Mostrando entradas con la etiqueta Mousse. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mousse. Mostrar todas las entradas

Mousse de vainilla

domingo, 19 de junio de 2016

Si os gusta la vainilla este es vuestro postre. Con pocos ingredientes y de manera muy fácil podréis hacer una deliciosa mousse para coronar vuestras comidas veraniegas.


Ingredientes

250 g nata.
50 g azúcar
1 vaina de vainilla
1 hoja de gelatina.

Preparación

En primer lugar infusionamos la nata en frío. Para ello abrimos la vaina de vainilla con un cuchillo, la raspamos y la añadimos a la nata, meter también la vaina entera. Refrigerar mínimo 24 horas.

Una vez pasado ese periodo hidratamos la gelatina en agua fría. Tomamos de la nata unos 50 ml y los calentamos en el microondas. Añadimos la gelatina y movemos hasta que se disuelva. Dejamos enfriar .

Montamos el resto de la nata con el azúcar hasta que semimontada. Mezclamos con la gelatina disuelta con movimientos envolventes. Una vez que está todo mezclado repartimos en vasitos y metemos en nevera 6-8 horas.

Podemos echar trocitos de chocolate por encima para darle un toque decorativo y crujiente.


Tarta de queso telaraña (sin horno)

martes, 7 de junio de 2016

El verano casi ya ha llegado, con el calor no apetece encender el horno y una buena alternativa son las rápidas y socorridas tartas frías sin horno. Fresquitas de la nevera, son de lo más apetecibles.
Esta tarta de queso es del libro de "Cake days" de The Hummingbird bakery. Os aseguro que una vez que la probéis, pasará a ser una de vuestras preferidas.

Para la decoración podéis decorarla con chocolate negro como yo lo hice, lo de la tela de araña, no está muy acorde con la época del año (os puede venir bien para Halloween) pero me apetecía probar ese tipo de decoración. La podéis decorar con mermelada o como más os guste.

Ingredientes (para 8-12 personas)

Para la base de galleta:
220 g. de galletas tipo digestive.
100 g. de mantequiila sin sal, derretida.

Para el relleno de queso:
4 láminas de gelatina.
600 g. de queso cremoso (tipo Philadelphia).
110 g. de azúcar.
1 cucharadita de esencia de vainilla.
1/2 cucharadita de ralladura fina de piel de limón.
200 ml. de nata para montar o crema de leche
60 g. de chocolate negro (mínimo 70% de cacao)

Un molde desmontable de 20 cm de diámetro.
Una manga pastelera con boquilla fina (nº2).

Preparación

Forramos la base del molde con papel de hornear y a continuación, en un robot de cocina con el accesorio de cuchillas, trituramos las galletas digestive hasta obtener migas finas. Otra opción es introducir las galletas en una bolsa de plástico de cierre hermético y machacarlas con un rodillo de cocina.

Ponemos las galletas trituradas en un cuenco, vertemos sobre ellas la mantequilla derretida y mezclamos a mano. Disponemos esta pasta sobre el molde preparado, presionando con los dedos sobre la base.Después introducimos en el frigorífico durante 20-30 minutos para que se enfríe y adquiera firmeza mientras preparamos el relleno.

Ponemos las láminas de gelatina en un cuenco con agua tibia para que se ablanden. Con una batidora de varillas eléctrica o una batidora amasadora con pala, batimos el queso cremoso, el azúcar,la esencia de vainilla y la ralladura de piel de limón hasta obtener una pasta suave. En otro cuenco, batimos la nata hasta que quede semimontada.

En un cazo pequeño, a fuego muy bajo, derretimos aprox. 200 g. de la mezcla de queso cremoso. Dejamos que se caliente ligeramente y luego retiramos del fuego y añadimos la gelatina para que se derrita en la crema de queso.

Añadimos el resto de la crema de queso fría a la mezcla caliente del cazo, agregando 3 cucharadas cada vez y sin dejar de remover. Con mucho cuidado, incorporamos la nata semimontada a la mezcla y después vertimos sobre el fondo de tarta preparada. Alisamos la parte superior de la tarta con una espátula.

Troceamos el chocolate en un cuenco de cristal y derretimos sobre un cazo de agua caliente, al baño María. Retiramos del fuego y dejamos que se enfríe. Introducimos el chocolate en la manga pastelera y hacemos círculos concéntricos sobre la tarta, con la misma separación entre ellos. Con un palillo o la punta de un cuchillo afilado, trazamos una línea fina desde el círculo interior hasta el exterior para crear el efecto telaraña. Limpiamos el palillo o cuchillo después de trazar cada línea.

Colocamos la tarta terminada en el frigorífico y dejamos que cuaje durante un par de horas, o preferiblemente toda la noche.

Espero que os guste.

Tarta de petit suisse

miércoles, 27 de mayo de 2015

Ya huele a verano, el calor se acerca y apetece menos encender el horno. Así que hoy os traigo una tarta que además de ser estéticamente preciosa, es muy sencilla de hacer, deliciosa y no necesita horno, ¿qué más se puede pedir? Eso sí, es adictiva, sobre todo para los más peques de la casa por su intenso sabor a petit suisse.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes

200 ml. de nata para montar o crema de leche.
100 g. de galletas digestive.
100 ml de leche entera.
6 petit suisse de fresa o danonino ( 50 g cada petit)
2 cucharadas de mantequilla.
1 sobre de gelatina de fresa (85g)

El molde que usamos era de 20 cm.

Preparación

En primer lugar haremos la base de galleta. Trituramos la base de galletas y mezclamos con la mantequilla derretida. Extenderemos la galletas sobre un molde desmontable, presionando para que quede compacto y no se nos rompa a posteriori. Guardaremos en la nevera.

Montamos la nata con los petit suisse con una batidora de varillas, tanto la nata como los petit tienen que estar bien fríos. Reservamos.

Calentamos la mitad de la leche , agregamos la gelatina y mezclamos hasta que quede disuelta. Incorporamos la otra mitad de la leche para atemperar la mezcla.

Vertemos la mezcla de la leche y gelatina a la mezcla de petit suisse y nata y mezclamos bien con movimientos envolventes. Una vez bien mezclada, vertemos sobre la base de galletas.

Dejamos enfriar en la nevera unas horas. Mejor dejarla de un día para otro.

Decoraremos al gusto. En nuestro caso lo hicimos con bolitas decorativas y flores de azúcar, pero bien podéis poner chocolate u otro tipo de decoración que os guste.


Fuente: Un ángel en mi cocina

Mousse de yogur con coulis de fresa

lunes, 27 de abril de 2015

Buenas a todos nuestr@s amig@s,

Terminamos el fin de semana y no queda más remedio que empezar a trabajar :(. Ya no apetece meterse mucho tiempo en la cocina, así que para no complicarnos mucho la vida tenemos una mousse de yogur ideal para comer en diario o para invitados, ya que como véis en la foto, si la "vestimos", queda muy resultona.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes

Para la base:
70 g. de galletas tipo digestive.
50 g.  de mantequilla en pomada.

Para la mousse:
150 g. de yogur griego.
200 g. de nata para montar.
50 g. de miel.
1 hoja de gelatina.

Para el coulis de fresas:
125g de fresas.
62 g de azúcar.
1/2 cucharada de agua.

Preparación

Base:
Cubrimos un plato de fondo plano con papel de horno y colocamos encima cuatro aros de emplatar de 7 cm de diámetro. Para hacer la base, mezclamos las galletas trituradas con la mantequilla y las repartimos entre los aros, presionando para que quede una base de galletas compacta.

Mousse:
Montamos la nata y reservamos en la nevera.

Hidratamos la hoja de gelatina en agua fría durante 10 minutos. Calentamos la miel y cuando comience a burbujear la retiramos del fuego. Escurrimos un poco la gelatina y añadimos la miel caliente mezclando para que se derrita e integre. Agregamos la miel al yogur, removiendo para que quede uniforme.

Incorporamos el yogur a la nata y mezclamos con movimientos suaves para que no se baje.

Repartimos la mousse y dejamos reposar en la nevera al menos 8 horas.

Coulis:
Para darle más sabor a la mousse, con un toque afrutado, y que también nos vale para decorar el plato, haremos un coulis de fresa. Podéis hacer el coulis siguiendo esta receta (pulsa aquí).

Podéis hacer el coulis que queráis y guardarlo en la nevera, aguanta bastante tiempo.

Sólo tenía un aro de emplatar, así que el resto lo hice en vasitos de cristal.  Espero que os haya gustado la receta.


Fuente: Revista Sal y pimienta verano 2013.

Tarta mousse de fresa

lunes, 6 de abril de 2015

Buenos días a tod@s,

La publicación de hoy es especial, ya que es una Tarta de mousse de fresas para celebrar el nacimiento de nuestra hija Daniela el pasado Miércoles 1 de Abril. La pequeñaja se hizo de rogar, pero al final nació por parto natural en 25 minutos....madre mía, que rápidez, casi tanto como lo que se tardan en hacer las recetas del blog...en fin, que casi se le cae la nena por el camino...Ya tenemos minichef para el futuro, así que la iremos enseñando poco a poco el arte culinario, al menos cuando pueda mantener la cabecita derecha :p.

Mónica aún se encuentra convaleciente, así que por un tiempo Ismael es el dueño y señor del blog y por lo tanto se hará cargo de las publicaciones.

Bueno, a lo que vamos. Esta tarta es de una elaboración muy sencilla. La base la podéis preparar del tipo de galletas que más os gusten, por ejemplo Oreo, María...o emplear una base de bizcocho, las combinaciones son infinitas. No os preocupéis por hacer una tarta grande, ya que es muy suave y podréis comer unas buenas raciones sin problemas, así que no os durará mucho en la nevera.



Ingredientes

Para la base:
30 gramos de mantequilla sin sal.
100 gramos de galletas tipo "digestive".
2 cucharadas de mermelada de frambuesa.

Para la mousse:
400 gramos de fresas.
150 gramos de azúcar.
250 gramos de queso mascarpone.
500 ml. de nata.
2 cucharadas de queso tipo "philadelphia".
6 hojas de gelatina.

Molde redondo de 20 cm.

Preparación

Base:
En primer lugar engrasamos el molde con mantequilla y los forramos con papel vegetal.
Trituramos las galletas, para ello  metemos  las galletas en una bolsa de tipo zip y aplastamos bien con un rodillo de amasar.

Derretimos la mantequilla en el microondas (en el mío lo hago con la función de descongelar, para evitar que se queme) y la mezclamos muy bien con la galleta molida, hasta que quede bien integrada.

Cubrimos la base del molde aplastando muy bien la galleta con ayuda de una cuchara o con la mano, que es como mejor queda. Echamos dos cucharadas de mermelada y la extendemos por encima con una espátula o cuchara. Metemos en nevera para que se endurezca.

Mousse:
Añadimos el azúcar a las fresas y las dejamos al menos un par de horas macerando.

Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría.

Batimos el queso mascarpone hasta que esté cremoso.  Montamos la nata con un par de cucharadas de queso tipo philadelphia.

En un cazo calentamos 6 cucharadas de agua y disolvemos la gelatina.

Trituramos las fresas con una batidora. Mezclamos las fresas con el queso mascarpone. A continuación, añadimos la gelatina disuelta y para finalizar la nata. Vertemos sobre el molde.

Metemos en la nevera. Dejamos de un día para otro a poder ser, sino como mínimo 4-5 horas.

Una vez que ya esté fría, desmoldamos con cuidado con ayuda de un cuchillo.

Decoración 
Yo usé nata montada con azúcar glass, dándole la forma que veis con manga. También puse una fresa cortada en trocitos por encima, pero es opcional. Como ideas podéis poner virutas de chocolate blanco, coulis de fresa (podéis ver como se hace el coulis aquí)....

Fuente: Con las zarpas en la mesa

La manita de Daniela

Mousse rápida de limón

martes, 24 de marzo de 2015

Ayer salí de cuentas y la pequeña  Daniela se resiste a salir, debe ser que nos ha salido tímida, así que tendremos que atajar la dulce espera con deliciosos placeres como el que os traigo hoy, una mousse rápida de limón, una de esas recetas que se preparan en un periquete y en una versión más light ( con leche evaporada en lugar de llevar leche condensada) . Es una receta de las de toda la vida, pero por si acaso no la conocéis os la muestro.


Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes

200 ml de leche evaporada.
100g de azúcar.
Zumo de dos limones.

Preparación

En primer lugar exprimimos los dos limones y colamos el zumo para eliminar la pulpa y las pepitas.

La leche evaporada ha de estar muy fría mejor meterla en la nevera el día anterior.Yo meto también el bol y las varillas que uso para montar una hora antes.

Montamos la leche evaporada en un bol hasta que empiece a coger consistencia, añadimos poco a poco el zumo de limón sin dejar de batir.

Añadimos el azúcar en forma de lluvia y sin dejar de batir.

Distribuimos en vasitos y refrigeramos antes de servir.

Espero que os guste.


Fuente: https://ww1.nestle.es/cocina/home.aspx

Mousse de chocolate blanco

viernes, 30 de enero de 2015

Me encanta el chocolate o mejor dicho, me encantaba el chocolate porque desde que estoy embarazada nuestra relación ha pasado de amor a odio y no lo puedo ni ver.... Además no me sienta nada de bien, debe de ser que a Daniela no la motiva mucho y es más de salado. Pero a Ismael le encanta el chocolate blanco y si es una mousse ya son palabras mayores así que le quise sorprender con esta receta que es super fácil, apenas se manchan cachivaches, así que es apta para los más negados en la cocina.


Ingredientes

150 g. de chocolate blanco
250 g de nata montada.
2 claras de huevo L.
Una pizca de sal.

Preparación

Montamos la nata con batidora de varillas. La nata ha de estar bien fría para que monte bien. Una vez montada la metemos en la nevera.

En un bol ponemos el chocolate troceado y lo vamos fundiendo a intervalos de 30 segundos a potencia máxima  para evitar que se nos queme. Movemos entre intervalo e intervalo.

Una vez fundido el chocolate lo dejamos enfriar unos 2-3 minutos.

Mientras montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal ( la punta de un cuchillo) y ya montadas las mezclamos con  la mitad del chocolate y  la mitad de la nata montada con movimientos envolventes( para evitar que la mezcla se baje) con ayuda de una espátula de silicona hasta que esté todo bien integrado. Añadimos el resto de chocolate y nata y seguimos moviendo hasta su total integración.

Lo repartimos en copas individuales y lo metemos en la nevera durante 3-4 horas.

Nota: La mousse se ha de consumir en un par de días por llevar claras.

Mousse de fresa

viernes, 31 de octubre de 2014

Esta semana navegando por mi blog me dí cuenta que nunca había hecho mousse de fresa, algo imperdonable, teniendo en cuenta lo mucho que a Isma le gusta este tipo de postre, así que no tuve más remedio que ponerme con ello ;-)

Es suave y esponjoso, así como ligero, así que es recomendable como postre de "a diario".


Ingredientes

1 sobre de gelatina de fresa (85g)
200 gr de fresas (en torno a una docena de fresas).
1 yogur  natural (125g)

Preparación

Preparamos la gelatina siguiendo las instrucciones del paquete, excepto en la cantidad de agua (pondremos la mitad). Dejamos el preparado de gelatina cuajando en un recipiente grande. Será aproximadamente 1 hora.

 Lavamos las fresas, cortamos la corola y las escurrimos. Las troceamos y ponemos en un vaso de batidora. Añadimos el yogur y trituramos. Reservamos.

Pasada ya la hora de cuajado, con una batidora de varillas, batimos la gelatina rápidamente para que entre aire y quede con burbujas.  Cuando hemos conseguido que tenga más volumen y cremosidad, añadimos la fresa batida y mezclada con el yogur. Batimos un minuto para que se integre todo bien.

Servimos en copa, vaso o recipiente que más nos guste. Es mejor ponerlo en una copa grande ya que como es bastante ligero llena muy poco, así que tiene que tener una buena ración. Dejamos reposar una hora y ya está listo para consumir. Si tenéis más fresas, podéis aprovecharlas y ponerlas en la propia mousse, queda muy bonito a la hora de decorar la copa (yo usé todas las que tenía, así que me quedó tal como véis en la foto).

Espero que os haya gustado.

Tarta mousse de chocolate blanco con coulis de fresa

miércoles, 12 de febrero de 2014

Durante esta semana, son múltiples las recetas que proponen  las diversas webs y blogs para San Valentín. Aún no había tenido tiempo de poner ninguna receta para la ocasión, pero como dice un conocido refrán más vale tarde que nunca. Y hoy os la presento. Se trata de una tarta  de mouse de chocolate blanco, con base de galleta y como cobertura un delicioso coulis de fresas de temporada. Toda una delicia, que te llevará muy poco tiempo elaborarla, así que es ideal para hacerla, la tarde del jueves y regalarla a tu marido, novio o a quien te de la gana el viernes.

La receta es una suma de varias ideas de diferentes blogs. Tomé la base prestada del blog "mrmlada" que tiene unas recetas estupendas y la mousse de chocolate blanco de la web "cocinisima". El molde que usé fue desmontable de 15 cm de diámetro y de 7 cm de altura.



Ingredientes
Para la base:
30gr de mantequilla sin sal.
100 gramos de galletas tipo digestive.
2 cucharadas de mermelada de frambuesa.

Para la mousse:
225 gr de chocolate blanco.
360 ml de nata para montar.
1 cucharadita de extracto de vainilla.
4 hojas de gelatina.

Para la coulis de fresas:
250g de fresas.
125gr de azúcar.
3 cucharadas de agua.

Preparación

Base:
En primer lugar engrasamos el molde con mantequilla y los forramos con papel vegetal.
Trituramos las galletas, para ello  metemos  las galletas en una bolsa de tipo zip y aplastamos bien con un rodillo de amasar.

Derretimos la mantequilla en el microondas (en el mío lo hago con la función de descongelar, para evitar que se queme) y la mezclamos muy bien con la galleta molida, hasta que quede bien integrada.

Cubrimos la base del molde aplastando muy bien la galleta con ayuda de una cuchara o con la mano, que es como mejor queda. Echamos dos cucharadas de mermelada y la extendemos por encima con una espátula o cuchara. Metemos en nevera para que se endurezca.

Mousse:
Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría.

Fundimos el chocolate en el microondas a cortos intervalos de tiempo para que no se queme.
Calentamos a fuego medio-bajo en un cazo 125 ml de  nata (reservamos un poco de la misma para disolver la gelatina) sin  dejar que hierva y le añadimos el chocolate fundido. Mezclamos muy bien hasta que estén perfectamente ligadas.

Disolvemos en la nata que reservamos las hojas de gelatina y se lo añadimos a la mezcla anterior .Ligamos todo bien y retiramos del fuego.

Montamos 235 ml de nata restantes con el extracto de vainilla, hasta que haga picos y se lo añadimos a la mezcla anterior con movimientos envolventes, hasta que esté todo integrado.

Vertemos en el molde y enfriamos en nevera durante 6-8 horas. Yo lo dejé de un día para otro.

Desmoldamos con cuidado con ayuda de un cuchillo.

Coulis:
Lavamos las fresas, las troceamos y las echamos en un cazo junto con el azúcar y el agua. Calentamos a fuego bajito hasta que las fresas estén blandas y se hayan caramelizado. Movemos de vez en cuando para que no se peguen.

Batimos y lo pasamos por un colador, para eliminar las semillas.

La cantidad de coulis que sale con estas cantidades es más que suficiente para decorar la tarta, así que podéis hacer la mitad de las cantidades. Yo preparo de más porque luego lo uso para otros postres.

Lo echamos a un biberón, dejamos enfriar y ya tenemos listo nuestro coulis para decorar, como más nos guste.

Para decorar los bordes de la tarta hice unas filigranas de chocolate fundido en papel vegetal.