Mostrando entradas con la etiqueta Cremas dulces. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cremas dulces. Mostrar todas las entradas

Torta della Nonna

viernes, 3 de mayo de 2019

La tarta de hoy es un clásico de la cocina italiana es conocida como "la torta della Nonna" traducida como la tarta de la abuela.Está buenísima y es bastante sencilla de preparar.
Consta de una pasta flora rellena de crema pastelera, coronado con piñones y azúcar glass..en mi caso con almendras, que era lo que tenía por casa. Hay al menos dos versiones del pastel de la abuela: una abierta, que incluye la base y la crema directamente adornada con piñones y azúcar glas y la cerrada, con una doble capa de pasta flora( arriba y abajo), nosotros nos decantamos por la segunda.

Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes
Para la pasta flora:
2 huevos M
450 g harina
160 g azúcar
200 g mantequilla fría
ralladura de un limón
para la crema:
750 g leche entera
3 huevos
1 yema
225 g azúcar
35 g almidón de maíz
30 g Harina
1 cáscara de limón

Para decorar:
Azúcar glass
Piñones como dice la receta original o almendras laminadas como mi caso.

Molde de 26cm , el mío de 24cm.

Preparación

En la picadora añadir la harina y la mantequilla cortada en dados bien fría. Triturar hasta que adquiera aspecto de arena, volcar en la encimera previamente enharinada  y en la parte central hacer un agujero y añadir el azúcar ,los huevos y la ralladura de limón. Amasar todos los ingredientes  hasta que se compacten formando una masa, hacer una bola, dividirla en dos y envolverlas en film. Meter en la nevera durante 30 minutos.

Mientras tanto preparamos la crema: en un cazo ponemos la leche con la piel de limón a  fuego bajito hasta que rompa a hervir.

En un cuenco añadimos los huevos enteros, la yema y el azúcar. Mezclamos bien con varillas manuales, añadimos la harina y el almidón de maíz y volvemos a batir. Añadir un poco de leche caliente del cazo y batir.

Retirar del cazo la piel de limón y añadir a la leche caliente, el contenido del cuenco (los huevos,azúcar , harina y almidón) , volver a poner al fuego y ir moviendo con varillas a fuego lento hasta que espese. Verter la crema en un bol y tapar con un film ( que toque la crema ) para que no haga costra. Dejar enfriar a temperatura ambiente.

Cogemos la masa de la nevera y la extendemos, entre dos papeles de hornear, con ayuda de un rodillo haciendo dos círculos de unos 25 cm de diámetro con un grosor de unos 2 mm, enrollamos en el rodillo un círculo y lo ponemos sobre el molde previamente engrasado y enharinado. Presionamos bien con los dedos para que quede bien acoplado al molde y quitamos el exceso con ayuda de un cuchillo.

Pinchamos toda la base con ayuda de un tenedor y vertemos la crema, tapamos con el otro círculo de masa y presionar para que quede bien sellado. Pinchar la superficie y extender la almendra laminada.

Hornear en  horno  precalentado a 160 ° C durante 50 minutos en el estante más bajo; después de este tiempo, lo movemos  a la parte central del horno y elevamos la temperatura a 180 ° durante otros 10 minutos. Durante la cocción, si observamos que la superficie es demasiado oscura, podemos cubrirla con papel de aluminio.

Dejamos enfriar por completo y espolvoreamos con azúcar glass,

Espero que os guste.


Natillas

jueves, 4 de abril de 2019

Desde que me compré la panificadora, además de panes y masas, he empezado a hacer recetas que por falta de tiempo, nunca me había decidido a hacer, como membrillo, mermeladas...recetas que a pesar de ser sencillas, requieren tiempo de elaboración.

Hoy os quiero mostrar la manera de hacer natillas en panificadora, es muy fácil y el resultado es simplemente maravilloso. Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes

1 litro de leche.
3 yemas.
10 cuchradas de azúcar.
2 cucharadas de harina.
1 cuchrada de maicena.
1 rama canela.
1 sobre azúcar avainillado.
1 corteza de limón.

Preparación

Batimos en un bol la leche con las yemas con ayuda de unas varillas manuales hasta que la mezcla sea homogénea.

Añadimos el azúcar con el azúcar avainillado , la harina y la maicena y seguimos batiendo.

Añadimos la mezcla a la cubeta con una corteza de Limón y un palo de canela. Programa mermelada

Cuando termine programa, repartimos en cuencos o vasito y listo, unas deliciosas natillas para devorar :)

Si como nosotros, eres un amante de las natillas, en esta web-> http://natillascaseras.es/ tienes un montón de recetas de ese tipo.

Trenza de hojaldre con crema pastelera express

viernes, 8 de marzo de 2019

Hoy os traigo un postre express de esos que te salvan la vida cuando tienes poco tiempo, una manera fácil de preparar crema pastelera a partir del preparado de flan " Flanin". En unos minutos tendrás una crema pastelera rápida, sencilla y buenísima, que si la acompañas con un delicioso hojaldre os va a enamorar. La podéis usar para tartas, bizcochos, magdalenas....Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes

Para la crema pastelera:
1 sobre de flanín "El niño"
3 huevos.
3 vasos de leche.
4 cucharadas colmadas de azúcar.
Canela molida.

Para la trenza de hojaldre:

1 lámina de hojaldre.
1 huevo batido para pintar el hojaldre.
Azúcar para espolvorear.

Preparación

Para la crema pastelera:
Mezclar en un cazo el contenido del sobre de flanín y el azúcar. Incorporar los huevos, añadiéndolos de uno en uno y remover bien.

Añadir la leche fría, mezclar bien y poner a calentar sin dejar de remover. Cuendo hierva, retirar la crema del fuego, servir en porciones individuales y dejarla enfriar en un bol tapado con un film para que no haga costra.

Para la trenza:

En primer lugar, sacamos el hojaldre del frigorífico para que se vaya atemperando.
Cortamos el hojaldre como sale en la fotografía. No debemos manosear el hojaldre ni amasarlo.
Colocamos la crema en la parte central del hojaldre

Cerramos nuestra trenza.

Pintamos con huevo batido, espolvoreamos un poco de azúcar moreno y cortamos unos pequeños trocitos de mantequilla que añadiremos por encima.

Hornear en horno precalentado a 200 ºC durante 15-20 minutos aproximadamente dependerá del horno.

Se puede comer tibia o fría como más os guste.

Trenza de hojaldre con cabello de ángel

jueves, 9 de noviembre de 2017

Diréis, ¿otra vez una trenza de hojaldre? Si, no podemos remediarlo,¡¡ nos encantan!! y si habéis probado alguna de las que hemos hecho, pensaréis lo mismo. Esta vez le toca el turno al cabello de ángel como relleno , y como no, el resultado es espectacular.

Si conocéis nuestra receta de cabello de ángel os habréis dado cuenta que esta vez es más oscuro. Simplemente es por el tiempo de cocción del mismo, el sabor, es igual.


Ingredientes

1 lámina de hojaldre.
1 huevo batido para pintar el hojaldre.
Almendra fileteada.
Azúcar para espolvorear.
Cabello de ángel. Pincha aquí para ver la receta.

Preparación

Sacamos el hojaldre de la nevera para que vaya atemperándose.

Cortamos el hojaldre. Para que veáis como se hace, podéis verlo pinchando en el enlace de cualquiera de estas trenzas que hemos hecho anteriormente (pasos marcados en las fotos como número 1-Cortar)

Trenza de hojaldre con crema pastelera
Trenza de hojaldre caramelizada de membrillo, queso de cabra y cebolla endulzada
Trenza de hojaldre rellena de chocolate
Trenza de hojaldre caramelizada de queso brie y mermelada de moras
Trenza de hojaldre caramelizada de jamón york y queso

Hay que tener en cuenta que en ningún caso debemos manosear el hojaldre ni amasarlo.

En la parte central de la trenza, echaremos el cabello de ángel con ayuda de una cuchara o espátula.



Cerramos la trenza como se ve en la fotografía hasta el final del hojaldre.

Una vez cerrada la trenza, pintamos con huevo batido, espolvoreamos por encima almendra fileteada y azúcar (podéis ver la foto de este último paso también en las recetas de trenzas que mencionamos anteriormente).

Horneamos en horno precalentado a 200 ºC durante 20-25 minutos aproximadamente dependerá del horno.

Dejamos enfriar y ¡a comer!

Trenza de hojaldre con crema pastelera

martes, 3 de octubre de 2017

Si os gusta el hojaldre y la crema pastelera, ésta es vuestra receta. Sencilla, rápida y muy resultona.

Lo podéis presentar en forma de trenza, en planchas tipo milhoja o como más os guste. Suelo preparar la crema pastelera el día de antes y el día que la vamos a consumir por la mañana la saco.
El hojaldre gusta mucho en casa, cada vez que hago esta receta vuela, os animo a prepararla, os encantará.
Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes


Para hacer la crema pastelera:
1/2 l de leche
1 vaina de vainilla
125 g de azúcar
40 g de fécula de maíz (Maizena)
4 yemas de huevo.

Hojaldre:
1 lámina de hojaldre
1 huevo batido para pintar el hojaldre
Almendra fileteada
Azúcar para espolvorear

Preparación

Crema pastelera:
En un cazo ponemos la leche junto con la vaina de vainilla, que habremos abierto a lo largo y extraído las semillas. Llevamos a ebullición, retiramos, colamos  y reservamos.

En un bol mezclamos el azúcar, las yemas y la fécula de maíz. Con unas varillas mezclamos todo hasta que quede  perfectamente ligado.

A la mezcla anterior echamos poco a poco la leche sin dejar de remover.

Una vez todo unido lo ponemos a fuego lento, removiendo constantemente hasta que espese. Retiramos y dejamos enfriar en nevera, cubriendo con film transparente que toque la superficie, para que no haga costra.

También podéis hacer la crema pastelera en el microondas, aquí la receta.

Hojaldre:
En primer lugar, sacamos el hojaldre del frigorífico para que se vaya atemperando. Cortamos el hojaldre como sale en la fotografía. No debemos manosear el hojaldre ni amasarlo.















En la parte central de la trenza, echamos la crema pastelera con ayuda de una manga pastelera o con una espátula.

Cerramos la trenza como se ve en la fotografía



Pintamos con huevo batido, espolvoreamos por encima almendra fileteada y azúcar.



Hornear en horno precalentado a 200 ºC durante 20-25 minutos aproximadamente dependerá del horno.

Dejamos enfriar y ¡a degustar!.

Espero que os guste.

Yema pastelera blanda

lunes, 13 de marzo de 2017

La yema pastelera que os muestro hoy, es la yema pastelera clara la que se utiliza como relleno y cobertura de infinidad de pasteles, siendo uno de los más conocidos la tarta de San Marcos. Se puede congelar y aguanta muchos días en la nevera debido al alto contenido de azúcar, así que podéis preparar de más y tenerla almacenada para utilizarla en cualquier momento.Se prepara con huevos enteros a  diferencia de la yema dura que se prepara solo con las yemas.

En cuanto a su elaboración , es sencilla, lo único que una vez preparada se ha de enfriar rápidamente para evitar que se oxide y adquiera un color verdoso, existen diferentes maneras de hacerlo o bien una vez hecha la extendemos sobre una superficie limpia y fría o colocamos la cacerola en la que se he preparado después de que espese en un recipiente con agua con hielos y no dejamos de mover con varillas  hasta que se enfríe por completo.

Sin más rollo, nos ponemos delantales y ¡a cocinar!
Ingredientes

6 huevos.
Mismo peso de azucar.
30 gr. maicena.
180 gr. agua.

Preparación

Añade a  un recipiente  agua con hielo, asegúrate que tiene el tamaño adecuado que permita colocar dentro el cazo en el que vais a preparar la yema.

Batir los huevos ligeramente y los colamos dos veces por un colador metálico.

Mezclar la maicena y el azúcar , añadírselo a los huevos y poner en un cazo a cocer, moviendo continuamente con una varilla manual, en un principio no os asustéis si os empieza a salir una mezcla muy espumosa, en un momentito empezará a espesar. Cuando espese, pasamos el cazo al agua helada y movemos hasta que la yema se enfríe.

Guardamos en un recipiente en nevera ya ya la tenemos lista para usar.

Fuente: receta de Criss tinna , usuaria de Cookpad, con una modificación en la elaboración.

Salsa de caramelo salado

viernes, 18 de noviembre de 2016

No sé si alguna vez habéis oído hablar de la salsa de caramelo salado, pero debería estar catalogado como una de las maravillas del mundo, es altamente adictiva y la combinación con chocolate es ya, para morirse.

La salsa de caramelo salado, no otra cosa que la salsa toffee de toda la vida, pero,con un toque salado que potencia a la vez el sabor dulce del caramelo. Es muy fácil de hacer ,la puedes conservar en un tarro de cristal en la  nevera durante un mes .Cuando se enfría se queda como una crema untable, la puedes usar tal cual o calentarla ligeramente en el microondas para quede más líquida, eso ya va en función del uso que le quieras dar ( para bizcochos, frutas, tartaletas..)
La receta es para unos 500 ml de salsa.

Ingredientes

175g de nata para montar
150g de azúcar
50g de mantequilla
1,5g de sal

Preparación

En primer lugar calentamos la nata en el microondas, no es necesario que hierva, pero que esté bien caliente.Reservamos

Ponemos el azúcar en un cazo a fuego medio para que se vaya formando el caramelo. Removemos constantemente con una cuchara de palo para evitar que se nos queme.

Cuando el caramelo tiene un color marrón clarito, lo apartamos del fuego, y añadimos con cuidado la nata caliente. Este paso es peligroso porque el caramelo hervirá y subirá bruscamente, así que con mucha precaución.

Añadimos la sal y la mantequilla y movemos hasta que esté la mezcla totalmente integrada.

Dejamos reducir unos 2-3 minutos más, moviendo para que no se pegue. Hay que ir jugando con el fuego, bajándolo cundo suba la ebullición y subiéndolo cuando baje. No debe de cocer.

Lo pasamos a un bote de cristal , que no taparemos hasta que esté frío.

Ya tenemos lista nuestra supersalsa :-)

Espero que os guste.

Fuente: Adaptación de Mercado calabajío

Tarta de chocolate (sin horno)

miércoles, 24 de agosto de 2016

Me encanta el verano, los días se alargan, vamos ligeros de ropa, es tiempo de playa, piscina... y de hacer recetas facilitas, si no requieren horno ni mucho tiempo, mucho mejor, porque con las altas temperaturas que estamos soportando estos días, cualquiera se mete mucho tiempo en la cocina al calorcito del horno.

Como ya os comenté en la última entrada, en las pasadas vacaciones he hecho varios goloseos, como lo que hoy os traigo, una rica tarta de chocolate sin horno, nada empalagosa y que gustó a toda la familia. Si a la hora de servir, la acompañas con un poco de nata montada, ya es para morirse:-)


Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes
Para la base:
150g de galletas maria.
60g de margarina.

Para el relleno:

250g de chocolate de cobertura.
1 litro de leche entera.
50g de azúcar.
2 sobres de cuajada ( cada uno son 12g).

Molde de 20cm.

Preparación

Base de galletas:
Engrasamos la base y paredes del molde y forramos con papel de hornear.

En  un robot de cocina con el accesorio de cuchillas, trituramos las galletas hasta obtener migas finas. Otra opción es introducir las galletas en una bolsa de plástico de cierre hermético y machacarlas con un rodillo de cocina.

Ponemos las galletas trituradas en un cuenco, vertemos sobre ellas la mantequilla derretida y mezclamos a mano. Disponemos esta pasta sobre el molde preparado, presionando con los dedos sobre la base. Después introducimos en el frigorífico durante 20-30 minutos para que se enfríe y adquiera firmeza mientras preparamos el relleno.

Relleno:
Tomamos 200 ml de leche  y disolvemos los dos sobres de cuajada con ayuda de unas varillas. Reservamos.

En un cazo vertemos los 800ml de leche restantes con el azúcar , cuando se disuelva el azúcar, añadimos el chocolate troceado y movemos con varillas hasta que obtener una mezcla homogénea.

Añadimos la leche con la cuajada y seguimos moviendo hasta que rompa a hervir.

Retiramos del fuego y dejamos que se temple.

Vertemos la mezcla sobre la base y dejamos enfriar en nevera hasta que solidifique unas 6 horas o mejor de un día para otro.

Desmoldamos con cuidado, despegando la parte superior del molde con un cuchillo afilado.

Servimos con un poco de nata montada y listo, ¿verdad qué es fácil?

Cabello de ángel

jueves, 21 de julio de 2016

El cabello de ángel es un dulce que gusta mucho en casa sobre todo como relleno de una rica bayonesa (ver receta aquí), pero en Madrid no es fácil encontrar la variedad de calabaza con la que se prepara, la cidra. Es un producto de otoño, pero recomiendan esperar al menos 6 meses para prepararla y que así alcance el punto máximo de maduración. Esta receta la tenía aparcada bastante tiempo y siempre la voy dejando, así que ahora que tengo más tiempo, he decidido publicarla para que vayáis pensando en hacerla este invierno, mujer precavida vale por dos, jajajaja.
Para preparar esta receta además de los útiles que uséis normalmente en la cocina, vais a precisar de un martillo, porque esta calabaza es muy dura, así que para sacar la pulpa, daremos golpes secos a la cascara hasta que vayáis desprendiéndola de la pulpa, podéis ayudaros de un cuchillo a modo de cincel :-)
Cidra, la calabaza del cabello de ángel
Hay muchas formas de preparar el cabello de ángel, no se utiliza una regla establecida, algunas recetas lo preparan pesando la pulpa y utilizando la misma cantidad de azúcar, otras le añaden la mitad de azúcar que lo que pese la pulpa.. yo lo hago poniendo la misma cantidad de azúcar que de pulpa.

Ingredientes

Cidra.
Azúcar.
Agua.
Un palo de canela.
Trozo de corteza de limón.

Preparación

Pelamos la calabaza y ponemos en una olla a cocer la pulpa con agua hasta que esté bien tierna.

Una vez cocida la escurrimos, la pasamos por agua fría y la dejamos escurrir muy bien en un colador. Yo algunas veces la dejo de un día para otra en la nevera para asegurarme de eliminar todo el agua.

Con ayuda de las manos vamos deshilachando cada trozo de calabaza, pesamos la cantidad obtenida y colocamos en una cacerola con la misma cantidad en azúcar, un vaso de agua, el trozo de corteza de limón y la rama de canela. Cocemos hasta obtener un almíbar, añadimos la pulpa y dejamos cocer hasta que los cabellos estén con un bonito color dorado y el almibar espeso, El fuego ha de estar bajo y tenemos que mover de vez en cuando, para evitar que se nos pegue.

Es un poco laborioso, pero una vez que probéis el cabello de ángel casero, ya no lo compraréis más.

Macarons de lima

viernes, 3 de junio de 2016

Tenemos la sección de cocina del mundo un poco olvidada pero hoy es día de desempolvarla de nuevo. Hace un par de años Ismael me inscribió en un concurso del Facebook, una masterclass de los finos y deliciosos macarons franceses, en la escuela de cocina Le Cordon Bleu (en su sede de Madrid) que tantos de vosotr@s conoceréis (por lo menos la habréis oído en Masterchef). Tuve la buena suerte que me tocó, yo no sabía nada sobre mi participación y cuando recibí el correo casi me caigo de culo. La masterclass era impartida por José Enrique González , chef profesor de pastelería de Le Cordon bleu, que cuenta con una estrella michelín y la pinche era Alma Obregón, un lujazo de clase a la cual no pude faltar.

La clase fue increíble, nos trataron muy bien y una vez finalizada la demostración degustamos los macarons que habían elaborado. Además sortearon las cremas con las que rellenaron los macarons, pero no hubo suerte. La verdad que fue una experiencia inolvidable, en la que aprendí como hacer los complicados macarons, que puse en práctica en casa casi dos años más tarde. Siempre me dieron bastante miedo por la dificultad de la receta, pero la verdad que me quedaron buenisímos y sin duda repetiré. Además, para ser la primera vez , quedaron preciosos :-)
En la clase nos dieron la masa para macaron, la receta clásica, con merengue italiano y varias recetas de relleno, de las cuales, me cautivó la de lima, así que ese es el relleno que os traigo.
Para la elaboración del macaron, es necesario utilizar harina de almendra de la que venden comercial, no vale la que trituremos en casa, ni siquiera con la thermomix, al igual que el azúcar ha de ser glass y del comercial.
Los macarons los hice sobre un tapete de silicona que venden que ya lleva unos círculos dibujados para que todos salgan más o menos del mismo tamaño (lo podéis ver aquí ) y sino podéis hacer una plantilla de círculos sobre un papel vegetal  dejando separación entre los mismos, el cual colocaréis sobre la bandeja del horno. Para darles forma usé una manga pastelera con boquilla lisa. Es necesario que la pesada de los ingredientes sea precisa y la utilización de un termómetro de cocina.
Dicho esto, nos ponemos delantales y ¡a cocinar!
Ingredientes
Para el merengue italiano:
150g de azúcar.
50g de agua.
55g de clara de huevo.
15g de azúcar.
Para el resto de la masa
150g de harina de almendra ( almendra en polvo).
150 de azúcar glass.
55g de clara de huevo.

Preparación
Pasar el azúcar glass (150g) y  la harina de almendra (150g) por la picadora para que se mezclen bien, golpes cortos. Tamizamos dos veces.
En un cuenco grande añadimos 55g de claras, la harina de almendras y el azúcar glass tamizado, mezclamos muy bien con una lengua de silicona hasta conseguir una masa con una textura uniforme y pastosa. Reservamos.
Por otro lado, preparamos un almíbar para ello en un cazo echamos 150g de azúcar y 50g de agua. Dentro del cazo ponemos un termómetro y lo ponemos al fuego, cuando rompa hervir, bajamos el fuego y dejamos que alcance los 113 grados. Esto tardará un rato, así que aprovechamos para montar las claras. Este paso lo tenemos que hacer de manera simultánea, porque cuando el almíbar alcance los 113 ºC y deje de burbujear inmediatamente se ha de añadir a las claras montadas con el azúcar.
Para montar las claras, las añadimos ( 55g)  a un bol con 15 g de azúcar y las montamos con batidora de varillas, hasta que estén firmes.
Una vez que el almíbar ha alcanzado la temperatura, los añadimos a las claras lentamente, en forma de hilo sobre la pared del bol, mientras continuamos batiendo hasta que se enfríe y se formen picos o dicho de otra forma cuando demos la vuelta al bol y no se caiga ( no menos de 10 minutos, por debajo de los 45 grados), veremos que está listo porque se pone brillante y firme.
Una vez que esté frío lo teñimos con el colorante en gel que más nos guste. Le damos un toque más de batidora para unificar el color. He visto varias recetas que no lo tiñen así, pero es como me 
enseñaron en el curso.
Ahora llega el momento crucial que es el “macaronage”, que es el nombre francés que recibe la técnica para mezclar el merengue italiano con la mezcla de azúcar glass, claras y harina de almendra que teníamos reservada. Para ello añadimos de golpe nuestro merengue italiano y lo mezclamos con ayuda de una lengua de silicona. Tenemos que hacer movimientos circulares y envolventes, de arriba a abajo, suavemente hasta que esté todo bien integrado, la masa se irá aflojando hasta quedar lisa y brillante, hay que darle el toque justo, no dejarla demasiado líquida , ni demasiado dura. Un truco para comprobar si tiene la textura perfecta consiste en levantar  la espátula una gran cantidad de masa y  la dejamos nuevamente al bol, la cual debe caer en forma de cinta (como si se doblase una cinta sobre una mesa) e integrarse en pocos segundos al resto de la masa.

Una vez que tenemos la masa lista la metemos en una
  manga pastelera con boquilla lisa nº6 y nos disponemos a escudillar los macarons, sobre la bandeja del horno, sobre la que hayamos puesto previamente  el tapete de silicona para macarons o el papel vegetal con nuestro circulitos. Para ello tenemos que colocar la manga recta , sobre el centro del circulo y pegada casi al  papel o silicona, presionamos la manga hasta que la masa llegue al borde de la circunferencia y acabamos con un giro rápido de muñeca para evitar que salgan picos, siempre sale un pequeño pico que luego desaparece. 
Cuando hemos terminado de escudillar los macarons, daremos un golpe seco a la bandeja, para eliminar así las burbujas de aire y el pequeño pico que se haya formado. Se deja secar un poco antes de meter en el horno para que se forme una pequeña costra y al tocarlos no se deben pegar a los dedos, el tiempo puede variar de media hora a más tiempo, depende de la temperatura ambiente

Aquí podéis ver un pequeño vídeo de como hacer la forma de los macarons que hice con el móvil en la masterclass:


Precalentamos el horno a 150ºC calor arriba y abajo y horneamos sobre la bandeja a media altura durante unos 13 minutos, pero bueno, eso depende de cada horno. No debemos pasar con el horneado porque se tostaran y ya no nos quedará un bonito color.
Es conveniente durante la mitad del horneado abramos y cerremos la puerta del horno para que entre aire frío. En el curso utilizaron un horno de aire y los horneamos a 140ºc durante catorce minutos con la puerta un poco entreabierta.
Una vez horneados , se dejan un minuto en la bandeja , se retira la lámina de silicona y se dejan los macarons enfriar en ella sobre la encimera de la cocina hasta que estén totalmente fríos. No los separéis cuando estén calientes, se romperán.
Una vez fríos, los separamos, ayudándonos con la punta de un cuchillo y los dejamos reposar en un  recipiente hermético en la nevera antes de rellenarlos, de un día para otro.
Para rellenarlos he usado una crema de lima que podéis ver la receta pinchando aquí. Una vez fría la crema la metemos en una manga pastelera de boquilla redonda y los vamos rellenando, la cantidad de relleno ha de ser de tal manera que ni quede escaso ni que se salga por los bordes. La foto que os muestro abajo es como nos lo mostraron en el curso, el macaron correcto es el del medio.

Una vez rellenos los metemos en la nevera para que se asiente el relleno durante dos horas y media o tres y después al congelador. Par tomarlos se han de descongelar en frío. Esto es lo que nos dijeron en el curso para que cojan humedad. Hay gente que una vez rellenos los mete en la nevera y los consume tal cual, eso ya como queráis.
Os pongo algunas fotos de la Masterclass:
La textura brillante antes de hornear
Ya horneados
Todos los macarons que nos comimos
La demostración en directo

Tarta de crema catalana

miércoles, 24 de febrero de 2016

¿Recordáis la receta de Crema catalana que hicimos en el blog? Pues hemos querido ir un poco más allá haciendo versionándola en una tarta.  El sabor es el mismo, con su azúcar quemado y todo... pero tenemos las ventajas de que así las pueden comer más personas que cuando la hacemos como postre invidicual y que además no requiere horno, así que es una buena opción por ejemplo en verano, cuando apetece menos encenderlo.


Ingredientes

Para la base:
200gr. de galletas Napolitanas.
80gr. de mantequilla.

Para la crema catalana:
1 litro de leche entera.
8 yemas de huevos M
45gr. de Maizena (harina de maíz).
200gr. de azúcar blanco.
Piel de 1 limón.
1 rama de canela.
8 hojas de gelatina neutra .
Canela en polvo y azúcar moreno para decorar.

Molde redondo desmontable de 20 cm.

Preparación

Base:
En primer lugar haremos la base, la típica base de galleta. Forramos el molde desmontable con papel vegetal (tanto la base como los laterales).

Trituramos las galletas (podemos usar también galletas María si no tenéis napolitanas) con ayuda de un rodillo, yo las meto en una bolsa con cierre zip. Añadimos mantequilla derretida y mezclamos bien hasta obtener como una especie de arena. Cubrimos la base de nuestro molde con la galleta, presionamos con la mano o vaso y para que quede bien nivelada y metemos en la nevera.

Crema catalana:
1. En primer lugar, reservamos 250 ml. de leche, una parte usaremos para disolver la gelatina y otra parte para disolver la maizena, como más abajo os explico.

2. Hidratamos las hojas de gelatina en un bol con agua fría.

3. Disolvemos la maizena en un poco de la leche que teníamos reservada (la suficiente para que quede bien disuelta). 

4. En un bol batimos ligeramente con varillas las yemas, el azúcar y la maizena disuelta.

5. Calentamos la leche restante que teníamos reservada en el microondas. Cuando esté caliente, escurriremos las hojas de gelatina y las añadimos. Removemos hasta que la gelatina esté bien disuelta. Reservamos.

6. En un cazo mediano, calentamos la leche restante (750 ml.) con la ralladura de limón (ojo, no rallar la parte blanca del limón) y la canela.

7. Cuando la leche empiece a hervir, retirar del fuego y verter un poco sobre la crema de yemas y azúcar (la del punto 4)  y batir enérgicamente para "calentar" las yemas. Una vez ya estén bien mezcladas y hayan cogido la temperatura de la leche, verterlas sobre el cazo donde está la leche y seguidamente echar la leche con la gelatina. Dejar a fuego bajo, moviendo continuamente hasta que espese, no dejar que hierva.

8. Retiramos la ralladura de limón y la canela y vertemos la mezcla sobre el molde..

9. Cubrimos la tarta y metemos en la nevera al menos 12 horas. Podríais congelarla también, pero si lo hacéis tenéis que sacarla 1 hora antes de servir y guardar en nevera.

10. Como toque final, antes de servir, mezclamos azúcar y canela en un bol pequeño y espolvoreamos encima de la tarta. Quemamos con soplete para obtener una capa superior crujiente.


Cuidado al cortar, para tener un corte limpio, usar un cuchillo grande y afilado y mojarlo en agua caliente. Secar con un paño y cortar. Repetir la misma operación para cada corte.

¡Que la disfrutéis!

Fuente: Cupcakelosophy

Crème brûlée

jueves, 14 de enero de 2016

Como parte de nuestra sección de cocina del mundo hicimos esta versión fácil de la famosa Crème Brûlée (crema quemada en castellano).  Aunque su origen no está muy claro, unos dicen que viene de Inglaterra y otros dicen que es una adaptación de la crema catalana, se atribuye a la cocina francesa.
Sea como fuere, se trata de un postre sencillo y muy suave para terminar una comida , que además con el toque de azúcar quemado gana muchos puntos. A nivel visual lo podéis confundir con la crema catalana (muchas veces se sirve además en el mismo tipo de recipiente) pero su sabor no es igual. Este tipo de "cremas dulces" (también los tipo mousse) son los favoritos de Isma, así que me puse manos a la obra con él, así que nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

4 yemas de huevo.
60 g. de azúcar.
250 g. de leche entera.
200 g. de nata o crema de leche.
1 cucharadita de esencia de vainilla.
Azúcar para caramelizar.

Preparación

Precalentamos el horno a 200ºC.

Batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen y doblen el volumen..

Mezclamos en un recipiente la nata, la  leche y la esencia de vainilla y se lo incorporamos a las yemas moviendo con unas varillas.

Hacemos un baño María. Para ello, en una bandeja de horno colocamos los recipientes en los que vamos a echar la crème. Añadimos agua caliente hasta la mitad de la altura de los recipientes.

Vertemos la mezcla en cada uno de los recipientes y horneamos durante 25-30 minutos. 

Dejamos enfriar en la  nevera un mínimo de tres horas, yo prefiero hacerlo de un día para otro, porque coge mejor sabor.

A la hora de servir espolvoreamos con azúcar y quemamos con un soplete de cocina.
Con el soplete le damos el toque perfecto
Fuente: Marialunarillos

Crema de lima

jueves, 3 de diciembre de 2015

Hola amig@s,

Hace un tiempo me tocó en una página de internet una master class de elaboración de macarons, ese fino postre francés, nada más y nada menos que en la escuela de cocina Le Cordon Bleu de Madrid, una de las escuelas culinarias más reputadas del mundo (por no decir la que más). El curso lo impartió José Enrique González y la pinche de cocina fue Alma Obregón, así que fue toda una pasada. La verdad que aprendí mucho, no sólo de macarons, sino algunos trucos geniales, así que os recomiendo a todos los que podáis hacer alguna vez algún curso de este tipo, merecen la pena.

Una de las cosas que aprendí fue a hacer una espectacular crema de lima, que era uno de los rellenos que hicimos para los macarons. No sólo os vale como relleno de macarons, se puede usar para rellenar bizcochos,magdalenas..., así que tomar buena nota, nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes

3 huevos enteros (huevos M, aprox. 50 gr. cada huevo)
165 gr. azúcar.
90 gr. de zumo de limón.
30 gr. de zumo de lima para hidratar la hoja de gelatina.
Ralladura de 3 limas.
245 gr. de mantequilla en pomada.
30 gr. de almendra en polvo.
1 hoja de gelatina grande.

Preparación

En primer lugar, haremos una crema de limón. Para ello, cocemos como una crema los huevos (batidos y colados previamente) , con el azúcar, el zumo de limón y las ralladuras. Movemos continuamente, hasta que espese y haga plof (literal :-))

Hidratamos la gelatina en el zumo de lima.

Una vez cocida la crema de limón, añadimos fuera del fuego la gelatina.

Esperamos a que baje todo a 60ºC y añadimos la mantequilla en pomada.

Mezclamos muy bien y añadimos las almendras en polvo.

Pasamos por la batidora de 2 mano durante 2 minutos aproximadamente.

Dejamos reposar y enfriar antes de consumir.

Nota: He puesto la mitad de las cantidades de la receta que nos dieron en la master class.

Crema catalana

viernes, 6 de noviembre de 2015

Como digo siempre en estos días, ¡por fin es viernes! y podemos disfrutar del fin de semana (en Madrid además el lunes es fiesta) y por tanto hacer las cosas que nos gustan, entre otras cocinar, por supuesto.

La propuesta de hoy es uno de los postres favoritos de Isma, la crema catalana. Me daba pena que siempre comiera la típica envasada (que aún así le encanta) y me decidí por hacerla yo misma, aprovechando además que quería darle uso al soplete de cocina que tengo, que está un poco infrautilizado (podéis ver otras recetas en el blog usando este artilugio, como veleros de jamón y queso , canapés de rulo de cabra o hamburguesa de ternera y foie).


La crema catalana tiene su origen en una visita que hizo en el S. XVIII un obispo a un convento catalán. Ante tal acontecimiento, las monjas decidieron hacerle un flan como postre, pero quedó demasiado líquido. Ante esto, le dieron diferentes toques y lo remataron con azúcar quemado. Cuando el obispo se dispuso a comerse el flan, el azúcar todavía estaba muy caliente, con lo que el obispo exclamó: ¡Crema! que, en catalán significa ¡Quema!, de ahí el origen de su nombre crema. Realmente, es una evolución de las natillas.

Se puede usar como relleno de diversas elaboraciones, como cocas, ensaimadas, etc...pero lo más común es comerla como postre individual. Bueno, nos dejamos de historia culinaria y ¡nos ponemos delantales y a cocinar!

Ingredientes

1 litro de leche entera.
8 yemas de huevo.
75 gr. de maicena.
250 gr. de azúcar
Cáscara de 1/2 limón.
1 ramita de canela.
Azúcar y canela para caramelizar.

Preparación

En un cazo echamos la leche, la piel de limón en tiras, la ramita de canela y lo llevamos a ebullición a fuego medio, teniendo cuidado para que no se nos pegue.

En un bol añadimos yemas, azúcar y maicena. Mezclamos con una cuchara de madera hasta obtener una mezcla sin grumos.

Pasamos la leche por un colador e incorporamos en forma de hilo a la mezcla de yemas mientras vamos moviendo rápidamente para que no se formen grumos.

Ponemos la mezcla al fuego en un cazo y llevamos a ebullición moviendo continuamente con la cuchara de madera. Dejamos hervir 2-3 minutos.

En nuestro caso, repartimos la mezcla en cazuelitas de barro, pero podéis coger boles o los recipientes que más os guste. Dejamos enfriar.

En el momento de servir espolvoreamos con una mezcla de azúcar y canela y quedamos con un soplete hasta conseguir una rica costra crujiente.

Espero que os guste.


Fuente: Megasilvita


Helado de lemon curd y queso

lunes, 6 de julio de 2015

De nuevo, vuelvo con mi super heladera del Lidl. Esta vez he hecho un helado de crema de limón y queso. He ojeado bastantes recetas por Internet, pero como ninguna me acababa de convencer, he tenido que recurrir a la inventiva y el resultado, tremendo.


Ingredientes

200 ml nata para montar.
2 cucharadas colmadas de queso de untar.
3 cucharadas de azúcar glass.
350 ml de lemon curd (ver receta).
8 Galletas tipo digestive al gusto.
40g de mantequilla.
40g de azúcar invertido (ver receta).

Preparación

En primer lugar montamos la nata que ha de estar muy fría, yo lo hago con robot. Cuando haya cogido consistencia añadimos el queso de untar y el azúcar glass. Montamos hasta que esté firme.

Añadir el lemon curd y el azúcar invertido a la nata y mover lentamente con varillas, para evitar que se baje. Reservamos en nevera unas 4 horas.

Mientras, machacamos las galletas. Yo lo hago en una bolsa de plástico con ayuda de un rodillo. Derretimos la mantequilla en el microondas y se lo agregamos a las galletas. Mezclar muy bien. Reservamos en nevera.

Pasadas ya las cuatro horas, le añadimos a la mezcla las galletas (reservamos una parte para el final) y vertemos la mezcla en nuestra heladera. Pasados 30 minutos podemos deleitar esta delicatessen, ¡ñam, ñam!

Servir con el resto de galleta que habíamos reservado.

Espero que os guste.

Crema pastelera (microondas)

miércoles, 2 de abril de 2014

Buenos días,

Hace mucho tiempo que no publico una receta de microondas de esas que tanto nos gustan, por su sencillez, rapidez y por lo poco que manchamos en la cocina.

Hoy os traigo una manera muy fácil de hacer crema pastelera en el microondas que podéis usar para relleno de tartas, hojaldres o lo que queráis, tan solo necesitareis un recipiente de vidrio tipo Pyrex o similar.
Ingredientes
500 ml de leche.
150g de azúcar.

3 yemas de huevo.
40g de maizena.
1/2 rama de canela.
1 corteza de limón.
Esencia de vainilla.


Preparación

En un bol de cristal  ponemos la leche, el azúcar, la canela y el limón y metemos en el micro a 800W durante 4 minutos.

Quitamos el limón y la canela y añadimos 3 yemas de huevo y la maizena, movemos con varillas y metemos al micro 4 minutos más. 

Sacar, mover muy bien y volver a meter al micro 3 minutos. Mover con las varillas de nuevo, añadir esencia de vainilla al gusto y dejar enfriar. Yo la enfrié en nevera tapada con un film. Para evitar que se haga costra el film ha de tocar la crema.

Nota: Estos tiempos son orientativos dependerá un poco de cada microondas. Podéis sustituir la rama de canela por una vaina de vainilla y suprimir la esencia de vainilla.

Espero que os guste.

Si habéis apuntado bien la receta, podréis hacer una rica milhoja o unos miguelitos, por ejemplo.


Vasitos de crema de naranja

jueves, 6 de marzo de 2014

¡Qué día más resplandeciente hace hoy!.

El sol ha salido por fin y estoy con las pilas a tope, porque  a mi el mal tiempo y la falta de luz solar me atocina un poco. Estos días atrás he estado de capa caída con tanta ciclogenésis, la verdad. Así que retomamos el buen tiempo con una nueva receta.

La entrada que nos toca hoy es dulce, que esta semana he estado muy salada.

Se trata de una crema de naranja, aunque en realidad, la textura está entre un petit suisse y una mousse. Es muy ligero ideal para hacer la digestión en comidas copiosas.



Ingredientes
 
200 ml de nata para montar (crema de leche).
300ml de zumo de naranja.
200gr de queso de untar.
100g de azúcar.
1 sobre de gelatina neutra.


Preparación

Exprimimos las naranjas y colamos el zumo para eliminar la pulpa.

En un cazo calentamos el zumo de naranja y disolvemos el sobre de gelatina. Vamos removiendo y retiramos cuando empiece a hervir.

En un bol añadir el queso, la nata, el azúcar y el zumo con la gelatina. Batir muy bien hasta que estén ligados todos los ingredientes.

Repartimos en vasitos que dejamos enfriar en la nevera.

Decoramos con unas virutas de chocolate y ¡a disfrutar!.

Nota: el azúcar dependerá un poco de lo dulce que te guste y de la acidez de las naranjas.


Crema de galletas María y caramelo

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Ya estamos en el ecuador de la semana, se acerca el finde, las fiestas navideñas y que mejor manera que disfrutar de los días previos que con una recetilla dulce, que sea fácil de hacer, rapidita y si encima está buenísima, ¡que más se puede pedir!
Abstenerse personas que no les guste el sabor intenso de  las galletas, porque la  receta de la  crema que os traigo tiene un sabor intensísimo a galletas, suave y con una textura que es una maravilla. Nos ponemos los delantales y ¡manos a la obra!


Ingredientes

20 galletas maría o lo que es lo mismo 120g de galletas.
100 g de azúcar.
1 sobre de cuajada.
800 ml de leche entera.
200 ml de nata para montar.
3 cucharadas de caramelo líquido.

Preparación
En  primer lugar trituramos las galletas. Para ello las metemos en una bolsa zip de plástico y aplastamos con un rodillo hasta reducirlas a polvo.

Disolvemos el sobre de cuajada en un poco de leche en unos 200 ml.

En un cazo ponemos a calentar a fuego lento el resto de  la leche, el azúcar, las galletas trituradas, la nata y el caramelo. Cuando empiece a hervir, retiramos del fuego y pasamos la batidora para conseguir una mezcla homogénea.

Ponemos de nuevo la crema a calentar, añadimos el resto de la leche con la cuajada disuelta y dejamos unos 2 o 3 minutos.

Retiramos del fuego y repartimos en vasitos. Dejamos un rato enfriar a temperatura ambiente y posteriormente metemos en nevera durante unas 4 horas.

¡¡¡Espero que os guste!!!

Crema de limón (lemon curd)

domingo, 30 de junio de 2013

El lemon curd es una crema de limón típica inglesa a base de huevo, azúcar, zumo y ralladura de limón. Se emplea como relleno de tartas, tartaletas, galletas. Es un poco engorrosa de hacer, sobre todo porque durante la cocción has de ser cuidadoso con la temperatura, ya que si es demasiado alta ( más de 65º ) solidificará y no habrá manera de recuperarla.
 

Ingredientes (para 400 ml)

4 huevos.
4 limones.
100g de azucar glass.
50g de mantequilla.
200ml de zumo de limón.

Preparación

Primero lavamos los limones, rallamos la corteza (sin llegar nunca a la parte blanca que si no amargará).
Exprimimos los limones, tenemos que llegar a los 200 ml, si no tenemos bastante con el zumo de los 4, usaríamos los que fuesen necesarios hasta alcanzar el volumen deseado.

Hacemos el azúcar glass a partir de azúcar blanquilla usando un molinillo de café.

Batimos los huevos y en un cazo añadimos el zumo, el azúcar glass, la ralladura y los huevos. Ponemos a fuego medio-bajo en un cazo y vamos removiendo con varillas hasta obtener una crema de textura similar a la crema pastelera, más o menos son 10 minutos de cocción.

Una vez que tenemos la crema, la pasamos por un colador para quitarle los grumos que hayan podido quedar y le añadimos la mantequilla, movemos bien hasta que se funda y ya tendremos nuestra crema de limón.

Para conservarla la guardaremos en nevera en un recipiente cubierto por un film en contacto con la crema, para evitar que se forme costra.


Fuente: Gastronomía y cia

Si podéis, no dejéis de visitar Londres

Miguelitos de crema

miércoles, 5 de junio de 2013

Los miguelitos son un dulce típico de La Roda (Albacete) hechos de hojaldre, rellenos de crema y cubiertos con azúcar glass. Actualmente,  también los venden rellenos de chocolate con leche o chocolate blanco, pero el original es el de crema que fue creado en la confitería La Moderna en el año 1922 de la mano de Don Tomás Andrés Núñez.

Es un dulce que me encanta, nada pesado y una vez que los pruebas, no puedes parar. Puesto que no podemos ir a Albacete a comprarlos cada vez que se nos antojen , los podemos a hacer en casa ( no son tan buenos como los de la Roda, pero se dejan comer jejejeje..) y el resultado es bastante bueno:


Ingredientes

Lámina de hojaldre.
Miel.
Azúcar glass.

Para la crema:
500 ml de leche.
150g de azúcar.
40g de maizena.
3 yemas de huevo.
1/2 rama de canela.
1 corteza de limón.
Esencia de vainilla.

Preparación

La crema pastelera le he hecho en el microondas. Podéis ver la receta completa de la crema pastelera pinchando aquí, ya que la subí hace tiempo en mi blog.

Para hacer los miguelitos el hojaldre se ha de manipular lo menos posible, ya que si lo toqueteamos mucho no subirá.  Lo cortamos en cuadrados , tal cual, le sacamos del envase (sin pasar rodillo) y los colocamos en la bandeja del horno(precalentado) sobre papel vegetal  a 200 ºC durante 15 minutos. Deben de haber subido después de ese tiempo y estar doraditos.

Dejamos enfriar sobre una rejilla, abrimos por la mitad con cuidado con un cuchillo de sierra y rellenamos con una manga con la crema pastelera.

En un bol añadir un chorro de miel , poco de agua y meter en el microondas unos segundos (queda como almíbar). Con ayuda de una brocha y sin empaparlos pintamos los miguelitos y espolvoreamos con azúcar glass.