Mostrando entradas con la etiqueta Cupcakes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cupcakes. Mostrar todas las entradas

Cupcakes de coco

martes, 19 de abril de 2016

Con motivo de mi aniversario he querido sorprender a Ismael con unos ricos cupcakes de coco. Hubiese querido hacer una supertarta de fondant de esas que le encantan, pero la pitufina de la casa no me deja tiempo para modelar, así que este año se ha tenido que conformar con menos.

Ya os he hablado en otras ocasiones de uno de mis libros favoritos, el libro de la pastelería  Humminbirg, una maravilla, con unas recetas deliciosas y que además si las sigues al pie de la letra siempre salen perfectas.

En casa nos encanta el coco, así que me decanté por estos cupcakes (podéis ver todas las recetas con cupcakes que tenemos pinchando aquí). La receta original ponía piña en la base del molde, pero yo he preferido hacerlos sólo de coco. El buttercream lo he teñido de rosa porque es como más amoroso ¿no os parece?.

En otra ocasión para estos cupcakes opté por hacer una decoración simple  pero bonita con fondant como podéis ver en la foto. En vez de decorarlos con buttercream. El fondant blanco es de coco también del aldi, que está riquisímo. Las flores las hice tiñendo ese fondant con colorante rosa y verde de Wilton y usando una plantilla de flores que compré en Aliexpress.
Espero que os valga la idea y deis una sorpresa a alguien :)

Ingredientes ( para 8 cupcakes):
120g de harina.
140g de azúcar
1 ½  cucharaditas de levadura química.
Una pizca de sal.
40g de mantequilla a temperatura ambiente.
120ml de leche de coco.
½ cucharadita de extracto de vainilla.
1 huevo L.
Coco rallado para decorar.

Para el glaseado de coco:
250 g de azúcar glass tamizado.
80 g de mantequilla a temperatura ambiente.
25 ml de leche de coco.

Preparación:

Cupcakes:
Precalentamos el horno a 170ºC.

Tamizamos la harina con la levadura y la sal. La ponemos en un bol y mezclamos con la mantequilla con ayuda de una batidora eléctrica de varillas a velocidad lenta hasta que esté todo bien mezclado y tenga textura granulosa.

Mezclamos en otro cuenco  la leche de coco y extracto de vainilla, se lo añadimos a la mezcla anterior y batimos a velocidad media hasta que esté todo bien integrado.

Añadimos el huevo y seguimos batiendo rebañando con una espátula para despegar lo que quede en los bordes.

Vertemos la masa en las cápsulas de cupcakes ( las llenamos 2/3 de su capacidad) y horneamos 20-25 minutos hasta que estén dorados y al pinchar con un palillo salga limpio.

Dejamos enfriar unos 10 minutos en la bandeja de hornear los cupcakes y posteriormente los dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Glaseado:
Para el glaseado, batimos el azúcar glass tamizado con la mantequilla con una batidora de varillas a velocidad media hasta que se integre bien. Bajamos la velocidad y añadimos poco a poco la leche de coco. Una vez que se ha incorporado bien subimos la velocidad y batimos durante 5-10 mimutos hasta que el buttercream adquiera una textura blanca, ligera y esponjosa.

Vertemos el glaseado en una manga y decoramos al gusto con la boquilla que más nos guste. Yo usé la 1M.

Espolvoreamos un poco de coco rallado y listos.

Espero que os hayan gustado, porque a Ismael le encantaron, se comió 4 de una vez…

Cupcakes de arándanos rojos y limón

miércoles, 4 de febrero de 2015

Hola a tod@s,

Se está acercando el día de San Valentín y tenemos que sorprender a nuestro enamorado/a con una buena comida, pero sobre todo, y lo que más me gusta a mí, para hacer un buen postre.

Estos últimos reyes me regalaron otro libro de la "pastelería de Hummingbird", llamado"Cake Days". Las recetas de esta pastelería me encantan, si sigues bien los pasos, salen perfectas. Para empezar con este libro, decidí hacer estos cupcakes de arándanos rojos y limón. Los arándanos junto con el limón le dan un sabor ácido y penetrante al dulce glaseado, con lo que tenemos el éxito asegurado.


No pude hacer foto de ningún cupcake cortado a la mitad para que se vieran los arándanos puesto que los regalé todos, pero se apreciaban perfectamente los pedacitos distribuidos homogeneamente por dentro Si queréis ver más recetas de cupcakes, podéis verlas pinchando aquí.

Ingredientes

Para el bizcocho:
80 g de mantequilla sin sal, ablandada.
280 g de azúcar extrafino.
240 g de harina.
1 cucharada de levadura en polvo.
Media cucharadita de sal.
1 cucharadita y media de ralladura fina de piel de limón.
240 ml de leche entera.
2 huevos grandes.
1 cucharadita y media de esencia de vainilla.
100 g de arándanos deshidratados, troceados.

Para el glaseado:
500 g de azúcar en polvo.
160 g de mantequilla sin sal, ablandada.
50 ml de leche entera.
1 cucharadita de ralladura fina de piel de limón.
100 g de arándanos deshidratados, troceados (opcional)

Uno o dos moldes para 12 muffins.

Preparación

Bizcocho:
Precalentamos el horno a 190ºC y colocamos las cápsulas de papel en el molde para muffins.

Con una batidora de varillas eléctrica o amasadora con pala, batimos la mantequilla, el azúcar, la harina, la levadura en polvo, la sal y la ralladura de piel de limón a velocidad baja hasta que la mezcla tenga un aspecto como de migas de pan finas.

Ponemos la leche, los huevos y la esencia de vainilla en una jarra, y batimos a mano hasta que todo esté bien mezclado. Vertemos tres cuartos de esta mezcla sobre los ingredientes secos y batimos a velocidad baja. Cambiamos a velocidad media y seguimos batiendo hasta que la mezcla esté suave y espesa. Rebañamos las paredes del cuenco, añadimos el resto de la mezcla de la leche y continuamos batiendo hasta que la mezcla esté homogénea y suave de nuevo. Agregamos los arándanos deshidratados y mezclamos a mano.

Llenamos las cápsulas de papel hasta dos tercios de su altura con la masa. Si sobra, la usamos para llenar hasta 4 cápsulas más en otro molde. Horneamos durante 18-20 minutos o hasta que los cupcakes hayan subido y recuperen su forma tras hacer una ligera presión. Dejamos que se enfríen un poco en el molde y después los ponemos sobre una rejilla metálica para que se enfríen por completo antes de aplicar el glaseado.

Glaseado:
Con la batidora de varillas eléctrica o la batidora amasadora con pala, batimos el azúcar en polvo y la mantequilla a velocidad baja hasta que tengan una textura granulosa y no queden grumos de mantequilla. Agregamos la leche poco a poco, cambiamos a velocidad alta y batimos hasta obtener una crema blanda y ligera. Añadimos la ralladura de piel de limón y los arándanos. Si queremos, seguimos batiendo 30 segundos hasta que todo esté incorporado.

Repartimos el glaseado entre los cupcakes fríos con una espátula para alisarlo y decoramos con algo más encima si queremos .Como podéis ver nosotros pusimos una flor de azúcar, pero podéis poner trocitos de arándanos encima.

Cupcakes de chocolate

viernes, 12 de septiembre de 2014

Hola a tod@s,

Hoy es el mejor día de la semana laboral, vierne, ya el fin de semana está en nuestro punto de mira.... :). Para celebrarlo, como propuesta para el fin de semana, os traigo unos deliciosos cupcakes de chocolate. Como otras recetas del blog, son del libro "La pastelería de Hummingbird", que podéis ver en el enlace de abajo:

Este libro tiene unas elaboraciones geniales. He hecho unas cuantas ya, como las barritas de limón, la tarta guinness, cupcakes de limón...
Decorados
Estos cupcakes tienen como base la masa del famoso pastel del diablo. El cacao aporta un color marrón intenso y están buenísimos. No os asustéis porque la masa queda bastante líquida.

Ingredientes (12 unidades)

100 g. de harina
20 g. de cacao en polvo
140 g. de azúcar blanquilla
Una cucharadita y media de levadura en polvo
Una pizca de sal
40 g de mantequilla, a temperatura ambiente
120 ml. de leche entera
1/2 cucharadita esencia vainilla.
1 huevo L

Preparación

Precalentamos el horno a 170 ºC.

Ponemos la harina, el cacao en polvo, el azúcar, la levadura en polvo, la sal y la mantequilla en un bol . Batimos a velocidad lenta ( con batidora eléctrica normal o robot con las varillas) hasta que esté todo bien mezclado y tenga una textura granulosa.

Batimos en otro recipiente la leche, el huevo y el extracto de vainilla, verter lentamente la mitad sobre la mezcla anterior, mezclamos bien y subimos la velocidad para que no queden grumos.

Bajamos la velocidad y vertemos poco a poco el resto de la mezcla de la leche ( rebañanos con espátula de goma lo que haya quedado adherido a las paredes del cuenco). Batimos un par de minutos hasta que la preparación esté homogénea. No batir en exceso.

Repartimos la mezcla en los moldes de papel (para estos cupcakes también use los moldes de silicona blanca con forma de taza que véis en la foto) hasta dos tercios de su altura y horneamos unos 20 minutos, o hasta que el bizcocho vuelva a su posición inicial al presionarlo. Dejamos enfriar ligeramente los cupcakes en el molde y luego los ponemos sobre una rejilla metálica.

Cuando estén completamente fríos, podemos adornar, en el caso que lo deseemos. En este caso yo decoré algunos con la buttercream azul de vainilla que me sobro y congelé cuando hice los cupcakes de barrio sésamo (ver receta aquí) , además de unas bolitas decorativas.
Sin decorar
¡¡Espero que os gusten!!

Cupcakes barrio Sésamo

lunes, 28 de julio de 2014

Buenos días,

Empezamos una nueva semana, con energía después del fin de semana, y que mejor que empezar con una publicación divertida, aunque el lunes no lo sea tanto ;-).

La entrada de hoy es muy dulce no sólo por el sabor si no por todos los recuerdos que vienen a mi mente cada vez que veo a cada uno de los integrantes de este maravilloso barrio, que cada tarde después del cole invadía nuestro salón. Estoy hablando de Barrio Sésamo, que tanto gustaba a grandes y pequeños.

Como fan incondicional de Barrio Sésamo, no podía dejar de hacer unos dulces con esta temática y los cupcakes del Monstruo de las galletas y de Óscar el gruñón fueron los elegidos. La verdad es que yo no recuerdo que Óscar (un personaje que vivía en un cubo de basura) saliese en la versión española de Barrio Sésamo, pero tenía buttercream  de chocolate blanco de color verde de la tarta osito campestre (ver receta pinchando aquí) congelado y decidí aprovecharlo. 
 
La receta de los cupcakes es la del libro “Cupcake perfecto” de Alma Obregón y el buttercream  tanto el azul como el verde. El buttercream azul es de vainilla y el verde como ya he dicho anteriormente es de chocolate blanco.

 
Bien metiditos en su caja para el evento de Ismael
 Ingredientes
 
Para el bizcocho ( para 12 unidades):
115g de mantequilla
220g de azúcar
3 huevos M
200g de harina
1 y ½ cucharaditas de levadura
120 ml de leche desnatada
1 cucharadita de extracto de vainilla.

Para la buttercream de vainilla/azul (6 unidades):
125g  mantequilla sin sal a temperatura ambiente 
163g  azúcar glass.
½  cucharadita de extracto de vainilla 
1 cucharada de leche semidesnatada 

Para la buttercream de chocolate blanco/color verde (6 unidades):
125g de icing sugar o azúcar glass en su defecto.
125g de mantequilla en pomada.
50g de chocolate blanco.
½  cucharada de leche semidesnatada.
½ cucharadita de esencia de vainilla.

Preparación

Precalentamos el horno a 180ºC.

Tamizamos la harina con la levadura.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que estén integrados, añadimos los huevos uno a uno, batimos hasta que estén incorporados.

Añadimos la mitad de la harina, batimos a velocidad baja.

Añadimos la leche con el extracto de vainilla disuelto y volvemos a batir.

Agregamos la otra mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que la mezcla sea homogénea.

Repartimos la mezcla en las cápsulas (colocadas en la bandeja para hornear cupcakes)  y horneamos durante 22-25 minutos.

Dejamos enfriar en la bandeja unos minutos y luego pasamos a rejilla hasta que se enfríen por completo.

Buttercream de vainilla (azul):
Tamizamos el azúcar glass y lo colocamos en un bol junto con la mantequilla, el extracto de vainilla y la leche. Cubriendo el bol, batimos a velocidad baja un minuto. Después subimos la velocidad y batimos al menos otros 5 minutos a velocidad media-alta. El buttercream se volverá casi blanco y su textura pasará a ser muy cremosa.

Para conseguir el color del monstruo de las galletas lo podéis teñir con el colorante azul en pasta  (Ice Blue de Sugarflair o Royal Blue de Wilton). Yo usé el de Wilton.

Para decorar necesitamos la boquilla de Wilton 233 (la boquilla césped).

En cuanto a los detalles de la cara, los ojos son de fondant blanco y negro y la boca es una galleta Chip Ahoy.


El monstruo de las galletas
 
Buttercream de chocolate blanco (verde):
Derretimos el chocolate blanco al baño maría o en el microondas en intervalos de 30 segundos. No nos debemos pasar ya que salen grumos y el chocolate queda inutilizable. Una vez derretido dejamos templar.

Ponemos en un bol la mantequilla, el azúcar glass tamizado, la vainilla y la leche. Tapamos y comenzamos batiendo a velocidad baja un minuto. Después batimos otros 2 minutos a velocidad media-alta y el buttercream tomará un color más clarito. Entonces añadimos el chocolate (¡¡tiene que estar casi frío!!) y batimos bien otros 2-4 minutos, hasta que el chocolate esté bien integrado y la mezcla sea homogénea.
El colorante que usé fue el de Wilton fue verde hoja. Para decorar la boquilla césped de nuevo.

En cuanto a los detalles de la cara, los ojos son de fondant blanco y negro , la boca es de fondant negro y rosa para la lengua. Las cejas son de dulce de leche.

Óscar el gruñón
 
Espero que os hayan traído buenos recuerdos estos divertidos cupcakes!

Cupcakes pareja de búhos

viernes, 18 de julio de 2014

¡Por fin es viernes!

Hoy es un día maravilloso para muchos ya que se acerca el fin de semana y tenemos tiempo para descansar y hacer lo que más nos gusta. A mi me gusta recetear especialmente los fines de semana que es cuando más tiempo tengo, sobre todo, para hacer decoraciones con fondant como la que hoy os muestro. Me encanta poner todos mis cachivaches en la mesa de la cocina y pasar el tiempo decorando galletas, tartas, cupcakes, según la ocasión. Algunas veces me cabreo bastante, sobre todo cuando no me sale lo que estoy modelando, pero bueno, merece la pena el esfuerzo, sólo por ver la cara de las personas a las que va dirigido.

La personita de hoy se llama Diego, el hijo de una compañera de trabajo, con motivo de su cumpleaños quise sorprenderle con unos cupcakes decorados y a pesar de no tener mucha idea en estos menesteres, me salieron bastante bien y a Diego le encantaron que era de lo que se trataba.


El cupcake (magdalena que decoré) son las que publiqué hace poco, magdalenas de galletas María rellenas de dulce de leche (podéis ver la receta aquí).

Para hacer el cuerpo de los búhos usé un cortapastas circular, para las alas usé una boquilla de manga pastelera y para los troncos y hojas usé esta plantilla que es como la de Wilton, pero la mía la compré en los chinos a un precio muy económico.



 Como veis es una manera muy sencillita de decorar vuestros cupcakes, espero que os gusten.








Cupcakes soles de primavera

jueves, 13 de marzo de 2014

Ya queda menos para el esperado fin de semana y es realmente sorprendente como cambia la cara de tus compañeros de trabajo a medida que se va a acercando el viernes, hasta los menos simpáticos, se vuelven un poco más amigables e incluso hasta majos. Este cambio sólo dura hasta el lunes, día en el cual, sufren una transformación, que es mejor que no te pillen cerca...

Pero bueno, como no estamos aquí para hablar de las relaciones laborales, vamos a lo que vamos y que mejor forma que  con una entrada dulce de esas que tanto nos gustan.

Ya os he hablado en alguna ocasión del libro de Betty Crocker. Es un libro maravilloso, con muy buenas ideas para decorar tus cupcakes, pero cierto es que, su preparación me recuerda a los muebles de montaje fácil...Prometen que se montan en un momento y luego te cuesta un huevo. Pues estos cupcakes  son parecidos, parecen facilitos y cuando te pones manos a la obra, te acuerdas de Betty Crocker y toda su casta…jejejej. Pero bueno, supongo que habrá que ir cogiéndole el punto.

De momento los cupcakes de hoy, son “cupcakes sol de primavera”, en honor al maravilloso sol que viste nuestros cielos estos días. Podéis hacer el bizcocho y el glaseado que más os guste, yo aproveché los cupcakes de limón versión pastelería Hummingbird cuya receta podéis ver pinchando aquí..
En lugar de decorarlo con manga pastelera lo hice con una espátula metálica. Es lo bueno que tiene esta forma de decoración que si no cuentas con  mucha ornamentación para decorar, lo puedes hacer con lo que tengas en casa, no necesitaras manga pastelera, en el caso de que no tuvieses.

Ingredientes
Gominolas rojas.
Gominolas naranjas.
Gominolas amarillas.
Pepitas de chocolate.
Lápiz para decorar. El mío era de Vahiné de fresa, ya lo tenía. Podeis usar  coulis de fresa, la receta si la quieres ver, pincha aquí.

Preparación

En primer lugar una vez que hemos horneado y se han enfriado nuestros cupcakes. Con ayuda de una espátula cubrimos la superficie del mismo con el glaseado. Añadimos un pegote en la parte central y lo vamos extendiendo.

Los pétalos los podéis preparar el día de antes con ayuda de los peques de la casa y conservarlos en un recipiente hermético (a los pétalos eh?). Es importante asegurarnos que las gominolas que compremos no estén más duras que el pecho de un santo, porque si no este paso se convierte en una autentica odisea. La verdad que cuesta un poco, pero se consigue. En un principio se encoge de nuevo, pero cuando le das repetidas veces se consigue.


Una vez que están aplastaditas, se cortan los bordes con ayuda de un cuchillo, de tal manera que quede un rectángulo y éste lo cortamos, a su vez en dos cuadrados. Finalmente cada cuadrado resultante se corta en dos triángulos.

En el dibujo que os pongo os lo explico mejor. Darle al cuchillo un poco de aceite con una servilleta para que no se quede pegada la gominola.

Una vez que tenemos nuestros pétalos, los vamos colocando alrededor del cupcake sobre el glaseado, para que tengan donde apoyar. Vamos alternando los colores.

Como ojos y nariz, les ponemos pepitas de chocolate y la boca la dibujamos con el lápiz.

Ya tenemos nuestros soles de primavera. Parece que le estoy cogiendo el punto, tengo que seguir perfeccionando la técnica :-).

Espero que os gusten.


Cupcakes de limón versión pastelería Hummingbird

jueves, 20 de febrero de 2014

Los Reyes Magos este año me trajeron el libro “Las Recetas de la pastelería Hummingbird “ que tanto ansiaba ( hay que ver lo listos que son). Para quien no lo conozca, os diré que se trata de un maravilloso libro con numerosas recetas de una famosa pastelería londinense, que inicialmente se abrió en Nothing Hill, pero que a día de hoy cuentan con multitud de ellas y han llegado incluso hasta Dubai.



Las recetas están divididas por cupcakes, pasteles, tartas y empanadas, brownies y barritas, muffins y galletas. Es un libro muy bien ilustrado, que recomiendo a todo el mundo. Cuentan con más libros “Home sweet home” y “Cake days”, que estoy a la espera de que alguna alma caritativa me los regale. Aunque creo que “Home sweet home” aún no está en castellano, habrá que esperar. Del libro “Cake days” he hecho la receta de la tarta guiness que la puedes ver aquí y estaba espectacular.

La última receta que he hecho de este precioso libro han sido los cupcakes de limón. Salen riquísimos, con una textura espectacular y con un sabor intenso a limón.

Como sugerencia en el libro os propone rellenarlos de lemon curd, podéis ver mi receta aquí. Yo opté por no rellenarlos porque salen muy jugosos.

Delantales y manos a la obra. 

Ingredientes (12 cupcakes)
 
120g de harina.
150g de azúcar blanquilla.
1 ½ cucharaditas de levadura en polvo.
2 cucharadas de piel de limón rallada.
40g de mantequilla a temperatura ambiente.
120ml de leche entera.
1 huevo.

Para el glaseado de limón.
250gr de azúcar glass.
80g de mantequilla a temperatura ambiente.
2 cucharadas de piel de limón rallada.
2 gotas de colorante alimentario amarillo (opcional).
25 ml de leche entera

1 molde para 12 cupcakes, forrado con moldes de papel.

Preparación

Precalienta el horno a 170ºC.

Tamizamos la harina con la levadura y la ponemos junto al azúcar, la piel del limón y la mantequilla en el cuenco de la amasadora eléctrica provista de varillas (o usa una batidora eléctrica manual) y bate a velocidad lenta hasta que la mezcla esté uniforme y tenga una consistencia granulosa. Vierte la leche gradualmente y bate hasta que esté incorporada.                                                                                                                                                                                                                                                             
Añade el huevo a la mezcla anterior y continua batiendo hasta que esté incorporado. Sigue batiendo un par de minutos más hasta que la mezcla esté homogénea. No la batas en exceso.

Reparte la preparación en los moldes de papel, llenándolos a 2/3 de su altura. Hornear 20-25 minutos o hasta que al presionar el bizcocho vuelva a su posición inicial y al insertar un palillo salga limpio. En mi horno yo los tuve 20 minutos y durante los últimos 5 minutos lo tuve que baja a 160, porque veía que se me quemaban. Como todos sabemos, cada horno es un mundo.

Podéis ver el video del horneado pinchando aqui.




Dejamos enfriar ligeramente los cupcakes en el molde, luego retíralos y ponlos sobre una rejilla a enfriar por completo.           
Una vez fríos ya podemos decorar nuestros cupcakes.

Para el glaseado de limón:
Batimos el azúcar con la mantequilla, la piel de limón y el colorante alimentario en una amasadora provista de varillas o batidora eléctrica a velocidad media baja hasta que se integren los ingredientes.

Baja la velocidad, vierte la leche lentamente y cuando esté incorporada ponga la batidora a velocidad alta. Sigue batiendo hasta que el glaseado esté ligero y esponjoso, que será durante 5 minutos como mínimo.

Decoramos con ayuda de una manga pastelera, en mi caso con la boquilla 1M de Wilton.

     
                  

Cupcakes cesta de primavera

miércoles, 22 de enero de 2014

Para Papa Noel  este año Ismael me regaló entre otras cosas, el maravilloso libro de  de Betty Crocker “El gran libro de los cupcakes” con un montón de  recetas para decorar  de una manera fácil y muy vistosa, con unas maravillosas fotos y explicaciones, ideal para la gente que se inicia como yo en este maravilloso mundo.


 La primera receta por la que me decanté fue  cupcakes “cesta de primavera”, pero en lugar de hacer la receta que proponía el libro, hice mi receta de cupcakes de vainilla (bueno prestada del blog Miss Sugar), que salen de maravilla, rellenos de M&M ( que les aporta un colorcito muy mono y el buttercream de mantequilla de Maria Lunillos, pues el que venía en el libro tenía excesiva cantidad de mantequilla .La próxima vez haré la receta del libro, no me quería arriesgar y ofrecer a mis invitados piedras en lugar de pastelesJ.

Ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes (para 12 cupcakes)

Para la masa:
100 g Harina
1 cucharadita de levadura química (Tipo Royal)
100 g de azúcar
100 g de mantequilla (a temperatura ambiente)
2 huevos (a temperatura ambiente)
2 cucharadas de leche entera
1 cucharadita y media de extracto de vainilla dice la receta original, pero yo le puse una cucharadita de esencia de vainilla casi llena y un sobre de azúcar avainillado.

Para el buttercream:
 250 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
250 de azúcar glass.
4 cucharadas de leche

Preparación

Masa de los cupcakes:
La elaboración de la masa la hice con un robot de cocina que me regaló mi tía de la marca Silvercrest (Lidl) que se lo recomiendo a todo el mundo, ya que facilita mucho el trabajo y funciona a las mil maravillas.

 En primer lugar tenemos que sacar los ingredientes que estén en nevera ya que se han de trabajar a temperatura ambiente.

Tamizamos la harina y la levadura con ayuda de un colador. Reservamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una mezcla cremosa y homogénea. La mantequilla la meto un poco en el microondas en modo descongelación para que se ablande.

Añadimos los huevos de uno en uno, seguimos batiendo, la  esencia y harina con la levadura poco a poco para evitar que se forme una masa llenita de grumos. Por último añadiremos la leche.

Repartimos la masa en los moldes de cupcakes, los cuales tenemos que colocar en una bandeja de cupcakes para evitar que se deformen. Para repartir  la masa es muy cómodo usar una cuchara de helado. Llenar los moldes sólo las 2/3 partes para evitar que se salga la masa durante el horneado.

Colocamos en el centro de la masa 2-3  M&M.

La receta original dice que horneemos a 180 grados  entre 18 y 20 minutos. Yo los horneé a 200 durante 14 minutos y me salieron perfectos. Las temperaturas de los hornos varían mucho. Comprobad siempre con un palillo antes de sacarlos del horno. Si el palillo sale limpio al pinchar el bizcocho, están hechos.

No abrir el horno durante los primeros 12 minutos de horneado ya que la curiosidad puede arruinar nuestros cupcakes.

Dejamos reposar fuera del horno en la bandeja durante 5 minutos y posteriormente los colocamos en una rejilla para que se terminen de enfriar.

Preparamos la buttercream o crema de mantequilla. Es conveniente usar una batidora o robot de cocina para no acabar con la mano rota y conseguir la consistencia final que ha de ser como la de un helado.

Elaboración buttercream:
Tamizamos el azúcar glass.

Agregamos la mantequilla y la leche.

Batimos durante un minuto a velocidad baja hasta que se integren todos los ingredientes.

Una vez esté todo integrado, batimos durante cinco minutos a velocidad máxima.

Le podemos añadir al buttercream el sabor que más nos guste añadiendo aromas, chocolate derretido y templado…

Una vez que tenemos el buttercream listo, lo cargamos en la manga pastelera y a decorar.

Decoramos los cupcakes poniendo la manga pastelera en vertical y girando desde el centro hacia afuera en el sentido de las agujas del reloj.

Para hacer las cestitas he utilizado para el asa  regaliz rojo, los clavé en los laterales del  cupcake que quizás sea lo más complicado, conseguir que queden tiesos. Con destreza y un trocito de palillo, lo conseguirás. El contenido de la cesta está compuesto por lacasitos, bolas de chicle y M&M.

Espero que os guste.

 

El corte.

Cupcakes navideños

jueves, 26 de diciembre de 2013

Hola,

Sigo con mi reto de dulces navideños, ahora que he empezado, ya no puedo parar. Ésta vez he elegido una receta fácil de cupcakes de vainilla y la he decorado como he podido con motivos navideños, para ser mi primer intento de fondant me han quedado bastante bien.
  
Ingredientes

100 g Harina.
1 cucharadita de levadura química (tipo Royal).
100 g de azúcar.
100 g de mantequilla (a temperatura ambiente).
2 huevos (a temperatura ambiente).
2 cucharadas de leche entera.
1 cucharadita y media de extracto de vainilla dice la receta original, pero yo le puse una cucharadita de esencia de vainilla casi llena y un sobre de azúcar avainillado.


Preparación

La elaboración de la masa la hice con un robot de cocina que me regaló mi tía de la marca Silvercrest (Lidl) que se lo recomiendo a todo el mundo, ya que facilita mucho el trabajo y funciona a las mil maravillas.

En primer lugar tenemos que sacar los ingredientes que estén en nevera ya que se han de trabajar a temperatura ambiente.

Tamizamos la harina y la levadura con ayuda de un colador. Reservamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una mezcla cremosa y homogénea. La mantequilla la meto un poco en el microondas en modo descongelación para que se ablande.

Añadimos los huevos de uno en uno, seguimos batiendo, la esencia y harina con la levadura poco a poco para evitar que se forme una masa llenita de grumos. Por último añadiremos la leche.

Repartimos la masa en los moldes de cupcakes, los cuales tenemos que colocar en una bandeja de cupcakes para evitar que se deformen.  Mi bandeja no es muy grande, así que puse algunos moldes dentro de unas flaneras de aluminio que tengo y me hicieron el mismo servicio. Para repartir la masa es muy cómodo usar una cuchara de helado. Llenar los moldes sólo las 2/3 partes para evitar que se salga la masa durante el horneado.

La receta original dice que horneemos a 180 grados. entre 18 y 20 minutos. Yo los horneé a 200 durante 14 minutos y me salieron perfectos. Las temperaturas de los hornos varían mucho. Comprobad siempre con un palillo antes de sacarlos del horno. Si el palillo sale limpio al pinchar el bizcocho, están hechos.
No abrir el horno durante los primeros 12 minutos de horneado ya que la curiosidad puede arruinar nuestros cupcakes.

Dejamos reposar fuera del horno en la bandeja durante 5 minutos y posteriormente los colocamos en una rejilla para que se terminen de enfriar.

Una vez que se han enfriado, llega la parte más divertida que es el relleno y la decoración. Ambos son optativos.

En este caso los rellené con una cucharadita de mermelada de naranja perforándolos con una descorazonador de manzanas y los decoré con fondant. No me han quedado muy mal, para ser la primera vez, ¿no crees?.



Cupcakes de vainilla con buttercream de queso

sábado, 2 de noviembre de 2013

El domingo pasado me levanté con ganas de cocinar, no sabía muy bien qué hacer, así que me puse a ojear por internet y en vista de lo que están de moda, me decidí por hacer cupcakes o al menos intentarlo y no desesperar a la primera de cambio.

Me convenció la receta para principiantes del  blog de Miss sugar, unos cupcakes con una pinta estupenda. Así que me puse manos a la obra.

Ingredientes (para 12 cupcakes)

Para los cupcakes:
100 g Harina
1 cucharadita de levadura química (Tipo Royal)
100 g de azúcar
100 g de mantequilla (a temperatura ambiente)
2 huevos (a temperatura ambiente)
 2 cucharadas de leche entera
 1 cucharadita y media de extracto de vainilla dice la receta original, pero yo le puse una cucharadita de esencia de vainilla casi llena y un sobre de azúcar avainillado.

Para la decoración:
Para decorar elegí crema de queso. La receta es de Alma Obregón.
125 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
300 g de azúcar superfino o glas / impalpable en su defecto.
125 g de queso cremoso (no puede ser light).
3 cucharadas de leche (opcional).

Preparación

La elaboración de la masa la hice con un robot de cocina que me regaló mi tía de la marca Silvercrest (Lidl) que se lo recomiendo a todo el mundo, ya que facilita mucho el trabajo y funciona a las mil maravillas.

En primer lugar tenemos que sacar los ingredientes que estén en nevera ya que se han de trabajar a temperatura ambiente.

Tamizamos la harina y la levadura con ayuda de un colador. Reservamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una mezcla cremosa y homogénea. La mantequilla la meto un poco en el microondas en modo descongelación para que se ablande.

Añadimos los huevos de uno en uno, seguimos batiendo, la  esencia y harina con la levadura poco a poco para evitar que se forme una masa llenita de grumos. Por último añadiremos la leche.

Repartimos la masa en los moldes de cupcakes, los cuales tenemos que colocar en una bandeja de cupcakes para evitar que se deformen.  Mi bandeja no es muy grande, así que puse algunos moldes dentro de unas flaneras de aluminio que tengo y me hicieron el mismo servicio. Para repartir  la masa es muy cómodo usar una cuchara de helado. Llenar los moldes sólo las 2/3 partes para evitar que se salga la masa durante el horneado.

La receta original dice que horneemos a 180 grados  entre 18 y 20 minutos. Yo los horneé a 200 durante 14 minutos y me salieron perfectos. Las temperaturas de los hornos varían mucho. Comprobad siempre con un palillo antes de sacarlos del horno. Si el palillo sale limpio al pinchar el bizcocho, están hechos.
 
No abrir el horno durante los primeros 12 minutos de horneado ya que la curiosidad puede arruinar nuestros cupcakes.

Dejamos reposar fuera del horno en la bandeja durante 5 minutos y posteriormente los colocamos en una rejilla para que se terminen de enfriar.

Una vez que se han enfriado, llega la parte más divertida que es el relleno y la decoración. Ambos son optativos.

Relleno de cupcakes:
Existen multitud de rellenos, yo rellené  unos de mermelada de frutos rojos y otros de chocolate.
El agujero lo hice con un descorazonador de manzanas, con un movimiento rotativo suavemente. Le echamos la mermelada y le ponemos su tapa.



Decoración de cupcakes:
Tamizamos el azúcar glass. A continuación, lo batimos con la mantequilla a velocidad máxima hasta que se integre. Si vemos que le cuesta, incorporamos la leche. Una vez la mezcla es blanca y esponjosa, añadimos el queso, que ha de estar frío, y batimos, primero a velocidad baja y luego aumentando la velocidad hasta que la mezcla sea homogénea y cremosa. Hay que batir para lograr que la crema tenga consistencia. Ha de conservarse en frío
 
Ya tenemos nuestra crema de queso lista para decorar con ayuda de la manga pastelera.
 

Como podéis ver en la foto, para ser el primer intento, me han salido bastante bien, ¿no creéis?.