Mostrando entradas con la etiqueta Magdalenas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Magdalenas. Mostrar todas las entradas

Magdalenas de chocolate con naranja

domingo, 16 de septiembre de 2018

En casa gustan mucho las magdalenas, sea cual sea, la variedad, no duran ni un periquete. Así que siempre que tengo tiempo me gusta prepararlas y si es con la ayuda de la princesa de la casa, mucho mejor. La receta es del libro de "Magdalenas" de Xavier Barriga y nos ha encantado, han salido unas magdalenas esponjosas y buenísimas, os animo a que os pongáis los delantales y ¡ a cocinar!.


Ingredientes ( para unas 15 magdalenas)
125 g de huevo.
175 g de azúcar.
60 g de leche.
190 gr de aceite de oliva suave .
210 gramos de harina.
7 g de impulsor o levadura química.
Una pizca de sal.
100 gramos de piel de naranja confitada (la receta original 50g).
100 gramos de pepitas de chocolate.

Preparación

Mezclamos en un bol la harina, la levadura y la sal , previamente tamizada. Reservamos.

Batimos con la batidora de varillas  los huevos y el azúcar, hasta que la mezcla quede espumosa y blanquecina. Añadimos, sin dejar de batir a velocidad baja, el aceite y luego la leche en forma de hilo. Batir hasta que los ingredientes estén bien integrados.

Añadir a la masa anterior, la mezcla que teníamos reservada (harina, levadura y sal), sin dejar de batir a velocidad baja. Cuando hayamos obtenido una masa homogénea, añadimos las gotas de chocolate y la naranja confitada (que previamente  hemos pasado por un poco de harina para que no se hundan en la masa) y batimos a velocidad rápida durante dos minutos.

Tapamos la masa y la dejamos reposar en la nevera durante una hora como mínimo, puedes dejarla hasta el día siguiente.

Después del tiempo de reposo, movemos la masa enérgicamente con un batidor manual . Precalentamos el horno a 250ºC.

Colocamos la masa en un manga pastelera con boquilla lisa y llenamos los moldes hasta un poco más de las tres cuartas partes de. su capacidad. También podemos llenar los moldes con ayuda de una cuchara. Echamos unas pepitas de chocolate por encima para potenciar el sabor a chocolate.

Hornear las magdalenas a 210ºC durante 16-18 minutos aproximadamente.

Espero que os guste la receta.

Muffins de frutos rojos

martes, 8 de noviembre de 2016

Si te gustan los frutos rojos esta receta te encantará. Los muffins que os muestro son, otra maravilla del libro de Cake Days de la pastelería de Hummingbird, ese del que os he hablado tantas veces. Es de los pocos libros cuyas recetas siempre salen, siempre y cuando las hagas al pie de la letra.

Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!
Ingredientes (10-12 unidades)

300g de harina.
155g de azúcar extrafino. Yo lo hago con el molinillo de café a partir de azúcar blanquilla.
1 cucharada de levadura en polvo
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
1/4 de cucharadita de sal
250ml de leche entera. Lo cambié por suero de leche que tenía congelado de un queso que hice.
2 huevos grandes
1 cucharadita de esencia de vainilla
85g de mantequilla sin sal fundida
120g de frutos rojos. Yo usé de los congelados previamente descongelados.
Opcional: azúcar extra para espolvorear por encima antes de hornear.

Preparación

Precalentamos el horno a 180ºC.

Tamizamos los ingredientes secos sobre un bol, es decir,  la harina, levadura, el bicarbonato, el azúcar extrafino y la sal. Reservamos.

Echar en una jarra los ingredientes líquidos,  huevos, la leche y la esencia de vainilla, batir a mano con ayuda de unas varillas.

Hacemos un hoyo en el centro de los ingredientes secos y añadimos los ingredientes líquidos, batiendo a velocidad baja con una batidora eléctrica de varillas. rebañamos con una lengua de silicona para que se integren los ingredientes , batiendo a una mayor velocidad, hasta que quede una masa suave.Añadimos la mantequilla fundida y batimos hasta que quede una masa uniforme.

Incorporamos los frutos rojos a la masa con ayuda de una espátula con movimientos envolventes  hasta que se distribuyan por la masa.

Vertemos la masa en las cápsulas, llenando los 2/3 de la capacidad de las mismas,espolvoreamos con azúcar por encima y horneamos durante 25-30 minutos o hasta  que al pinchar con un palilllo salga limpio.

Dejamos unos minutos en la bandeja, y los pasamos a una rejilla hasta que se enfríen.

Nota: siempre es conveniente usar una bandeja para hornear específica, para evitar que se deformen las cápsulas durante el horneado, si no tenéis podéis meterlas en flaneras individuales.

Magdalenas de limón

martes, 11 de agosto de 2015

Me encantan las magdalenas, ya sean de limón, de naranja o de lo que se tercie (pincha aquí para ver todas las que ya hemos hecho). Esta vez las he hecho de limón y han sido un éxito, no han quedado ni las migas, a las fotos me remito, textura y sabor increíbles. Además, he aplicado unos truquitos que vi por la red para que te quede perfecto el copete, así que aparte de buenas quedan muy bonitas. Ahora si que no tenéis excusa para hacerlas.



 Ingredientes

3 huevos.
250 ml. de leche.
250 ml. de aceite de oliva suave.
250 gr. de azúcar.
2 gaseosas (2 sobres blancos y 2 sobres morados, yo los compro en Mercadona)
375 gr. de harina.
Una pizca de sal.
Ralladura de limón.

Preparación


En la receta, como he comentado en la introducción, os pongo una serie de consejos en letra subrayada que os ayudarán a obtener un copete perfecto. Si las queréis hacer sin copete porque no os atrevéis, simplemente obviarlos, pero os aseguro que sale tal como se vé en la foto.

El bol en el que vayamos a trabajar no debe estar frío. Lo pondremos un rato con agua caliente. Cuando vayamos a empezar, tiramos el agua, secamos y vertemos en él los ingredientes.

Batimos los huevos con el azúcar hasta que tripliquen más o menos su volumen. A continuación, añadimos la leche y después un chorrito fino de aceite.

Una vez que esté todo bien mezclado, iremos añadiendo la harina (que habremos tamizado previamente con la sal) poco a poco. Añadimos los papelitos gaseosos y continuamos batiendo. Finalmente, añadimos la ralladura de limón.

Dejaremos que la masa enfrie 20-30 minutos en la nevera.

Metemos los moldes de magdalenas dentro de unos moldes para muffins aptos para horno. Si no los tenemos, dentro de flaneras metálicas. Sacamos la masa de la nevera y rellenamos los moldes para magdalenas sin llegar al borde, a un dedo aproximadamente del borde. Pondremos el azúcar encima de la masa de las magdalenas para que se haga el copete.

Horneamos unos 10-15 minutos a 200ºC en horno precalentado.
  
Dejar enfriar y listas para devorar.

La textura de las magdalenas
Os pongo una foto del gasificante que he utilizado por si no lo conocéis. Se compone de dos sobres unidos uno al otro. Uno es morado (bicarbonato sódico) y otro blanco (ácido tartárico). Los dos unidos potencian el sabor aumentando al mismo tiempo el volumen de la masa.
 


Fuente: Kanela y Limón.
Consejos:  Webos fritos

Sobaos pasiegos

martes, 3 de marzo de 2015

Hola a tod@s,

El año pasado estuvimos unos días de escapada por Cantabria y entre otros deliciosos dulces probé los sobaos pasiegos. Los había comido en muchas ocasiones y no eran santo de mi devoción pero he de decir que los de allí me cautivaron. Con cada bocado un intenso sabor a mantequilla inunda tu paladar ¡mmmmm...! se me hace la boca agua solo de pensarlo. Aparte de su gastronomía, vinimos encantados con sus preciosos paisajes.


Ese sabor y textura se nos quedaron grabados, así que los sabaos se convirtieron en una de mis recetas pendientes. Aunque sabía que no me iban a saber igual que los que comí en Cantabria, busqué por internet a ver si encontraba una receta que me convenciera y encontré la del  blog "Manzana y canela", una auténtica cántabra que mostraba en su blog la receta del libro Cocina Cántabra, de Concepción Herrera de Bascuñán, así que me decanté por la suya.

Los moldes los podéis comprar en tiendas de repostería o los podéis hacer vosotros mismo con papel encerado que venden en las papelerías. En el mismo blog "Manzana y canela" viene muy bien explicado como hacerlos a mano. Yo los hice a mano, bueno, en realidad yo los dibujaba y cortaba y mi madre los montaba y una vez más me dí cuenta de lo pésima que soy para las manualidades.... Recordé mi infancia cuando mi madre me terminaba haciendo los trabajos manuales ante mi inutilidad de manos... ;-).

Quiero aclarar antes de nada, que lo mejor es hacer la masa a mano de forma tradicional sin utilizar artilugios eléctricos, pero como me gustaron como le habían salido a Montes con la batidora de varillas, decidí usarla y el resultado espectacular.

Bueno, vamos a lo que vamos. Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!


Ingredientes (para 9 unidades)

250 gr. de harina.
250 gr. de mantequilla sin sal, derretida y atemperada. Importante usar una mantequilla de buena calidad, yo usé Imperial.
250 gr. de azúcar.
3 huevos L.
1 cucharada de ron o coñac.
1 pellizco de sal.
Ralladura de un limón.
3 cucharaditas de levadura en polvo.

Preparación

Precalentamos el horno a 190º, calor arriba y abajo sin ventilador.

Ponemos nuestros moldes ya hechos sobre una bandeja de horno. NO hay que engrasarlos.

Derretimos la mantequilla al microondas, con cuidado de que no hierva. Dejamos atemperar.

Tamizamos la harina junto con la levadura. Reservamos.

En el bol de la batidora ponemos los huevos, ligeramente batidos, el azúcar, el licor, la ralladura de limón, la sal y la mantequilla, y lo batimos todo hasta conseguir una crema homogénea.

Incorporamos la harina y la levadura, y mezclamos suavemente con una espátula, removiendo bien hasta que esté todo bien integrado.

Repartimos la masa en los moldes y los alisamos con la espátula.

Horneamos unos 15 minutos, hasta que veamos que comienzan a dorarse. No hay que dejarlos mucho en el horno o se resecarán.

Una vez hechos, sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

De paseo por Santillana del Mar (el pueblo de las 3 mentiras, no es santa, ni llana, ni tiene mar)
Los originales nombres de algunos dulces cántabros



Magdalenas de galletas María rellenas de dulce de leche

lunes, 30 de junio de 2014

¡Hola  a tod@s!

¿Cómo ha ido el fin de semana? espero que hayáis disfrutado mucho. Yo el sábado estuve receteando bastante, haciendo lo que más me gusta del mundo mundial, repostería, para unos compis del trabajo de Ismael y el resultado fue espectacular. Pero eso ya os lo contaré en una próxima entrada, ya que hoy os traigo otra receta, también dulce y buenísima, unas deliciosos magdalenas de galletas María. En realidad la receta original es de cupcakes, pero como no los decoré con buttercream y los rellené con dulce de leche, para mi son más unas magdalenas, ideales para desayunar.


Ingredientes( para 12 unidades)
 
115g de mantequilla.
220g de azúcar blanco.
3 huevos M.
220 g de harina de trigo.
1 y ½  cucharaditas de levadura.
150 ml de leche semidesnatada.
12 galletas María.
20g de cacao instantáneo. Yo le puse cacao puro.
Dulce de leche Márdel.

Preparación

Trituramos las galletas María hasta convertirlas en polvo. Como no tengo picadora, las trituro con un rodillo metiéndolas en una bolsa de tipo zip.

Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

Tamizamos la harina con la levadura, el cacao  y reservamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que estén bien integrados y añadimos los huevos batiendo uno a uno.

Agregamos la mitad de la mezcla de harina, levadura y el cacao y batimos a velocidad baja hasta conseguir una mezcla homogénea.

Añadimos la leche, batimos y añadimos el resto de la mezcla de harina levadura y cacao, seguimos batiendo hasta que este todo bien integrado.

 Añadimos las galletas trituradas y con ayuda de una espátula mezclamos.

Repartimos la masa en las cápsulas y horneamos 22-25 minutos.

Dejamos enfriar 5 minutos en el molde y el resto sobre rejilla.

Una vez fríos, les hacemos un agujero con un descorazonador de manzanas o con un cuchillo y rellenamos con dulce de leche Márdel.


Fuente: Objetivo :Cupcake perfecto. Alma Obregón.

Mini crumb cakes

martes, 6 de mayo de 2014

Muy buenos días  todos,

¿Os apetece un mini crumb cake para desayunar?

Os preguntareis, ¿qué demonios es un mini crumb cake? Fue la misma pregunta que me hice cuando lo leí en el índice del súper libro de cupcakes de Betty Crocker. Y supe que lo tenía que hacer cuando al ver la fotografía, tuve lo que se denomina un flechazo culinario. Aquí abajo os pongo el libro, no puede faltar en vuestro recetario.


Aunque como muy bien sabemos, los flechazos no siempre tienen un final feliz y te puedes llevar un chasco tremendo, como me pasó con el clafoutis de cerezas (ver la receta aquí), que aún estoy traumatizada y cada vez que oigo las palabras mágicas (clafoutis y cerezas) se me ponen los pelos como escarpias. Pero bueno, como casi  todo en la vida es probar, me puse manos a la obra.

Los mini crumb cakes no son otra cosa que una especie de magdalena con unas migas en la superficie duritas, que le dan un toque riquísimo. Es como si comieras una magdalena y una galleta a la vez, para entendernos mejor. Digamos que si la receta fuese de Arguiñano se llamarían magdalenas con superficie de galleta, pero como es de Betty Crocker los llama “mini crumb cakes” que suena mejor.

Ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes (para 6 unidades)

150 g de harina.
100 g de azúcar moreno.
125 g de mantequilla o margarina derretida.
1 huevo batido.
50 ml de leche.
1 cucharadita de levadura.
½ cucharadita de canela.
2 cucharadas de azúcar glass.

Preparación

Precalentamos el horno a 175ºC, calor arriba y abajo, segunda altura del horno y con rejilla.

En un recipiente grande mezclamos la harina, el azúcar moreno y la mantequilla derretida con una cuchara hasta obtener una mezcla arenosa. De esta mezcla separamos 125g y los reservamos para el topping.

Añadir el huevo, la leche, la levadura y  la canela a la mezcla anterior y mezclar hasta conseguir una textura homogénea.

Colocar las cápsulas en una bandeja para hornear cupcakes y reparte la masa uniformemente. Espolvorear la mezcla arenosa por encima (los 125g que habíamos reservado).

Hornear durante 20-30 minutos o hasta que al clavar un palillo salga limpio.

Dejar reposar en el molde cinco minutos, sacarlos de la bandeja, espolvorear con  azúcar glass  y dejar enfriar sobre rejilla.

Se pueden comer tanto fríos o como calientes, a gusto del consumidor.


En este caso, fue un flechazo con final feliz, porque están buenísimos.

Besos para tod@s.

Magdalenas de leche evaporada

sábado, 18 de enero de 2014

Me gustaría compartir con vosotros una receta de unas riquísimas magdalenas ideales para desayunar o merendar  con un buen vaso de café. La receta de es de la web wholekitchen  que es una maravillosa web de gastronomía con unas recetas muy buenas y unas fotos que con solo verlas te entran ganas de hacer todas las recetas. 

Pues bien, tenía un bote de leche evaporada que estaba a punto de caducar, lo había comprado no sabía muy bien para que, así que buscador en mano, encontré esta super receta de magdalenas de leche evaporada.

Como su nombre indica la leche evaporada es leche que ha sido sometida a un proceso de deshidratación y como consecuencia se ha evaporado una parte del agua que contiene, viene en lata o envase similar y se suele emplear para repostería.

Dicho esto, vamos con la receta.

Ingredientes
 
260 gr. de huevos (unos 5 huevos, deben de llevar la mismas cantidad que de azúcar)
260 gr. de azúcar
Ralladura de 1 limón
100 ml. de leche evaporada
260 gr. de aceite de girasol
15 gr. de levadura
360 gr. de harina


Preparación

En un bol añadimos los huevos y el azúcar y batimos con la ayuda de un robot de cocina durante 15 minutos hasta que veamos que nuestra masa es esponjosa, pálida y duplica su volumen (el éxito de estas magdalenas es conseguir añadir aire a la masa y esto sólo lo vamos a conseguir batiendo muy bien estos ingrediente), cuando estemos en la mitad del batido, añadimos la ralladura de limón y seguimos batiendo hasta completar el tiempo.

Seguidamente añadimos la nata y el aceite y batimos bien hasta que nuestra masa esté homogénea.

Para finalizar añadimos la harina y la levadura y volvemos a batir hasta que nos quede integrada uniformemente.

Dejamos reposar nuestras magdalenas durante 5 minutos.

Ponemos las cápsula de papel en el molde y añadimos rellenamos los mismos en un tercio de su capacidad. Las espolvoreamos generosamente con azúcar.

Calentamos el horno a 230 grados, introducimos nuestro molde y justo en ese momento bajamos la temperatura a 210º.  Las horneamos en la parte baja del horno durante 15 minutos, aproximadamente. Esto dice la receta original en la parte baja del horno, pero en mi horno no puedo poner nada a esa altura porque se achicharra. Así que yo lo pongo en la parte media.

Como veis en la foto el resultado son unas magdalenas como las de pueblo y riquísimas.