Mostrando entradas con la etiqueta Salsas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Salsas. Mostrar todas las entradas

Rigatoni con nueces y queso gorgonzola

lunes, 5 de marzo de 2018

Vamos a empezar la semana fuerte, con un plato bien energético de pasta. La pasta por sí sóla , puede no decirnos nada, pero con salsas como la de hoy, con queso gorgonzola y nueces, se convierte en una delicia.

Ingredientes (para 2 personas):

250 g rigatoni.
150 gr. Queso Gorgonzola cortado en trozos.
100 g nata para montar.
50 gr. nueces, rebanadas moderadamente con cuchillo.
Sal y pimienta

Preparación

En primer lugar cortamos las nueces con el cuchillo en trocitos pequeños. Reservamos.

Cocer la pasta en agua abundante con sal, siguiendo las instrucciones del paquete, para que nuestra pasta quede al dente.

Mientras se cuece la pasta, preparamos la salsa, ponemos la mitad de la nata (aproximadamente 50g.) en una cacerola y a fuego suave. Añadir el gorgonzola cortado en trozos , dejar para que se vaya derritiendo (en 1-2 minutos ) e incorporando con la nata. Añadir las nueces, mover ,bajar el fuego y dejar espesar la salsa. Reservamos, para diluirla cuando lo mezclemos con la pasta.

Dos minutos antes de que la pasta esté lista,añadimos el resto de la nata a la salsa , lo ponemos a fuego lento , mezclamos bien y vamos añadiendo la pasta directamente cuando esté lista.La pasamos por un colador directamente  eliminado el agua y a la cacerola donde tenemos preparada la salsa. No hay que pasarla por un escurridor, se hace con el colador porque el agua que  nos quede, facilitará el ligado de la pasta y la salsa.

Mezclamos muy bien, servimos con un poco de pimienta negra molida.


Lomo de cerdo al horno con miel en salsa de soja

martes, 28 de febrero de 2017

Hoy os voy a enseñar una forma de hacer el lomo al horno, que os va a encantar, sobran las palabras.
La receta la tomé prestada de blog de canecositas, nos ponemos el delantal y ¡a cocinar!


Ingredientes

1 kg de lomo fresco entero.
1 vaso de vino blanco seco.
Miel .
Zumo de una naranja.
1 cucharada de salsa de soja Tai Hua.
Aceite de oliva.
Sal y pimienta.
Media cucharadita de maicena o harina de maíz.

Preparación

Salpimentar el lomo y colocarlo en la bandeja para horno. Añadir el vaso de vino y un chorro de aceite de oliva.

Hornear a 230ºC durante 40 minutos en horno precalentado. A la mitad del tiempo le di la vuelta e ir echando el jugo por encima cada 15 minutos.

Pasado ese tiempo lo sacamos del horno y lo untamos generosamente con miel con ayuda de una brocha. Horneamos a 250ºC durante diez minutos o hasta que coja color dorado.

Sacamos el lomo y hacemos la salsa en un cazo a fuego medio-bajo con el jugo que ha soltado, añadiéndole el zumo de una naranja y la salsa de soja. Yo le echo esta salsa de soja, Tai Hua, que le da un sabor muy bueno:

Reducir un minuto y añadir la maicena hasta conseguir el espesor deseado. En mi caso yo no le eché la maicena, me olvidé, pero quedó buenísimo igual.

Espero que os haya gustado y no olvidaros de pedir al carnicero cuando vayáis hoy  a hacer la compra un buen trozo de lomo para poder poner en práctica esta maravillosa  receta el fin de semana. Y si esta receta no os convence, siempre podéis hacerlo a la coca cola que está delicioso también ( ver receta aquí).


No olvidar enviarme una foto si hacéis la receta :-)

Escalopines al cabrales

jueves, 28 de abril de 2016

La receta de hoy es un clásico en la cocina asturiana, escalopines al Cabrales. Si te gusta este tipo de queso, este plato te va a encantar. A Ismael le encanta pero yo si os soy sincera, lo detesto... pero como hay que tener contento al marido( jajajaja :-), quise sorprenderle un fin de semana.

Aunque tenemos muchas ganas Asturias es uno de esos sitios a los que no hemos ido pero no tardaremos mucho en hacerlo. Eso si, si allí estos escalopines están mejores que estos que hicimos, debe ser impresionante su sabor, así que ya sabéis, nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!
Ingredientes( para 4 personas)

Para los escalopines: 
8 escalopines de ternera .
1 diente de ajo .
300 ml. de leche (para adobar).
2 huevo.
Harina.
Pan rallado.
Perejil fresco.
Sal .

Para la salsa al Cabrales:
150 gr. de queso Cabrales .
500  ml de leche .
1/2 cebolla .
80 ml de  vino blanco.
Aceite de oliva .
Sal.

Preparación

En un bol añadimos sal, la  leche, el ajo y el perejil picado, sumergimos los filetes y los dejamos macerar  al menos durante un par de horas.

Transcurrido el tiempo, sacamos los escalopines, los escurrrimos por harina, huevo y pan rallado.

Freímos en abundante aceite de oliva. Es importante que el aceite no esté muy fuerte porque sino se quemaran por fuera y por dentro estarán crudos, tiene que estar la temperatura medio- alta.

Una vez fritos, los dejamos escurrir sobre un papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

Para hacer salsa al Cabrales, sofreímos la cebolla muy picada en una sartén con aceite de oliva a fuego lento. Sofrita la cebolla, echamos el vino blanco y esperamos a que se evapore,sin dejar de remover. Luego añadimos el queso Cabrales hasta que se deshaga por completo, y seguidamente echamos la leche, sal si fuera necesario y pimienta. Movemos constantemente a fuego medio-lento, hasta que la salsa de queso espese. No la dejéis que espese mucho, porque a medida que se va templando va cogiendo consistencia.
Añadimos los escalopines a la salsa de Cabrales y los calentamos durante unos 3-4 minutos para que se tomen de la salsa antes de servirlos.
Espero que os guste.

Fuente:Restaurante Calin

Tomate frito casero

sábado, 4 de julio de 2015


Hola amigos ¿qué tal?

Hoy tengo para vosotros una elaboración muy sencilla que os ahorrará mucho dinero, como hacer tomate frito casero. Además de ahorraros dinero, para mi gusto está mucho mejor que el comprado, y aunque pueda parecer una tontería, un buen tomate frito casero puede ser el elemento diferencial de una receta, aunque por otro lado, seguro que no dejáis un trozo de pan vivo en casa de tanto mojar :p

Tener en cuenta que las cantidades están puestas para hacer una buena cantidad de tomate, lo que serían a posteriori 3 botes de tomate frito casero.

Si hacéis esta salsa, podréis usarlo en recetas como estas:

Berenjenas a la parmesana, ver receta aquí

Paccheri con champiñones, ver receta aquí

Ingredientes

3 botes de Tomate natural triturado.
3 cebollas grandes.
Aceite de oliva.
6 cucharadas soperas de azúcar.
Sal.

Preparación

En una cacerola, ponemos un chorro abundante de aceite. Cogemos las cebollas y las picamos en la misma cacerola. freímos la cebolla, hasta que quede pochada. Una vez pochada añadimos el tomate natural triturado

Lo movemos bien, le ponemos una tapadera a la cacerola (para que no salte y nos manche la cocina) y cocemos a fuego lento , moviendo continuamente. Debe estar a fuego lento 1 hora por lo menos. Una vez que vemos que rompe a hervir, echamos 6 cucharadas soperas de azúcar y sal al gusto. Probamos a ver que tal de acidez. Es importante tener en cuenta que si está muy ácido, podemos echar un poquito más de azúcar para rebajar la acidez.

Por último, en la misma cacerola, pasamos por la batidora toda la mezcla para que no queden grumos y quede bien homogénea. Lo dejamos otros 20 minutos a fuego lento y ya tenemos nuestro tomate frito casero preparado!!!

Consejo de envasado:
Como habremos hecho bastante cantidad, lo suyo será envasarlo para que nos quede durante mucho tiempo.
Para el envasado, muy importante hacerlo en caliente, es decir, sacarlo de la cacerola caliente y pasarlo a los botes inmediatamente, hasta llegar al borde y taparlos enroscando bien la tapadera.

Enrollaremos los botes en un paño de cocina y los dejaremos hasta la mañana siguiente para que se enfríen.

Espero que os hayan gustado la receta y nunca más compréis tomate frito ;-), aunque por deciros esto me vayan a odiar las empresas "tomateras".

Patatas bravas

viernes, 8 de mayo de 2015

Buenos días amig@s,

Ya va haciendo mejor tiempo y como buenos españoles nos gusta salir a tomarnos unas tapitas en el bar. Si hablamos de tapas, una de las reinas serían las patatas bravas.

En cuanto a las patatas, no tienen mucho misterio, simplemente hay que dejarlas crujientes por fuera y tiernas por dentro. Normalmente se hacen en dados, pero en algunos bares te las sirven de otra forma, aunque para nosotros ya desvirtua el concepto de patatas bravas que tenemos en la cabeza. Lo que suele darle ese toque distintivo es la salsa brava.....para la que cada maestrillo tiene su librillo. La receta de nuestra salsa es una que le dieron a mi madre en un bar al que ibamos de pequeños y dónde nos gustaban mucho las patatas bravas (Bar Valladolid de Fuenlabrada). Lo del "bravo", ya depende de cada uno, a nosotros no nos gustan muy picantes, así que sólo le echamos un poquito de cayena.





Ingredientes (4 personas)

1/2 kg patatas.

Para la salsa brava:
1 cebolla.
2 ajos.
1 cucharada sopera de harina.
1 cucharadita de pimentón de la Vera (yo uso Pimentón de la Vera Las Hermanas).
1 cucharadita de colorante amarillo.
1 cucharadita de cayena.
2 hojas de laurel.
1/2 kg de tomate natural triturado.
1/2 kg de tomate frito (yo uso Orlando). Podéis hacerlo casero, pinchar aquí para ver la receta.

Preparación

Elaboración salsa brava:
Ponemos aceite de oliva en una cacerola y echamos la cebolla y el ajo picados, el laurel sofreímos hasta que esté casi hecho. Añadiremos la harina. Una vez la harina esté un poco tostada añadimos el pimentón, el colorante amarillo y la cayena (agregaremos más o menos cayena dependiendo de lo que nos guste el picante).

Echamos el tomate natural triturado y lo ponemos a fuego lento, removiendo poco a poco para que no se pegue. Pasados 15 minutos echamos el tomate frito. Seguimos removiendo lentamente otros 15 minutos. Cuando esté la mezcla homogénea, echamos 1 medida (del tamaño de un bote de tomate) de agua.

Dejamos que cueza un rato, echamos sal al gusto.

Pasaremos la salsa por la batidora para que quede bien mezclada. Si no nos gusta la salsa muy espesa, echaremos agua.

Elaboración patatas:
Pelamos la patatas en gajos o dados. Las ponemos a freír con el aceite no muy caliente (para que no queden fritas por fuera y duras por dentro) a fuego medio. Una vez que las patatas estén tiernas, pondremos a fuego fuerte para que terminen de hacerse.

Una vez fritas, las pondremos en un escurridor o papel de cocina para que suelten el aceite sobrante.

A la hora de presentarlas, podéis poner la salsa por encima de las patatas o servir en un cuenco aparte para que cada comensal se eche lo que le apetezca.

Nota: Como os sobrará salsa brava, la podéis guardar en el congelador sin problema o envasar al vacío. Las cantidades están puestas para hacer 2 o 3 botes de salsa.

Salsa de queso azul

martes, 11 de febrero de 2014

No soy muy de salsas, de hecho, la única salsa que me gusta es la barbacoa. No soy ni de ketchup, mostaza, mahonesa…pero a Ismael, le gustan bastante. Así que es él quien me pide de vez en cuando que le haga alguna. Y la última petición fue salsa de queso azul, buscando por la red, la  receta que más me convenció fue la de la web “Javi recetas” porque se asemejaba a una bechamel, pero en lugar de usar queso Roquefort, la hice con queso azul.

Esta salsa se hace en un momentito y se puede usar para acompañar pasta, carne o lo que quieras.

Ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes (4 personas)
 
Para 4 personas, unos 250 ml.
100 gramos de queso azul.
200 ml de nata para cocinar.
25 gramos de mantequilla.
1 cucharada pequeña de maicena (5 gramos)
1 diente de ajo pequeño
Sal y pimienta negra

Preparación

En un cazo a fuego medio, pon la nata a calentar, añade el ajo machacado y el queso desmenuzado. Mueve bien hasta la total disolución del queso, sin grumos.

En otro cazo añade la mantequilla y cuando se derrita, añadimos la harina que tostamos durante un minuto.

Una vez tostada la harina, le añadimos la mezcla anterior (queso, nata y ajo) y dejamos a fuego bajito durante 10-15 minutos, para que se liguen bien los ingredientes.

Pasado este tiempo, rectificamos de sal, pimienta negra al gusto y listo.

Nota: en el caso de que quede muy espesa o nos guste más clarita, añadimos un poco de nata o leche y movemos bien.

Es importante tostar bien la harina, para que la salsa no tenga sabor a crudo.

Espero que os guste.