Mostrando entradas con la etiqueta Tartas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Tartas. Mostrar todas las entradas

Torta della Nonna

viernes, 3 de mayo de 2019

La tarta de hoy es un clásico de la cocina italiana es conocida como "la torta della Nonna" traducida como la tarta de la abuela.Está buenísima y es bastante sencilla de preparar.
Consta de una pasta flora rellena de crema pastelera, coronado con piñones y azúcar glass..en mi caso con almendras, que era lo que tenía por casa. Hay al menos dos versiones del pastel de la abuela: una abierta, que incluye la base y la crema directamente adornada con piñones y azúcar glas y la cerrada, con una doble capa de pasta flora( arriba y abajo), nosotros nos decantamos por la segunda.

Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes
Para la pasta flora:
2 huevos M
450 g harina
160 g azúcar
200 g mantequilla fría
ralladura de un limón
para la crema:
750 g leche entera
3 huevos
1 yema
225 g azúcar
35 g almidón de maíz
30 g Harina
1 cáscara de limón

Para decorar:
Azúcar glass
Piñones como dice la receta original o almendras laminadas como mi caso.

Molde de 26cm , el mío de 24cm.

Preparación

En la picadora añadir la harina y la mantequilla cortada en dados bien fría. Triturar hasta que adquiera aspecto de arena, volcar en la encimera previamente enharinada  y en la parte central hacer un agujero y añadir el azúcar ,los huevos y la ralladura de limón. Amasar todos los ingredientes  hasta que se compacten formando una masa, hacer una bola, dividirla en dos y envolverlas en film. Meter en la nevera durante 30 minutos.

Mientras tanto preparamos la crema: en un cazo ponemos la leche con la piel de limón a  fuego bajito hasta que rompa a hervir.

En un cuenco añadimos los huevos enteros, la yema y el azúcar. Mezclamos bien con varillas manuales, añadimos la harina y el almidón de maíz y volvemos a batir. Añadir un poco de leche caliente del cazo y batir.

Retirar del cazo la piel de limón y añadir a la leche caliente, el contenido del cuenco (los huevos,azúcar , harina y almidón) , volver a poner al fuego y ir moviendo con varillas a fuego lento hasta que espese. Verter la crema en un bol y tapar con un film ( que toque la crema ) para que no haga costra. Dejar enfriar a temperatura ambiente.

Cogemos la masa de la nevera y la extendemos, entre dos papeles de hornear, con ayuda de un rodillo haciendo dos círculos de unos 25 cm de diámetro con un grosor de unos 2 mm, enrollamos en el rodillo un círculo y lo ponemos sobre el molde previamente engrasado y enharinado. Presionamos bien con los dedos para que quede bien acoplado al molde y quitamos el exceso con ayuda de un cuchillo.

Pinchamos toda la base con ayuda de un tenedor y vertemos la crema, tapamos con el otro círculo de masa y presionar para que quede bien sellado. Pinchar la superficie y extender la almendra laminada.

Hornear en  horno  precalentado a 160 ° C durante 50 minutos en el estante más bajo; después de este tiempo, lo movemos  a la parte central del horno y elevamos la temperatura a 180 ° durante otros 10 minutos. Durante la cocción, si observamos que la superficie es demasiado oscura, podemos cubrirla con papel de aluminio.

Dejamos enfriar por completo y espolvoreamos con azúcar glass,

Espero que os guste.


Tarta Frozen sin lácteos

martes, 9 de abril de 2019

Este año Daniela me lo ha puesto fácil, otra vez quería una tarta de Frozen por su cumpleaños, similar a la del año anterior (era esta tarta de Olaf), pero con oblea de papel de azúcar de Elsa y Ana y con decoración rosa. A Daniela no le gusta mucho el dulce, le gusta el bizcocho de limón o naranja y la nata montada..ni crema , ni chocolate....Así que este año nos tocó bizcocho de limón y nata. Y como su hermano Ismael es aplv ( alérgico a la proteína de la vaca), para que yo pudiera comerla (al estar dando el pecho, estoy a dieta estricta sin lácteos desde que nació) el bizcocho era el de yogur pero con yogur vegetal y la nata también era vegetal.


Ni que decir tiene que igualmente quedó buenísima y a la cumpleañera le encantó. Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!


Ingredientes

Para el bizcocho:
3 huevos L.
1 yogur vegetal, el mío de leche de coco.
3 medidas de yogur de harina.
2 medidas de yogur de azúcar.
1 medida de yogur de aceite de girasol
1 sobre de levadura (16 g de polvo para hornear).
Yo hice dos bizcochos.

Para la cobertura y relleno:
600ml de nata vegetal
36 g de azúcar
Colorante alimentario en pasta

Molde de 18 cm: harina y aceite para engrasar el molde.

Preparación

Preparación del bizcocho:
Batir los huevos con el azúcar hasta que estén bien ligados.

Añadir el yogur, la ralladura de limón ,el aceite  y batimos con batidora de varillas  hasta que esté todo bien integrado.

Tamizar la levadura y la harina, sobre la masa y mezclar con batidora  hasta conseguir una textura homogénea.

Verter la masa en el molde  y hornear sobre rejilla altura media del horno precalentado a 180ºC durante unos 40-45 minutos, dependerá del horno, pero siempre tenemos que guiarnos con el palillo a ver si sale limpio.

Dejamos enfriar unos 10 minutos en el molde y desmoldamos. Dejar enfriar por completo.

Preparación del relleno y cobertura:
La nata ha de estar como mínimo doce horas en la nevera, le echamos en un bol junto al azúcar y montamos con batidora de varillas hasta que esté bien firme. Teñimos con el color elegido. En mi caso la dividí y un aparte la teñí de rosa y la otra la dejé  tal cual, eso ya va en gustos.

Montaje de la tarta:
Cortamos la parte superior de ambos bizcochos para dejarlos bien lisitos, si os han quedado parejos , no es necesario hacer este paso. Guardamos las migas para otra receta (aquí no se tira nada).

Con ayuda de una lira o cuchillo abrimos un bizcocho por la mitad y lo rellenamos con la nata ,lo cerramos, añadimos de nuevo nata en la parte superior y colocamos una nueva capa del otro bizcocho. La tarta que preparé es de tres alturas, pero si queréis usar darle más altura, usar los dos bizcochos, pero preparar un poco más de nata.

Cubrimos toda  la tarta de nata. primero una capa fina , metemos en nevera una media hora  y  después con la boquilla que más nos guste decoramos con ayuda de una manga pastelera los laterales de la tarta, podéis alternar colores como yo he hecho o dejarlo todo del mismo color, eso va en gustos.

En el momento de servir o un rato antes sacamos la tarta, le colocamos la oblea de papel de azúcar y terminamos de decorar el borde de la misma con un poco más de nata, para que no se vea el borde de la misma. El motivo por el cual se pone la oblea un rato antes de consumir es porque con la humedad se estropea el dibujo.

Y ya tenemos lista nuestra tarta, esta nata permanece estable mucho tiempo y se mantiene firme fuera de la nevera. Es ideal para transportarla y llevarla a los dichosos parque de bolas. Espero que os guste tanto como a Daniela y sus amiguitos.

Tarta de coca cola y chocolate

lunes, 25 de marzo de 2019

No hay nada como empezar la semana con una tarta de chocolate y coca cola , como la que hoy os muestro, no esperéis que sepa a coca cola como tal, lo  que hace es potenciar el sabor del chocolate y darle un a textura húmeda simplemente maravillosa. Animaros a hacerlo... no os defraudará. Eso sí la coca cola que utilicéis tiene que ser coca cola normal, no vale ni light ni zero.
La receta es del blog de Webos fritos y es  altamente adictiva.. ¡estáis avisados!Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

Para el bizcocho:
250 gr de harina.
10 gr de levadura química.
300 gr de azúcar glas.
3 cucharadas colmadas de cacao en polvo sin azúcar.
1 cucharadita de bicarbonato sódico.
2 huevos L.
1 cucharadita de esencia o pasta de vainilla.
250 gr de mantequilla fundida.
200 ml de coca cola.
225 gr de leche entera.
Para la cobertura:
200 gr de nata para montar o crema de leche.
200 gr de chocolate de postres.
65 gr de mantequilla.
2 cucharadas de coca cola.

Preparación

Preparación del bizcocho:
En un bol grande añadimos la harina con la levadura (previamente tamizadas), el azúcar , el cacao y el bicarbonato. Mezclamos bien con unas varillas. Reservamos.

En otro bol grande, batimos con batidora de varillas los huevos con la esencia de vainilla durante unos tres minutos. Reservar.

En otro recipiente, derretimos la mantequilla en el microondas lentamente a baja temperatura, añadimos la coca cola y la leche y mezclamos manualmente con varillas.

En el bol de la harina, añadimos poco a poco y removiendo, la mezcla con los huevos y finalmente la mezcla de la mantequilla, coca cola y leche. Mezclar con la batidora de varillas solo hasta integrar.

Verter la masa en el molde previamente engrasado o forrado con papel de horno y hornear en horno precalentado a 170ºC durante unos 50 minutos o hasta que pinchemos con un palillo y este salga limpio.

Una vez horneado, dejar enfriar en el molde sin desmoldar.

Preparación de la cobertura:
Calentamos la nata  sin que hierva y la vertemos sobre el chocolate previamente troceado en un cuenco. Remover con unas varillas hasta que esté bien derretido.

Añadir la cola y la mantequilla y mezclar  con las varillas.

Sobre el bizcocho sin desmoldar, dentro del molde que se ha horneado, verter la cobertura aún caliente por encima del bizcocho. Es mejor dejarlo reposar a temperatura ambiente de un día para otro, pero sino un mínimo de unas 3 horas.

Decoramos al gusto y ¡a disfrutar!
Espero que os guste.

Tarta corazón

lunes, 11 de febrero de 2019

La tarta de hoy,  fue la tarta de moda del año 2018, yo la preparé el pasado mes de Noviembre para el cumpleaños de Ismael, pero con los dos peques, la casa, el colegio... no he tenido tiempo de publicarla, así que como más vale tarde que nunca , hoy traigo la receta, además ahora que viene San Valentín, es más que ideal...

La receta original es con base de galleta, pero he optado por la base de hojaldre que gusta más en casa. Es una tarta sencilla, pero hay que ser muy cuidadoso con la manipulación del hojaldre, porque una vez horneado es bastante quebradizo. El relleno podéis elegir el que más os guste nata, crema, trufa,... en mi caso nata con queso .El molde lo podéis o bien dibujar sobre un cartón fino,cartulina, acetato o comprarlo,como en mi caso, el mio lo compré en Aliexpress muy baratito, podéis ver el enlace aquí: corazón de acetato. La decoración es libre , podéis hacerla como más os guste fresas, frutos rojos, chuches...ah! se me olvidaba necesitamos dos bandejas de horno para hornear, una sobre la que pondremos el hojaldre y otra encima para hacer peso, así que antes de empezar a hacer la tarta pedírsela a vuestra madre, a una amiga...sin más dilaciones. Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes
Para la base:
Dos láminas de hojaldre.
Plantilla con el diseño.
Para el relleno:
Nata para montar con un 35%.
160g de azúcar glass.
250g de queso tipo philadelphia.
7g (2 cucharaditas) gelatina en polvo sin sabor (4 hojas o láminas de gelatina).
40ml agua.

Preparación

Precalentar el horno a 200ºC calor arriba y abajo.

El primer lugar dejamos atemperar el hojaldre, lo extendemos en el papel de horno que trae,colocamos encima la plantilla y con un cuchillo y mucho cuidado vamos trazando el dibujo. Quitamos el hojaldre sobrante , pinchamos todo el  corazón con un tenedor para que no suba durante el horneado, ponemos sobre este papel vegetal y encima la otra bandeja de horno.


Horneamos en la altura media del horno durante unos 15 minutos o hasta que veamos que está dorado, comprobar pasado ese tiempo si esta hecho, si no ponerlo unos minutos más. Dejar enfriar en la bandeja unos minutos antes de manipularlo porque caliente es muy muy frágil. 

Tenemos que repetir todo este procedimiento con la segunda lámina de hojaldre, porque como veis en la fotografía la tarta tiene dos alturas.

Mientras vamos preparando la crema de queso, para ello:
En un cuenco pequeño,verter el agua sobre la gelatina para hidratarla, mover muy bien hasta su completa disolución. Dejar reposar 10 minutos. Meter en el microondas 15  segundos para derretirla y reservar.

En un bol amplio ponemos el queso crema y la nata bien fríos, montamos a velocidad alta durante 2 minutos o hasta que esté a medio montar, con un colador añadir el azúcar glass y batir a velocidad alta un minuto. Tomar una cucharada de la crema y mezclar con la gelatina que teníamos reservada, añadir al resto de la crema y batir hasta que la mezcla esté bien firme.Poner la nata en una manga pastelera con la boquilla que más nos guste.
Nota: Si queréis, podéis sustituir los 7g de gelatina en polvo por 4 hojas o láminas de gelatina. Para ello tendréis que hidratar las láminas en agua fría durante 5 minutos. Luego escurrirlas, y añadirlas a los 40ml de agua previamente calentada. Como el agua está caliente, las hojas de gelatina se derretirán enseguida. El resto de la receta es igual.

Trasladar el corazón en la base definitiva en la que vayamos a presentar la tarta, poner por debajo un poquito de crema a modo de pegamento para que no se mueva.Con nuestra manga vamos cubriendo toda la base con copetitos. Una vez completada la base, ponemos sobre ésta con mucho cuidado la otra lámina de hojaldre, dejándola caer sin presionar o forzar.De nuevo vamos cubriendo la segunda base de nuevo con copetitos.

Para terminar decoramos como más nos guste, yo poté por fresas, arándanos, flores de oblea, macarons y perlas de caramelo. Ni que decir tiene que a parte de ser preciosa ¡¡estaba buenísima!!



Con la parte central del corazón hice una minitarta muy mona, que Ismael llevó al trabajo
Fuente de la crema: Quiero cupcakes

Cheesecake de moras

viernes, 13 de julio de 2018

Hola amig@s,

Ya sabéis cuanto me gustan las tartas de queso y cada vez que veo una, no me puedo resistir a hacerla. Ya he perdido la cuenta de cuántas tartas de queso tenemos en el blog, y la verdad, las que nos quedan...

La tarta de hoy es muy fresca para el verano. Se trata de una cheesecake de moras, receta de Mayte Sweet de Cookpad. Su sabor y textura os van a encantar, así que sólo puedo deciros lo de siempre, nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes

400 gr queso tipo Philadelphia.
200 ml nata para montar (35% MG) + 3 cucharadas de azúcar.
125 ml leche.
200 mgr de moras silvestres.
100 gr azúcar.
4 hojas de gelatina.

Preparación

En primera instancia, preparamos el almíbar. En un cazo, ponemos a fuego medio las moras con el azúcar, unos 10 minutos más o menos, hasta que el azúcar se disuelva. Retiramos del fuego y trituramos. Reservamos.

Vamos hidratando las hojas de gelatina en agua fría durante unos 10 minutos.

Añadimos el queso Philadelphia al almíbar y mezclamos muy bien.

Calentamos la leche en el microondas durante unos 30 segundos. Cogemos las hojas de gelatina que estaban hidratándose, las escurrimos y las deshacemos en la leche caliente. Las añadimos a la mezcla de queso y moras que teníamos ya preparada y mezclamos bien.

Montamos la nata, añadiendo las 3 cucharadas de azúcar. La incorporamos a la crema anterior, mezclándola con movimientos envolventes.

Una vez que todos los ingredientes estén integrados, los vertemos sobre el molde . Refrigeramos, mejor de un día para otro.

Sólo queda desmoldar con cuidado y listo, una riquísima tarta para el veranito :)

Cheesecake

martes, 22 de mayo de 2018

Hoy os traigo la archiconocida cheesecake de Alma Obregón. La había vito muchas veces por la red, pero no me había dado por prepararla, la verdad que es una de las mejores tartas de queso que he hecho, así que sin comerlo ni beberlo, ha pasado a formar parte de mis recetas preferidas.

En la receta original, se sirve con salsa de moras, pero como no soy muy de salsas, prefiero degustarla sola.

Así que nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

Para la base:
150g de galletas maría.
60g de mantequilla

Para el relleno:
800 g de queso cremoso
160 g de azúcar blanco
2 cucharadas de harina
4 huevos M
65 ml de nata de montar
1 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación

Base de galletas:
Engrasamos la base y paredes del molde y forramos con papel de hornear.

En  un robot de cocina con el accesorio de cuchillas, trituramos las galletas hasta obtener migas finas. Otra opción es introducir las galletas en una bolsa de plástico de cierre hermético y machacarlas con un rodillo de cocina.

Ponemos las galletas trituradas en un cuenco, vertemos sobre ellas la mantequilla derretida y mezclamos a mano. Disponemos esta pasta sobre el molde preparado, presionando con los dedos sobre la base. Después introducimos en el frigorífico para que se enfríe y adquiera firmeza mientras preparamos el relleno.

Relleno:
Precalentamos el horno a 180°

Batimos el queso  con el azúcar y la harina hasta que la mezcla sea homogénea. Incorporamos los huevos, uno a uno.  Finalmente, añadimos la nata y la vainilla, y mezclamos de nuevo hasta que estén bien integrados.

Sacamos la base de la nevera y vertemos sobre ella el relleno.

Horneamos la tarta durante 15 minutos a 180° y después bajamos la temperatura a 120° y seguimos horneando, al menos, 60 -70minutos, o hasta que toda la superficie haya cuajado y sólo quede el centro un poco húmedo.

Dejamos que la tarta enfríe a temperatura ambiente y después  metemos en el frigorífico, mejor de un día para otro.

Desmoldar y degustar, sola o acompañada de la salsa o mermelada que más os guste.

Espero que os guste.

Tarta de leche condensada

lunes, 26 de febrero de 2018

Esta semana la he declarado "la semana de la leche condensada" porque las dos recetas que publicaré tienen como ingrediente principal, leche condensada. No, no me he vuelto loca, es que tenía un bote en la nevera desde hacía tiempo y ya era hora de terminarlo.

La primera receta es de una tarta, muy sencillita, cuya receta tomé prestada del grupo de Facebook "Reposteras de andar por casa" de la usuaria Carmen Camargo. Se prepara en un momento, todo en un mismo recipiente y con ayuda de la batidora.

La receta es para hacerla en horno convencional, pero ya la he hecho en la chef o matic.

No me enrollo más y os cuento la receta.Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes

1 bote pequeño de leche condensada (375 g).
3 yogures naturales.
5 huevos.

Preparación

Modo horno:
Precalentar el horno a 190ºC

Batir todos los ingredientes, hasta que estén bien mezclados.

Verter en un molde engrasado y hornear durante 25-30 minutos, dependerá de cada horno. Lo mejor es guiarse por el palillo y cuando este salga limpio, ya estará listo.

Dejar enfriar en el molde.

Desmoldar y degustar :-)

Modo chef o matic:
Batir todos los ingredientes, hasta que estén bien mezclados.

Verter la mezcla en la cubeta previamente engrasada.

Programa horno durante 35-40 minutos o hasta que con el palillo salga limpio

Dejar enfriar en la cubeta.

Desmoldar y ¡a disfrutar!

Con este postre participo en el reto mensual de facilisimo.

Tarta de queso y piña sin horno

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Con la tarta de hoy, celebramos nuestra receta 400, que ya se dice pronto, parece que fue ayer cuando creamos el blog y ya tenemos un montón de recetas.. y las que nos quedan....

Esta receta es muy facilita, no hace falta horno y tiene una textura y sabor apta para mayores y pequeños de la casa. Si os gustan las tartas suaves y que no sean muy pesadas..¡ esta es vuestra receta! Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes 

Para la base de galleta:
150g de galletas maria.
60g de mantequilla sin sal

Para la tarta:
2 sobres de gelatina de piña (170g)
500 ml de nata para montar o crema de leche
250 gr de queso crema tipo queso Philadelphia
100 gr de azúcar
200 ml de agua
150 ml de leche entera

Molde de 20cm desmontable

Preparación

Forramos la base del molde con papel de hornear y a continuación, en un robot de cocina con el accesorio de cuchillas, trituramos las galletas hasta obtener migas finas. Otra opción es introducir las galletas en una bolsa de plástico de cierre hermético y machacarlas con un rodillo de cocina.

Ponemos las galletas trituradas en un cuenco, vertemos sobre ellas la mantequilla derretida y mezclamos a mano. Disponemos esta pasta sobre el molde preparado, presionando con los dedos sobre la base.Después introducimos en el frigorífico durante  minutos para que se enfríe y adquiera firmeza mientras preparamos el relleno.

En un bol echamos la nata , el queso, la leche  y el azúcar y batimos hasta que todos los ingredientes estén integrados.

Calentamos  el agua y disolvemos  la gelatina de piña, dejamos enfriar un poco y lo añadimos a la mezcla anterior, mezclamos bien hasta esté todo bien integrado y la mezcla sea homogénea. Verter la  mezcla encima de la base de galleta que teníamos reservada en el frigorífico,dejar enfriar hasta que solidifique, yo la suelo dejar de un día para otro.

Decoramos al gusto y ya tenemos nuestra riquísima tarta de piña lista.
Espero que os guste.

Fuente: adaptación de Dulces postres

Tarta de queso y leche condensada

martes, 19 de septiembre de 2017

Me gusta ir al supermercado y leer las etiquetas de los productos que compro. Lo hago desde siempre y ahora que le he declarado la guerra al aceite de palma, pues con más motivo. En una de mis visitas, pasé por el estante de la leche condensada y vi en el envase una foto de una tarta de queso, que decía cómeme....La receta era muy sencilla, así que fue directa a mi cesta. Las recetas que aparecen en las latas de leche condensada vienen con la "denominación de postres en cinco minutos"y de momento la tarta de queso cumple lo que promete. Se prepara en un momento y está buenísima. Os animo a prepararla. Copio la receta tal cual viene en el envase.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

1 bote pequeño (370 g) de leche condensada.
250 g (1 tarrina) de queso blanco cremoso para untar.
1 yogur natural.
3 huevos L.
2 cucharadas de harina.

Preparación

Precalentar el horno a 180ºC.

Batir los huevos en un bol y agregar la leche condensada, el queso, el yogur y mezclarlo hasta conseguir una mezcla homogénea. Espolvorear las cucharadas de harina y mezclarlo bien.

Verterlo en un molde redondo, previamente engrasado de unos 22 cm y cocerlo en el horno durante unos 25 minutos aproximadamente y esté cuajado.

Dejarlo enfriar en la nevera y servirlo con  mermelada de fresa o con la que más os guste. Si optáis por la de fresa, pinchando aquí podéis encontrar también la receta para hacerla casera.

Tarta Peppa Pig

jueves, 25 de mayo de 2017

El 4 de abril Daniela cumplió dos años. parece que fue ayer cuando nació y ahora ya decide la tarta que quiere por su cumpleaños... La temática elegida para la ocasión fue, como no, la cerdita Peppa Pig. Su madre no podía defraudar a la pequeña de la casa y ni corta ni perezosa, me puse con el diseño de la tarta. la verdad que no tenía muchas opciones, porque no quería hacer la tarta íntegra de fondant, así que combiné buttercream y el decorado de fondant, y quedó bastante bien. A Daniela le encantó y sólo con ver su carita, todo el trabajo realizado mereció la pena.

El bizcocho que he usado ha sido el de yogur pero de cacao, son dos bizcochos de 20 cm, así que hice la receta doble. El buttercream que cubre la tarta es de vainilla y el relleno es ganache de chocolate. La combinación de sabores es deliciosa y nada empalagosa.

Todo el modelado de los muñecos y accesorios es de fondant, para esta ocasión he usado el fondant y del Aldi, que está muy bien de precio y se trabaja bastante bien, en cuanto a cosas pequeñas se refiere, en forrar tartas, no os puedo decir, porque aún no le he probado. Para modelar estuve mirando diferentes videos por la red, los personajes los hice siguiendo los pasos de este video: Peppa pig and George y me salieron muy bien, el resto de los adornos fue a partir de fotos que ví y de algún otro video que no recuerdo.


Ingredientes
Para un bizcocho:
3 huevos L.
1 yogur griego natural.
2 medidas de yogur de harina.
1 medida de yogur de cacao puro sin azúcar.
2 medidas de yogur de azúcar.
1 medida de yogur de aceite de girasol.
1 sobre de levadura (16 g de polvo para hornear).
Esencia de vainilla.
Harina y mantequilla para engrasar el molde.
Yo hice doble la receta, para que me quedara alta la tarta.
Para la preparación he usado la batidora de varillas.

Para la ganache de chocolate
125gr de chocolate negro
125g  de nata con 35% de materia grasa.
 La proporción para el ganache de chocolate negro es 1:1

Para la buttercream de vainilla
125g  mantequilla sin sal a temperatura ambiente
163g  azúcar glass.
½  cucharadita de extracto de vainilla
1 cucharada de leche semidesnatada

Decoración
Fondant de diferentes colores
Barquillos

Preparación
Para el bizcocho de chocolate :
Batir los huevos con el azúcar hasta que estén bien ligados. 

Añadir el yogur y el aceite y seguir batiendo.

Tamizar la levadura , el cacao, la harina, sobre la masa y mezclar bien  hasta conseguir una textura homogénea.

Verter la masa en el molde y hornear sobre rejilla altura media del horno precalentado a 180ºC durante unos 35-40 minutos, dependerá del horno, pero siempre tenemos que guiarnos con el palillo a ver si sale limpio.

Dejamos enfriar unos 10 minutos en el molde y desmoldamos.

Enfriar sobre rejilla. 


Para el ganache de chocolate:
Troceamos el chocolate y lo añadimos en un bol. Calentamos la nata a fuego medio hasta llevar a ebullición y retiramos. Retiramos del fuego y la vamos añadiendo poco a poco sobre el chocolate moviendo con varillas hasta que se haya fundido el chocolate por completo.

Meter en nevera unas horas para que se enfríe y montarlo con batidora de varillas. Tomará textura de
 mouse. Se puede dejar enfriar a temperatura ambiente y usarla tal cual.



Para el buttercream de vainilla:
Tamizamos el azúcar glass y lo colocamos en un bol junto con la mantequilla, el extracto de vainilla y la leche. Cubriendo el bol, batimos a velocidad baja un minuto. Después subimos la velocidad y batimos al menos otros 5 minutos a velocidad media-alta. El buttercream se volverá casi blanco y su textura pasará a ser muy cremosa. Teñimos el buttercream sobrante con colorante verde en pasta. Yo uso el de Wilton. Lo metemos en una manga pastelera con la boquilla de césped 233 de Wilton y reservamos.

Montaje de la tarta:
Cortamos la parte superior de ambos bizcochos para dejarlos bien lisitos, si os han quedado parejos , no es necesario hacer este paso. Guardamos las migas para otra receta (aquí no se tira nada).

Con ayuda de una lira o cuchillo abrimos cada bizcocho por la mitad y lo rellenamos de ganache de chocolate con ayuda de una espátula. Una vez que están rellenos colocamos uno encima del otro y los pegamos con una nueva capa de ganache de chocolate.

Cubrimos toda la tarta de buttercream de vainilla verde,primero una capa fina , la famosa capa recogemigas, metemos en nevera y damos una segunda capa, colocamos los barquillos por el borde (con el buttercream se quedan pegados).Ponemos un lazo alrededor de los barquillos, que además de decorar, nos garantiza que queden bien pegados.

Decoramos la parte superior de la tarta con la boquilla 233 simulando césped.

Colocamos nuestras figuritas  y demás elementos decorativos.



Tarta de queso con pacanas y butterscotch

miércoles, 3 de mayo de 2017

Como sabéis soy amante de las tartas de queso (aquí podéis ver por ejemplo una tarta de queso clásica y una de queso y yogur), me encantan en todas sus variedades y la que os muestro hoy es no es otra cosa que una tarta de queso con un tipo de nueces (pacanas) y con glaseado de butterscotch , un glaseado dulce inglés de mantequilla y azúcar moreno. La combinación de sabores os encantará.

La receta es del libro "Cake days"de la pastelería Hummingbird (lo podéis comprar en este enlace: Cake Days. Recetas Para Hacer Que Cada Día Sea Especial), una maravilla de libro que recomiendo a todo el mundo. La base de la tarta la he modificado.


Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

Para la base:
150g de galletas.
70g de mantequilla.

Para el relleno de crema  de queso:
700 g de queso cremoso tipo Philadelphia.
120 g de azúcar.
1 cucharadita de esencia de vainilla.
3 huevos L.
80 g de pacanas picadas finamente.

Para el glaseado:
60g de mantequilla.
45g de azúcar moreno.
2 cucharadas de leche entera.
120 g de azúcar glass.
1 cucharadita de esencia de vainilla.

Para la decoración:
10-12 pacanas.

Un molde de 20cm

Preparación

Precalentamos el horno a 160ºC

Base de galletas:
Engrasamos la base y paredes del molde y forramos con papel de hornear.
En  un robot de cocina con el accesorio de cuchillas, trituramos las galletas hasta obtener migas finas. Otra opción es introducir las galletas en una bolsa de plástico de cierre hermético y machacarlas con un rodillo de cocina.

Ponemos las galletas trituradas en un cuenco, vertemos sobre ellas la mantequilla derretida y mezclamos a mano. Disponemos esta pasta sobre el molde preparado, presionando con los dedos sobre la base. Después introducimos en el frigorífico durante 20 minutos para que se enfríe y adquiera firmeza mientras preparamos el relleno.

Preparación del relleno:
Con una batidora de varillas batimos el queso, con el azúcar y la esencia de vainilla a velocidad media hasta obtener una crema suave.Agregamos los huevos uno a uno ( no añadir el siguiente huevo hasta que no se haya integrado el anterior) batimos hasta obtener una mezcla uniforme.

Añadimos las pacanas troceadas, movemos con una lengua hasta que se distribuyan por toda la masa.

Forramos muy bien el molde por fuera con papel albal para evitar que entre agua, ya que el horneado de esta tarta es al baño maría.

Vertemos la mezcla en el molde forrado.

Colocamos nuestro molde en la bandeja del horno (segunda altura), añadimos agua  fondo de la bandeja que cubra parte del molde. La cantidad de agua que se añade es la que entre en la bandeja sin que se derrame). No se si me explico bien.

Hornear unos 45 minutos o hasta que la tarta tengo un bonito color dorado, especialmente alrededor de los bordes y esté firme al tacto, excepto por la parte central que ha de quedar temblorosa.El tiempo como siempre dependerá de cada horno.

Dejamos que se enfríe la tarta sin sacarla del molde a temperatura ambiente y  después la introducimos el frigorífico para que adquiera cuerpo. Yo le dejo de un día para otro.

Preparación del glaseado:
En un cazo pequeño echamos la mantequilla, el azúcar moreno y la leche , llevamos a ebullición y retiramos del fuego, agregamos el azúcar glass, la esencia de vainilla y movemos con varillas hasta obtener un glaseado suave.

Vertemos el glaseado sobre la tarta ya fría y decoramos con las mitades de pacanas. Metemos la tarta en el frigorífico hasta que adquiera firmeza.

Desmoldamos y servimos.
Espero que os guste.

Tarta San Marcos

viernes, 31 de marzo de 2017

Nos vamos preparando para el fin de semana con una tarta que es típica de nuestra repostería, la tarta de San Marcos, gusta tanto a mayores como a pequeños y a pesar de que no es una tarta difícil de elaborar , si que requiere bastante tiempo, por la preparación de las diferentes cremas. Eso sí una vez que preparéis vuestra tarta de San Marcos, no volveréis a comprar otra.

Es preferible hacer el bizcocho para la tarta el día de antes porque se rompe con facilidad, así ya estará más asentado y nos costará menos cortarlo.

El relleno y la yema también lo hago con anterioridad, así el día que la voy a hacer ya tengo todo preparado, pero eso lo podéis hacer como más os guste.


Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes 

Para el bizcocho genovés(molde de 23cm):
6 huevos M.
180g de azúcar.
120g de harina de trigo.
20g de harina de maíz.
Una pizca de sal.

Para el relleno y borde:
Nata montada 750ml de los cuales:.
200ml para el borde.
275ml para el relleno.
275 ml para el relleno de trufa.
200g de azúcar.
2 cucharadas de cacao puro.
Estabilizante de nata, gelatina neutra...opcional.

Para el almíbar de ron:
100ml de agua.
100g de azúcar.
100ml de ron.

Para la yema blanda
6 huevos.
Mismo peso de azúcar.
30 gr. maizena.
180 gr. agua.

Con la mitad de la receta tenéis bastante, yo prefiero hacer más para guardarla.

Preparación

En primer lugar preparamos el bizcocho siguiendo la receta del bizcocho genovés (puedes ver la receta aquí). Dejamos enfriar o dejamos de un día para otro.

Para el almíbar pondremos en un cazo pequeño el agua y el azúcar, cuando este se haya disuelto añadimos el ron y dejamos que reduzca. Dejamos enfriar y lo pasamos q un biberón de plástico o similar.

Montamos la nata con el azúcar hasta que esté firme, de está nata separaremos 200 g para el borde y algún adorno y el resto lo dividiremos en dos partes iguales , una la dejaremos tal cual y la otra le añadimos 2 cucharadas de cacao en polvo para la trufa. Mantenemos en nevera hasta su uso.

Preparamos la yema según las indicaciones de la receta (ver aquí)

Montaje de la tarta:
En primer lugar cortamos el bizcocho en dos capas con un cuchillo o lira. Montamos la tarta directamente en el plato que la vayamos a servir colocamos la base del bizcocho y  la regamos con el almíbar, añadimos la trufa , ponemos la siguiente capa de bizcocho, regamos con almíbar y extendemos la nata con una espátula.

Antes de poner la parte de arriba del bizcocho , por la parte interna de la misma, añadiremos de nuevo almíbar. La cantidad del almíbar va en gustos, a mi por ejemplo no me gusta que la tarta esté muy mojada.

Una vez que la tarta ya está rellena , cubrimos la parte superior con la yema, extendiendo con una espátula para que quede bien lisita. Echamos azúcar moreno por encima y quemamos con soplete.


Ya sólo nos queda cubrir los bordes con la nata que habíamos reservado y decorar la tarta a nuestro gusto o bien con más nata, con almendras laminadas, como en mi caso, eso ya va en gustos.

Refrigeramos hasta la hora de servir y ¡listo!
La porción
Espero que os guste tanto como a mi.

Perfecta para un cumpleaños

Los niños encantados soplando velitas

Tarta de manzana streusel

jueves, 23 de febrero de 2017

Hoy tenemos una receta alemana, la tarta de manzana Streusel. Se trata de una tarta muy jugosa, con una cobertura muy crujiente (streusel). No la conocíamos, pero en una escapada a Austria y el sur de Alemania ( Berchtesgaden ) la probamos y claro, la anotamos en el cuaderno de bitácora ;-), cúal fue mi sorpresa cuando ojeando uno de mis libros favoritos de recetas "Cake Days" di con su receta.
Como podéis ver, la pinta es buenísima, el toque dela manzana y la cobertura crujiente, es una combinación maravillosa.Si ya la servís con nata, un helado o crema pastelera, es un acierto seguro.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes (para 8-10 personas)


Para el bizcocho:
60 g de mantequilla sin sal, ablandada, y un poco más para engrasar el molde.
140 g de harina, y un poco más para espolvorear el molde.
100 g de azúcar extrafino.
1 huevo grande.
1/2 cucharadita de esencia de vainilla.
1 cucharadita de levadura en polvo.
1/8 cucharadita de sal.
80 ml de leche entera.
3 manzanas Granny Smith. Yo puse Golden.

Para la cobertura crujiente o streusel:
70 g de harina.
1/2 cucharadita de canela molida.
40 g de mantequilla sin sal, fría y en dados.
70 g de azúcar moreno

Un molde desmontable de 20 cm de diámetro.

Preparación

Precalentamos el horno a 170ºC y preparamos el molde engrasándolo con mantequilla y espolvoreando un poco harina sobre él.

Primero hacemos la cobertura streusel. Tamizamos la harina y la canela molida en un cuenco. Añadimos la mantequilla y trabajamos los ingredientes con los dedos hasta que adquieran una textura como de migas de pan. Añadimos el azúcar, sin dejar de remover, y reservamos mientras preparamos el bizcocho.

Con una batidora de varillas eléctrica o batidora amasadora con pala, batimos la mantequilla y el azúcar hasta obtener una crema pálida y esponjosa. Añadimos el huevo y la esencia de vainilla; mezclamos a conciencia, rebañando las paredes del cuenco hacia abajo para asegurarnos de que todos los ingredientes están completamente incorporados.

Tamizamos la harina, la levadura en polvo y la sal, y después añadimos la mitad de esta mezcla a la crema de mantequilla y azúcar, seguida de la mitad de la leche. Batimos bien a velocidad media después de cada incorporación, rebañanado las paredes del cuenco, y a continuación repetimos con el resto de los ingredientes secos y la leche. Vertemos la masa en el molde preparado.

Pelamos, descorazonamos y troceamos las manzanas en cuartos, y cortamos cada cuarto en tres o cuatro láminas, según el tamaño de las manzanas. Colocamos las láminas en círculos concéntricos sobre la masa del bizcocho y luego repartimos por encima la cobertura streusel, asegurándonos de que se forma una capa uniforme.

Introducimos la tarta en el horno y cocinamos durante 35-45 minutos o hasta que esté dorada por encima y si insertamos una broqueta en el centro ésta salga limpia, sin restos de masa cruda. Esperamos a que la tarta se enfríe y luego desmoldamos. Esta tarta puede tomarse caliente o fría, acompañada con nata montada, helado o crema pastelera.

Por si queréis visitar esa bonita zona de Alemania, aquí tenéis una foto de los paisajes que podéis encontrar,
Los paisajes de esa zona de Alemania limítrofe con Austria

Uno de los pueblos de la zona, Reit im Winkl

Tarta de queso clásica

lunes, 13 de febrero de 2017

Mañana es el Día de los Enamorados, y no por ello, todo tiene que ser rosa y en forma de corazón, os traigo una de mis recetas favoritas, la tarta clásica de queso, no se tarda nada en hacer y que nunca falla.
Nos ponemos delantales y ¡a COCINAR!

Ingredientes

250g queso crema tipo philadelphia
3 yogures naturales
4 cucharadas soperas de maicena
8-10 cucharadas soperas de azúcar
3 huevos L

Preparación

En un bol con una batidora de varillas batimos el queso y los yogures hasta que estén cremosos.
Sin dejar de batir ,añadimos la maicena, el azúcar y los huevos. Batimos hasta que la mezcla esté uniforme.

Vertemos la masa en un molde desmontable de 20cm engrasado y forrado con papel de horno.

Horneamos en horno precalentado a 170ºC durante 35-45 minutos  o hasta que al pincharla con un palillo, éste salga limpio.

Dejamos enfriar en el molde, desmoldamos y servimos, en mi caso con coulis de fresa, cuya receta podéis ver aquí.

Fuente: Petite boulangerie

Tarta de queso de La Viña

martes, 10 de enero de 2017

Buenos días,

No hay mejor manera de empezar la semana que de dulce y si encima es en forma de tarta de queso , pues mejor que mejor. Con sólo echar una ojeada al blog veréis que me encantan las tartas de queso:

Tarta de queso con cerezas en almíbar  
Tarta de queso con relleno de galleta (microondas) 
Pastel de queso de Nueva York versión "The Hummingbird bakery" 
Pastel de queso y chocolate

No puedo resistirme a preparar una cada vez que cae en mi mano una nueva receta. La de hoy la he tomado prestada del blog "to be gourmet" y es la tarta de queso del bar " La Viña" de San Sebastián, muy conocido entre los turistas y la gente de allí por su fantástico sabor. Al ver las bonitas fotos de la tarta en ese blog, no dudé ni un momento en hacerla. Algo tendrá que tener cuando incluso sale en una lista de las 10 mejores tartas de queso de España en ABC.
Si hacéis la receta tal como os la cuento, saldrían 2 tartas, una para un molde de 20cm y otra para una de 16cm.

Ingredientes

1 kilo de queso Philadelphia.
500 ml de nata líquida.
5 huevos.
350 g de azúcar.
1 cucharada de harina.

Preparación

En un recipiente grande, mezclamos y batimos todos los ingredientes.

Posteriormente engrasamos un molde grande y alto (la receta es para diez personas) o 2 moldes como digo anteriormente. Vertemos la mezcla y horneamos a 200ºC durante 50 minutos. Lo mejor es comprobar que está hecha con una aguja y ver si sale limpia.

Nada más, así de fácil, así que... ¡que la disfrutéis!

En Septiembre de 2015 tuvimos la gran suerte de poder ir a San Sebastián y por supuesto fuimos a este restaurante para probar la tarta y ver si se parecía el sabor o no, ya que como habéis leído a nivel visual tuvimos un problemilla. Sin palabras, buenísima, como la que hicimos. Seguro que repetiremos.


Las porciones son hermosas, por un precio de 5€
Hacen muchísimas tartas al día

Tarta de queso y yogur

lunes, 31 de octubre de 2016

Ya os he dicho muchas veces que las tartas de queso, son junto a las de chocolate mis preferidas. Si echáis una ojeada al índice del blog, veréis la variedad de tartas de queso que tengo en mi recetario, unas con cuajada, otras con quesitos, con horno, sin horno.... un montón de variedades que pueden ser muy útiles, por ejemplo,cuando tenéis una caja de quesitos a punto de caducar o una tarrina de queso que lleva mucho tiempo abierta en la nevera.

La tarta de queso de hoy lleva la misma cantidad de queso que de yogur y lo mejor de todo es la preparación, lo añades todo a un bol y con la batidora de toda la vida en un periquete has preparado la mezcla.  Yo la he hecho en le chef o matic, pero la podéis hacer en el horno convencional.

Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!


Ingredientes

4 yogures naturales azucarados (125g cada uno).
4 huevos L.
250g de queso tipo philadelphia.
12 cucharadas soperas de azúcar.
4 cucharadas de maicena.

Preparación

En un recipiente se añaden todos los ingredientes y se baten con la batidora.

Modo chefomatic:
Añadimos la mezcla a la cubeta o molde de horno previamente engrasado.

Programamos en nuestra chef o matic programa horno durante 45-50 minutos más y cinco minutos más de reposo.De todas maneras  comprobar  con un palillo si está  hecho.

Modo horno:
Para hacerla en horno precalentado a 180ºC durante 35-45 minutos o hasta que el palillo esté limpio, depende del horno.

Le podéis añadir mermelada de higos que combina muy bien con esta tarta.

Tarta de chocolate (sin horno)

miércoles, 24 de agosto de 2016

Me encanta el verano, los días se alargan, vamos ligeros de ropa, es tiempo de playa, piscina... y de hacer recetas facilitas, si no requieren horno ni mucho tiempo, mucho mejor, porque con las altas temperaturas que estamos soportando estos días, cualquiera se mete mucho tiempo en la cocina al calorcito del horno.

Como ya os comenté en la última entrada, en las pasadas vacaciones he hecho varios goloseos, como lo que hoy os traigo, una rica tarta de chocolate sin horno, nada empalagosa y que gustó a toda la familia. Si a la hora de servir, la acompañas con un poco de nata montada, ya es para morirse:-)


Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes
Para la base:
150g de galletas maria.
60g de margarina.

Para el relleno:

250g de chocolate de cobertura.
1 litro de leche entera.
50g de azúcar.
2 sobres de cuajada ( cada uno son 12g).

Molde de 20cm.

Preparación

Base de galletas:
Engrasamos la base y paredes del molde y forramos con papel de hornear.

En  un robot de cocina con el accesorio de cuchillas, trituramos las galletas hasta obtener migas finas. Otra opción es introducir las galletas en una bolsa de plástico de cierre hermético y machacarlas con un rodillo de cocina.

Ponemos las galletas trituradas en un cuenco, vertemos sobre ellas la mantequilla derretida y mezclamos a mano. Disponemos esta pasta sobre el molde preparado, presionando con los dedos sobre la base. Después introducimos en el frigorífico durante 20-30 minutos para que se enfríe y adquiera firmeza mientras preparamos el relleno.

Relleno:
Tomamos 200 ml de leche  y disolvemos los dos sobres de cuajada con ayuda de unas varillas. Reservamos.

En un cazo vertemos los 800ml de leche restantes con el azúcar , cuando se disuelva el azúcar, añadimos el chocolate troceado y movemos con varillas hasta que obtener una mezcla homogénea.

Añadimos la leche con la cuajada y seguimos moviendo hasta que rompa a hervir.

Retiramos del fuego y dejamos que se temple.

Vertemos la mezcla sobre la base y dejamos enfriar en nevera hasta que solidifique unas 6 horas o mejor de un día para otro.

Desmoldamos con cuidado, despegando la parte superior del molde con un cuchillo afilado.

Servimos con un poco de nata montada y listo, ¿verdad qué es fácil?

Tarta de queso con cuajada (sin horno)

miércoles, 17 de agosto de 2016

Las recetas de Masero ya ha vuelto de vacaciones, por desgracia. Después de pasar unos días en Croacia, Bosnia y Montenegro y otros 15 días con la familia en la Manga, hemos tenido que volver a la cruda realidad. Es una pena que después de estar esperando todo el año las vacaciones, se pasen volando, pero bueno, me quedo con lo bien que lo hemos pasado y lo mucho que ha disfrutado Danielita en la playa.

En las vacaciones, como nos reunimos bastante gente, los postres son cosa mía y he preparado bastantes cosas que os iré mostrando en las próximas semanas. A mi tío le gusta mucho la tarta de queso, así que esta la hice especialmente para él, pero le encantó a todo el mundo y voló en un periquete. Es una tarta muy rica, facilísima de hacer y encima sin horno, una maravilla que además no empalaga nada. He modificado la base de la receta original, porque en casa nos gusta más con galletas maría y margarina. Os animo a que la preparéis y me contéis.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

Para la base:
150g de galletas maria.
60g de margarina.

Para el relleno:
125 g. de queso tipo philadelphia.
750 ml. de leche entera.
2 sobres de cuajada en polvo
4 huevos.
250 g. de azúcar.

Para la cobertura:
Usé mermelada de higos y lavanda que compré en Croacia, pero teniendo en cuenta que seguramente aquí no la encontréis, podéis usarla sólo de higos (pincha aquí y puedes ver nuestra receta de mermelada de higos), fresas, arándanos... del sabor que más os guste.

Preparación

Base de galletas:
Engrasamos la base y paredes del molde y forramos con papel de hornear.
En  un robot de cocina con el accesorio de cuchillas, trituramos las galletas hasta obtener migas finas. Otra opción es introducir las galletas en una bolsa de plástico de cierre hermético y machacarlas con un rodillo de cocina.

Ponemos las galletas trituradas en un cuenco, vertemos sobre ellas la mantequilla derretida y mezclamos a mano. Disponemos esta pasta sobre el molde preparado, presionando con los dedos sobre la base. Después introducimos en el frigorífico durante 20-30 minutos para que se enfríe y adquiera firmeza mientras preparamos el relleno.

Relleno:

1.En 125 ml de leche vertemos los dos sobres de cuajada y los batimos hasta total disolución.

2.En un bol a parte añadimos otros 125ml de leche ,los huevos y el queso. Batimos todo muy bien hasta que esté bien integrado.

3.En una cacerola ponemos a calentar 500 ml. de leche con el azúcar, movemos a fuego lento hasta que se disuelva el azúcar, añadimos la mezcla de leche y cuajada (paso 1), batimos en la misma cacerola, para que no se formen grumos (este paso es opcional) y por último añadimos la mezcla de leche, huevos y queso (paso2). Vamos moviendo constantemente a fuego lento para evitar que se pegue la mezcla. Cuando rompa a hervir, retiramos del fuego.

4.Vertemos sobre la base de galletas, dejamos templar y metemos en nevera, mínimo 12 horas o mejor de un día para otro.

5. Desmoldamos con mucho cuidado ayudándonos de un cuchillo afilado para despegar la tarta por la parte superior y la servimos con la cobertura que más nos guste. En esta ocasión, he preferido que cada uno decida si le apetece o no con cobertura.