Mostrando entradas con la etiqueta Verduras y hortalizas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Verduras y hortalizas. Mostrar todas las entradas

Crema de calabaza

jueves, 11 de abril de 2019

La receta de hoy es muy sencillita, aunque es más de invierno que de primavera (aunque llevamos unos días que parece lo contrario), es ideal para una cenita suave. Se trata de una sopa de calabaza, al menos así la llamaban en la web Whole kitchen, de la que tomé la receta. Pero para mi es más una crema, la he modificado un poco. En la receta original usan otra variedad de calabaza, yo usé la amarilla, pero salió riquísima.

Os voy a poner los dos modos: modo chef o matic pro y el modo tradicional.

Ingredientes

2 cucharadas de mantequilla sin sal.
200gr de cebolla.
700gr de calabaza.
150 patatas.
700ml de agua.
1 pastilla de avecrem pollo.
150 ml de nata liquida para cocinar.

Preparación

Modo tradicional:
Sofreímos la cebolla en una olla con la mantequilla a fuego lento.

Una vez que la cebolla está frita, echamos la calabaza y las patatas. Movemos bien y dejamos 5 minutos.

Añadimos el agua, la pastilla de avecrem disuelta  y un poco de sal.

Llevamos a ebullición, bajamos el fuego y lo dejamos cocer durante 25-30 minutos o hasta que las verduras estén tiernas.

En la misma cacerola, batimos con una batidora, añadimos la nata, mezclamos hasta que se integre bien, damos un hervor, rectificamos de sal, si fuera necesario y ya tendremos lista una deliciosa crema.

Modo chef o matic pro.:
Sofreímos la cebolla en una olla con la mantequilla a fuego lento en modo cocina rápida durante 10 minutos.

Una vez que la cebolla está frita, echamos la calabaza y las patatas. Movemos bien y dejamos 5 minutos en modo cocina rápida.

Añadimos el agua, la pastilla de avecrem disuelta  y un poco de sal. Modo horno 30-35 minutos.

Batimos con una batidora, añadimos la nata, mezclamos hasta que se integre bien, damos un hervor, rectificamos de sal, si fuera necesario y ya tendremos lista una deliciosa crema.

Espero que os guste. Sí como a nosotros, os gustan mucho este tipo de cremas, en la web->http://cremacalabacin.com podéis encontrar infinidad de recetas con calabacín y muchos tipos de verduras, recetas sanas y ricas a la vez.

Hojaldre de espárragos trigueros

miércoles, 30 de mayo de 2018

En casa nos encanta el hojaldre, dulce o salado, con pocos ingredientes consigues un plato estupendo.Con una ensalada es muy socorrido, para una cena rápida, como la receta de hoy.Un hojaldre con espárragos que gustará a toda la familia.
Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes

1 lámina de hojaldre.
12 espárragos trigueros.
Queso emmental o mozzarella rallado.
Huevo para pintar.
Azúcar moreno (opcional).

Preparación

En primer lugar lavar los espárragos y cortar la parte más dura de los tallos. Poner a cocer en agua hirviendo con un poco de sal, durante 7-8 minutos. Sacamos, pasamos por agua fría y dejamos escurrir.

Precalentamos el horno 200ºC, calor arriba y abajo.

Extendemos el hojaldre sobre la bandeja del horno, tal y cómo se ve en la fotografía, cortamos una tira de cada borde con un cuchillo afilado, pincelamos con agua y la pegamos, sobre el hojaldre ( ver foto).

Pinchamos con un tenedor sobre toda la superficie del hojaldre, echamos el queso y encima colocamos los espárragos.

Abajo podéis ver todo el proceso:


Pintamos los bordes con huevo batido y los espolvoreamos con azúcar moreno.

Hornear durante unos 13-15 minutos o hasta que el hojaldre se vea doradito.

Servimos caliente o templado.

Espero que os guste.

Moussaka

lunes, 9 de abril de 2018

La moussaka es una receta típica de la cocina griega de la que he de decir que nunca me había llamado la atención, hasta que este último verano, la comí en nuestras vacaciones por las islas griegas. La auténtica receta griega, no se parece a la que había comido en España y la verdad me encantó. Me llamó mucho la atención que la porción de moussaka que te servían, se quedaba como un pastel al corte, es decir, la bechamel era bastante espesa y se diferenciaban las capas perfectamente. Así que cuando la hice en casa, estuve visitando diferentes webs griegas, para dar con una receta que fuese fiel a la receta original, hasta que encontré la receta de la web "Cucina di Caruso", la adapté y el resultado fue espectacular, por lo que sin duda la repetiré muchas veces.
Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes (para 7-8 personas):

600g de carne picada de ternera.
1 cebolla.
3 berenjenas.
1 patata mediana.
3 cucharadas de salsa de tomate casera (pincha aquí para ver la receta).
Queso rallado.
Aceite de oliva.
Sal.

Para la bechamel:
100 g mantequilla .
100 g harina.
1 litro leche entera.
Sal, pimienta.

Preparación:

Precalentar el horno a 200ºC.

Para quitar el amargor a las berenjenas, las cortamos en rodajas  con piel , de unos 0.5 cm de grosor y las sumergimos en agua fría con sal durante unos 30 minutos . Después, lavar, escurrir y secar bien.

Sobre una bandeja  en la que previamente hemos colocado papel de horno, colocamos las berenjenas , las pincelamos con aceite de oliva y las horneamos durante unos 12 minutos o hasta que estén doradas, damos la vuelta y las dejamos 10-12 minutos hasta que se doren por el otro lado.Colocar las berenjenas asadas , en un plato y repetir el mismo procedimiento hasta acabar con las berenjenas. Creo recordar que tuve que hornearlas en tres tandas.

Para la patata,la horneamos  siguiendo el mismo procedimiento,excepto que necesitan unos 15 minutos por un lado y unos 12 por el otro.Salar previamente.

Para preparar la carne, en un sartén pochamos la cebolla bien picadita, cuando esté doradita,añadimos la carne previamente salpimentada,la dejamos que se vaya haciendo, cuando deje de estar rosada, añadimos la salsa de tomate, movemos bien y dejamos a fuego bajito para que cueza durante unos minutos.Reservamos.

Para la bechamel, derretimos la mantequilla en una cacerola a fuego bajo, añadimos la harina y mover con varillas para que no se pegue la harina y se vaya tostando. Es importante que antes de añadir la leche, se haya dorado la harina, para evitar que la bechamel sepa a crudo. Una vez dorada añadimos la leche calentada previamente en el microondas y movemos muy bien con las varillas para evitar que se hagan grumos. No echar la leche de golpe, hacerlo de manera progresiva. Salpimentamos y listo.

Montaje de la moussaka:
Precalentar el horno a 200ºC, calor arriba y abajo.

En una bandeja de horno antiadherente,en la base ponemos la patata, añadimos carne para cubrir los huecos que queden entre las patatas, colocamos la primera capa de berenjena, carne , berenjena de nuevo y carne, así hasta acabar dejando la parte de arriba solo berenjenas.Cubrimos todo con la bechamel, espolvoreamos queso rallado y horneamos durante 30 minutos, durante los últimos minutos poner sólo para que se gratine la superficie.

Dejamos reposar un rato fuera de horno y servimos.

Os dejo un par de fotos de la preciosa isla de Mykonos, dónde comimos una buena moussaka :)

Los molinos de la capital, Chora

La playa de Ornos

Cebolla caramelizada al microondas

viernes, 16 de marzo de 2018

En casa nos encanta la cebolla caramelizada,se puede emplear para multitud de recetas... pero ,no la suelo hacer por el trabajo que conlleva, así que cuando vi la receta del blog "Siguiendo a Nenalinda" no pude resistirme. Es una receta fantástica, que sí la seguís al pie de la letra, sale buenísima, encima con el microondas, más sencilla aún.
Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes

2 cebollas blancas grandes.
2 cucharadas de aceite de oliva.
4 cucharadas de azúcar moreno.
3 cucharadas de vinagre balsámico de Módena.

Preparación

Cortamos la cebolla en láminas finas y la ponemos en un bol o recipiente apto para microondas. Le añadimos un poco de sal, el aceite y movemos.Poner en el microondas a máxima potencia (800W) durante 5 minutos.

Transcurrido ese tiempo, la sacamos, removemos bien y le añadimos el azúcar y el vinagre. Mezclamos.

Meter de nuevo al microondas durante 12 minutos. Si os gusta un poco más cocinada, la metéis otros 5 minutos más, hasta que esté más blandita, pero tener cuidado no se os vaya a quemar.

Los tiempos son orientativos dependerá de lo tiernas que sean las cebollas y de vuestro microondas.

Espero que os guste.

Fuente: Siguiendo a Nena Linda

Carrot cake en procesador de alimentos

martes, 6 de febrero de 2018

¡Cómo pasa el tiempo! El cumpleaños de Ismael fue a finales de Noviembre y aún no he publicado la tarta de zanahoria que le preparé para sus compañeros de trabajo, así que de esta semana no pasaba.


Esta tarta tiene la peculiaridad que se prepara íntegramente en una licuadora de esas grandes de vaso o procesador de alimentos, es otra de las maravillosas recetas de Donna Hay. Yo como no tengo ninguna de las cosas , lo que hago es picar las zanahorias y las nueces en una picadora y después lo añado todo a un bol y lo proceso todo junto con la batidora. Es una receta super fácil, que os encantará.

Ingredientes

Para el pastel:
400 g de zanahorias, peladas y picadas
1 taza (120 g) de pacanas , yo usé nueces de california
1 taza (175 g) de azúcar moreno
½ taza (110 g) de azúcar blanco
1½ tazas (225 g) de harina 
1 cucharadita de polvo de hornear
1 cucharadita de bicarbonato de soda
2 cucharaditas de canela molida
½ taza (125 ml) de aceite vegetal , yo usé girasol
¼ de taza (70 g) de yogur griego natural
2 huevos  L
2 cucharaditas de esencia de vainilla

Para la crema de queso glaseado:
250 g de queso crema
¼ taza (50 g) de ricota fresca o requeson
⅓ taza (55 g) de azúcar glass
1 cucharada de jugo de limón
1 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación

Precalentar el horno a  160 ° C. En una picadora , picamos la zanahoria y las nueces , hasta que estén finamente picadas, echarlas en un bol grande. Echar la harina, el bicarbonato, el polvo de hornear, el azúcar moreno, el azúcar blanco, la canela, la vainilla, el aceite, los huevos y el yogur. Batir todo muy bien con la batidora, raspando las paredes del bol con un lengueta , para que quede todo bien integrado.

Verter la mezcla en un molde de 22 cm forrado previamente con papel de horno y hornear durante 55- 60 minutos o hasta que probando con un palillo este salga limpio. Dejar enfriar en el molde.

Para hacer el glaseado de queso crema, echamos el queso crema, el jugo de limón, la ricotta, el azúcar y la vainilla en un procesador de alimentos o picadora  y procesar hasta que quede suave. Yo lo preparé  con batidora de varillas. Extender el glaseado sobre el pastel ya frío.

Servir y degustar.

Strudel de espinacas y ricotta

domingo, 14 de enero de 2018

¡Feliz año a tod@s!

Después de unas Navidades de virus varios venimos con mucha fuerza..así que nuestra primera receta del año es un poco más ligerita, un super hojaldre, para contrarrestar la ingesta masiva de calorías navideña. Un rico strudel de espinacas que acompañado de una ensalada es una comida o cena estupenda. La receta es de una Web italiana que tienen unas recetas estupendas.

Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes

1 masa de hojaldre.
500 gr de espinacas congeladas o frescas.Las mías congeladas.
250 gr de requesón.
2 huevos.
30 gr de queso parmesano.
30 gr de piñones ( opcional).
1 pizca de sal.

Para pincelar:
Un huevo batido.

Preparación


En primer lugar cocemos las espinacas (yo las cocí en el microondas en la olla vapor lekue durante 6 minutos a potencia máxima). La podéis cocer en el microondas en un recipiente de vidrio con tapa o en la vitro. Yo prefiero en el microondas porque no hay que añadir agua  en la cocción y evito que luego estén soltando agua y haya que escurrirlas durante mucho tiempo.

Si optáis a cocerlas en la vitrocerámica las podéis cocer el día de antes para asegurarnos de que eliminas todo el agua.

En un bol mezclar el requesón, los huevos, el parmesano, una pizca de sal y mezcalmos bien.

Añadimos la espinaca y mezclamos bien.

Extendemos la masa de hojaldre y añadimos la mezcla de espinacas con queso por casi toda la superficie, dejando los bordes libres, como se observa en la fotografía.

Doblamos los extremos, los  pincelamos con huevos batido .

Enrollamos sobre sí mismo, dando así la forma de strudel.

Hacer a lo largo de la superficie con un cuchillo afilado cortes oblicuos, pintar con huevo batido.
Hornear en horno precalentado a 180ºC durante unos 30 minutos o hasta que adquiera un bonito color dorado.

Dejamos templar y ya lo tenemos listo, espero que os guste.

Podemos tenerlo varios días en el frigo, aguanta muy bien, si calentamos en el micro a no mucha potencia, estará casi igual de buena que cuando la preparamos, así que puede ser una buena comida para el fin de semana, y lo que nos sobre, para llevárnoslo al trabajo :) Con este post participo en el reto facilisimo Recetas para el tupper .

Trenza de hojaldre con cabello de ángel

jueves, 9 de noviembre de 2017

Diréis, ¿otra vez una trenza de hojaldre? Si, no podemos remediarlo,¡¡ nos encantan!! y si habéis probado alguna de las que hemos hecho, pensaréis lo mismo. Esta vez le toca el turno al cabello de ángel como relleno , y como no, el resultado es espectacular.

Si conocéis nuestra receta de cabello de ángel os habréis dado cuenta que esta vez es más oscuro. Simplemente es por el tiempo de cocción del mismo, el sabor, es igual.


Ingredientes

1 lámina de hojaldre.
1 huevo batido para pintar el hojaldre.
Almendra fileteada.
Azúcar para espolvorear.
Cabello de ángel. Pincha aquí para ver la receta.

Preparación

Sacamos el hojaldre de la nevera para que vaya atemperándose.

Cortamos el hojaldre. Para que veáis como se hace, podéis verlo pinchando en el enlace de cualquiera de estas trenzas que hemos hecho anteriormente (pasos marcados en las fotos como número 1-Cortar)

Trenza de hojaldre con crema pastelera
Trenza de hojaldre caramelizada de membrillo, queso de cabra y cebolla endulzada
Trenza de hojaldre rellena de chocolate
Trenza de hojaldre caramelizada de queso brie y mermelada de moras
Trenza de hojaldre caramelizada de jamón york y queso

Hay que tener en cuenta que en ningún caso debemos manosear el hojaldre ni amasarlo.

En la parte central de la trenza, echaremos el cabello de ángel con ayuda de una cuchara o espátula.



Cerramos la trenza como se ve en la fotografía hasta el final del hojaldre.

Una vez cerrada la trenza, pintamos con huevo batido, espolvoreamos por encima almendra fileteada y azúcar (podéis ver la foto de este último paso también en las recetas de trenzas que mencionamos anteriormente).

Horneamos en horno precalentado a 200 ºC durante 20-25 minutos aproximadamente dependerá del horno.

Dejamos enfriar y ¡a comer!

Coliflor al horno

viernes, 7 de abril de 2017

La coliflor es una verdura que no suele gustar mucho a  los peques de la casa, así que hoy os voy a mostrar una forma de prepararla que os va a encantar, al horno con bechamel,una receta fácil y buenísima, que gustará tanto a pequeños como a mayores.
Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes
1 coliflor pequeña
Bechamel
Queso parmesano
Sal.

Preparación

En primer lugar lavamos y cortamos la coliflor en arbolitos pequeños.

Ponemos a cocer la coliflor en una cacerola con agua hirviendo y un poco de sal. Cocer durante unos 20 minutos o hasta que esté tierna.Para evitar el mal olor que desprende al cocerla os aconsejo añadir un chorrito de leche al agua.

Una vez cocida, la escurrimos y reservamos.

Preparamos la bechamel, ver receta aquí.

Colocamos la coliflor en una bandeja de horno engrasada con mantequilla.


Vertemos por encima la bechamel.

Cubrimos con queso parmesano y ponemos a gratinar.

Espero que os guste.

Champiñones rellenos de mozzarella

jueves, 16 de marzo de 2017

Estos champiñones son junto a una ensalada una cena ligera y muy rica, también los podéis poner como entrante en una comida familiar o como amigos, os aseguro que os encantarán. Se tardan muy poco en preparar y están buenísimos.
Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes

Champiñones
Mozarella fresca
Tomatitos cherry
Ajo picadito
Aceite de oliva
Orégano
Sal y pimienta

Preparación

Cortamos el pie de los champiñones y los vaciamos con ayuda de una cuchara.

Los colocamos en una bandeja de horno sobre un papel de vegetal boca abajo y los pintamos con una mezcla de aceite de oliva y ajo picado.

Les damos la vuelta y los rellenamos con trocitos de mozzarella , encima ponemos trocitos de tomate cherry , salamos, salpimentamos y por último añadimos un chorrito de aceite de oliva y el orégano. Abajo os pongo la foto de estos 3 pasos.

Horneamos a 180ºC durante 8- 10 minutos.

¡Listos para comer!

Espero que os guste

Berenjenas rellenas de champiñones

viernes, 17 de febrero de 2017

Para terminar la semana, una receta sana y riquisíma, berenjenas rellenas de champiñones, uno de los platos estrella de mi tía. La receta originalmente es de Arguiñano, pero mi tía ha hecho su propia versión y como todo lo que hace está buenísima. Os animo a que comáis sano este fin de semana.
Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!.
Ingredientes (4 personas):

4 berenjenas.
300 gr de champiñones.
1 cebolla.
2 puerros.
100 gr de queso emmental rallado.
aceite de oliva.

Preparación

Lavamos y picamos los champiñones en láminas. Reservamos.

Cortamos las berenjenas por la mitad (a lo largo) y vacíamos con cuidado , procurando que no se rompan.

Ponemos agua a calentar en una cazuela, sazónamos y añadimos las berenjenas (reservamos la pulpa). Las cocemos durante unos 20-30 minutos aproximadamente. Escurrimos y reservamos.

Rehogamos en una cazuela o sartén grande la cebolla y los puerros picados finitos .Sazonamos. Añadimos los champiñones. Dejamos que se poche bien. Añadimos la pulpa de la berenjena picada.

Rellenamos las berenjenas, cubrimos con el queso rallado y gratínamos en el horno.

Espero que os guste. Esta receta participa en el reto mensual de facilísimo :), así que seguro que tiene mucho éxito.

Bollitos de calabaza y leche condensada

lunes, 16 de enero de 2017

Me gusta mucho ojear por Pinterest en busca de recetas, lo uso mucho sobre todo cuando tengo algún ingrediente que no se muy bien que hacer con él. Fue lo que me pasó con un trozo de calabaza que tenía en la nevera, no me aptetecía hacer bizcochos, ni purés..así que me puse a curiosear por esa red y me enamoraron los bollitos de calabaza y leche condensada del blog "Kanela y limón" .

Son unos bollitos tipo brioche, muy tiernos, que se pueden combinar tanto con dulce (con mermelada y mantequilla para desayunar) como salado (con un poco de queso o con paté como aperitivo) y con una tonalidad naranjita preciosa que le aporta la calabaza. Son muy fáciles de hacer y os encantarán.
Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!
Ingredientes

200g de leche condensada.
40g de mantequilla blanda.
60ml de leche en la que habremos disuelto 25g de levadura fresca de panadería.
250g de puré de calabaza (Calabaza cocida, escurrida y triturada).
Una cucharadita de sal.
550g de harina de fuerza.
1 huevo batido para pintar los bollitos.

Preparación

En primer lugar preparamos el puré de calabaza, yo lo hice en el microondas cinco minutos a potencia máxima en mi estuche de vapor Lekue, pero lo podeis hacer en otro recipiente. Troceamos con un tenedor y escurrimos muy bien.

Colocamos la harina con la sal en forma de volcán en la mesa de trabajo. En medio ponemos el puré de calabaza y la mantequilla. El resto de ingredientes (levadura disuelta en leche, leche condensada) los mezclamos y los vamos añadiendo poco a poco a la harina a la vez que vamos mezclando con los dedos hasta tenerlo todo incorporado. Amasar hasta conseguir una bola de masa suave, elástica y que no se pegue a las manos.

Ponemos la masa en un bol engrasado con aceite y la dejamos reposar tapada durante 1 hora y media en un lugar cálido, o hasta que doble su tamaño.

Separar porciones de 80-90 gramos y formar bollos, que vamos colocando en una bandeja forrada con papel de horno.
Dejamos levar de nuevo y pintamos con huevo batido.
Hornear a 180ºC en horno previamente precalentado hasta que tengan un bonito color dorado.
Retirar y dejar enfriar.

Bizcocho de calabaza

jueves, 3 de noviembre de 2016

La semana pasada mi suegra me regaló una calabaza y la he usado para hacer un superbizcocho, que el año pasado hizo mi madre y nos encantó a todos.

La calabaza es un gran antioxidante, tiene una gran cantidad de vitaminas, como los carotenos, también presentes en las zanahorias, que son tan beneficiosas para la piel. Es muy buena para la próstata, para proteger la mucosa gástrica, prevención del estreñimiento, un sin fin de propiedades beneficiosas. Su consumo habitual, ayuda a prevenir la retención de líquidos y evita la formación de cálculos renales. Así que, ahora aprovechando que es época de calabazas, vamos a aprovechar para usarla en la elaboración tanto de platos dulces como salados.

Hoy os traigo un maravilloso bizcocho de calabaza. La receta, como ya he dicho anteriormente, es gentileza de mi madre, de ahí que las cantidades no vengan expresadas en gramos, si no en vasos. Ésta es la parte que menos me gusta de preguntar recetas a mi madre, al ser una gran cocinera, todo lo hace a ojo, sin medir y a mi me vuelve loca. Como trabajadora en un laboratorio, en el que todo se mide, no hay aproximaciones y lo del vaso casi lleno de harina o la que pida, me pone muy nerviosa…Pero aún siguiendo éstas medidas me ha salido espectacular y se lo recomiendo a todo el mundo. La calabaza le da un sabor riquísimo.

Ingredientes

180 ml de aceite de oliva suave.
1 Vaso de azúcar.
1 Vaso de harina.
4 Huevos.
1 cucharadita de canela molida.
300g de calabaza cruda y pelada..
1 sobre de levadura.

Preparación

En primer lugar, pelamos la calabaza y la cortamos en trozos. La metemos en el microondas a potencia máxima durante 8 minutos o hasta que se aprecie que está blandita (dependerá de la potencia del  microondas).Machacamos con un tenedor hasta conseguir un puré que deberá pesar unos 150g.

Modo chef o matic pro
Echar en un bol los huevos, el vaso de aceite y el vaso de azúcar. Batir bien.
Añadir lentamente la harina y la levadura previamente tamizada, el puré de calabaza y la cucharadita de canela. Batimos bien hasta conseguir una mezcla homogénea y sin grumos.
Untar la cubeta con mantequilla y harina espolvoreada.
Añadir la mezcla anterior y hornear en el programa horno durante 40 minutos. Cuando quedaban 5 minutos, le di la vuelta, para que quedase dorado.

Modo tradicional
Si lo hacéis en un horno convencional previamente calentado, lo hornearemos a 180ºC durante 30 minutos. Meter un pincho para ver si está listo (sale limpio).
Espolvoreamos con azúcar glass y listo.

Nota: el vaso que uso es de agua 250ml.

Tarta de zanahoria

martes, 25 de octubre de 2016

La tarta de zanahoria es sin duda , una de mis tartas favoritas y es la tarta que suelo pedir que me haga mi madre en ocasiones especiales. La última vez fue en mi cumpleaños, me sorprendió a la vuelta del trabajo y me hizo mucha ilusión.
La receta es de un compañero de mi antiguo trabajo, Atilio, que estuvo viviendo en EEUU durante un tiempo y es una maravilla. La receta está escrita tal y como el me la dio, que es como en casa la hacemos.
En el blog ya tenía la receta del propio bizcocho de zanahoria, pero la de hoy es de la tarta con su característica cobertura.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

Para el bizcocho:
250 g de azúcar
250 ml de aceite de girasol u otro suave
4 huevos
230 g de zanahorias ralladas
230 g de harina
2 cucharaditas de levadura
1 cucharadita de canela en polvo

1/2 cucharadita de jengibre molido o en polvo. Yo no lo pongo.

Para la cobertura
230 g de azúcar
230 g de queso crema
55 g de mantequilla
2 cucharaditas de esencia de vainilla.

Preparación


Bizcocho:
Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo.

Mezclar en un bol el azúcar, el aceite, los huevos y las zanahorias ralladas. Yo lo hago con batidora de varillas.

Mezclar en otro bol la  harina, la levadura y una cucharadita de canela en polvo. Poco a poco  agregar la mezcla de harina al bol de las zanahorias e ir batiendo hasta que esté totalmente integrado.

Engrasamos y enharinamos el molde y vertemos la mezcla. Horneamos durante 40-45 minutos o hasta que el pincho salga limpio.

Cobertura
Echamos en un bol, el queso, el azúcar, la mantequilla en pomada y la esencia de vainilla. Mezclamos con batidora de varillas, lo suficiente hasta que la mezcla esté homogénea, tener cuidado de no sobrebatirla.

Una vez que la tarta está fría, la metemos en nevera forrado con film, para que coja más consitencia el bizcocho y así  rellenarla mejor. Yo suelo hacer el bizcocho por la tarde y monto la tarta al día siguiente.

Partimos el bizcocho por la mitad y rellenamos con la crema de queso. Cubrimos la tarta por fuera con la crema con ayuda de una lengua de silicona. Una vez que hemos cubierto toda la tarta,cubrimos la superficie con nueces picadas.

Esta tarta está mejor de un día para otro, cuando los sabores de la crema de queso y el bizcocho se han asentado.
Daniela con su mami disfrutando de la tarta

Cabello de ángel

jueves, 21 de julio de 2016

El cabello de ángel es un dulce que gusta mucho en casa sobre todo como relleno de una rica bayonesa (ver receta aquí), pero en Madrid no es fácil encontrar la variedad de calabaza con la que se prepara, la cidra. Es un producto de otoño, pero recomiendan esperar al menos 6 meses para prepararla y que así alcance el punto máximo de maduración. Esta receta la tenía aparcada bastante tiempo y siempre la voy dejando, así que ahora que tengo más tiempo, he decidido publicarla para que vayáis pensando en hacerla este invierno, mujer precavida vale por dos, jajajaja.
Para preparar esta receta además de los útiles que uséis normalmente en la cocina, vais a precisar de un martillo, porque esta calabaza es muy dura, así que para sacar la pulpa, daremos golpes secos a la cascara hasta que vayáis desprendiéndola de la pulpa, podéis ayudaros de un cuchillo a modo de cincel :-)
Cidra, la calabaza del cabello de ángel
Hay muchas formas de preparar el cabello de ángel, no se utiliza una regla establecida, algunas recetas lo preparan pesando la pulpa y utilizando la misma cantidad de azúcar, otras le añaden la mitad de azúcar que lo que pese la pulpa.. yo lo hago poniendo la misma cantidad de azúcar que de pulpa.

Ingredientes

Cidra.
Azúcar.
Agua.
Un palo de canela.
Trozo de corteza de limón.

Preparación

Pelamos la calabaza y ponemos en una olla a cocer la pulpa con agua hasta que esté bien tierna.

Una vez cocida la escurrimos, la pasamos por agua fría y la dejamos escurrir muy bien en un colador. Yo algunas veces la dejo de un día para otra en la nevera para asegurarme de eliminar todo el agua.

Con ayuda de las manos vamos deshilachando cada trozo de calabaza, pesamos la cantidad obtenida y colocamos en una cacerola con la misma cantidad en azúcar, un vaso de agua, el trozo de corteza de limón y la rama de canela. Cocemos hasta obtener un almíbar, añadimos la pulpa y dejamos cocer hasta que los cabellos estén con un bonito color dorado y el almibar espeso, El fuego ha de estar bajo y tenemos que mover de vez en cuando, para evitar que se nos pegue.

Es un poco laborioso, pero una vez que probéis el cabello de ángel casero, ya no lo compraréis más.

Aros de cebolla

viernes, 20 de mayo de 2016


Para iniciar el fin de semana os propongo una receta de picoteo muy facilita que os va encantar, los aros de cebolla, que no tienen nada que ver con los que venden comerciales, una vez los hagáis caseros, nunca más los volveréis a comprar. Partiendo de una cebolla, os salen bastantes así que los podéis congelar y usarlos cuando queráis.

Ingredientes

1 cebolla grande.
1 vaso de harina de trigo (140g).
1 vaso de pan rallado (175 g).
1 huevo L.
1 vaso de leche (250ml).
1 cucharadita de levadura química en polvo.
Aceite para freír.
Pimienta negra molida.
Una cucharadita de sal.

Preparación

En un bol echamos la harina, la levadura , la sal y mezclamos bien.Reservamos. Cortamos la  cebolla en rodajas gruesas y separamos cada aro.
Añadimos los aros a la mezcla anterior ( sal, harina, levadura) y movemos bien hasta que queden bien impregnados. Vamos sacando cada aro y los colocamos en un plato. No tiréis la harina , reservarla.
Batimos el huevo, añadimos la leche, la pimienta y batimos bien. Una vez batido, lo vertemos en la mezcla de la harina que habíamos reservado. Batimos muy bien de nuevo hasta que esté todo integrado.

Pasamos los aros por la mezcla uno a uno con ayuda de un tenedor, escurrimos un poco y pasamos por pan rallado,  de manera que quede todo el aro cubierto de pan rallado.
Freímos en aceite caliente abundante y fríe cada aro durante 2 minutos o hasta que estén dorados por ambos lados. Dejamos escurrir sobre papel de cocina para retirar el exceso de aceite.

Los acompañamos con un poco de salsa barbacoa o la salsa que más nos guste y ¡ a disfrutar!

Nota: Si queréis congelarlos, una vez pasado por pan rallado, los colocamos sobre un plato con papel de horno bien separados, para que no unan entre si, los metemos al congelador y  una vez congelados, los retiramos del plato y los metemos en una bolsa de plástico.

Fuente: Javi Recetas

Tomate frito casero

sábado, 4 de julio de 2015


Hola amigos ¿qué tal?

Hoy tengo para vosotros una elaboración muy sencilla que os ahorrará mucho dinero, como hacer tomate frito casero. Además de ahorraros dinero, para mi gusto está mucho mejor que el comprado, y aunque pueda parecer una tontería, un buen tomate frito casero puede ser el elemento diferencial de una receta, aunque por otro lado, seguro que no dejáis un trozo de pan vivo en casa de tanto mojar :p

Tener en cuenta que las cantidades están puestas para hacer una buena cantidad de tomate, lo que serían a posteriori 3 botes de tomate frito casero.

Si hacéis esta salsa, podréis usarlo en recetas como estas:

Berenjenas a la parmesana, ver receta aquí

Paccheri con champiñones, ver receta aquí

Ingredientes

3 botes de Tomate natural triturado.
3 cebollas grandes.
Aceite de oliva.
6 cucharadas soperas de azúcar.
Sal.

Preparación

En una cacerola, ponemos un chorro abundante de aceite. Cogemos las cebollas y las picamos en la misma cacerola. freímos la cebolla, hasta que quede pochada. Una vez pochada añadimos el tomate natural triturado

Lo movemos bien, le ponemos una tapadera a la cacerola (para que no salte y nos manche la cocina) y cocemos a fuego lento , moviendo continuamente. Debe estar a fuego lento 1 hora por lo menos. Una vez que vemos que rompe a hervir, echamos 6 cucharadas soperas de azúcar y sal al gusto. Probamos a ver que tal de acidez. Es importante tener en cuenta que si está muy ácido, podemos echar un poquito más de azúcar para rebajar la acidez.

Por último, en la misma cacerola, pasamos por la batidora toda la mezcla para que no queden grumos y quede bien homogénea. Lo dejamos otros 20 minutos a fuego lento y ya tenemos nuestro tomate frito casero preparado!!!

Consejo de envasado:
Como habremos hecho bastante cantidad, lo suyo será envasarlo para que nos quede durante mucho tiempo.
Para el envasado, muy importante hacerlo en caliente, es decir, sacarlo de la cacerola caliente y pasarlo a los botes inmediatamente, hasta llegar al borde y taparlos enroscando bien la tapadera.

Enrollaremos los botes en un paño de cocina y los dejaremos hasta la mañana siguiente para que se enfríen.

Espero que os hayan gustado la receta y nunca más compréis tomate frito ;-), aunque por deciros esto me vayan a odiar las empresas "tomateras".

Berenjenas a la parmesana (Parmigiana di melanzane)

lunes, 18 de mayo de 2015

Hola amig@s del blog,

¿Qué tal estáis? Nosotros muy bien después de un fin de semana relajante en la sierra con la peque y deseando hacer la publicación del inicio de semana  y hacer muchos platos ricos ricos :p

Hoy tenemos una receta italiana, país en el que hemos estado 5 veces y que como ya habréis podido comprobar en el blog, nos encanta su cocina. Las berenjenas a la parmesana, o como se dice allí, Parmigiana di Melanzane, es a grandes rasgos una mezcla de capas de berenjena con queso y tomate. Se pueden hacer fritas o a la plancha, pero hay una versión menos calórica, si se puede decir que esta receta así lo sea, que es al horno, como la hemos hecho nosotros. El nombre se debe a la manera de cocinar las verduras en capas de la ciudad de Parma (norte), aunque esta elaboración es típica del sur de Italia.

Aunque aún no hemos estado por el sur de Italia (seguro que el año que viene vamos por Nápoles y la costa amalfitana), ya habíamos probado en varios restaurantes italianos este plato. Pero fue en el precioso pueblo de Bellagio, en el Lago de Como ( un lago precioso al norte de Milán y a los pies de los Alpes) dónde definitivamente nos cautivó, así que ya quedó definitivamente inscrita en nuestro cuaderno de bitácora. Creo que allí la receta era con la berenjena frita, lástima que nuestro italiano no sea todo lo bueno que nos gustaría para preguntarlo ;-).

Justo la semana pasada estuvimos viendo un programa en la TV de Nápoles y se nos antojó hacer las berenjenas, así que nos pusimos manos a la obra y aquí está el resultado:


Ingredientes

2 berenjenas.
2 bolas de mozzarella fresca.
80 g. de parmesano rallado.
1 bote de salsa de tomate frito casero (400 g).
Sal.
Albahaca seca.
Aceite de oliva.

Preparación

Lavamos las berenjenas. Las secamos y cortamos en rodajas de aproximadamente 1/2 cm. Las ponemos sobre una fuente de horno, que habremos forrado con papel vegetal y echamos sal, albahaca seca y un chorrito de aceite de oliva. Horneamos 20 minutos a 200ºC.

Para la salsa de tomate, yo tenía ya preparado tomate casero, del que hace mi madre. Si no, tendréis que hacer una buena salsa de tomate.

Cuando tengamos las berenjenas hechas, las sacamos a un plato y dejamos el horno encendido. En otra fuente de horno vamos poniendo una capa de salsa de tomate, berenjenas y rodajas de mozzarella. Lo haremos hasta que se terminen las berenjenas y la salsa. Debe quedar arriba la salsa de tomate. Espolvorearemos con queso parmesano rallado. Metemos en el horno y dejamos unos 10 minutos y otros 5 más gratinando.

Fuente: Tapitas y postres

Las calles de Bellagio, a las orillas del Lago de Como

Champiñones con jamón

jueves, 26 de febrero de 2015



Me gustan mucho las verduras y entre ellas los champiñones son de mis preferidos y si ya los cocinas con jamón... resultan deliciosos. Ideales como un primer plato para la comida o para una cena ligera.  Cada vez que voy a la frutería no me puedo resistir al verlos tan blanquitos...diciendo compra y cómeme!!!





Ingredientes (para dos personas)

500g de champiñones.
1/ 2 cebolla grande
1 diente de ajo
Taquitos de jamón serrano al gusto.
Perejil.

Preparación


Cortar el tallo de los champiñones que tienen una gran cantidad de tierra y lavarlos muy bien. Primero los sumergimos en un barreño con agua y luego los lavamos de uno en uno. Una vez lavados, laminamos los champiñones y reservamos. 

En una sartén, añadimos un poco de aceite de oliva y sofreímos la cebolla hasta que quede transparente a fuego medio. Añadimos el ajo (cortado en láminas o machacado) una vez que la cebolla esté pochada. 

Añadimos perejil y posteriormente los tacos de jamón serrano. Añadimos los champiñones, movemos bien para que se integre todo y dejamos a fuego medio 10 minutos o hasta que estén tiernos los champiñones  .

Añadiremos sal al gusto una vez cocinado, ya que al tener jamón serrano ya quedará algo salado.