos sobre, para llevárnoslo al trabajo :) Con este post participo en el reto facilisimo Recetas para el tupper .

Requesón artesano

martes, 12 de diciembre de 2017

El requesón o ricotta es un queso que se prepara a partir del suero de la leche de vaca, oveja o cabra. El que más se usa  se preparara a  partir de leche de vaca, que ha de ser lo más fresca posible y por supuesto entera.

El requesón se usa para multitud de recetas, tanto dulces como saladas y es muy fácil de preparar. Podéis prepararlo usando una gasa o un colador como os muestro en la primera forma de prepararlo o con moldes que venden para ello. Os voy a enseñar dos maneras de hacerlo, a partir de leche y yogur o sólo con leche,en función de los ingredientes que tengáis en casa. He querido probar las dos recetas y las dos son igualmente válidas La receta que os traigo es en bruto, pero lo podéis personalizar añadiéndole sal, nueces, hierbas aromáticas o lo que más os guste.

Primera receta

Ingredientes

2 Litros de leche entera. Tiene que tener un alto contenido en grasa.
1 yogur natural 
Zumo de un limón.

Preparación

Ponemos a calentar en un cazo los dos litros de leche y cuando esté caliente (se vea el humo pero no llegue a hervir) se  baja el fuego y se le añade el yogur natural .Mezclar bien.

Añadimos el zumo del limón y mezclamos bien. El aspecto que tiene que tener al añadir el zumo de limón es de leche cortada, tal y como se aprecia en la fotografía.

Pasamos la mezcla por un colador (escurridor en mi caso) con una gasa o a un molde especial para hacer queso.

Apretar bien la gasa para eliminar el suero que quede y añadir si se desea: la sal, las nueces...
Le hacemos un nudo a la gasa,  y lo dejamos en nevera unas 12 horas. Yo lo dejo de un día para otro.

Y al día siguiente éste es el resultado. Un rico queso de unos 300 g aproximadamente.


Segunda receta

Ingredientes

2 litro de leche entera fresca
1 cucharadita de sal(opcional)
30g de zumo de limón o vinagre de manzana

Preparación

Poner a calentar la leche en una cacerola hasta que rompa a hervir, retiramos  del fuego y  añadimos el jugo de limón y la sal, movemos con una cuchara de madera, tapamos y dejamos reposar durante 10 minutos.

Pasado el tiempo, veremos que la leche se ha cuajado y se ha separado del suero, tomando un aspecto como cortada.

Recogemos con una espumadera la cuajada y la pasamos a nuestro molde para queso o en su defecto, a una gasa sobre un colado grande, dejamos que escurra bien. Yo lo dejo en la nevera de un día para otro o bien en el molde o en la gasa atada sobre un colador y un recipiente debajo para recoger el suero restante.

Desmoldamos y listo.


Fuente: Ya estamos en casita

Elegid y probad. Os encantará

Tarta de queso y leche condensada

martes, 19 de septiembre de 2017

Me gusta ir al supermercado y leer las etiquetas de los productos que compro. Lo hago desde siempre y ahora que le he declarado la guerra al aceite de palma, pues con más motivo. En una de mis visitas, pasé por el estante de la leche condensada y vi en el envase una foto de una tarta de queso, que decía cómeme....La receta era muy sencilla, así que fue directa a mi cesta. Las recetas que aparecen en las latas de leche condensada vienen con la "denominación de postres en cinco minutos"y de momento la tarta de queso cumple lo que promete. Se prepara en un momento y está buenísima. Os animo a prepararla. Copio la receta tal cual viene en el envase.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

1 bote pequeño (370 g) de leche condensada.
250 g (1 tarrina) de queso blanco cremoso para untar.
1 yogur natural.
3 huevos L.
2 cucharadas de harina.

Preparación

Precalentar el horno a 180ºC.

Batir los huevos en un bol y agregar la leche condensada, el queso, el yogur y mezclarlo hasta conseguir una mezcla homogénea. Espolvorear las cucharadas de harina y mezclarlo bien.

Verterlo en un molde redondo, previamente engrasado de unos 22 cm y cocerlo en el horno durante unos 25 minutos aproximadamente y esté cuajado.

Dejarlo enfriar en la nevera y servirlo con  mermelada de fresa o con la que más os guste. Si optáis por la de fresa, pinchando aquí podéis encontrar también la receta para hacerla casera.

Tarta de queso con pacanas y butterscotch

miércoles, 3 de mayo de 2017

Como sabéis soy amante de las tartas de queso (aquí podéis ver por ejemplo una tarta de queso clásica y una de queso y yogur), me encantan en todas sus variedades y la que os muestro hoy es no es otra cosa que una tarta de queso con un tipo de nueces (pacanas) y con glaseado de butterscotch , un glaseado dulce inglés de mantequilla y azúcar moreno. La combinación de sabores os encantará.

La receta es del libro "Cake days"de la pastelería Hummingbird (lo podéis comprar en este enlace: Cake Days. Recetas Para Hacer Que Cada Día Sea Especial), una maravilla de libro que recomiendo a todo el mundo. La base de la tarta la he modificado.


Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

Para la base:
150g de galletas.
70g de mantequilla.

Para el relleno de crema  de queso:
700 g de queso cremoso tipo Philadelphia.
120 g de azúcar.
1 cucharadita de esencia de vainilla.
3 huevos L.
80 g de pacanas picadas finamente.

Para el glaseado:
60g de mantequilla.
45g de azúcar moreno.
2 cucharadas de leche entera.
120 g de azúcar glass.
1 cucharadita de esencia de vainilla.

Para la decoración:
10-12 pacanas.

Un molde de 20cm

Preparación

Precalentamos el horno a 160ºC

Base de galletas:
Engrasamos la base y paredes del molde y forramos con papel de hornear.
En  un robot de cocina con el accesorio de cuchillas, trituramos las galletas hasta obtener migas finas. Otra opción es introducir las galletas en una bolsa de plástico de cierre hermético y machacarlas con un rodillo de cocina.

Ponemos las galletas trituradas en un cuenco, vertemos sobre ellas la mantequilla derretida y mezclamos a mano. Disponemos esta pasta sobre el molde preparado, presionando con los dedos sobre la base. Después introducimos en el frigorífico durante 20 minutos para que se enfríe y adquiera firmeza mientras preparamos el relleno.

Preparación del relleno:
Con una batidora de varillas batimos el queso, con el azúcar y la esencia de vainilla a velocidad media hasta obtener una crema suave.Agregamos los huevos uno a uno ( no añadir el siguiente huevo hasta que no se haya integrado el anterior) batimos hasta obtener una mezcla uniforme.

Añadimos las pacanas troceadas, movemos con una lengua hasta que se distribuyan por toda la masa.

Forramos muy bien el molde por fuera con papel albal para evitar que entre agua, ya que el horneado de esta tarta es al baño maría.

Vertemos la mezcla en el molde forrado.

Colocamos nuestro molde en la bandeja del horno (segunda altura), añadimos agua  fondo de la bandeja que cubra parte del molde. La cantidad de agua que se añade es la que entre en la bandeja sin que se derrame). No se si me explico bien.

Hornear unos 45 minutos o hasta que la tarta tengo un bonito color dorado, especialmente alrededor de los bordes y esté firme al tacto, excepto por la parte central que ha de quedar temblorosa.El tiempo como siempre dependerá de cada horno.

Dejamos que se enfríe la tarta sin sacarla del molde a temperatura ambiente y  después la introducimos el frigorífico para que adquiera cuerpo. Yo le dejo de un día para otro.

Preparación del glaseado:
En un cazo pequeño echamos la mantequilla, el azúcar moreno y la leche , llevamos a ebullición y retiramos del fuego, agregamos el azúcar glass, la esencia de vainilla y movemos con varillas hasta obtener un glaseado suave.

Vertemos el glaseado sobre la tarta ya fría y decoramos con las mitades de pacanas. Metemos la tarta en el frigorífico hasta que adquiera firmeza.

Desmoldamos y servimos.
Espero que os guste.

Tarta de queso clásica

lunes, 13 de febrero de 2017

Mañana es el Día de los Enamorados, y no por ello, todo tiene que ser rosa y en forma de corazón, os traigo una de mis recetas favoritas, la tarta clásica de queso, no se tarda nada en hacer y que nunca falla.
Nos ponemos delantales y ¡a COCINAR!

Ingredientes

250g queso crema tipo philadelphia
3 yogures naturales
4 cucharadas soperas de maicena
8-10 cucharadas soperas de azúcar
3 huevos L

Preparación

En un bol con una batidora de varillas batimos el queso y los yogures hasta que estén cremosos.
Sin dejar de batir ,añadimos la maicena, el azúcar y los huevos. Batimos hasta que la mezcla esté uniforme.

Vertemos la masa en un molde desmontable de 20cm engrasado y forrado con papel de horno.

Horneamos en horno precalentado a 170ºC durante 35-45 minutos  o hasta que al pincharla con un palillo, éste salga limpio.

Dejamos enfriar en el molde, desmoldamos y servimos, en mi caso con coulis de fresa, cuya receta podéis ver aquí.

Fuente: Petite boulangerie

Tarta de queso de La Viña

martes, 10 de enero de 2017

Buenos días,

No hay mejor manera de empezar la semana que de dulce y si encima es en forma de tarta de queso , pues mejor que mejor. Con sólo echar una ojeada al blog veréis que me encantan las tartas de queso:

Tarta de queso con cerezas en almíbar  
Tarta de queso con relleno de galleta (microondas) 
Pastel de queso de Nueva York versión "The Hummingbird bakery" 
Pastel de queso y chocolate

No puedo resistirme a preparar una cada vez que cae en mi mano una nueva receta. La de hoy la he tomado prestada del blog "to be gourmet" y es la tarta de queso del bar " La Viña" de San Sebastián, muy conocido entre los turistas y la gente de allí por su fantástico sabor. Al ver las bonitas fotos de la tarta en ese blog, no dudé ni un momento en hacerla. Algo tendrá que tener cuando incluso sale en una lista de las 10 mejores tartas de queso de España en ABC.
Si hacéis la receta tal como os la cuento, saldrían 2 tartas, una para un molde de 20cm y otra para una de 16cm.

Ingredientes

1 kilo de queso Philadelphia.
500 ml de nata líquida.
5 huevos.
350 g de azúcar.
1 cucharada de harina.

Preparación

En un recipiente grande, mezclamos y batimos todos los ingredientes.

Posteriormente engrasamos un molde grande y alto (la receta es para diez personas) o 2 moldes como digo anteriormente. Vertemos la mezcla y horneamos a 200ºC durante 50 minutos. Lo mejor es comprobar que está hecha con una aguja y ver si sale limpia.

Nada más, así de fácil, así que... ¡que la disfrutéis!

En Septiembre de 2015 tuvimos la gran suerte de poder ir a San Sebastián y por supuesto fuimos a este restaurante para probar la tarta y ver si se parecía el sabor o no, ya que como habéis leído a nivel visual tuvimos un problemilla. Sin palabras, buenísima, como la que hicimos. Seguro que repetiremos.


Las porciones son hermosas, por un precio de 5€
Hacen muchísimas tartas al día

Tarta de queso y yogur

lunes, 31 de octubre de 2016

Ya os he dicho muchas veces que las tartas de queso, son junto a las de chocolate mis preferidas. Si echáis una ojeada al índice del blog, veréis la variedad de tartas de queso que tengo en mi recetario, unas con cuajada, otras con quesitos, con horno, sin horno.... un montón de variedades que pueden ser muy útiles, por ejemplo,cuando tenéis una caja de quesitos a punto de caducar o una tarrina de queso que lleva mucho tiempo abierta en la nevera.

La tarta de queso de hoy lleva la misma cantidad de queso que de yogur y lo mejor de todo es la preparación, lo añades todo a un bol y con la batidora de toda la vida en un periquete has preparado la mezcla.  Yo la he hecho en le chef o matic, pero la podéis hacer en el horno convencional.

Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!


Ingredientes

4 yogures naturales azucarados (125g cada uno).
4 huevos L.
250g de queso tipo philadelphia.
12 cucharadas soperas de azúcar.
4 cucharadas de maicena.

Preparación

En un recipiente se añaden todos los ingredientes y se baten con la batidora.

Modo chefomatic:
Añadimos la mezcla a la cubeta o molde de horno previamente engrasado.

Programamos en nuestra chef o matic programa horno durante 45-50 minutos más y cinco minutos más de reposo.De todas maneras  comprobar  con un palillo si está  hecho.

Modo horno:
Para hacerla en horno precalentado a 180ºC durante 35-45 minutos o hasta que el palillo esté limpio, depende del horno.

Le podéis añadir mermelada de higos que combina muy bien con esta tarta.

Galletas de queso philadelphia y vainilla

lunes, 19 de septiembre de 2016

Si te gusta el queso y las galletas, esta es tu receta, galletas de queso, sí como lo oyes, su delicioso sabor y su textura hojaldrada te encantará, una vez que pruebes una, no podrás parar. Avisados estáis.

Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!
Ingredientes

100g de mantequilla sin sal en dados y a temperatura ambiente.
200g de queso tipo philadelphia.
250g de harina.
1 cucharadita de esencia de vainilla.
Azúcar.
1 pizca de sal.

Preparación

En un bol y con la batidora de varillas batimos el queso, la mantequilla, la esencia de vainilla y la pizca de sal.

Añadimos la sal y la harina y  amasamos hasta conseguir una masa uniforme.

Estiramos la masa con ayuda de un rodillo entre dos láminas de papel de hornear hasta conseguir un grosor de unos 2-3 cm. Metemos la masa en el frigorífico durante unos 30 minutos.

Precalentar el horno a 200ºC

Espolvorear la masa con tres cucharadas de azúcar y enrollarla.

Con un cuchillo afilado cortar el cilindro en porciones de medio centímetro aproximadamente.

Rebozar las galletas en azúcar y hornearlas sobre la bandeja de horno forrada de papel de horno durante 20 minutos o hasta que estén doradas.

Dejar enfriar sobre una rejilla.

Fuente: Ma Petite Boulangerie

Tarta de queso con cuajada (sin horno)

miércoles, 17 de agosto de 2016

Las recetas de Masero ya ha vuelto de vacaciones, por desgracia. Después de pasar unos días en Croacia, Bosnia y Montenegro y otros 15 días con la familia en la Manga, hemos tenido que volver a la cruda realidad. Es una pena que después de estar esperando todo el año las vacaciones, se pasen volando, pero bueno, me quedo con lo bien que lo hemos pasado y lo mucho que ha disfrutado Danielita en la playa.

En las vacaciones, como nos reunimos bastante gente, los postres son cosa mía y he preparado bastantes cosas que os iré mostrando en las próximas semanas. A mi tío le gusta mucho la tarta de queso, así que esta la hice especialmente para él, pero le encantó a todo el mundo y voló en un periquete. Es una tarta muy rica, facilísima de hacer y encima sin horno, una maravilla que además no empalaga nada. He modificado la base de la receta original, porque en casa nos gusta más con galletas maría y margarina. Os animo a que la preparéis y me contéis.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

Para la base:
150g de galletas maria.
60g de margarina.

Para el relleno:
125 g. de queso tipo philadelphia.
750 ml. de leche entera.
2 sobres de cuajada en polvo
4 huevos.
250 g. de azúcar.

Para la cobertura:
Usé mermelada de higos y lavanda que compré en Croacia, pero teniendo en cuenta que seguramente aquí no la encontréis, podéis usarla sólo de higos (pincha aquí y puedes ver nuestra receta de mermelada de higos), fresas, arándanos... del sabor que más os guste.

Preparación

Base de galletas:
Engrasamos la base y paredes del molde y forramos con papel de hornear.
En  un robot de cocina con el accesorio de cuchillas, trituramos las galletas hasta obtener migas finas. Otra opción es introducir las galletas en una bolsa de plástico de cierre hermético y machacarlas con un rodillo de cocina.

Ponemos las galletas trituradas en un cuenco, vertemos sobre ellas la mantequilla derretida y mezclamos a mano. Disponemos esta pasta sobre el molde preparado, presionando con los dedos sobre la base. Después introducimos en el frigorífico durante 20-30 minutos para que se enfríe y adquiera firmeza mientras preparamos el relleno.

Relleno:

1.En 125 ml de leche vertemos los dos sobres de cuajada y los batimos hasta total disolución.

2.En un bol a parte añadimos otros 125ml de leche ,los huevos y el queso. Batimos todo muy bien hasta que esté bien integrado.

3.En una cacerola ponemos a calentar 500 ml. de leche con el azúcar, movemos a fuego lento hasta que se disuelva el azúcar, añadimos la mezcla de leche y cuajada (paso 1), batimos en la misma cacerola, para que no se formen grumos (este paso es opcional) y por último añadimos la mezcla de leche, huevos y queso (paso2). Vamos moviendo constantemente a fuego lento para evitar que se pegue la mezcla. Cuando rompa a hervir, retiramos del fuego.

4.Vertemos sobre la base de galletas, dejamos templar y metemos en nevera, mínimo 12 horas o mejor de un día para otro.

5. Desmoldamos con mucho cuidado ayudándonos de un cuchillo afilado para despegar la tarta por la parte superior y la servimos con la cobertura que más nos guste. En esta ocasión, he preferido que cada uno decida si le apetece o no con cobertura.

Tosta de jamón, queso brie y mermelada de fresa a la pimienta rosa

lunes, 13 de junio de 2016

Ahora si que ya tenemos el calor encima y parece que ha llegado para quedarse. A much@s de vosotros os dará mucha pereza cocinar, con el calor ya se sabe, se nos quita las ganas de todo y más si hay que poner al fuego cualquier cosa. Con la tosta de hoy (pincha aquí para ver más ideas de tostas), eso no será problema. 5 minutos como mucho os llevará prepararla y de sabor.... a la foto me remito.

La mezcolanza de sabores y el toque de la mermelada de fresa a la pimienta rosa le da un toque buenísimo. La mermelada que he usado es de la marca La Chinata que tiene unas variedades de mermeladas buenísimas y de lo más variopintas. Podéis verlas aquí
Ingredientes

Una rebanada de pan.
Jamón ibérico.
Queso brie.
Mermelada de fresa con pimienta rosa de la Chinata.
Almendras laminadas

Preparación

Tostamos la rebanada de pan. Nosotros compramos pan especial para tostas, pero podéis usar cualquier tipo de pan.

Colocamos en primer lugar las lonchas de jamón ibérico. Cortamos unas lonchas de queso brie, las ponemos en la sartén en la que hemos tostado el pan, no hace falta que lo pongáis al fuego de nuevo, con el calor residual es suficiente para que se ablande un poco.

Añadimos la mermelada de fresa con pimienta rosa encima y almendras laminadas.

¡a disfrutar!

Tarta de queso telaraña (sin horno)

martes, 7 de junio de 2016

El verano casi ya ha llegado, con el calor no apetece encender el horno y una buena alternativa son las rápidas y socorridas tartas frías sin horno. Fresquitas de la nevera, son de lo más apetecibles.
Esta tarta de queso es del libro de "Cake days" de The Hummingbird bakery. Os aseguro que una vez que la probéis, pasará a ser una de vuestras preferidas.

Para la decoración podéis decorarla con chocolate negro como yo lo hice, lo de la tela de araña, no está muy acorde con la época del año (os puede venir bien para Halloween) pero me apetecía probar ese tipo de decoración. La podéis decorar con mermelada o como más os guste.

Ingredientes (para 8-12 personas)

Para la base de galleta:
220 g. de galletas tipo digestive.
100 g. de mantequiila sin sal, derretida.

Para el relleno de queso:
4 láminas de gelatina.
600 g. de queso cremoso (tipo Philadelphia).
110 g. de azúcar.
1 cucharadita de esencia de vainilla.
1/2 cucharadita de ralladura fina de piel de limón.
200 ml. de nata para montar o crema de leche
60 g. de chocolate negro (mínimo 70% de cacao)

Un molde desmontable de 20 cm de diámetro.
Una manga pastelera con boquilla fina (nº2).

Preparación

Forramos la base del molde con papel de hornear y a continuación, en un robot de cocina con el accesorio de cuchillas, trituramos las galletas digestive hasta obtener migas finas. Otra opción es introducir las galletas en una bolsa de plástico de cierre hermético y machacarlas con un rodillo de cocina.

Ponemos las galletas trituradas en un cuenco, vertemos sobre ellas la mantequilla derretida y mezclamos a mano. Disponemos esta pasta sobre el molde preparado, presionando con los dedos sobre la base.Después introducimos en el frigorífico durante 20-30 minutos para que se enfríe y adquiera firmeza mientras preparamos el relleno.

Ponemos las láminas de gelatina en un cuenco con agua tibia para que se ablanden. Con una batidora de varillas eléctrica o una batidora amasadora con pala, batimos el queso cremoso, el azúcar,la esencia de vainilla y la ralladura de piel de limón hasta obtener una pasta suave. En otro cuenco, batimos la nata hasta que quede semimontada.

En un cazo pequeño, a fuego muy bajo, derretimos aprox. 200 g. de la mezcla de queso cremoso. Dejamos que se caliente ligeramente y luego retiramos del fuego y añadimos la gelatina para que se derrita en la crema de queso.

Añadimos el resto de la crema de queso fría a la mezcla caliente del cazo, agregando 3 cucharadas cada vez y sin dejar de remover. Con mucho cuidado, incorporamos la nata semimontada a la mezcla y después vertimos sobre el fondo de tarta preparada. Alisamos la parte superior de la tarta con una espátula.

Troceamos el chocolate en un cuenco de cristal y derretimos sobre un cazo de agua caliente, al baño María. Retiramos del fuego y dejamos que se enfríe. Introducimos el chocolate en la manga pastelera y hacemos círculos concéntricos sobre la tarta, con la misma separación entre ellos. Con un palillo o la punta de un cuchillo afilado, trazamos una línea fina desde el círculo interior hasta el exterior para crear el efecto telaraña. Limpiamos el palillo o cuchillo después de trazar cada línea.

Colocamos la tarta terminada en el frigorífico y dejamos que cuaje durante un par de horas, o preferiblemente toda la noche.

Espero que os guste.

Tarta cheesecake arco iris (sin horno)

viernes, 27 de mayo de 2016


La tarta de hoy es la segunda que hice para la pequeña Daniela, que con tanta familia y tanta celebración, no me daba tiempo a hacer la tarta perro . Como no contaba con mucho tiempo (la primera celebración era el viernes y tenía que trabajar) opté por hacer el jueves una tarta sin horno, una deliciosa cheesecake . Para que fuese más acorde con la pitufina de la casa, la teñí de colores. Aunque Daniela no la cató, el bonito colorido llamó mucho su atención.
Para que os hagáis una idea, el molde que he utilizado es de 18 cm, alrededor del cual puse una tira de acetato para que la tarta quedase más alta. El acetato lo venden en láminas en cualquier papelería, lo cortáis , según el tamaño del molde y lo podéis reutilizar las veces que queráis.

Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!
Ingredientes

Para la base:
150 g de galletas tipo digestive o las que más os gusten.
75 g de mantequilla sin sal.
250 gr. de yogur natural cremoso (son 2 yogures)

Para la mousse:
300 g de queso batido 0%.
500 ml. de nata para montar o crema de leche muy fría.
200 g de azúcar.
12 hojas de gelatina.
1 vaso de leche.
Dos cucharaditas de esencia de vainilla.
Colorantes verde hoja, celeste, rosa y amarillo limón, todos de Wilton.

Para la decoración:
250 ml nata para montar o crema de leche muy fría
3 cucharadas de azúcar
2 cucharadas soperas de queso de untar.
Colorantes verde hoja, celeste, rosa y amarillo limón, todos de Wilton.

Preparación

En primer lugar cubrimos los bordes el molde con una hoja de acetato, para conseguir más altura del molde. Forramos la base con papel vegetal . Reservamos. Nota: si tenéis un molde alto no hace falta el acetato.

En una bolsa tipo zip metemos las galletas y las trituramos aplastándolas con un rodillo de cocina, si tenéis picadora , pues mejor, os ahorráis este paso tan rudimentario.

Fundimos la mantequilla en el microondas y se la añadimos  a las galletas, movemos muy bien para que se mezclen y así conseguir una textura arenosa.

Cubrimos la base del molde , repartiendo  la galleta y la aplastándola  para conseguir una base uniforme, yo este paso lo hago con las manos, pero os podéis ayudar con un vaso o similar. Metemos el molde en la nevera.
Hidratar las láminas de gelatina en agua fría durante cinco minutos.
Calentar la leche sin que llegue hervir ( lo podéis hacer en un cazo o en el microondas ).

Añadimos las láminas de gelatina a la leche y con unas varillas movemos muy bien hasta que se hayan disuelto por completo. Reservamos.

En un bol añadimos el queso, el yogur y la esencia de vainilla. Mezclamos con la batidora. Una vez que está todo batido añadimos la leche con la gelatina y seguimos batiendo hasta que quede espumoso.

En otro recipiente montamos con batidora de varillas la nata que ha de estar bien fría hasta que quede firme.

Vertemos la nata sobre la mezcla anterior y mezclamos con movimientos envolventes de arriba a abjo con una lengua de silicona, hasta que quede todo bien integrado.

Pesamos la mezcla (la mía pesó 1420 g) lo dividí entre el número de colores, o sea, cinco y me salió que cada capa debía pesar 285g. Así que iba sacando de la mezcla inicial 285 g de la mezcla y la iba tiñendo y colocando en el molde. Esta es la parte más engorrosa de la receta, porque manchas bastantes cacharros. Cada capa hay que distribuirla de manera uniforme en el molde y con una espátula dejarla lo más liso posible.

Teñí  primero la capa rosa, la extendí lo más uniforme que pude y lo metí al congelador diez minutos, teñí la siguiente capa, la extendí y de nuevo al congelador. Las iba tiñendo de a uno. Aprovechaba los tiempos en el congelador para teñir las capas y así evitar que cuajaran.

Una vez que tenemos nuestra tarta lista la metemos en la nevera de un día para otro para que repose.

Al día siguiente desmoldamos con cuidado. Yo utilizo un cuchillo para despegar un poco la parte superior y luego me ayudo abriendo el aro del molde despacito, eso ya cada uno como os apañéis.

Una vez desmoldada, montamos la nata , el azúcar y el queso de untar con una batidora de varillas, hasta que esté bien firme y decoramos al gusto, yo teñí la nata de los mismos colores que las capas y lo decore con manga.

Espero que os guste.
FuenteTomillo y laurel y otras cosas de comer con algunas modificaciones de mi cosecha :-)

Escalopines al cabrales

jueves, 28 de abril de 2016

La receta de hoy es un clásico en la cocina asturiana, escalopines al Cabrales. Si te gusta este tipo de queso, este plato te va a encantar. A Ismael le encanta pero yo si os soy sincera, lo detesto... pero como hay que tener contento al marido( jajajaja :-), quise sorprenderle un fin de semana.

Aunque tenemos muchas ganas Asturias es uno de esos sitios a los que no hemos ido pero no tardaremos mucho en hacerlo. Eso si, si allí estos escalopines están mejores que estos que hicimos, debe ser impresionante su sabor, así que ya sabéis, nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!
Ingredientes( para 4 personas)

Para los escalopines: 
8 escalopines de ternera .
1 diente de ajo .
300 ml. de leche (para adobar).
2 huevo.
Harina.
Pan rallado.
Perejil fresco.
Sal .

Para la salsa al Cabrales:
150 gr. de queso Cabrales .
500  ml de leche .
1/2 cebolla .
80 ml de  vino blanco.
Aceite de oliva .
Sal.

Preparación

En un bol añadimos sal, la  leche, el ajo y el perejil picado, sumergimos los filetes y los dejamos macerar  al menos durante un par de horas.

Transcurrido el tiempo, sacamos los escalopines, los escurrrimos por harina, huevo y pan rallado.

Freímos en abundante aceite de oliva. Es importante que el aceite no esté muy fuerte porque sino se quemaran por fuera y por dentro estarán crudos, tiene que estar la temperatura medio- alta.

Una vez fritos, los dejamos escurrir sobre un papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

Para hacer salsa al Cabrales, sofreímos la cebolla muy picada en una sartén con aceite de oliva a fuego lento. Sofrita la cebolla, echamos el vino blanco y esperamos a que se evapore,sin dejar de remover. Luego añadimos el queso Cabrales hasta que se deshaga por completo, y seguidamente echamos la leche, sal si fuera necesario y pimienta. Movemos constantemente a fuego medio-lento, hasta que la salsa de queso espese. No la dejéis que espese mucho, porque a medida que se va templando va cogiendo consistencia.
Añadimos los escalopines a la salsa de Cabrales y los calentamos durante unos 3-4 minutos para que se tomen de la salsa antes de servirlos.
Espero que os guste.

Fuente:Restaurante Calin