Mostrando entradas con la etiqueta Pastas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pastas. Mostrar todas las entradas

Rollos de naranja murcianos

lunes, 20 de mayo de 2019

Los rollos de naranja son una receta típica de la Región de Murcia. Son ideales para el desayuno o también para comer cuando nos apetezca, jeje. Salen muy ricos.


Si no los habéis probado os animo a hacerlos. Son muy sencillos de elaborar y no se ensucia casi nada.

Ingredientes (para unos 30 rollos):

1 vaso de zumo de naranja (250 ml).
1 vaso de azúcar.
1 vaso de aceite de girasol.
La ralladura de una naranja.
1 chorrito de anís (opcional).
600 gramos de harina normal.
1 cucharada rasa de bicarbonato.
Una pizca de sal.
Un poquito de canela (al gusto).
Azúcar (para echar por encima a los rollos).
Aceite de girasol para untarnos las manos.

Preparación:

Batir en un bol con batidora de varillas el zumo de naranja, el azúcar, el aceite, el anís, la sal y la canela.Añadir el bicarbonato, mezclar e ir añadiendo poco a poco la harina sin dejar de mezclar.

La masa resultante es blanda, para manejarla nos untamos la manos con aceite.Cogemos una porción de masa, hacemos una bolita, luego con ayuda de los dedos hacemos un agujero en medio y vamos girando para que se forme el rollo.Repetiremos el proceso hasta terminar con la masa.Colocamos los rollos en una bandeja  de horno forrada con papel vegetal, añadimos azúcar por encima y horneamos en horno precalentado a 180ºC (calor arriba y abajo) durante 15 minutos si queremos que nuestros rollos queden blanditos por dentro y 20 minutos si queremos un rollo mas durito y crujiente.

Sacamos y dejamos enfriar.

Fuente: http://cocinaconmj.blogspot.com/2015/03/rollos-de-naranja-murcianos.html

Nevaditos

jueves, 3 de enero de 2019

¡Feliz año a todos! Otro año más, nuestro blog estará a pie de cañón para surtiros de recetas ricas y fáciles, esperamos cumplir con vuestras espectativas culinarias :)

Con estos días de tanto ajetreo, tanta festivo, comida familiar, etc... casi se nos pasa subir una de las recetas navideñas que hemos hecho estos días, pero tranquilos, todavía estáis a tiempo a hacerla aunque sea para Reyes.

Se trata de una variante de los mantecados, los nevaditos, que no es por nada, pero salieron deliciosos, así que no puede faltar en vuestro recetarios, así que, nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

390 g de Harina trigo.
245g de manteca de cerdo.
110g de vino blanco de Rueda .
Azúcar glass para espolvorear por encima.
Una pizca de canela opcional.

Todos los ingredientes tienen que estar bien fríos.

Preparación

Mezclamos en un bol con la batidora de varillas el vino, la manteca y la mitad de la harina. Cuando esté ligado añadimos el resto de la harina y la canela y mezclamos hasta que esté todo bien ligado y la masa sea homogénea.

Hacemos una bola , envolvemos con film y lo dejamos enfriar mínimo 2h en la nevera, después estiramos con el rodillo una plancha de 1cm mínimo de grosor y vamos hacemos nuestros nevaditos con ayuda de un  cortador. Los colocamos en la bandeja de horno sobre papel de hornear y dejamos enfriar unas horas antes de hornearlos.

Precalentar el horno a 200 y hornear en la altura media del horno durante 25-30 minutos o hasta que estén dorados.

Dejar enfriar y espolvorear con azúcar glass

Listos para degustar, espero que os gusten.


Pastas de azúcar moreno

jueves, 15 de noviembre de 2018

El pasado mes de Julio, fui mamá por segunda vez, cómo ya os conté y ahora con los dos peques, no tengo tiempo para nada y mucho menos para sentarme a escribir, motivo por el cuál, últimamente publico menos recetas. Pero eso no quiere decir que vaya a dejar de cocinar, nada más,que entre publicación y publicación pase más tiempo.

La receta de hoy, son unas deliciosas galletas del libro que me regaló mi madre por mi cumpleaños llamado "Pasión por las cookies" . Es una receta sencilla y a la cual yo le he agregado el paso final, rebozarlas por una mezcla de harina y azúcar  una vez horneadas. Es importante que para hacer estas galletas uséis un buen azúcar moreno. Yo he usado el de la marca Tate & Lyle , que es especial para repostería, aunque es caro, merece la  pena. No sé si sabréis que la mayoría del azúcar moreno que venden es azúcar blanco teñido, podéis hacer la prueba en casa, colocáis en un bol un poco de azúcar moreno y le añadís agua, si destiñe, es que os han dado gato por liebre. Bueno, sin más rollos,vamos con la receta, así que nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes

225 gr de mantequilla con sal a temperatura ambiente.
100 gr de azúcar moreno.
320 gr de harina.

Preparación

Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos una bandeja de horno, recubriéndola con papel antiadherente.

En un recipiente grande, o con ayuda de una batidora eléctrica, mezclamos la mantequilla junto con el azúcar moreno.

Poco a poco vamos añadiendo la harina, y con las manos vamos trabajando la masa, hasta que tome forma.

Extendemos sobre una superficie enharinada y cortamos nuestras pastas dándoles la forma deseada. Horneamos durante 20 minutos.

Rebozar mezcla de azúcar blanco y canela

Rigatoni con nueces y queso gorgonzola

lunes, 5 de marzo de 2018

Vamos a empezar la semana fuerte, con un plato bien energético de pasta. La pasta por sí sóla , puede no decirnos nada, pero con salsas como la de hoy, con queso gorgonzola y nueces, se convierte en una delicia.

Ingredientes (para 2 personas):

250 g rigatoni.
150 gr. Queso Gorgonzola cortado en trozos.
100 g nata para montar.
50 gr. nueces, rebanadas moderadamente con cuchillo.
Sal y pimienta

Preparación

En primer lugar cortamos las nueces con el cuchillo en trocitos pequeños. Reservamos.

Cocer la pasta en agua abundante con sal, siguiendo las instrucciones del paquete, para que nuestra pasta quede al dente.

Mientras se cuece la pasta, preparamos la salsa, ponemos la mitad de la nata (aproximadamente 50g.) en una cacerola y a fuego suave. Añadir el gorgonzola cortado en trozos , dejar para que se vaya derritiendo (en 1-2 minutos ) e incorporando con la nata. Añadir las nueces, mover ,bajar el fuego y dejar espesar la salsa. Reservamos, para diluirla cuando lo mezclemos con la pasta.

Dos minutos antes de que la pasta esté lista,añadimos el resto de la nata a la salsa , lo ponemos a fuego lento , mezclamos bien y vamos añadiendo la pasta directamente cuando esté lista.La pasamos por un colador directamente  eliminado el agua y a la cacerola donde tenemos preparada la salsa. No hay que pasarla por un escurridor, se hace con el colador porque el agua que  nos quede, facilitará el ligado de la pasta y la salsa.

Mezclamos muy bien, servimos con un poco de pimienta negra molida.


Canelones de brandada de bacalao con bechamel de escalivada

martes, 25 de abril de 2017

Desde que ví estos canelones en Cookpad a la usuaria Gemma Solanesp, supe que tarde o temprano, los tenía que hacer. Nunca había comido canelones de pescado y la combinación de sabores de esta receta es una auténtica delicia. Es un poco larga, entretenidilla, pero merece la pena el esfuerzo. Yo he hecho unas pequeñas modificaciones, pero la base de la receta es la misma.

Ingredientes

Para la escalivada :
1/2 pimiento rojo grande
1/2 berenjena pequeña
Aceite de oliva virgen
Sal

Para la brandada:
Aceite de oliva virgen.
3 dientes de ajos.
350-400 g migas de bacalao desalado.
Nata líquida para cocinar.
1 pizca sal.

Para la bechamel de escalivada:
3/4 de litro de leche.
5 cucharadas de harina.
3 cucharadas colmadas de mantequilla.
Sal.
1/2 pimiento asado.
1/2 berenjena asada.

Para los canelones :
12 placas canelones.
Agua.
pizcas sal.
Queso rallado emmental.

Preparación

Precalentar el horno a 200ºC

En una bandeja de horno ponemos el pimiento y la berenjena enteros, añadimos sal , un chorro de aceite y horneamos durante media hora, a la media hora le damos la vuelta y lo dejamos media hora más. Una vez fríos , los pelamos y reservamos.

En una sartén doramos los ajos picaditos y añadimos el bacalao ,lo cocinaremos a fuego medio y una vez que esté hecho, lo retiramos del fuego, para evitar que se seque.

En el vaso de la batidora añadimos el bacalao, un chorrito de nata, otro de aceite y batimos hasta que tengamos una mezcla homogénea, tenemos que añadir poca nata porque la textura se ha de quedar como una pasta espesa, que cuando levantes la batidora se quede pegada en la misma.

Cocemos las placas de los canelones siguiendo las indicaciones del paquete.

Mientras se cuecen las placas , preparamos la bechamel de escalivada

Para la bechamel echemos 3 cucharadas colmadas de mantequilla en una cacerola. Una vez que la mantequilla está derretida en la misma, se echan 5 cucharadas de harina y se le va dando vueltas para que la harina se vaya friendo y no sepa cruda. Se va agregando la leche progresivamente, moviendo con varillas manuales para que la masa no quede con grumos. Una vez que no tiene grumos, seguimos echando leche. Se le agrega sal al gusto. Si la bechamel sigue espesa, seguiremos echando leche hasta que quede más clara. Una vez que tenemos nuestra bechamel la pasamos al  vaso de la batidora, le añadimos la berenjena y el pimiento y batimos hasta que todo esté integrado y nuestra bechamel tome un bonito color asalmonado, probamos por si hay que rectificar de sal.

Nota: la bechamel al batirla con el pimiento y la berenjena se aclara bastante, lo digo para que lo tengáis en cuenta, a la hora de preparar la bechamel inicial y la dejéis con una textura ni muy espesa ni muy clarita.

Ya cocidos las placas, las escurrimos bien , los pasamos por un chorro de agua fría y las vamos colocando sobre un paño de algodón como se aprecia en la fotografía ( la foto corresponde a la receta de canelones de espinacas y beicon, pero el procedimiento es el mismo):


Las rellenamos con la brandada y empezamos a montar la bandeja.

Montaje de los canelones:
Untamos la base de la bandeja con mantequilla, añadimos una capa finita de bechamel bien extendida y vamos colocando nuestros canelones. Regamos con más bechamel  y cubrimos con queso enmental.

Gratinamos en el horno hasta que estén doraditos.

Canelones de pollo

jueves, 9 de marzo de 2017

En casa nos encanta la pasta en todas sus variantes. Suelo aprovechar en diario para hacer recetas más sencillas ya que cuento con menos tiempo y los fines de semana la suelo hacer al horno. Hoy os voy a enseñar mi manera de hacer canelones de pollo, son muy sencillos y están buenísimos.
Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

350 g de carne picada de pollo.
Media cebolla grande, si es pequeña una entera.
14 placas de canelones.
Tomate frito casero (ver receta aquí).
Bechamel( ver receta aquí).
Queso emmental.
Aceite  de oliva.
Sal y pimienta.

Preparación

En una sartén con un poco de aceite sofreímos la cebolla picadita, cuando se empieza a dorar añadimos la carne de pollo previamente sazonada con sal y pimienta. Dejamos a fuego medio-alto ,moviendo para evitar que se pegue, hasta que la carne esté hecha.

Añadimos la salsa de tomate y dejamos a fuego bajo un par de minutos para que se impregne bien la carne con el tomate. Reservamos.

Cocemos las placas de los canelones siguiendo las indicaciones del paquete. Escurrimos bien , los pasamos por un chorro de agua fría y las vamos colocando sobre un paño de algodón como se aprecia en la fotografía ( la foto corresponde a la receta de canelones de espinacas y beicon, pero el procedimiento es el mismo).

Las rellenamos con la carne de pollo y empezamos a montar la bandeja.
Montaje de los canelones.
Untamos la base de la bandeja con mantequilla, añadimos una capa finita de tomate bien extendida y vamos colocando nuestros canelones.

Cubrimos con una capa de tomate asegurándonos con ayuda de una cucharada de que el tomate penetra entre los canelones y así no se nos queden "securrios". Añadimos queso rallado y una capa de bechamel clarita (ver receta aquí) . No hagáis la bechamel muy espesa porque si no cuando gratinéis vuestros canelones, se espesará demasiado y parecerá un engrudo.

Finalmente añadimos  nuevamente queso rallado y metemos a gratinar en horno precalentado hasta que se forme una costra crujiente.

Espero que os guste.

Casarecce con almejas a la marinera

lunes, 4 de abril de 2016

La pasta es uno de los platos más versátiles que existen, admite todo tipo de combinaciones y en casa nos encanta.  Me gusta ir cambiando la forma de prepararla y hoy os traigo una receta de mi madre, que como no podía ser menos, es una auténtica delicia. He usado almejas congeladas, por lo que la cantidad de almejas es mayor que si las usáis frescas (con unos 300 g. os bastará).

La pasta que hemos usado son los casarecce de Pastas Romero (ya hicimos una receta con ellos, los casarecce gratinados con gambas) . Queda muy buena y se sale un poco de los típicos macarrones, spaghetti y demás. Dicho esto nos ponemos los delantales y ¡ a cocinar!


Ingredientes (para dos personas)

Para la pasta:
250g de casarecce.
Agua y sal.

Para las almejas:
450g de almejas.
1 cucharadita de harina.
2 dientes de ajo.
Perejil.
Un chorro de vino blanco.
Agua.
Aceite de oliva.

Preparación

Cocemos la pasta siguiendo las instrucciones del paquetes. Pasamos por agua fría y escurrimos.

En una sartén, añadimos 3 o 4 cucharadas de aceite, el ajo picado y el perejil lo ponemos a fuego medio-bajo.
Cuando estén los ajos amarillitos, añadimos la harina y vamos moviendo hasta que se dore el ajo y se tueste la harina (tenemos que tener ojo en este punto porque si nos pasamos  tostando la harina, sabrá a quemado el  guiso). 


Añadimos las almejas , movemos y añadimos un chorrito de vino , dejamos que se evapore  y añadimos 1/4 de vaso de agua aproximadamente, se deja que dé un hervor, rectificamos de sal, si fuera necesario  y retiramos.


Mezclamos las almejas con la pasta y listo.

Casarecce gratinados con langostinos

viernes, 20 de noviembre de 2015

Hola amig@s,

Un viernes más, tenemos una receta ideal para el fin de semana. La propuesta en este caso es un plato de pasta . Mucha gente, erróneamente, piensa que con pasta no se puede hacer nada del otro mundo, pero con buena pasta e ingredientes se pueden hacer recetas geniales, como la que os presento hoy, un delicioso plato de casarecce con una bechamel de langostinos al horno.

Para quien no conozca esta pasta, los casarecce, son un tipo de pasta corta y acanalada, ideal para acompañar con pestos, ragús, etc. La traducción del italiano es "hecho en casa". Usé los de la marca Pastas Romero, de la variedad "al bronce". El resultado fue excelente. Como nota peculiar de la receta, cabe mencionar que la bechamel está hecha con el jugo de los langostinos, como veréis ahora en la preparación.


Ingredientes ( para 3 personas)

300 gr. de casarecce.
250 gr de langostinos.
1 diente de ajo.
3/4 litro de leche.
5 cucharadas de harina.
3 cucharadas colmadas de mantequilla.
Aceite y sal.

Preparación

Pelamos los langostinos y reservamos las cáscaras y cabezas.

Cocemos la pasta siguiendo las instrucciones del paquetes. Pasamos por agua fría y escurrimos.

Ponemos a cocer las cáscaras y cabezas en la leche y cuando rompa a hervir, retiramos, damos 2 toques de batidora y pasamos por un colador. La leche quedará con un bonito color coral. Reservamos.

En una sartén, añadimos un chorrito de aceite y doramos el ajo, añadimos los langostinos troceados. Damos unas vueltecitas hasta que estén ligeramente hechos y reservamos.

Para la bechamel ,añadimos 3 cucharadas colmadas de mantequilla en una cacerola. Una vez que la mantequilla está derretida, añadimos 5 cucharadas de harina y vamos dando vueltas para que la harina se vaya tostando y no sepa cruda. Agregamos la leche que habíamos reservado poco a poco para que la masa no quede con grumos y movemos continuamente.Es importante que no dejemos de mover con varillas en ningún momento. Salamos al gusto. Si la bechamel os queda espesa, no os preocupéis, añadimos un poco más de leche y listo.

En un bandeja apta para horno echamos la pasta, los langostinos, la bechamel y movemos bien para quede todo bien mezclado. Añadimos queso emmental rallado y metemos al horno a gratinar.

Espero que os guste.


Pad thai de pollo y gambas (noodles fritos estilo Thai)

jueves, 6 de agosto de 2015

Como ya os he dicho en alguna ocasión, me gusta mucho viajar y lo hago siempre que las circunstancias lo permiten. Siempre que viajo, aparte de conocer el propio país, la arquitectura, paisajes...me gusta probar la gastronomía del mismo y siempre que puedo visito los supermercados y cotilleo “lo que se come y lo que compra su gente”, además de cargar con la mercancía que me permite la maleta.

Mi último gran viaje, con motivo de mi luna de miel, fue a Tailandia. Un precioso país con mucho encanto que le recomiendo visitar a todo el mundo y con una comida que me sorprendió gratamente (excepto los insectos, el gusano fue el único que probé y es bastante amargo). Por dónde quiera que vayas hay miles de puestos callejeros y restaurantes en los que poder degustar sus arroces, fideos, carnes…

La comida tailandesa es sin duda, la mejor comida asiática. Los cinco sabores presentes en todos los platillos tailandeses son: dulce, agrio, salado, picante y amargo. Algunos ingredientes comunes utilizados en la cocina tailandesa incluyen el ajo, pimientos, tamarindo, salsa de pescado... En carnes se emplea el pollo, y el cerdo. Entre los condimentos se encuentra el curry verde y el curry rojo tailandés formulado con cilantro y pimientos verdes , semillas de cilantro, salsa de soja . La comida básica en Tailandia es el arroz, el cual está en casi todas las comidas. Aparte del arroz, la cocina tailandesa se basa en los fideos (noodles) que los hay de distintos tipos, en sopa o fritos (en wok), y sopas.


Entre sus diversos platos vine enamorada del Pad Thai. Así que investigué un poco y compré los ingredientes: noodles (fideos de arroz), pasta concentrada de tamarindo y salsa de pescado.

Tanteé por la red e hice una mezcla de recetas y el resultado fue delicioso.

Ingredientes

200g de fideos de arroz.
200g de pollo.
150g de cebolla.
15 gambas peladas.
Aceite de girasol (aunque debía ser de soja)
2 cucharadas de pasta tamarindo.
2 cucharadas de salsa de pescado.
2 cucharadas de azúcar.
150g de brotes de soja frescos.
Cacahuetes.

Preparación
En primer lugar cocemos los fideos siguiendo las indicaciones del paquete. Los míos los cocí en agua hirviendo durante 5 minutos y después los pasé  por agua fría por un colador. Reservamos.

En una sartén grande añadimos un poco de aceite y sofreímos a fuego lento la cebolla picada, los brotes de soja, las gambas y el pollo. Retiramos de la sartén y reservamos.

En la sartén añadimos el azúcar, la salsa de pescado y la salsa de tamarindo y freímos bien hasta que quede un poquito caramelizado. A continuación añadimos los noodles y salteamos bien para que cojan todo el sabor y color de la salsa, incorporamos un poco de agua para que los noodles no se peguen. Seguidamente añadimos los brotes, el pollo, las gambas y removemos bien.

Servimos con cacahuete molido por encima. Esto es muy típico de los platos thai y les da un sabor buenísimo. Como opción lo podéis acompañar con un trocito de lima o chile picado.

Ya tenemos nuestro plato thai para poder degustarlo en nuestra propia casa, tienen un sabor agridulce riquísimo.
Nota: La pasta de tamarindo la podéis comprar en tiendas especializadas en productos asiáticos, no busquéis ni en Carrefour, ni en el corte ingles ni en el Alcampo porque no lo tienen. Sé de varios sitios en Madrid capital de que la tienen (puntos de venta).

La salsa de pescado en el Carrefour la he visto y los noodles también, pero podéis aprovechar la semana asiática del Lidl , que venden fideos (no de arroz) , pero si otras variedades que también son válidos para esta receta.

Templos y más templos en Tailandia.

Lasaña de jamón y queso

miércoles, 29 de abril de 2015

Hola,

La receta de hoy me transporta a mi infancia, una de esas recetas que te traen tantos recuerdos nada más pegarle el primer mordisco... Aunque no es la auténtica receta de "lasagna" italiana (de dónde proviene), es la receta de mi madre ,que sea mejor o peor que otras, a mi me encanta, por lo que la comparto con vosotros.

Existen muchas variantes de lasaña, que dependerán del contenido entre las láminas de pasta y bechamel. En este caso, será la lasaña de jamón de york y queso.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes (para 4 personas) 

Un paquete de 20 láminas de pasta.
18 lonchas de jamón de york (las nuestras eran cuadradas, tipo sandwich).
9 loncha de queso(las nuestras eran cuadradas, tipo sandwich).
Tomate frito casero.
Queso emmental para gratinar.

Para la bechamel:
3/4 litro de leche.
5 cucharadas de harina.
3 cucharadas colmadas de mantequilla.
Sal.

Preparación

Coceremos las placas de lasaña según las indicaciones del paquete. Yo uso las de la marca Gallo.

Una vez que tengamos la pasta hervida, la metemos en agua fría con un escurridor. Reservamos.

Bechamel:
Se echan 3 cucharadas colmadas de mantequilla en una cacerola. Una vez que la mantequilla está derretida en la misma, se echan 5 cucharadas de harina y se le va dando vueltas para que la harina se vaya friendo y no sepa cruda. Se va agregando la leche progresivamente para que la masa no quede con grumos. Una vez que no tiene grumos, seguimos echando leche. Se le agrega sal al gusto. Si la bechamel sigue espesa, seguiremos echando leche hasta que quede más clarita, de todos modos, dejar la bechamel más clara o más espesa va en gustos.

Montaje:
En la bandeja de horno, iremos poniendo capas encima de otras hasta casi llenarla.

Se pone primero una capa fina de tomate frito casero. A continuación, pondremos encima la pasta extendida, la capa de jamón de york , la capa del queso de lonchas, finalizando con una capa de bechamel.

Para que os hagáis una idea de las proporciones en cuanto al jamón y queso a usar, en cada capa, ponemos 6 lonchas de jamón de york y 3 lonchas de queso partidas a la mitad.

Repetimos el proceso 2 veces más, es decir, capa de tomate frito, capa de jamón de york, capa de  queso y capa de bechamel.

Por último, echamos encima queso para gratinar. Metemos en el horno hasta que quede gratinado.

Detalle del gratinado.

Ñoquis con setas (Gnocchi ai funghi)

lunes, 30 de marzo de 2015

En casa somos amantes de la pasta, nos encanta de cualquier manera y es tan socorrida y versátil que nos gusta  probar nuevas recetas. Nunca había comido ñoquis hasta que fui por primera vez a Italia (fue en Verona), precisamente con setas, como en la receta de hoy. Para quien no lo sepa los ñoquis son un tipo de pasta típica de Italia ( en italiano se llaman gnocchis) y los más conocidos son los de patata. Un día los ví día en el supermercado y me vino ese plato tan rico que comimos allí, así que me dio por comprarlos y desde entonces los hacemos muy a menudo. Son muy fáciles de preparar (de hecho es una receta que tengo pendiente). Los suelo comprar en el Lidl que están buenísimos y tienen un precio estupendo.

En esta ocasión los he preparado con setas, receta cosecha propia y fueron un éxito. Las setas que he usado son unas que venden congeladas de la marca Día, dan un sabor buenísimo y siempre las tengo en el congelador. También venden unas similares en el Lidl. Voy a tener que empezar a cobrar comisión de tanto hacer propaganda a los supermercados :-)



Nos ponemos delantales y a ¡cocinar!

Ingredientes ( para dos personas)

500gr de ñoquis
3 puñados generosos de setas congeladas
1 diente de ajo
1 cucharada sopera de mantequilla
Pimienta negra
Nata líquida para cocinar
Queso parmesano

Preparación

En una sartén derretimos la mantequilla y doramos el ajo, añadimos las setas y dejamos que se vayan haciendo a fuego medio. Salamos.

Una vez que están listas las setas las reservamos.

Cocemos nuestros ñoquis. Para ello se pone una olla al fuego con abundante agua salada y cuando empiece a hervir añadimos los ñoquis. En un minuto más o menos los ñoquis empiezan a flotar y tenemos que ir sacándolos con una espumadera.

Salteamos los ñoquis con las setas que teníamos reservadas, le añadimos un chorro de nata, pimienta negra y queso parmesano al gusto. Mezclamos bien y dejamos unos minutos para que se integren bien los sabores.Rectificamos de sal si fuera necesario.

Y ya tenemos listos nuestro delicioso plato de pasta.


Espero que os guste.

La ciudad de Verona

Canelones de espinacas y beicon

viernes, 13 de febrero de 2015

Hoy os traigo una receta ideal para que hagáis el fin de semana y aprovechando que es San Valentín incluirla en el menú de la celebración. Además es una manera de que los niños coman verduras. ya que muchas veces se convierte en un auténtico calvario. La receta es de mi propia cosecha de un día que estaba inspirada y el resultado nos encantó.



Ingredientes ( para 3 personas)

15 placas de canelones
5 lonchas de beicon
400g de espinacas congeladas
2 cucharadas soperas de queso tipo phliladelphia
Queso rallado para gratinar
Mantequilla para engrasar
Tomate frito casero
Bechamel

Preparación

En primer lugar cocemos las espinacas (yo las cocí en el microondas en la olla vapor lekue durante 6 minutos a potencia máxima). La podéis cocer en el microondas en un recipiente de vidrio con tapa o en la vitro. Yo prefiero en el microondas porque no hay que añadir agua  en la cocción y evito que luego estén soltando agua y haya que escurrirlas durante mucho tiempo. Si optáis a cocerlas en la vitro las podéis cocer el día de antes para asegurarnos de que eliminas todo el agua.
Recurro a las espinacas congeladas porque en la frutería no siempre las tienen frescas y las que vienen envasadas muchas veces amargan.

Una vez cocidas y escurridas hacemos el relleno, para ello:

Cortamos el beicon en trocitos y lo sofreímos con un poco de mantequilla, añadimos las espinacas salteamos y le agregamos dos cucharadas colmadas de queso tipo  philadelphia. Movemos bien hasta que esté todo bien integrado. Reservamos.

Cocemos las placas de los canelones siguiendo las indicaciones del paquete. Escurrimos bien y las vamos colocando sobre un paño de algodón como se aprecia en la fotografía.


Las rellenamos con nuestro salteado de espinacas y empezamos a montar la bandeja.

Montaje de los canelones.
Untamos la base de la bandeja con mantequilla, añadimos una capa finita de tomate bien extendida y vamos colocando nuestro canelones.

Cubrimos con una capa de tomate asegurándonos con ayuda de una cucharada de que el tomate penetra entre los canelones y así no se nos queden "securrios". Añadimos queso rallado y una capa de bechamel clarita (ver receta aquí) . No hagáis la bechamel muy espesa porque si no cuando gratinéis vuestros canelones, se espesará demasiado y parecerá un engrudo.

Finalmente añadimos  nuevamente queso rallado y metemos a gratinar en horno precalentado hasta que se forme una costra crujiente.


Nota: os he contado como monto los canelones porque de esta manera se empapan bien y quedan muy jugosos.

Espero que os gusten y ¡ buen fin de semana!

Tagliolinis negros con langostinos

martes, 23 de diciembre de 2014

¡Muy buenas a tod@s!

Ya estamos casi en Navidad y yo casi de vacaciones, así que la alegría es doble. Me gusta mucho la Navidad, a pesar de faltar un pilar básico en mi vida, me sigue gustando mucho estas fiestas, pasarlas en familia, salir por las calles iluminadas…Así que aprovecho la entrada de hoy para desearos unas felices fiestas y  que lo paséis muy bien con vuestros familiares y amigos.

Hoy os traigo una deliciosa receta de pasta, con una variedad deliciosa “tagliolini al nero di seppia” o lo que viene siendo tallarines elaborados con tinta de sepia, o sea, negros y con un suave sabor a sepia. Los cociné con langostinos y nos encantó el resultado. Esta variedad de pasta me la traje en uno de mis viajes a Italia, así que cuando la ví en el Lidl no dudé en comprarla  (tiene un montón de variedades de pasta y a muy buen precio).

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes (para dos personas)

250g de pasta fresca “tagliolini al nero di seppia”
4 dientes de ajo.
300g de langostinos
1 chorro de coñac.
Aceite de oliva y sal.

Preparación

Empezamos cociendo la pasta (siguiendo indicaciones del paquete) en abundante agua con sal y un chorrito de aceite dejándolos un poco al dente. Una vez cocidos, los escurrimos en agua y reservamos.

Pelamos los langostinos y reservamos.

Picamos los ajos y doramos en aicete de oliva. Una vez doraditos, añadimos los langostinos, salamos y los salteamos hasta que se empiecen a poner rosaditos. En ese momento añadiremos un chorro de coñac y dejamos que reduzca a fuego fuerte.

Añadimos la pasta y mezclamos muy bien, teniendo lista nuestra deliciosa pasta :)


Fuente: recetasderechupete modificada.

Ensalada de pasta y anguila ahumada

lunes, 1 de diciembre de 2014

¡Muy buenos días a tod@s!
 
Hoy os traigo la receta de una deliciosa ensalada de pasta y anguila ahumada con vinagreta de miel que he hecho este fin de semana. Sí como lo oís, anguila ahumada,  que pertenece al grupo de los pescados azules y es rica en ácidos grasos Omega 3. Se puede comprar on line y es ideal para sorprender a tus invitados en las fiestas Navideñas que se nos avecinan.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes (para 4 personas)
 
Para la ensalada:
200g de pasta de colores.
130 g de queso fresco.
2 huevos cocidos.
12 tomatitos cherry
80 g de filete de anguila ahumada "la anguila del Mediterráneo"
 
Para la vinagreta:
3 cucharadas de miel
50 ml de vinagre
2 cucharadas de aceite de oliva.

Preparación

Cocemos la pasta en agua hirviendo con sal siguiendo las indicaciones del paquete. Una vez cocida, lavamos con agua fría y escurrimos.

Mientras se escurre bien la pasta, preparamos la vinagreta. Para ello en un bol añadimos la miel, el vinagre y el aceite. Mezclamos hasta conseguir una salsa homogénea. Reservamos.

Troceamos el queso fresco, los tomates, los huevos cocidos y los filetes de anguila y se lo añadimos a la pasta.

Salamos al gusto y lo aderezamos con nuestra vinagreta de miel.











Paccheri con champiñones (Paccheri ai funghi)

jueves, 30 de octubre de 2014

La pasta es la protagonista de hoy, concretamente una pasta que alguna vez os habrá llamado la atención al verla en el super por su gran tamaño, como son los paccheri.

Se trata de una pasta de origen napolitana, de forma cilíndrica que por tamaño se suele preparar rellena, pero a quienes nos gusta la pasta con cuerpo nos resultará excelente en cualquier versión. No es de los tipos de pasta más baratos, pero cunde bastante.

Con una pasta parecida (no recuerdo el nombre) probamos la combinación con champiñones en Venecia. Buscando entre mis libros encontré una receta de Simone Ortega que se asemeja bastante a ese sabor que teníamos en el recuerdo. De todos modos, podéis hacer la receta con cualquier tipo de pasta.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes (4 personas)

350 g. de paccheri o macarrones.
1 loncha de beicon gruesa de unos 100 g.
200 g. de champiñones.
20 g. de mantequilla.
4 cucharadas de nata para cocinar.
Queso rallado emmental al gusto.
Tomate frito casero ( en mi caso el tomate que hace mi madre).
1/2 cebolla.
Pimienta.
Sal.

Preparación

Lavar y cortar en láminas gruesas los champiñones. Los rehogamos en la mantequilla derretida. Cocemos la pasta el tiempo que venga indicado en el paquete. Escurrimos y refrescamos con agua fría. Reservamos.

Quitamos el borde de la corteza del beicon, cortándolo en tiritas. En una sartén, con el aceite caliente las freímos. Reservamos.

En el mismo aceite, freímos la cebolla hasta que se ponga transparente. Añadimos el tomate frito. Rehogamos con la cebolla 4 minutos. Añadimos el beicon y los champiñones escurridos. Removemos y echamos un poco de pimienta al gusto.

Ponemos los paccheri en una cazuela con nata. Le damos vueltas para calentarlos y añadimos el refrito de la sartén.

Revolvemos todo junto para que se caliente y sirva con el queso aparte, para que cada comensal lo eche al gusto.


Mercado del Puente Rialto en Venecia

Mercado del Puente Rialto en Venecia

Tagliatelle a la carbonara

sábado, 16 de agosto de 2014

Buenas,

La receta de hoy es una receta internacional, de Italia, una elaboración que tuvimos la suerte de degustar en Milán, la ciudad del precioso Duomo, el teatro de la Scala ó del cuadro de la última cena, que recomiendo que no os perdáis.

Como elemento distintivo de la receta, esta pasta lleva la mundialmente conocida salsa carbonara. Esta salsa se puede hacer de mil formas, pero la hagamos como la hagamos siempre consideraremos que debe llevar nata líquida y panceta ó beicon. La receta original de esta salsa en sí misma no llevaría nata, ya que sólo con la grasa fundida de la panceta y la mezcla de las yemas de huevo y queso rallado harían que la salsa ligara sin necesidad de agregarle la nata...pero bueno, el caso es que a nosotros nos gusta más con nata ya que queda la salsa más jugosa.



Ingredientes (4 personas)

400 gr. tagliatelle frescos.
150 gr. de beicon.
200 ml. de nata líquida.100 gr. parmesano rallado.
2 huevos.
20 g mantequilla.
20 g aceite de oliva virgen extra.
Sal.
Pimienta.

Preparación

En una sartén grande ponemos a calentar el aceite y la mantequilla a fuego medio. Cortamos el beicon en tiritas y se añade a la sartén, hasta que quede doradito.

En un bol, batimos los huevos y los sazonamos con sal y pimienta. Añadimos la nata para cocinar y el queso rallado, mezclándolo todo muy bien. Reservamos
Cocemos la pasta en abundante agua con sal, el tiempo establecido en el paquete de la pasta. Una vez cocida, la escurrimos y se saltea en la sartén dónde está el beicon.


Rehogamos todo un momento, se aparta del fuego y se vierte el bol con la mezcla de nata, queso y huevo, mezclándolo todo muy bien.


Servimos caliente, de no ser así, la pasta quedará hecha un engrudo por la nata líquida.

Nota: Si añadimos perejil a la mezcla de los huevos, le daremos un toque de color. Como a nosotros no nos va mucho así, no se lo pusimos.
El Duomo de Milán, el monumento más destacado de la ciudad

Noodles con salteado de verduras

viernes, 14 de marzo de 2014

Como ya os he dicho en entradas anteriores me gusta bastante la comida asiática, lo malo, que no siempre contamos con los ingredientes adecuados para la elaboración de este tipo de recetas. Desde que publiqué la receta de nooddles, me quedé sin concentrado de pasta de tamarindo y hasta que vaya a buscarla a Madrid centro, he tenido que buscar alternativas para elaborar los fideos salteados que tanto me gustan. El sabor de esta elaboración se asemeja mucho a esos fideos con verduras que se comen por Asia (en este caso lo probamos en Tailandia), así que podríamos decir que se trata de una receta internacional, aunque con sus variantes obviamente ya que por esa falta de productos he improvisado un poco.

Buscando un producto en la tienda “La sirena” encontré un salteado de verduras tailandés que no puede evitar echar a mi cesta. Este salteado consta de una mezcla: ligeras verduras como zanahorias, pimiento amarillo, brócoli y puerro combinadas con maíz, brotes de soja, setas y bambú. He aquí su foto, que conste que no me llevo comisión alguna, jejeje


Aprovechando la semana asiática en el Lidl compré unos fideos y como aún me quedaba salsa de pescado que traje de Tailandia, ideé una receta, que al final, me quedó estupenda.

Ingredientes (para dos personas)

125g de fideos.
200g de salteado de verduras. Sinceramente no lo pesé, lo eché a ojo, como unos tres puñados.
½ cucharada de azúcar moreno.
2 cucharadas de salsa de pescado. La venden en Carrefour o supermercados similares.
Salsa de soja (yo uso de la marca Tai Hua)
Aceite de girasol y sal.

Preparación

Cocemos los fideos según las indicaciones del paquete. En mi caso eran cuatro minutos en agua hirviendo. Escurrimos y reservamos.

En una sartén a fuego bajito añadimos dos cucharadas de salsa de pescado y media de azúcar, dejamos que se disuelva éste, añadimos los fideos, mezclamos bien y reservamos.

Sofreímos con un chorrito de aceite las verduras en una sartén tipo wok o normal en su defecto. Salamos y cuando ya estén listas, añadimos los fideos, mezclamos bien y como toque final le echamos un chorro de salsa de soja. La cantidad de salsa de soja va en gustos, yo la echo a ojo.

Probamos, ajustamos de sal si fuera necesario al final.

Servimos con cacahuetes machacados.

Ya tenemos unos ricos muy facilitos y rápidos. Espero que os guste.


Pasta al cacao

lunes, 10 de febrero de 2014

La entrada que hoy os traigo, no es una receta, es mi opinión de la pasta al cacao que compré en uno de mis viajes a  La Toscana.

San Gimignano

Siena

Pisa
El pasado año, estuvimos en esta maravillosa región de Italia. Es un sitio precioso, que se lo recomiendo a todo el mundo. Estuvimos en Florencia, Pisa, Siena, San Gimignano...Y fue en este precioso pueblecito medieval de torres y casas-torres, patrimonio de la humanidad, donde compré una variedad de pasta entre las miles que había en sus preciosas tiendas, pero que me llamó especialmente la atención una variedad al cacao, teniendo en cuenta que soy choco-adicta.
Una muestra de la variedad de pasta


Estuve mirando en internet alguna receta, porque no tenía ni idea de como cocinarla, pero en vista de que no encontré ninguna, decidí rehogarla con un poco de beicon y queso rallado.


Y la verdad que ni fu ni fa. Es una variedad de pasta que deja mucho que desear, no encuentras el sabor a cacao por ninguna parte, hubiese sido mejor haber  una variedad con sabor a setas, por ejemplo o una que visualmente hubiese sido más bonita, porque está no era ni eso. Así que si vais a La Toscana, será mejor que os decantéis por otra variedad.

Saludos.

Macarrones al horno

lunes, 18 de noviembre de 2013

La  pasta es una de mis comidas favoritas. Admite tantas combinaciones y da tanto juego en la cocina, que permite cocinarla de mil maneras distintas. Una de mis recetas favoritas de pasta son los macarrones al horno, concretamente como los hace mi madre. Me ha enseñado la receta y me salen bastante bien. La receta en sí, no tiene mucha ciencia, el secreto está en el tomate frito que hace ella misma, que ya os enseñaré a hacerlo en una de mis próximas entradas. Ahora vamos con los macarrones en cuestión.

Ingredientes (para 3 personas)

300g de macarrones.
200g de chorizo de guisar.
150 g de jamón serrano en taquitos.
1 bote de tomate frito casero, será, unos 250-300 ml.
Medio tetrabick de tomate orlando
1 cucharada colmada de mantequilla sin sal.
1 paquete de queso rallado emmental.

Preparación

Cocemos los macarrones en agua con sal, según las indicaciones del paquete.

Una vez cocidos, los lavamos con agua fría y escurrimos para que queden bien sueltos y no se peguen entre ellos.

En una sartén profunda echamos la cucharada colmada de mantequilla y sofreímos el chorizo y el jamón serrano .Añadimos los dos tipos de tomate y dejamos un par de minutos.

Untamos de mantequilla la bandeja metálica del horno, echamos los macarrones, el tomate con el chorizo y el jamón, queso rallado casi medio paquete. Mezclamos muy bien con ayuda de una cuchara. Si quedasen un poco pálidos añadimos más tomate.

Cubrimos con queso rallado toda la superficie de la bandeja y metemos en el horno a gratinar previamente precalentado.


Mmmmm… ¡se me hace la boca agua!!!

Tallarines chinos con verduritas

lunes, 10 de junio de 2013

Este fin de semana he hecho tallarines chinos con verduritas. Me encanta la comida china, pero a mi pareja no le motiva demasiado, así que rara vez la comemos y teniendo en cuenta que el restaurante chino que hay al lado de donde vive mi madre secan el arroz en canastos al aire libre( con la gente paseando al perro, los niños jugando al balón...), cada vez me gustan menos los restaurantes chinos y que conste que no me gusta generalizar.

Para la elaboración de mis fideos chinos miré varias recetas por internet, pero ninguna me convencía así que hice uso de mi ingenio y el resultado fue bastante bueno.



Ingredientes

200g tallarines chinos.
250g de gambas.
1 filete grande de contramuslo de pollo.
1 zanahoria grande.
200 gr de col china.
1 cebolla.
Un poco de apio.
1 cucharada de salsa de soja (yo uso de la marca Tai Hua).
Aceite de girasol y sal.

Preparación

En primer lugar cocemos los fideos siguiendo las indicaciones del paquete. Los mismos solo requerían tres minutos de cocción en agua con sal. Los escurrimos y lavamos con agua fría. Reservamos.

Picamos la col en tiras, la cebolla en trocitos, rallamos la zanahoria , pelamos las gambas y cortamos el filete en trocitos.

En una sartén sofreímos la cebolla, la zanahoria , la col y el apio. Cuando vemos que la zanahoria se empieza a poner transparente añadimos el pollo y las gambas. Dejamos unos minutos hasta que veamos que está casi hecho.

Añadimos los fideos, mezclamos bien y añadimos la salsa de soja. Dejamos unos 3 minutos y listos para comer.

Espero que os guste.