Pan de higo

lunes, 28 de diciembre de 2015


Seguimos con la maratón de recetas navideñas y hoy con una muy especial, uno de los dulces navideños favoritos de mi madre, el pan de higo. Cada Navidad mi madre lo compra, no falta en nuestra bandeja de dulces navideños, así que este año lo he querido hacer casero, porque como es bien sabido lo casero sabe mejor.

El pan de higo es un producto típico de Málaga y de Murcia, se denomina pan no porque lleve harina, sino porque se elabora a partir de una masa compacta obtenida de higos y almendra. La receta que os traigo es muy facilita, no es la tradicional , pero el resultado es delicioso y muy rápido, sólo necesitaréis una picadora que tenga buena potencia, si no es así se os puede calentar y estropear porque la masa obtenida es muy compacta. Dicho esto, nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes

280 g. de higos secos.
125 g. de almendras crudas sin piel.
1 cucharadita de canela.
1 cucharada de anís dulce.
Harina para espolvorear el pan.

Preparación

Añadir al vaso de la picadora las almendras y triturar  hasta obtener un grano medio, quiero decir que no las dejéis como polvo de almendra.Reservamos.

En el mismo vaso de la picadora añadimos los higos por partes, así lo hice yo para no cargarme la picadora, es más laborioso, pero mi picadora no es muy allá, los vamos triturando hasta formar una masa.

En un bol amplio echamos la pasta de higos, la almendra molida, la canela y el anís y mezclamos muy bien con una cuchara de madera inicialmente y luego lo terminamos de amasar con las manos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

Le damos forma con las manos o con un aro de emplatar engrasado. Yo lo hice por la mano, primero una bola y luego lo aplasté para darle la forma característica. Si queremos le podemos añadir frutos secos enteros como piñones, almendras, avellanas...

Espolvoreamos con harina lo colocamos entre papel vegetal  en un bol engrasado, con un litro de leche por ejemplo encima para prensarlo bien y lo dejamos secar, de un día para otro.

Y ya tenemos listo nuestro delicioso pan de higo, espero que os guste

Fuente: Adaptación de Tapitas y postres


Galletas decoradas de Navidad

sábado, 26 de diciembre de 2015

Si hay dos amores diferentes, pero a la vez maravillosos son: el amor de madre y el amor de tía.Ya os he hablado en algunas ocasiones de mi primer sobrino Marcos, ya tiene dos añitos y es un superfan del fondant, por ello, quise endulzarle la espera de Papá Noel con unas bonitas galletas. Así que ahí estaba su tía la mañana de Nochebuena horneando galletas y decorando por la tarde como pudo un par de galletas :).  Daniela no me daba mucha tregua, pero sólo por ver la carita de felicidad cuando las vio, el esfuerzo ya mereció la pena.

Me basé en la receta que ya hicimos de galletas de mantequilla decoradas con fondant y glasa real, aunque en este caso sólo eran de fondant. Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!.


Ingredientes

250 g. de mantequilla a temperatura ambiente.
200 g. de azúcar.
1 huevo M ligeramente batido.
530 g. de harina de trigo.
2 cucharaditas de esencia de vainilla.
Fondant de diferentes colores para decorar.

Preparación

Con las varillas batimos la mantequilla, el azúcar y el aroma hasta conseguir una mezcla cremosa, no batir en exceso.

Añadir el huevo batir hasta que se integre.

Añadir la harina a velocidad baja y mezclar hasta que se integre y consigamos una masa.

Estirar con un rodillo la masa (grosor de 5-6mm) entre dos papeles de horno y refrigerar estirada en nevera durante 1-2 horas. Se puede refrigerar hasta dos días o congelar por más tiempo.

Cortamos con los cortadores que más nos gusten y una vez cortadas llevamos a la nevera media hora más para que no pierdan la forma.

Colocamos las galletas sobre papel vegetal en la bandeja del horno y horneamos en horno 180ºC precalentado de 10-12 minutos (hasta que veamos que los bordes se doran un poquito).

Dejar enfriar sobre rejilla.

Sí envolvemos las galletas en papel de aluminio o film en un lugar fresco y seco se conservan hasta un mes aproximadamente.

Consejo: Hornear siempre las galletas de igual medida. Si horneamos galletas de distintos tamaños en la misma bandeja, siempre se hornearán más rápido las más pequeñas y las grandes no estarán hechas. Si tenemos que hornear varias tandas conservar las galletas en la nevera para que no pierdan la forma hasta que las vayamos a hornear.

Decoramos con fondant como más nos guste. A pesar del poco tiempo de elaboración, a mi sobrino le encantaron y su tía más feliz que una perdiz.
 

Dorada al horno

martes, 22 de diciembre de 2015

Ya estamos en la semana de Nochebuena y Navidad y aunque imagino que ya tendréis la comida comprada y el menú pensado, esta es una buena receta para el plato principal por si aún os asaltan las dudas. En este tipo de celebraciones nos gusta mucho comer un buen plato de pescado, como puede ser una lubina, un besugo, un rodaballo o una dorada, como la que tenemos hoy,  hecha al horno. Con una del tamaño de la nuestra, pueden comer 2 personas.

La receta es muy sencilla así que ya sabéis, nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes

1 dorada.
1 diente de ajo.
Ralladura y zumo  de medio limón.
Hierbas provenzales.
Aceite de oliva.
Sal.

Preparación

Precalentamos el horno a 200C calor arriba y abajo.

Forramos nuestra bandeja con papel de aluminio para recoger los jugos que suelta el pescado en la bandeja. Una vez forrada la untamos bien con aceite de oliva con ayuda de una brocha.

Preparamos un majado en un cuenco con la ralladura de medio limón, un chorro de aceite de oliva, hierbas provenzales, el zumo de medio limón y el ajo machacado.

Una vez limpia nuestra dorada,( la mía la limpia el pescadero ) le hacemos un par de cortes en el lomo y salamos por ambos lados.

En los cortes añadimos con una cuchara el majado que hemos preparado y lo tapamos con una rodaja de limón.

Echamos un chorrito de aceite de oliva por encima del pescado y metemos al horno a una altura media, durante unos 20-25 minutos, dependeiendo del peso de la pieza.

Sacamos del horno y ....¡a comer !

Como guarnición pusimos patatas. Como opción rápida, fácil y muy sana (se hacen en 5 minutos en el microondas) tenéis nuestras patatas a las hierbas provenzales o patatas al vapor.

Fuente : Receta adaptada de gastronomía y cia

Melocotones rellenos

miércoles, 16 de diciembre de 2015




Hoy va la foto antes que la receta porque hay veces que una imagen vale más que mil palabras. Con estos melocotones rellenos triunfaréis en cualquier evento , como por ejemplo estas navidades, ya que es un plato que aparte de delicioso, fácil y barato además es estético y diferente .Es uno de esos entrantes (pincha en el enlace para ver más entrantes) que no pueden faltar en cualquier celebración que se precie. Cuando lo hagáis ya os daréis cuenta de lo que digo.

Este es uno de los clásicos familiares. La receta es de mi cuñada, así que nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes (para 6 unidades)

6 mitades de melocotón en almíbar.
2 cucharadas colmadas de cebolla muy picadita.
1 lata de atún.
4 barritas de surimi (barritas de cangrejo).
3 cucharadas de mahonesa.

Preparación

En un bol, añadimos la cebolla, el atún escurrido, el surimi desmenuzado y cortado en trocitos y la mahonesa. Mezclar hasta que todo esté bien integrado.

Rellenar cada mitad de melocotón con el relleno que hemos preparado.

Así de fácil tenéis un entrante de lujo.

Panna cotta con caramelo

viernes, 11 de diciembre de 2015

Buenos días,

Como os dije, esta semana tocaban recetas internacionales. Hoy es el turno del postre italiano más conocido, la panna cotta (que en castellano significa nata cocida) , muy similar a nuestro flan, pero con un sabor más lácteo y una textura gelatinosa. Os gustará seguro.

Este postre procede de la zona del Piamonte. Aunque nosotros ya lo conocíamos, hace 6 años tuvimos la ocasión de probarlo en Bolonia (Emilia Romaña). Recuerdo que además estaba acompañado de una salsa de frutos rojos, que es como se suele comer habitualmente. Nosotros hemos cambiado eso por caramelo, pero podéis elegir dulce de leche, chocolate, etc... todo le va muy bien. Es un postre ideal para estas fiestas porque es suave y nos permite poder comer turrón y otros dulces después.

Tenéis que tener en cuenta que si está bien hecha, debe tener meneito, es decir, debe temblar como un flan al mover al plato.


Ingredientes (para 6-8 raciones)

500 ml. de nata para montar.
300 ml. de leche entera.
50 g. de azúcar glass.
1 vaina de vainilla.
4 hojas de gelatina.

Preparación

Añadimos nata, leche y azúcar glass en un cazo y calentamos. Raspamos las semillas del interior de una vaina de vainilla y la echamos en la mezcla. Mientras, ponemos las hojas de gelatina a hidratar en agua fría.

Dejamos que la mezcla que tenemos en el cazo hierva. Movemos de vez en cuando para que no se pegue al fondo. Cuando rompa a hervir añadimos las hojas de gelatina bien escurridas. Mezclamos bien para que se disuelva todo bien y retiramos del fuego.

Vertemos el preparado resultante en recipientes amplios, pasándolo por un colador. Dejamos enfriar y metemos en la nevera, tapado con film.

Cuando veamos que va espesando, removemos bien para repartir las semillas de la vainilla que pueden haber quedado en la superficie. Vertemos la panna cotta en los moldes finales. Tapamos y volvemos a meterlos en la nevera hasta el día siguiente.

Para servir, podemos comerlos dentro del molde, pero yo prefiero desmoldarlos, queda mucho más bonito. Para ello, introduciremos los moldes en agua caliente unos segundos, eso ayudará a que no se nos rompa al intenatr sacarlos. Por último, añadimos caramelo por encima.

Fuente: Gastronomía y cia 

Y aquí van unas fotos de Bolonia dónde comimos este delicioso bocado.
Las due Torri
Plaza de Neptuno


Ensalada griega

lunes, 7 de diciembre de 2015

Teníamos algo olvidada la sección de cocina internacional y eso no puede ser....así que esta semana tenemos un par de recetas con sabor a mundo. Hoy , rememorando nuestro viaje hace un mesecillo a Atenas  (un sitio que además de cargado de historia os recomiendo que visitéis por su variada gastronomía, dónde podéis comer muy bueno y barato) os traemos unos de sus platos típicos por antonomasia. Seguro que todos habréis escuchado alguna vez la ensalada griega, muy completa, jugosa e hidratante, ideal para cualquier ocasión , pero sobre todo en verano.

La elaboración es muy sencilla y no tiene mayor misterio que la de no cortar los ingredientes ni muy finos, ni muy gordos. Si algun@ no la conocéis, nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes

2 tomates.
1/2 pepino.
1 pimiento verde.
1 cebolla de tamaño medio.
1 cucharada sopera de alcaparras.
3 cucharadas soperas de aceitunas. Si encontráis del tipo "Kalamata" mejor que mejor, más griega será ;-)
1 cucharada sopera de orégano. Yo usé un "mix" de hierbas que compré en Atenas que además de orégano tiene integrada alguna hierba más.
100 gramos de queso feta.
Aceite de oliva.

Preparación

Troceamos en un plato los tomates, pepino, pimientos y cebolla en rodajas.

Añadiremos el aceite de oliva, las alcaparras, las aceitunas y el queso feta. Por último, añadiremos las hierbas. Mezclamos bien y servimos.

El animado barrio de Monastiraki, la mejor zona para comer por Atenas

Crema de lima

jueves, 3 de diciembre de 2015

Hola amig@s,

Hace un tiempo me tocó en una página de internet una master class de elaboración de macarons, ese fino postre francés, nada más y nada menos que en la escuela de cocina Le Cordon Bleu de Madrid, una de las escuelas culinarias más reputadas del mundo (por no decir la que más). El curso lo impartió José Enrique González y la pinche de cocina fue Alma Obregón, así que fue toda una pasada. La verdad que aprendí mucho, no sólo de macarons, sino algunos trucos geniales, así que os recomiendo a todos los que podáis hacer alguna vez algún curso de este tipo, merecen la pena.

Una de las cosas que aprendí fue a hacer una espectacular crema de lima, que era uno de los rellenos que hicimos para los macarons. No sólo os vale como relleno de macarons, se puede usar para rellenar bizcochos,magdalenas..., así que tomar buena nota, nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes

3 huevos enteros (huevos M, aprox. 50 gr. cada huevo)
165 gr. azúcar.
90 gr. de zumo de limón.
30 gr. de zumo de lima para hidratar la hoja de gelatina.
Ralladura de 3 limas.
245 gr. de mantequilla en pomada.
30 gr. de almendra en polvo.
1 hoja de gelatina grande.

Preparación

En primer lugar, haremos una crema de limón. Para ello, cocemos como una crema los huevos (batidos y colados previamente) , con el azúcar, el zumo de limón y las ralladuras. Movemos continuamente, hasta que espese y haga plof (literal :-))

Hidratamos la gelatina en el zumo de lima.

Una vez cocida la crema de limón, añadimos fuera del fuego la gelatina.

Esperamos a que baje todo a 60ºC y añadimos la mantequilla en pomada.

Mezclamos muy bien y añadimos las almendras en polvo.

Pasamos por la batidora de 2 mano durante 2 minutos aproximadamente.

Dejamos reposar y enfriar antes de consumir.

Nota: He puesto la mitad de las cantidades de la receta que nos dieron en la master class.

Patatas con bacalao y níscalos

lunes, 30 de noviembre de 2015

Hola amig@s,

Otra vez lunes, inicio de la semana laboral, que penita :(. Encima ya está haciendo frío de verdad, así que la pereza de ir a trabajar es doble. Precisamente para estos días de frío viene genial la receta de hoy, un plato de cuchara, con patatas, bacalao y un producto de temporada, como son los níscalos.

Hay que aprovechar la temporada de setas, ya que como sabéis son meses puntuales. En nuestro caso cogimos los níscalos en la sierra de Madrid hace un par de semanas, pero podéis comprarlo en cualquier tienda o supermercado, aunque este año, como hay pocos, son un poco caros, pero merece la pena ya que es una de las setas más agradecidas, así que nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes (para 4 personas)

500 gr. de patatas.
3 trozos de lomo de bacalao al punto de sal.
300 gr. de níscalos.
1/2 pimiento rojo.
1/2 pimiento verde.
1 tomate pequeño.
1 cebolla.
1 cucharadita de pimentón
1 pastilla de caldo de pollo.
Aceite de oliva.
Ajo .
Perejil.

Preparación

Picaremos ajo y perejil en un mortero. Reservamos.

Hacemos el sofrito, para ello, en una olla a presión, añadimos un chorrito de aceite, cebolla, los pimientos, el tomate y dejamos sofreir. Una vez hecho, añadimos 1 cucharadita de pimentón. Añadimos también las patatas y los níscalos y lo rehogamos todo junto.

Cuando está todo rehogado, añadimos el ajo y perejil que ya teníamos picado previamente. Añadimos agua hasta cubrir las patatas y una pastilla de avecrem. Por último, agregaremos las tajadas de bacalao. Dejamos cocer unos 20 minutos. No hará falta sal puesto que el bacalao ya lo tiene, igualmente, salamos al gusto caso de ser necesario.

Ya tenemos un listo un delicioso plato de otoño :)






Tarta de chocolate y crema de queso

lunes, 23 de noviembre de 2015

Me encanta el chocolate en casi todos los formatos, me declaro chocoadicta , como ya os he comentado en otras ocasiones. Parece mentira que siendo lo que más me gusta del mundo mundial, lo aborreciera tanto cuando me quedé embarazada, cosas hormonales supongo... Así que debido a ese periodo de abstención chocolatera , ahora estoy recuperando el tiempo perdido y siempre que la ocasión lo permite, hago dulces con chocolate (pincha aquí para ver todas las recetas que tenemos con chocolate). En esta ocasión fue para el cumpleaños de mi primo Javi, otro chocoadicto.

La tarta que hice fue un delicioso bizcocho de chocolate, relleno de crema de queso y todo cubierto por ganache de chocolate, vamos una maravilla. Otra de las combinaciones que me encanta, por cierto, queso con chocolate mmmm, buenísimooooo!


También he de decir que la tarta no quedó visualmente muy bonita, pero estaba buenísima, si hubiese usado un molde redondo hubiese quedado mucho más bonita, pero bueno, que le vamos a hacer. Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

Para el bizcocho:
4 huevos L.
250g de azúcar.
250g de harina de trigo.
250g de mantequilla a temperatura ambiente.
50g de cacao puro en polvo.
100ml de leche tibia.
1 sobre de levadura química (16g).
Molde rectangular de 30x20 cm.

Para la crema de queso:
300 g queso de untar tipo Philadelphia.
150 g de azúcar glass.
350 g de nata líquida para montar.

Para el ganache de chocolate:
250g de chocolate.
250ml de nata para montar.

Preparación

Elaboración del bizcocho:
Engrasamos y enharinamos el molde.

Precalentar el horno a 180ºC.

Mezclamos el cacao, la harina y la levadura y lo tamizamos. Reservamos.

En un bol añadimos la mantequilla y la batimos con el azúcar con batidora de varillas varillas hasta que se forme una crema blanquecina.

Añadimos los huevos uno a uno y batimos bien. No añadir el siguiente hasta que esté bien integrado en anterior.

Añadir la mezcla de harina- cacao y levadura poco a poco e ir mezclando, hasta que esté totalmente integrada.

Añadir en forma de chorro fino la leche y volver a mezclar.

Volcamos la masa en el molde y horneamos durante unos 40-45 minutos o hasta que metamos un palillo y salga limpio, ya sabéis depende de cada horno.

Dejamos enfriar en el molde 15 minutos, desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Elaboración de la crema de queso:
Mezclar el azúcar glass con el queso en un bol con  varillas o con nuestro robot hasta conseguir una mezcla homogénea.

Montamos  la nata y unimos con cuidado a la mezcla anterior.

La nata a la hora de montarla ha de estar bien fría y no debemos pasarnos al montarla, ya que el exceso de movimiento proporcionará demasiado calor que hará de nuestra nata una sustancia mantequillosa, que irá destinada al cubo de la basura, por tratarse de un proceso irreversible.

Refrigerar hasta su uso.

Preparación del ganache chocolate:
Calentamos la nata hasta que empiece a hervir. Retiramos del fuego, añadimos el chocolate y removemos hasta obtener una consistencia homogénea. Dejar unos minutos.

Montaje de la tarta:
Una vez frío el bizcocho, lo cortamos con la mitad , lo rellenamos con la crema de queso y le ponemos la parte superior.

Para cubrir con el ganache, colocamos el bizcocho sobre una rejilla y esta a su vez sobre una bandeja ( para no poner toda la encimera perdida de chocolate) y  verter por encima el chocolate. Por tratarse de un tarta rectangular empezar a cubrir con el chocolate por una de las esquinas hasta completar el resto de la tarta.

Refrigeramos hasta que solidifique el ganache y ya tenemos nuestra deliciosa tarta lista.

Casarecce gratinados con langostinos

viernes, 20 de noviembre de 2015

Hola amig@s,

Un viernes más, tenemos una receta ideal para el fin de semana. La propuesta en este caso es un plato de pasta . Mucha gente, erróneamente, piensa que con pasta no se puede hacer nada del otro mundo, pero con buena pasta e ingredientes se pueden hacer recetas geniales, como la que os presento hoy, un delicioso plato de casarecce con una bechamel de langostinos al horno.

Para quien no conozca esta pasta, los casarecce, son un tipo de pasta corta y acanalada, ideal para acompañar con pestos, ragús, etc. La traducción del italiano es "hecho en casa". Usé los de la marca Pastas Romero, de la variedad "al bronce". El resultado fue excelente. Como nota peculiar de la receta, cabe mencionar que la bechamel está hecha con el jugo de los langostinos, como veréis ahora en la preparación.


Ingredientes ( para 3 personas)

300 gr. de casarecce.
250 gr de langostinos.
1 diente de ajo.
3/4 litro de leche.
5 cucharadas de harina.
3 cucharadas colmadas de mantequilla.
Aceite y sal.

Preparación

Pelamos los langostinos y reservamos las cáscaras y cabezas.

Cocemos la pasta siguiendo las instrucciones del paquetes. Pasamos por agua fría y escurrimos.

Ponemos a cocer las cáscaras y cabezas en la leche y cuando rompa a hervir, retiramos, damos 2 toques de batidora y pasamos por un colador. La leche quedará con un bonito color coral. Reservamos.

En una sartén, añadimos un chorrito de aceite y doramos el ajo, añadimos los langostinos troceados. Damos unas vueltecitas hasta que estén ligeramente hechos y reservamos.

Para la bechamel ,añadimos 3 cucharadas colmadas de mantequilla en una cacerola. Una vez que la mantequilla está derretida, añadimos 5 cucharadas de harina y vamos dando vueltas para que la harina se vaya tostando y no sepa cruda. Agregamos la leche que habíamos reservado poco a poco para que la masa no quede con grumos y movemos continuamente.Es importante que no dejemos de mover con varillas en ningún momento. Salamos al gusto. Si la bechamel os queda espesa, no os preocupéis, añadimos un poco más de leche y listo.

En un bandeja apta para horno echamos la pasta, los langostinos, la bechamel y movemos bien para quede todo bien mezclado. Añadimos queso emmental rallado y metemos al horno a gratinar.

Espero que os guste.


Tarta de galletas y chocolate

lunes, 16 de noviembre de 2015

¡Buenos días!

Vamos a empezar la semana con una receta dulce de las de toda la vida. Mentiría si os dijera que la de hoy es la tarta que me solía hacer mi madre de pequeña en los cumpleaños, porque como yo era una niña muy rarita , no había forma de que me sacaran de la Comtessa (seguro que la mayoría de vosotros la conocéis), pero ésta es la tarta que mi madre solía hacer en el restaurante familiar y siempre era un éxito.

Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes

3 paquetes de galletas cuadradas.
leche entera con nesquik o cola-cao al gusto.
250g de chocolate fondant.
250ml de nata para montar.


Preparación

En primer lugar engrasamos con mantequilla el molde en el que vayamos a hacer la tarta y lo forramos con papel de horno. Yo lo hice en una bandeja sólo lo engrasé ya que no tenía papel de horno.

En un cazo ponemos a calentar la nata al fuego medio-bajo o al microondas, cuando rompa hervir retiramos del fuego y añadimos el chocolate, movemos hasta que se funda por completo.


En un plato añadimos la leche templada con el nesquik. Vamos mojando las galletasque tendrán que están bien mojadas pero sacándolas antes de que se rompan. Es el paso más importante y depende del tipo de galleta que se utilice, algunas galletas bastará con pocos segundos y otras hay que tenerlas más tiempo. De este paso dependerá la jugosidad de la tarta.

 
Las vamos colocando en la bandeja como se observa en la fotografía.


Cubrimos con chocolate y vamos poniendo otra capa de galletas. Así sucesivamente alternando galleta y chocolate, hasta terminar con todas las galletas.


 

 Terminamos cubriendo toda la tarta con chocolate y decoramos al gusto.

Dejamos enfriar en la nevera y ya tenemos lista nuestra tarta.



Ensalada de canónigos con queso de cabra y cebolla caramelizados

lunes, 9 de noviembre de 2015

Nos encantan las ensaladas. Siempre que vamos a un restaurante solemos pedir alguna ensalada diferente como entrante. Si nos gusta la apuntamos en nuestra bitácora para hacerla en casa, ya que son muy socorridas como en cualquier cena, como algo rápido, baratito y sano. La de hoy lleva uno de nuestros ingredientes favoritos, como es el queso de cabra (si os dais una vuelta por el blog os daréis cuenta de lo que nos gusta, por ejemplo en recetas como la trenza de hojaldre con queso de cabra y membrillo, los canapés de rulo de cabra o saquitos de queso de cabra y miel, entre otras recetas....).

Os va a encantar, buenos ingredientes y un toque dulce gracias al caramelizado, la cebolla dulce y el caramelizado del azúcar, así que nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes

1 bolsa de canónigos
Piñones.
Medallón de queso de cabra.
Cebolla endulzada. Usé la de Hero.
Azúcar moreno para caramelizar.
Reducción de frambuesa.

Preparación

En una ensaladera colocamos los canónigos y añadimos la cebolla, los piñones y colocamos en la parte superior el medallón de queso de cabra.

Sobre el medallón de queso de cabra pondremos una buena capa de azúcar moreno y lo caramelizamos con un soplete de cocina. De este modo tiene un rico toque dulce y queda muy crujiente.

Para terminar, echamos un buen chorro de reducción de frambuesa.

Así de fácil. ¡Buenísima!


Crema catalana

viernes, 6 de noviembre de 2015

Como digo siempre en estos días, ¡por fin es viernes! y podemos disfrutar del fin de semana (en Madrid además el lunes es fiesta) y por tanto hacer las cosas que nos gustan, entre otras cocinar, por supuesto.

La propuesta de hoy es uno de los postres favoritos de Isma, la crema catalana. Me daba pena que siempre comiera la típica envasada (que aún así le encanta) y me decidí por hacerla yo misma, aprovechando además que quería darle uso al soplete de cocina que tengo, que está un poco infrautilizado (podéis ver otras recetas en el blog usando este artilugio, como veleros de jamón y queso , canapés de rulo de cabra o hamburguesa de ternera y foie).


La crema catalana tiene su origen en una visita que hizo en el S. XVIII un obispo a un convento catalán. Ante tal acontecimiento, las monjas decidieron hacerle un flan como postre, pero quedó demasiado líquido. Ante esto, le dieron diferentes toques y lo remataron con azúcar quemado. Cuando el obispo se dispuso a comerse el flan, el azúcar todavía estaba muy caliente, con lo que el obispo exclamó: ¡Crema! que, en catalán significa ¡Quema!, de ahí el origen de su nombre crema. Realmente, es una evolución de las natillas.

Se puede usar como relleno de diversas elaboraciones, como cocas, ensaimadas, etc...pero lo más común es comerla como postre individual. Bueno, nos dejamos de historia culinaria y ¡nos ponemos delantales y a cocinar!

Ingredientes

1 litro de leche entera.
8 yemas de huevo.
75 gr. de maicena.
250 gr. de azúcar
Cáscara de 1/2 limón.
1 ramita de canela.
Azúcar y canela para caramelizar.

Preparación

En un cazo echamos la leche, la piel de limón en tiras, la ramita de canela y lo llevamos a ebullición a fuego medio, teniendo cuidado para que no se nos pegue.

En un bol añadimos yemas, azúcar y maicena. Mezclamos con una cuchara de madera hasta obtener una mezcla sin grumos.

Pasamos la leche por un colador e incorporamos en forma de hilo a la mezcla de yemas mientras vamos moviendo rápidamente para que no se formen grumos.

Ponemos la mezcla al fuego en un cazo y llevamos a ebullición moviendo continuamente con la cuchara de madera. Dejamos hervir 2-3 minutos.

En nuestro caso, repartimos la mezcla en cazuelitas de barro, pero podéis coger boles o los recipientes que más os guste. Dejamos enfriar.

En el momento de servir espolvoreamos con una mezcla de azúcar y canela y quedamos con un soplete hasta conseguir una rica costra crujiente.

Espero que os guste.


Fuente: Megasilvita


Pollo a la mostaza

martes, 3 de noviembre de 2015

Hola amig@s,

Volvemos a la carga con recetas buenas, bonitas y baratas después de darnos un pequeño paseo con Daniela por Atenas y habernos empapado de la gastronomía de ese país, que compartiremos con todos vosotros en breve en nuestra sección de cocina internacional ;-)

La receta de hoy es una de esas que bien te vale para una celebración como para comerla cualquier día de diario, no os llevará más de 15 minutoss y por supuesto, está buenísima.  Si os gusta el pollo y la mostaza, ésta es vuestra receta, así que como decimos siempre, nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes (para 2 personas)
2 cuartos traseros de pollo.
2 patatas medianas.
Media cebolla.
1/4 pastilla avecrem pollo.
Zumo de medio  limón.
1 dientes de ajo.
Perejil.
1 chorro de vino blanco.
Mostaza de Dijon. Si te gusta un sabor más suave utiliza mostaza antigua
1 vaso  de agua.
Aceite de oliva.
Sal y pimienta.

Preparación

Colocamos en una bandeja de horno los cuartos de pollo, alrededor de estos las patatas en rodajas y por encima la cebolla en tiras. Salpimentamos todo.

Añadimos por encima de las patatas un chorro de aceite de oliva.

Echamos el agua y añadimos la pastilla de avecrem desmenuzada, el ajo machacado con el perejil , un chorrito de vino blanco y el zumo de medio limón.

Pintamos con mostaza los cuartos de pollo, tal como podéis ver en la foto:

Horneamos en horno precalentado a 200ºC durante unos 40-45 minutos.

Servimos y a ¡disfrutar!


Bizcocho de nata

lunes, 26 de octubre de 2015

Vamos a alegrar el comienzo de semana con una de las publicaciones que más me gustan, los bizcochos, me encanta hornearlos cuando me quiero relajar un rato. Hay gente que se toma un baño relajante, otros leen un  libro...pues yo horneo un bizcocho.


El que os muestro hoy, lo hice aprovechando la nata que me había sobrado en la elaboración de otra receta, veréis que ha quedado un poco bajo, pero tuve un problema con el molde que utilicé ( era una de silicona en forma de flor) y la parte superior de la misma se quedó adherida al molde, y eso que dicen que los de silicona no se pegan, pues  con el mio fue un auténtico desastre. Así que he decidido reservar ese molde para hacer postres fríos de esos que no necesitan horno.

La porción que veis en la foto es la parte más presentable que pude salvar para inmortalizar este delicioso dulce. Queda un bizcocho, alto, muy esponjoso y con un sabor a nata muy rico.
Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes

200 ml. de nata para montar o crema de leche.
3 huevos L.
1 sobre de levadura.
Ralladura de limón.
200g de azúcar.
250g de harina.

Preparación

Precalentar el horno a 180ºC.

Engrasamos y enharinamos nuestro molde.

En un bol batimos las yemas, el azúcar y la nata con una batidora de varillas hasta que estén todos los ingredientes bien integrados.

Añadimos la harina y la levadura tamizada previamente sobre la mezcla anterior y  seguimos batiendo.

Añadimos la ralladura de limón y volvemos a mezclar.

Montamos las claras y cuando estén montadas las mezclamos con la mezcla anterior con movimientos envolventes con ayuda de una lengua de silicona, con cuidado para que no se bajen.

Horneamos durante unos 35-40  minutos  o hasta que introduzcamos un palillo y salga limpio, cada horno es un mundo ya sabéis.

Dejamos enfriar  diez minutos en el molde, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Espero que os guste.

Fuente: http://www.lasrecetasdetriana.com/2012/01/bizcocho-de-natael-bizcocho-perfecto.html

Hamburguesa pampera

viernes, 23 de octubre de 2015

Buenos días,

Ya avistamos el fin de semana y por ello os traemos una hamburguesa especial para una cena, sin perder mucho tiempo, pero con mucho glamour ;-). Como ya habéis visto en alguna de nuestras hamburguesas, para tener un buen bocado, basta con tener buenos ingredientes y con dejar el pan y la carne en su punto, con los 5 trucos fundamentales que podéis ver pinchando aquí. Teniendo en cuenta eso, no os puede salir mal.

A esta hamburguesa la hemos llamado pampera. Su sabor nos hace pensar directamente en Argentina, por la mezcla de la carne de buey con el típico chimichurri y el fantástico queso provolone, que le da otro toque especial. No le vamos a dar más vueltas, os va a gustar seguro, así que nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes (para 2 hamburguesas)

2 filetes de carne picada de buey. Usé de la variedad "buey de kobe" de Hamburguesa Nostra, que si bien es cara, notaréis la jugosidad y como se deshace en vuestra boca desde el primer bocado.
1 disco de queso provolone.
4 lonchas de bacon ahumado.
Rúcula.
Salsa chimichurri. Yo la compré hecha.
Mayonesa.
Aceite de oliva.
Pan de mollete.


Preparación

Preparamos la mayonesa de chimichurri. Mezclamos en un cuenco a partes iguales mayonesa y salsa chimichurri.

Freímos el beicon en la plancha. Reservamos.

Nos ponemos con la carne de buey. Como he comentado arriba, para un perfecto cocinado de la carne, seguir los consejos para hacer una hamburguesa perfecta:

- La carne se debe hacer a muy alta temperatura, aceite bien caliente.
- Al darle la vuelta, presionamos con una espátula con un golpe seco (una sola vez). Esto vale para que se forme una costra por fuera (le aportará mucho sabor) y que quede jugosa por dentro. La espátula, además, nos permitirá  darle la vuelta sin riesgo a que se estropee.
- Los minutos de cocción dependerán del gusto: Casi crudo son 2 minutos por cada lado. Sangrante 3 minutos. En su punto, 4 minutos. Muy hecha, 5 minutos.
--------------------------------------------------------

Antes de darle la vuelta al filete, cortamos el disco de queso provolone a la mitad, nos quedarán dos discos más finos (con un disco de provolone nos da para 2 hamburguesas perfectamente) y los pondremos encima de cada uno de los filetes de carne picada, para que se funda ligeramente.

Cuando la carne esté hecha, en último lugar, cortamos a la mitad los panes de mollete y en la misma plancha que la de la carne, los tostamos hasta que queden crujientes.

Una vez tenemos el pan y la carne, montamos. De abajo arriba ponemos:

- En la base, colocamos un poco de mayonesa de chimichurri.
- La carne de buey.
- Queso provolone.
- 2 lonchas de beicon.
- Hojas de rúcula.
- Otra cucharada de mayonesa de chimichurri.
- Cerramos la hamburguesa.

Ya sólo queda elegir vuestra bebida favorita para disfrutar al máximo de este pecado en forma de hamburguesa :P :P :P :P


Mano de zombie

martes, 20 de octubre de 2015

Mi propuesta salada para Halloween, que no todo van a ser recetas dulces, es una asquerosa mano de zombie. Reconozco que da un poco de yuyu, pero está riquísima. La idea la saqué del blog "Anita cocinitas", pero la receta es cosecha propia  y conseguí que la carne picada no quedara seca tras el horneado. Además tenéis un paso a paso fotográfico por si os queda alguna duda en la elaboración.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!
Ingredientes

400g de carne picada de ternera o mixta.
2 huevos.
4 lonchas de beicon.
Sal y pimienta.
Tomate frito.
5 cucharadas de pan rallado.
Queso de lonchas.
Cebolla.
Puré de patata.

Preparación

Precalentamos el horno a 180ºC.

En un bol añadimos a la carne picada, los huevos, el pan rallado, el beicon cortado en trocitos, la sal y la pimienta y mezclamos muy bien.

Paso 1, 2 y 3. En una bandeja de horno sobre papel vegetal hacemos nuestra mano usando de molde la nuestra. Yo lo hice sobre tomate frito pero se pega un poco, así que es mejor que lo hagáis sobre el papel de horno. Con un cuchillo vamos haciendo el contorno de la mano, quitando el exceso de carne

Paso 4. Cortamos la cebolla en trozos simulando las uñas  y un trozo más grande para simular el hueso de la muñeca.

Paso 5. Pintamos la mano con tomate frito, con cuidado de no manchar las uñas.

Paso 6.Cubrimos la mano con lonchas de queso.

Metemos en el horno. Yo la hornee en la parte de abajo con calor arriba y abajo y tapada con un papel aluminio pinchado en unos palillos para que no se pegue al queso. Lo dejamos 15 minutos.

Pasado este tiempo le quietamos el papel aluminio y lo dejamos diez minutos más. Sacamos del horno, pintamos de nuevo con tomate y lo ponemos a gratinar. Para darle más color le volví a dar un poco más de tomate, un poco de queso rallado y lo gratiné un ratito más. Eso según lo vayáis viendo.

Servir sobre una cama de puré patata.

Lombrices de tierra

viernes, 16 de octubre de 2015

Seguimos con la temática de Halloween, esta vez con una receta asquerosamente deliciosa, ideal si queréis sorprender a vuestros invitados con unas originales lombrices de tierra servidas sobre una cama de oreo triturada. Son muy fáciles de preparar y os pueden ayudar los peques de la casa.



Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes

80 g. de gelatina de sabor fresa.
40 g. de gelatina neutra.
3 tazas de agua hirviendo.
3/4 tazas de nata espesa.
2 cucharadas de azúcar.
Colorante verde, el mio en pasta.
Pajitas de plástico.
Recipiente alto como un vaso de tubo.
Galletas tipo oreo sin el relleno.

Preparación

En primer lugar montamos la nata con el azúcar con ayuda de una batidora de varillas.

En un bol disolver en tres tazas de agua hirviendo la gelatina de fresa y la gelatina neutra. Dejamos enfriar pero sin que llegue a cuajar.

Mezclamos la gelatina con la nata con una espátula con movimientos envolventes. Añadimos colorante. Para conseguir el color típico de lombriz tuve que aumentar el color de la mezcla con colorante rojo y luego lo mezcle con verde. En la receta original sólo añaden colorante verde pero el resultado es más artificial.

Colocamos nuestras pajitas bien estiradas en un vaso de tubo enganchadas con una goma, con la parte arrugada de la pajita para abajo. Vamos echando el líquido con una jarra en la parte superior de las pajitas. No os preocupéis si se os sale, tiene que quedar como en la fotografía. También lo que podéis hacer es añadir un poco, meter el vaso en la nevera unos minutos para que solidifique, sacar y añadir el resto. Yo lo hice de la primera forma que os cuento, echando todo de golpe.


Metemos en nevera, dejamos solidificar unas horas.

Cortamos con un cuchillo alrededor de las pajitas.


Sacamos las pajitas, limpiamos el exceso de gelatina


Quitamos la goma.


Vamos sacando nuestros gusanos de las pajitas haciendo presión con los dedos.


Podemos servirlos sobre una cama de galletas oreo trituradas..

No me digáis que no son asquerosas :-) . Espero que os gusten.

Fantasmas de chocolate blanco

martes, 13 de octubre de 2015

No soy muy partidaria de la celebración de la celebración de Halloween, pero viendo que cada año está más implantada en nuestro país, este año me he tenido que resignar y unirme a la moda de las recetas típicas de estas fechas. Yo soy más del día de los Santos, la verdad...

Os quiero mostrar una divertida forma de hacer unas piruletas de chocolate blanco en forma de fantasma  que causarán estragos entre los peques de la casa, además son tan fáciles de hacer que nos pueden ayudar en su elaboración.

Nos ponemos delantales y  ¡ a cocinar!
Ingredientes ( para 12-14 piruletas)

1 tableta de chocolate blanco de cobertura.
Chips de chocolate.
Palos de cake pops.
Manga pastelera desechable de plástico.
Boquilla redonda (opcional).
Papel vegetal.

Preparación

En primer lugar dibujamos los fantasmas en el papel vegetal. Una vez dibujados le damos la vuelta al papel para cuando los rellenemos con chocolate, no se pase la marca del papel a nuestros fantasmas.

Fundimos el chocolate en el microondas en periodos cortos de tiempo  15 segundos más o menos. Es muy importante no pasarnos con el calor porque  podemos estropear el chocolate.

Dejamos que se atempere y pasamos el chocolate a una manga pastelera.

Echamos una gota de chocolate en la parte de abajo del fantasma y pegamos el palo. Dejamos enfriar un poquito.

Hacemos el contorno  del fantasma y vamos rellenando la parte de dentro.

Ponemos  los ojos con los chips de chocolate y dejamos enfriar.
Aquí tenéis el proceso de elaboración de los fantasmas, tal como se describe en la parte de arriba.
Una vez fríos, el chocolate se habrá quedado duro. Separamos con cuidado del papel vegetal para que no se partan.

Ya tenemos listos nuestras piruletas fantasmagóricas, ¿verdad qué son fáciles?

Espero que os guste.

Brownie

viernes, 9 de octubre de 2015

Los chocoadictos (como nosotros) hoy estáis de enhorabuena. Seguro que a todos, cuando pensamos en una receta de chocolate, nos viene a la cabeza el brownie, si no es en primer lugar, seguro que en segundo o tercero.  Con esta receta conseguiréis el típico brownie que habréis comido en cualquier típico restaurante americano o mismamente en el VIPS, con una textura húmeda, compacta y con un intenso sabor a chocolate. Si además lo servís con una bola de helado de vainilla y chocolate caliente, el éxito está asegurado. Sólo con escribir el post ya se me está haciendo la boca agua :P

La receta es del blog  Azzucarado, la encontré echando un ojo por la blogosfera y me encantó nada más verla.

Igualmente, si queréis hacer otro brownie, en el blog ya hemos hecho varios, como el brownie tradicional de San Valentín o el brownie 3 minutos en microondas , así que opciones tenéis por doquier, aunque como éste, el original, ninguno.

Por último os diré que el misterio de un buen brownie reside en el horneado, no tenemos que hornear como si fuera un bizcocho y dejar que el palillo salga limpio, tiene que salir un poco manchado y con miguitas, por lo que es conveniente a partir de los treinta minutos ir chequeando el horneado para que no se nos pase y se quede duro. Tampoco uséis batidora de varillas, hacerlo manualmente.



Ingredientes

75 g. de mantequilla.
170 g. de chocolate de cobertura.
170 g. de azúcar.
2 huevos L.
Extracto de vainilla.
1/2 cucharadita de café soluble.
1/2 cucharadita de sal.
50 g. de harina.
100 g. de nueces picadas.

El molde que utilicé era de 20x20 cm.

Preparación

Precalentar el horno a 165ºC
 
Derretimos al baño maría la mantequilla y el chocolate, sin que lleguen a calentarse, removiendo continuamente. Retiramos del fuego.

Añadimos el azúcar y batimos con una varilla, la mezcla tiene una textura arenosa. Añadimos los huevos uno a uno, batiendo hasta que se integren.

Añadimos suavemente la mezcla de harina, café y sal, que previamente habremos tamizado.

Añadir las nueces picaditas al gusto mezclando con una lengua de silicona.

Vertemos la mezcla en el molde previamente engrasado y forrado con un papel de horno.

Hornear durante al menos 30 minutos, o hasta que se forme una costra en la parte superior. Comprobar con un palillo y si sale con un poquito manchado y con miguitas es que está listo.

 

Dejamos enfriar un rato en el molde, desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.
 
Servimos con una bola de helado de vainilla y chocolate fundido. Si os gusta de otra manera, ya va en cuestión de gustos, lo podéis comer sólo y está delicioso. Si queréis aprender a hacer helado de vainilla , tal como hicimos nosotros, podéis ver la receta en el enlace del nombre.

Espero que os guste.

Fuente: Azzucarado



Costillas a la mostaza

viernes, 2 de octubre de 2015

La propuesta que os traigo para el fin de semana os va a encantar. Ya sabéis que durante el fin de semana aprovecho para usar el horno que tenemos un poco olvidado durante la semana y ahora que va haciendo más fresquito ya va apeteciendo caldear la cocina.

La receta es de Martín Berasategui , de uno de sus libros, no recuerdo muy bien el nombre. Es de elaboración muy sencilla y si os gusta la mostaza, os va a encantar. Si preferís otro tipo de elaboraciones con costillas, pinchar aquí para ver por ejemplo unas costillas a la barbacoa.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes

1 tira de costillas de cerdo ( cortada en 4 trozos).
1 chorrito de zumo de limón.
1 pizca de vino blanco.
1 chorrito de sal sa de soja.
Mostaza de Dijón.
Aceite de oliva.
Agua.
Sal y pimienta negra.

Preparación

Precalentar el horno a 200ºC.

Mezclamos en un cuenco un poco de aceite y un chorrito de zumo de limón.

Sazonamos las costillas con sal y pimienta y con una brocha las pintamos con la mezcla anterior.

Colocamos las costillas en una bandeja apta para horno con la parte de la carne para abajo, añadimos al menos un vaso de agua y la salsa de soja.

Añadir sobre cada trozo de costilla la mostaza extendiéndola bien con una cuchara y hornear durante 20 minutos.

Pasado ese tiempo, damos la vuelta a cada costilla. Las rociamos con el jugo del fondo. Hornear otros 20 minutos más o hasta que se vean bien tostadas.

Regarlas de vez en cuando con el jugo, no puede quedar el fondo seco. Si fuera necesario , añadir más agua.

Y nada más, ¡a disfrutarlas!