Colas de castor (Beaver Tails)

martes, 1 de diciembre de 2020

Hola amig@s,

La nueva receta que traemos hoy es un postre de los que solemos llamar de Cocina del Mundo, las colas de castor, un dulce que descubrió Isma cuando fue a Canadá. No os asustéis, no nos vamos a comer a ningún animal. Como allí hay muchos castores (al menos es lo que dicen, porque Isma estuvo buscándolos por un par de lagos donde se ven frecuentemente y nada..), pues el inventor/a del postre jugaría con ello, haciendo una masa con forma de la cola, como podéis ver en la foto.

La verdad que yo no daba un duro por ello, pero he de decir que hasta a mí me gustó, es una riquísima masa que podéis cubrir luego de cualquier cosa que se os ocurra, chocolate, nata, lacasitos, decoraciones.... Da mucho juego, y es un postre divertido para los peques.

En Canadá hay una franquicia que se dedica a vender este tipo de dulce, se llama Beaver Tails, así que seguro que lo encontráis en alguna de las ciudades grandes.

Ingredientes

200 g de harina.
4 g de levadura seca de panadero.
1 huevo L.
1 cucharadita de canela en polvo.
1 cucharadita de zumo de limón.
1 pizca de sal.
80 ml de leche tibia.
30 g de azucar glass.
20 g de mantequilla fundida.

Preparación

Modo panificadora:

1. Añadimos en la cubeta de la panificadora todos los ingredientes, primero los líquidos y luego los sólidos. Programa pasta.

2. Sacamos la masa, ponerla en un bol engrasado , taparla y dejarla que doble su volumen.

Seguir por el punto 3.

Modo tradicional:

1. En un bol mezclar la harina tamizada ( mezclada con la levadura), el azúcar, la sal y la canela .

2. Añadir el zumo de limón  y la mantequilla derretida y mezclarlo todo bien. Añadir  el huevo ligeramente  batido y mezclar bien. Amasar hasta formar una bola. Poner la masa en un bol engrasado y dejar hasta que doble su volumen.

3. Dividir la masa en 4 bolas y alisarla con un rodillo sobre una superficie enharinada, dando la forma que aparece en la foto.

Freír en aceite bien caliente hasta que estén doraditas. Pasar por papel absorbente y aún caliente pasarlas por azúcar. 

Las podéis acompañar con lo que queráis: nata, chocolate, helado...

Espero que os gusten.

Receta del blog: Rosa culinaire

Aquí tenéis a Isma con la cola de castor en Montreal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario