Mantecada escocesa (Scottish shortbread)

lunes, 5 de diciembre de 2016

La receta de hoy es un clásico escocés, la mantecada escocesa (Scottish shortbread). Es una mezcla entre mantecado y galleta de mantequilla que debe mantener su color blanco al hornearse. Se hacen en un periquete y con ingredientes que todos tenemos en la nevera. Para quién no les gusten los mantecados , es una buena opción para que formen parte de vuestros repertorios de dulces navideños.

En el caso de que no os guste mucho la mantequilla, absteneros a prepararla, porque a cada bocado notas un intenso sabor a mantequilla  que te invade la boca.
A la hora de hornearla, si veis que empieza a dorarse, taparla con un papel de plata.Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes

150 g de mantequilla ablandada más extra para engrasar.
75 g de azúcar blanquilla más extra para espolvorear.
175 g de harina.
50 g de maicena.

1 molde desmontable redondo de 18 cm.

Preparación

Precalentamos el horno a 160ºC. Engrasamos el molde y lo forramos con papel de horno.

Ponemos en un cuenco grande la mantequilla ablandada y el azúcar.

Batimos con batidora eléctrica hasta lograr una mezcla ligera y esponjosa.

Agregamos lentamente la harina y la maicena y movemos, hasta incorporarlos a la mezcla.

Mezclamos con las manos para formar una masa grumosa. Pasamos al molde.

Presionamos la masa con las manos para formar un bloque compacto y uniforme.
Con un cuchillo afilado marcamos suavemente la mantecada, formando 8 porciones iguales.

Pinchamos la mantecada con un tenedor siguiendo un patrón decorativo.
Cubrimos con plástico adherente y refrigeramos 1 hora.

Horneamos de 30 a 40 minutos, con calor arriba y abajo, a media altura del horno sobre rejilla. Si se dora, cubrimos con papel de aluminio.

Sacamos la mantecada del horno y marcamos de nuevo las porciones con un cuchillo afilado.

Aún caliente, espolvoreamos encima una capa fina de azúcar blanquilla.

Cuando esté bien fría, desmoldamos con cuidado y cortamos en porciones, siguiendo las líneas marcadas.

Nota: La mantecada se conservará 5 días en un recipiente hermético.

Arroz con leche en panificadora

jueves, 1 de diciembre de 2016

El arroz con leche es un postre de los de toda la vida, gusta tanto a grandes como a mayores y es ideal para coronar cualquier comida o cena. La forma tradicional lleva bastante tiempo, hacerlo a fuego lento, moviendo durante mucho rato. Pero hoy os traigo la receta para que lo hagáis en la panificadora, sólo requiere infusionar la leche en un cazo previamente, después echáis todos los ingredientes a la cubeta y una vez que acabe el programa, ya tenéis un arroz con leche, muy cremoso, que no tiene nada que envidiar al que se hace de manera tradicional.

Mi panificadora es la del lidl y es una maravilla. Esta receta adaptada a la panificadora es un clásico que no puede faltar en tu recetario.

Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!


Ingredientes

1 litro de leche entera.
175g de arroz.
La piel de un limón.
Una rama de canela.
100g de azúcar.
50g de mantequilla.
1/2 cucharadita de canela.

Preparación

Ponemos a hervir la leche con la piel del limón y la rama de canela. Echamos el arroz en la cubeta.
Cuando la leche rompa a hervir, la retiramos y la ponemos previamente colada en la cubeta junto con el arroz. Seleccionamos el programa 11 mermeladas.

Antes de los últimos 30 minutos de programa, añadimos la mantequilla, el azúcar, la canela y dejamos terminar el programa.

Retiramos el arroz de la cubeta, lo colocamos en los recipientes en los que lo vayamos a servir, espolvoreamos por la superficie una mezcla de canela y azúcar y lo quemamos con un soplete.

Y ya tenemos nuestro delicioso arroz con leche para degustar.

Espero que os haya gustado.

Fuente:Kanela y limón

Pan sencillo de doble fermentación

jueves, 24 de noviembre de 2016

Hace ya un tiempo estuve en un curso de panes que me regalaron por mi cumpleaños en la Muffineria. De la mano de Juan, aprendimos a hacer dos panes uno sencillo de doble fermentación y un pan brioche, hoy os muestro el sencillo, que a estas alturas de la semana, no apetece complicarse mucho la vida.

Para quién no lo conozcáis la Muffineria es una tienda ubicada en Madrid en la que aparte de hacer tartas y encargos variados, dan cursos de cocina a muy buen precio. Yo ya he ido a dos, al de pan y al de cocina tailandesa y la verdad que Juan es una maravilla, lo explica estupendamente y es un encanto de persona. Os animo a que regaléis cursos por Navidad. Os pongo el enlace por si os animáis: http://www.lamuffineria.com/

En las fotos os muestro el pan que hice en el curso, que es el de semillas de amapola y luego el que hice yo en casa con sésamo, podéis añadir lo que más os guste: orégano, queso rallado, ajo en polvo, a la masa y a la hora de hornearlo espolvorear semillas de amapola, sésamo, pipas... todo al gusto del consumidor, una receta muy versátil que admite un montón de combinaciones.

Os pongo la receta tal cual me la dieron en el curso. Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

375 gr harina de fuerza.
12 gr sal.
1 sobre de levadura de panadería seca (o medio cubito de levadura de panadería fresca).
20 gr margarina (o mantequilla).
100 gr  leche (templada).
100 gr agua (templada).

Preparación

Mezclamos los ingredientes secos (harina, sal y levadura) e incorporamos la margarina.
En otro bol, tibiamos la leche y el agua hasta llegar a los 37ºC, y lo vertemos sobre los sólidos.

Amasamos a mano durante 10 minutos hasta conseguir una masa elástica y homogénea (con amasadora: 3minutos a velocidad lenta y 7 minutos a velocidad rápida).

Enharinamos la superficie de trabajo, formamos una bola y dejamos reposar tapado con un trapo (húmedo) durante una hora, hasta que doble su volumen (primera fermentación). Si es más tiempo, mejor.

Hundimos la masa para que salga todo el aire, amasamos con la mano otros 5 minutos. Dejamos reposar, tapado con un trapo, 30-45 minutos, hasta que doble su volumen (segunda fermentación).

Precalentamos el horno a 200 ºC. Hacemos unos cortes diagonales al pan, pintamos con huevo batido y espolvoreamos sésamo o semillas de amapola. Introducimos en el horno. Horneamos a 200ºC durante 35 minutos.

Dejamos enfriar encima de una rejilla.

Salsa de caramelo salado

viernes, 18 de noviembre de 2016

No sé si alguna vez habéis oído hablar de la salsa de caramelo salado, pero debería estar catalogado como una de las maravillas del mundo, es altamente adictiva y la combinación con chocolate es ya, para morirse.

La salsa de caramelo salado, no otra cosa que la salsa toffee de toda la vida, pero,con un toque salado que potencia a la vez el sabor dulce del caramelo. Es muy fácil de hacer ,la puedes conservar en un tarro de cristal en la  nevera durante un mes .Cuando se enfría se queda como una crema untable, la puedes usar tal cual o calentarla ligeramente en el microondas para quede más líquida, eso ya va en función del uso que le quieras dar ( para bizcochos, frutas, tartaletas..)
La receta es para unos 500 ml de salsa.

Ingredientes

175g de nata para montar
150g de azúcar
50g de mantequilla
1,5g de sal

Preparación

En primer lugar calentamos la nata en el microondas, no es necesario que hierva, pero que esté bien caliente.Reservamos

Ponemos el azúcar en un cazo a fuego medio para que se vaya formando el caramelo. Removemos constantemente con una cuchara de palo para evitar que se nos queme.

Cuando el caramelo tiene un color marrón clarito, lo apartamos del fuego, y añadimos con cuidado la nata caliente. Este paso es peligroso porque el caramelo hervirá y subirá bruscamente, así que con mucha precaución.

Añadimos la sal y la mantequilla y movemos hasta que esté la mezcla totalmente integrada.

Dejamos reducir unos 2-3 minutos más, moviendo para que no se pegue. Hay que ir jugando con el fuego, bajándolo cundo suba la ebullición y subiéndolo cuando baje. No debe de cocer.

Lo pasamos a un bote de cristal , que no taparemos hasta que esté frío.

Ya tenemos lista nuestra supersalsa :-)

Espero que os guste.

Fuente: Adaptación de Mercado calabajío

Nubes

domingo, 13 de noviembre de 2016

Las nubes de azúcar son unas de las chucherías más populares entre los niños. No tienen nada que envidiar a las que venden, éstas son incluso mejor, además no contienen ningún aditivo, es todo natural.

Las podéis hacer con la ayuda de los más peques de la casa, ya que es una receta muy facilita.
Ingredientes

1 sobre de gelatina neutra.
1 sobre de gelatina de fresa
200 ml. agua
200 g. azúcar
cucharadita de azúcar vainillada.
Azúcar glas.

Preparación

Calentamos el agua en un cazo. Cuando el agua esté caliente añadimos el azúcar y la gelatina neutra.
Una vez bien disuelta la gelatina incorporamos el sobre de la gelatina de fresa y el azúcar vainillado.
Removemos constantemente durante 5 minutos.
Pasado el tiempo volcamos la mezcla a un bol grande y dejamos enfriar una hora. Una vez fría , montamos la mezcla con las varillas , como si fuésemos a montar claras a punto de nieve.
En una bandeja espolvoreamos azúcar glass.
Para obtener unas nubes con forma más parecida a las comerciales añadiremos la mezcla a una manga pastelera. 

Metemos la mezcla en una manga pastelera y procedemos como se ve en las fotografías, dando una forma lo más redonda posible.


Dejamos solidificar al menos 4-5 horas.

Con un cuchillo afilado cortamos nuestras nubes de un tamaño de unos 5-6 cm. Una vez cortadas, las introducimos en una bolsa de tipo zip con azúcar glas y agitamos para que queden bien impregnadas.

Ya están listas para consumir. Para conservarlas, las meteremos en una bolsa de plástico bien cerradas. Yo las he tenido en una bolsa una semana (lo que tardó Ismael en comerse todas) y estaban aún perfectas.

Nota: En el caso de que no dispongáis de manga pastelera forraremos una bandeja con papel film espolvoreado de azúcar glass. Verteremos la mezcla y dejaremos solidificar. Despegamos la mezcla en un solo bloque y la partimos en cuadraditos con un cuchillo afilado o bien le damos la forma que nos guste con nuestro cortapastas favorito. Las metemos en una bolsa de plástico con abundante azúcar  Agitamos bien la bolsa para que las nubes se impregnen con el azúcar glas y así no se peguen unas a otras.

Y a comeeerrrrrrrrrrrrr.......

Muffins de frutos rojos

martes, 8 de noviembre de 2016

Si te gustan los frutos rojos esta receta te encantará. Los muffins que os muestro son, otra maravilla del libro de Cake Days de la pastelería de Hummingbird, ese del que os he hablado tantas veces. Es de los pocos libros cuyas recetas siempre salen, siempre y cuando las hagas al pie de la letra.

Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!
Ingredientes (10-12 unidades)

300g de harina.
155g de azúcar extrafino. Yo lo hago con el molinillo de café a partir de azúcar blanquilla.
1 cucharada de levadura en polvo
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
1/4 de cucharadita de sal
250ml de leche entera. Lo cambié por suero de leche que tenía congelado de un queso que hice.
2 huevos grandes
1 cucharadita de esencia de vainilla
85g de mantequilla sin sal fundida
120g de frutos rojos. Yo usé de los congelados previamente descongelados.
Opcional: azúcar extra para espolvorear por encima antes de hornear.

Preparación

Precalentamos el horno a 180ºC.

Tamizamos los ingredientes secos sobre un bol, es decir,  la harina, levadura, el bicarbonato, el azúcar extrafino y la sal. Reservamos.

Echar en una jarra los ingredientes líquidos,  huevos, la leche y la esencia de vainilla, batir a mano con ayuda de unas varillas.

Hacemos un hoyo en el centro de los ingredientes secos y añadimos los ingredientes líquidos, batiendo a velocidad baja con una batidora eléctrica de varillas. rebañamos con una lengua de silicona para que se integren los ingredientes , batiendo a una mayor velocidad, hasta que quede una masa suave.Añadimos la mantequilla fundida y batimos hasta que quede una masa uniforme.

Incorporamos los frutos rojos a la masa con ayuda de una espátula con movimientos envolventes  hasta que se distribuyan por la masa.

Vertemos la masa en las cápsulas, llenando los 2/3 de la capacidad de las mismas,espolvoreamos con azúcar por encima y horneamos durante 25-30 minutos o hasta  que al pinchar con un palilllo salga limpio.

Dejamos unos minutos en la bandeja, y los pasamos a una rejilla hasta que se enfríen.

Nota: siempre es conveniente usar una bandeja para hornear específica, para evitar que se deformen las cápsulas durante el horneado, si no tenéis podéis meterlas en flaneras individuales.

Bizcocho de calabaza

jueves, 3 de noviembre de 2016

La semana pasada mi suegra me regaló una calabaza y la he usado para hacer un superbizcocho, que el año pasado hizo mi madre y nos encantó a todos.

La calabaza es un gran antioxidante, tiene una gran cantidad de vitaminas, como los carotenos, también presentes en las zanahorias, que son tan beneficiosas para la piel. Es muy buena para la próstata, para proteger la mucosa gástrica, prevención del estreñimiento, un sin fin de propiedades beneficiosas. Su consumo habitual, ayuda a prevenir la retención de líquidos y evita la formación de cálculos renales. Así que, ahora aprovechando que es época de calabazas, vamos a aprovechar para usarla en la elaboración tanto de platos dulces como salados.

Hoy os traigo un maravilloso bizcocho de calabaza. La receta, como ya he dicho anteriormente, es gentileza de mi madre, de ahí que las cantidades no vengan expresadas en gramos, si no en vasos. Ésta es la parte que menos me gusta de preguntar recetas a mi madre, al ser una gran cocinera, todo lo hace a ojo, sin medir y a mi me vuelve loca. Como trabajadora en un laboratorio, en el que todo se mide, no hay aproximaciones y lo del vaso casi lleno de harina o la que pida, me pone muy nerviosa…Pero aún siguiendo éstas medidas me ha salido espectacular y se lo recomiendo a todo el mundo. La calabaza le da un sabor riquísimo.

Ingredientes

180 ml de aceite de oliva suave.
1 Vaso de azúcar.
1 Vaso de harina.
4 Huevos.
1 cucharadita de canela molida.
300g de calabaza cruda y pelada..
1 sobre de levadura.

Preparación

En primer lugar, pelamos la calabaza y la cortamos en trozos. La metemos en el microondas a potencia máxima durante 8 minutos o hasta que se aprecie que está blandita (dependerá de la potencia del  microondas).Machacamos con un tenedor hasta conseguir un puré que deberá pesar unos 150g.

Modo chef o matic pro
Echar en un bol los huevos, el vaso de aceite y el vaso de azúcar. Batir bien.
Añadir lentamente la harina y la levadura previamente tamizada, el puré de calabaza y la cucharadita de canela. Batimos bien hasta conseguir una mezcla homogénea y sin grumos.
Untar la cubeta con mantequilla y harina espolvoreada.
Añadir la mezcla anterior y hornear en el programa horno durante 40 minutos. Cuando quedaban 5 minutos, le di la vuelta, para que quedase dorado.

Modo tradicional
Si lo hacéis en un horno convencional previamente calentado, lo hornearemos a 180ºC durante 30 minutos. Meter un pincho para ver si está listo (sale limpio).
Espolvoreamos con azúcar glass y listo.

Nota: el vaso que uso es de agua 250ml.

Tarta de queso y yogur

lunes, 31 de octubre de 2016

Ya os he dicho muchas veces que las tartas de queso, son junto a las de chocolate mis preferidas. Si echáis una ojeada al índice del blog, veréis la variedad de tartas de queso que tengo en mi recetario, unas con cuajada, otras con quesitos, con horno, sin horno.... un montón de variedades que pueden ser muy útiles, por ejemplo,cuando tenéis una caja de quesitos a punto de caducar o una tarrina de queso que lleva mucho tiempo abierta en la nevera.

La tarta de queso de hoy lleva la misma cantidad de queso que de yogur y lo mejor de todo es la preparación, lo añades todo a un bol y con la batidora de toda la vida en un periquete has preparado la mezcla.  Yo la he hecho en le chef o matic, pero la podéis hacer en el horno convencional.

Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!


Ingredientes

4 yogures naturales azucarados (125g cada uno).
4 huevos L.
250g de queso tipo philadelphia.
12 cucharadas soperas de azúcar.
4 cucharadas de maicena.

Preparación

En un recipiente se añaden todos los ingredientes y se baten con la batidora.

Modo chefomatic:
Añadimos la mezcla a la cubeta o molde de horno previamente engrasado.

Programamos en nuestra chef o matic programa horno durante 35 minutos más y cinco minutos más de reposo.

Modo horno:
Para hacerla en horno precalentado a 180ºC durante 35-45 minutos o hasta que el palillo esté limpio, depende del horno.

Le podéis añadir mermelada de higos que combina muy bien con esta tarta.

Tarta de zanahoria

martes, 25 de octubre de 2016

La tarta de zanahoria es sin duda , una de mis tartas favoritas y es la tarta que suelo pedir que me haga mi madre en ocasiones especiales. La última vez fue en mi cumpleaños, me sorprendió a la vuelta del trabajo y me hizo mucha ilusión.
La receta es de un compañero de mi antiguo trabajo, Atilio, que estuvo viviendo en EEUU durante un tiempo y es una maravilla. La receta está escrita tal y como el me la dio, que es como en casa la hacemos.
En el blog ya tenía la receta del propio bizcocho de zanahoria, pero la de hoy es de la tarta con su característica cobertura.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

Para el bizcocho:
250 g de azúcar
250 ml de aceite de girasol u otro suave
4 huevos
230 g de zanahorias ralladas
230 g de harina
2 cucharaditas de levadura
1 cucharadita de canela en polvo

1/2 cucharadita de jengibre molido o en polvo. Yo no lo pongo.

Para la cobertura
230 g de azúcar
230 g de queso crema
55 g de mantequilla
2 cucharaditas de esencia de vainilla.

Preparación


Bizcocho:
Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo.

Mezclar en un bol el azúcar, el aceite, los huevos y las zanahorias ralladas. Yo lo hago con batidora de varillas.

Mezclar en otro bol la  harina, la levadura y una cucharadita de canela en polvo. Poco a poco  agregar la mezcla de harina al bol de las zanahorias e ir batiendo hasta que esté totalmente integrado.

Engrasamos y enharinamos el molde y vertemos la mezcla. Horneamos durante 40-45 minutos o hasta que el pincho salga limpio.

Cobertura
Echamos en un bol, el queso, el azúcar, la mantequilla en pomada y la esencia de vainilla. Mezclamos con batidora de varillas, lo suficiente hasta que la mezcla esté homogénea, tener cuidado de no sobrebatirla.

Una vez que la tarta está fría, la metemos en nevera forrado con film, para que coja más consitencia el bizcocho y así  rellenarla mejor. Yo suelo hacer el bizcocho por la tarde y monto la tarta al día siguiente.

Partimos el bizcocho por la mitad y rellenamos con la crema de queso. Cubrimos la tarta por fuera con la crema con ayuda de una lengua de silicona. Una vez que hemos cubierto toda la tarta,cubrimos la superficie con nueces picadas.

Esta tarta está mejor de un día para otro, cuando los sabores de la crema de queso y el bizcocho se han asentado.
Daniela con su mami disfrutando de la tarta

Galletas decoradas de animales

jueves, 20 de octubre de 2016

Me gustan mucho las galletas de mantequilla, de hecho son mis favoritas, y si encima tengo tiempo para decorarlas, mucho mejor, aunque en estos momentos de mi vida, con Daniela correteando por casa, decorar galletas es una cosa inviable, pero bueno, ya vendrán tiempos mejores reposteramente hablando, a pesar de todo, los momentos con mi princesa, no los cambio por nada.
La receta que he usado para la masa es la que me dieron en el curso de galletas de Jessica cakes, que desde que la descubrí, siempre hago la misma. El fondant que he usado es de la marca Funcakes y el del Aldi de sabor coco, siempre lo compro blanco y los tiño con colorantes en gel. Los detalles de ojos y nariz están hechos con rotulador negro comestible.  Los  cortadores que he usado los compré por Aliexpress muy baratitos y muy monos. Por si os interesa os pongo los enlaces, sólo tenéis que pinchar sobre el nombre:
cortador caramelo
cortador jirafa
cortador elefante

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

250 g. de mantequilla a temperatura ambiente.
200 g. de azúcar.
1 huevo M ligeramente batido.
530 g. de harina de trigo.
2 cucharaditas de esencia de vainilla.
Fondant de diferentes colores para decorar.

Preparación

Con las varillas batimos la mantequilla, el azúcar y el aroma hasta conseguir una mezcla cremosa, no batir en exceso.

Añadir el huevo batir hasta que se integre.

Añadir la harina a velocidad baja y mezclar hasta que se integre y consigamos una masa.

Estirar con un rodillo la masa (grosor de 5-6mm) entre dos papeles de horno y refrigerar estirada en nevera durante 1-2 horas. Se puede refrigerar hasta dos días o congelar por más tiempo.

Cortamos con los cortadores que más nos gusten y una vez cortadas llevamos a la nevera media hora más para que no pierdan la forma.

Colocamos las galletas sobre papel vegetal en la bandeja del horno y horneamos en horno 180ºC precalentado de 10-12 minutos (hasta que veamos que los bordes de doran un poquito). No hornearlas demasiado  han de quedar  blanquitas.

Dejar enfriar sobre rejilla.

Una vez frías, las decoramos con fondant, de la manera que se nos ocurra, os enseño las mías, por si queréis, coger ideas.

Sí envolvemos las galletas en papel de aluminio o film en un lugar fresco y seco se conservan hasta un mes aproximadamente.
Consejo: Hornear siempre las galletas de igual medida. Si horneamos galletas de distintos tamaños en la misma bandeja, siempre se hornearán más rápido las más pequeñas y las grandes no estarán hechas. Si tenemos que hornear varias tandas conservar las galletas en la nevera para que no pierdan la forma hasta que las vayamos a hornear.