Mostrando entradas con la etiqueta Helados. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Helados. Mostrar todas las entradas

Helado de nata y lacasitos

jueves, 16 de agosto de 2018

Verano, tiempo de helados, ya se sabe. Aunque tardamos un poco en sacar la heladera del armario, ya es un no parar. Así que vamos con un facilísimo helado de nata.

Si alguna vez habéis probado el helado "minimilk" de Frigo, su sabor se asemeja mucho. Éste era uno de los helados favoritos de mi infancia, así que la verdad es que ha durado un abrir y cerrar de ojos en el congelador...


Ingredientes

500 gr de nata para montar.
370 gr de leche condensada.
1 clara de huevo.
50 gr de azúcar invertido.
Lacasitos pequeños para decorar.

Preparación

Batimos la nata (bien fría de la nevera) hasta que esté montada.

Añadimos la leche condensada, la clara de huevo y el azúcar invertido (ver receta aquí). Mezclamos todo bien.

Introducimos la mezcla en la heladera y dejamos mantecar durante unos 25 minutos (mi heladera es la del LIDL).

Pasamos la mezcla a un recipiente, en mi caso un tupper y metemos en el congelador al menos durante 4 horas.

Para servir, podéis poner lacasitos pequeños que le hacen muy bonito y a la vez le dan un toque crujiente.

Fuente: Velocidad cuchara

Helado de sirope de arce

lunes, 6 de agosto de 2018

Hola amig@s,

Por fin llega la primera receta de helado de este verano, como dicen, más vale tarde que nunca...pero no habíamos tenido mucho tiempo últimamente ya que hemos tenido un hijo recientemente... Ya tenemos otro Ismael en la familia.

El año pasado, aprovechando que Ismael estuvo en Canadá, le pedí que me trajera su producto estrella, sirope de arce. Buscando en internet había visto varias recetas de helado de sirope de arce y teniendo en cuenta lo que le gusta a Isma, decidí hacerlo, cosa que ha sido un acierto ya que a Daniela también le encanta, de hecho, ya lo hemos un par de veces.

En esta receta (pincha aquí) podéis ver los tipos de sirope de arce que hay en caso de que tengáis que comprarlo alguna vez.


Si os gustan los helados muy dulces, os va a encantar, ya que el sirope le da un toque espectacular. Teníamos una almendras garrapiñadas por casa que por probar, trituramos y echamos por encima del helado, y la verdad es que la combinación es perfecta. No queríamos integrar nada de frutos secos en el propio helado ya que tenemos una hija pequeña y ya sabéis que frutos secos y niñ@s no son buena combinación, pero podríais hacerlo combinando estas almendras garrapiñadas o nueces por ejemplo.

Ingredientes

150 ml. de sirope de arce (tiene que ser lo más puro posible)
300 ml. de nata para montar.
200 ml. de leche evaporada.

Por cada bola, trituro una almendra garrapiñada para poner por encima.

Preparación

Mezclamos el sirope de arce con la nata para montar (tiene que estar bien fría).

Echamos la leche evaporada en un bol (debe estar bien fría también) y batimos con varillas hasta que espese. Añadimos el sirope con la nata y mezclamos todo bien.

Introducimos en la heladera y dejamos mantecar durante unos 25 minutos (mi heladera es la del LIDL).

Metemos en un recipiente y congelamos al menos 4 horas.

Servidlo como más os guste. Probadlo con almendras garrapiñadas si podéis, no os vais a arrepentir.

FuenteRecetín

Helado de dulce de leche con macaron de coco

viernes, 7 de julio de 2017

Me encantan los helados y si son caseros, mucho mejor. Desde que compré la heladera, ya no ha vuelto a entrar en casa helado industrial. Cuando se acerca el calor dejo la cubeta de la heladera en el congelador y ya no la saco hasta que viene el frío.

La receta de hoy es un dos en uno, galleta y macaron. Podéis preparar los macarons de coco, comerlos como galletas o bien para  acompañar con helado, como sugería Donna Hay en su programa de Canal Cocina, de donde tomé prestada la receta. Al decir macaron de coco, os vendrá a la cabeza, los macarons franceses de tan complicada elaoración, pero no, estos son los macarons de coco de Donna Hay, que son unas galletas con un saborcito a coco buenísimas, que os van a encantar.. ah!Y además son muy fáciles de preparar.

El helado que preparé para hacer los cortes, fue un riquísimo helado de dulce de leche de la web "manuelchef.com", que tenía guardada en el pc desde hacía ya un tiempo, es un helado sencillo de preparar, muy cremoso e imprescindible para los amantes del dulde de leche. La combinación de coco y dulce de leche es brutal!


Macarons de coco( Receta de Donna Hay):
Ingredientes
2 claras de huevo
110g de azúcar
160g de coco rallado

Preparación

Precalentamos el horno a 160ºC.

Mezclamos en un bol las claras, el azúcar y el coco,movemos bien hasta que todos los ingredientes estén integrados.

En una bandeja sobre papel de horno, hacemos nuestras galletas con un molde redondo ,para hacerlas todas del mismo tamaño, lo llenamos hasta arriba, aplastamos con una cuchara y retiramos con cuidado el molde para que no se estrope la galleta.

Horneamos durante 10-12 minutos o hasta que tomen un bonito color dorado.

Dejamos enfríar y listo.

Helado de dulce de leche en heladera:

Ingredientes
500ml de leche entera
250ml de nata para montar o crema de leche
400g de dulce de leche
esencia de vainilla( opcional)

Preparación
En un cazo mezclamos la nata y la leche, calentamos a fuego medio y lo dejamos hasta que rompa a hervir.

Retiramos del fuego, añadimos el dulce de leche y la esencia de vainilla, movemos con varillas hasta que el dulce de leche esté disuelto.

Dejamos la mezcla en la nevera mínimo 12 horas, yo la dejo de un día para otro.

Vertemos la mezcla en nuestra heladera y dejamos mantecar durante 20-25 minutos.

Echamos el helado en un recipiente de plástico y lo metemos en el congelador hasta su consumo.

---------------------

Para disfrutar de este rico helado, cogemos y un par de macaron de coco y nos hacemos un rico sandwich.. probadlo..os encantará.

Helado de serradura

lunes, 4 de julio de 2016

Empezamos nuestra temporada de helados versionando un postre típico del Alentejo portugués, la serradura, cuya receta podéis ver aquí.


Hace ya un par de años que me compré la famosa heladera del Lidl y estoy encantada con ella, empieza el verano , meto la cubeta en el congelador y ya no la saco hasta que empieza el frío.

Este helado sólo lleva tres ingredientes y se hace en un periquete, lo único que como todos los helados hechos con esta heladera, tienes que dejar la mezcla en la nevera de un  día para otro o al menos 6 horas, pero bueno con una poco de previsión podemos tener helado siempre en nuestro congelador.

Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes

500 ml de nata para montar o crema de leche con al menos 35% de materia grasa.
325 g de leche condensada.
Galletas tipo María molidas ( cantidad al gusto)

Preparación

Montamos la nata que ha de estar muy fría hasta que esté firme y haga picos.

Mezclamos con ayuda de una espátula la nata con la leche condensada con movimientos envolventes hasta que ambos ingredientes estén perfectamente integrados.

Metemos la mezcla en nevera, yo la dejo de un día para otro.

A la mañana siguiente vertemos la mezcla en nuestra heladera y dejamos mantecar el helado durante 20-25 minutos.

Echamos el helado en un  recipiente y cubrimos toda la parte superior con galletas trituradas, también le podéis añadir un poquito más, en el momento de servir, eso ya va en gustos.
Castillo de Marvão, un precioso pueblo del Alentejo dónde podéis degustar la serradura

Tarta helada de vainilla y chocolate

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Buenos días,

Me resisto a entrar en otoño, así que hoy os traemos una deliciosa tarta helada de vainilla y chocolate que hice el pasado mes de julio con motivo de mi cumpleaños.


Si, ya sé que ha pasado mucho tiempo desde entonces, pero por una cosa o por otra, no encontraba el momento de publicarla. Así que aprovechando el próximo "veranillo de San Miguel", os la muestro.

Lo mejor de la tarta es el bizcocho, tiene una textura húmeda, esponjosa y con un delicioso sabor a chocolate. Ha pasado a convertirse en uno de mis favoritos desde el momento que la probé. Si no os animáis a hacer la tarta por ser un poco engorrosa, al menos tenéis que hacer el bizcocho, no os arrepentiréis. El helado tampoco se queda atrás , tiene un intenso sabor a vainilla. Hace unas semanas publicamos su elaboración en el blog, ver receta aquí. Yo lo hice con la heladera del Lidl, pero si no tenéis heladera o queréis ahorrar tiempo, podéis sustituirlo por un helado de calidad. Os recomiendo el del Lidl ,uno con el envase rojo, bueno , bonito y barato.

La receta es de la web La receta de la felicidad, la tenía guardada del año pasado, pero me echó para atrás el hecho de ver en los comentarios de la receta que la gente dijera que se quedaba muy dura cuando la sacabas del congelador, que había que sacarla con mucho tiempo de antelación y que si no lo hacías casi tenías que cortarla con una radial prácticamente. Aparte decían que no les quedaba bien al cubrirla con el chocolate. Todas esas cosas son ciertas, pero tranquil@s, se pueden remediar. Simplemente tenemos que sacar la tarta del congelador antes de consumirla (como unos veinte minutos o media hora)  y si somos muy cuidadosos a la hora de cubrir la tarta, dejando que el chocolate pierda un poco de calor y sacando la tarta del congelador en el momento de cubrirla, ese problema también lo tendremos resuelto.

Tener en cuenta también que cuando hagáis la masa del bizcocho quedará muy líquido cuando añadáis el agua, pero es normal. Tampoco os asustéis si al preparar el chocolate de cobertura os queda grasiento y con una consistencia extraña, cuando se enfría está buenísimo.

Sobre el molde, usé 2 moldes como de papel de aluminio que venden en Mercadona que miden unos 20 cm. No se pueden usar moldes desmontable ya que la masa es muy líquida y se saldría por la base.

Para el montaje de la tarta usé un molde de 20 cm , éste si que era desmontable, y así poder desmoldarla bien. Como el molde no es muy alto, gané altura poniéndole acetato hasta doblar la altura original del molde.

Y ya por último pues decir que la tarta me gustó muchísimo y seguramente la vuelva a repetir. Sin más dilación, nos ponemos delantales y ¡a cocinar!
La porción recién cortada
Ingredientes
 
Para el bizcocho:
200g de harina.
300g de azúcar.
90g de cacao puro en polvo.
1 cucharadita de levadura química tipo Royal.
1 pizca de sal.
2 huevos.
200 ml de buttermilk o 200 ml de leche entera más una cucharada de vinagre , que es como la hice yo.
125 g de mantequilla fundida.
200 ml. de agua en la que disolvemos un sobre de nescafé.

Para el relleno:
1 litro de helado de vainilla ( ver receta aquí )

Para la cobertura:
200 ml de nata para montar.
50g de mantequilla.
250 g de chocolate fondant.
Crocanti de almendra.
Preparación


Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

Preparamos el buttermilk. Para ello, a 200 ml de leche le añadimos una cucharada de vinagre. Dejamos reposar durante 15-20 minutos, hasta que tenga apariencia de leche cortada.

Mezclamos los ingredientes secos: la harina, el cacao, la levadura, el azúcar y la sal. Añadimos los huevos batidos, la mantequilla fundida y el buttermilk. Mezclamos bien. Cuando esté todo integrado añadimos el café y mezclamos de nuevo. Como ya he dicho antes, la masa queda muy líquida.

Repartimos la mezcla en los dos moldes y horneamos unos 30 minutos, depende un poco del horno. Ya sabéis, el mejor método es guiarse al pinchar un palillo en el bizcocho, que si sale limpio, es símbolo de que ya está hecho.

Sacamos del horno, dejamos reposar quince minutos en el molde y desmoldamos, dejando enfriar totalmente hasta seguir con la receta. Es mejor prepararlos con un día de antelación.

Como ya tendremos el helado hecho, bien el de nuestra receta, bien comprado en la tienda, lo sacamos del congelador para que quede con una textura que se pueda manejar bien.

Montaje de la tarta:
En un molde desmontable alto de unos 20 cm forrado con papel vegetal, colocamos un bizcocho a modo de base, repartimos el helado de vainilla por encima y ponemos el otro bizcocho en la parte superior.

Llevamos al congelador y dejamos de un día para otro.

Al día siguiente, preparamos la cobertura de chocolate. Para ello hervimos la nata, retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado y la mantequilla. Dejamos reposar unos minutos y movemos hasta obtener una crema homogénea.

Sacamos la tarta del congelador, la ponemos sobre una rejilla ( con una bandeja debajo) y vertemos sobre ella la cobertura de chocolate. Es importante que el chocolate no esté muy caliente porque si no se funde el helado de vainilla, ni muy frío porque si no resbalará sobre las paredes de la tarta. Yo lo dejé como un par de minutos enfriar si no recuerdo mal.

Decoramos al gusto, yo lo hice con crocanti de almendra.

Espero que os haya gustado. Merece la pena hacerla aunque sea un poco engorrosa, merece la pena.
  
Se deshace mientras que te dice "cómeme"

Helado de vainilla

martes, 28 de julio de 2015

Buenos días,

Otra semana más, ya estamos por aquí dando guerra. Como viene siendo habitual este mes, teniendo en cuenta el calor que hace, vamos a hacer otro heladito. Uno de los más consumidos, como es el helado de vainilla. Simple, pero su sabor es pecado de dioses :p.


Ingredientes (para 1 litro de helado)

Para la crema:
250 ml. de leche entera.
250 ml. de nata de montar.
150 gr. de azúcar.
30 gr de maizena.
1 vaina de vainilla.
3 yemas de huevo mediano.

Para terminar el helado: 
250 ml de nata de montar.
Preparación

Preparamos una crema. En un cazo antiadherente, ponemos a cocer la mitad de la leche (125 ml.), la nata (250 ml) con el azúcar y la vaina de vainilla.

En un bol aparte añadimos la mitad de leche restante, disolvemos la maizena y agregamos las yemas de huevo batidas. Cuando la mezcla rompa a hervir, retiramos, sacamos la vaina de vainilla y añadimos a la preparación anterior. Volvemos a poner a fuego medio, removiendo sin parar hasta que quede espeso. Retiramos del fuego y dejamos enfriar, tapando con film que roce la crema para que no le salga costra.

Para terminar el helado, cuando la crema esté fría, montamos con un batidor con varillas los 250 ml de nata (que debe estar muy fría) y lo mezclamos con cuidado con la crema pastelera con movimientos envolventes.

Metemos la mezcla en la nevera de un día para otro, o al menos 4 horas.

Echamos la mezcla en la heladera y dejamos mantecar unos 30 minutos. Una vez mantecado, lo meteremos en un envase de plástico y meteremos al congelador hasta su uso. Para comerlo, sacaremos 15-20 minutos antes de consumir.

Fuente: La receta de la felicidad.

Helado pitufo de nubes

lunes, 20 de julio de 2015

Seguimos con la guerra declarada al horno y sacando el máximo partido a nuestra heladera, que os recomiendo a todos que tengáis en vuestro repertorio de cacharritos para la cocina. Si queréis ver todos los helados que ya hemos hecho, pinchar aquí.

Seguramente hayáis visto alguna vez en las vitrinas de las heladerías un llamativo helado de color azul, que suelen llamar helado pitufo. Os habréis preguntado que sabor tendría...pues ni más ni menos que de nubes. Gustará pequeños y mayores, por lo rico, cremoso y dulce que está. De hecho Isma me ha dicho que es el mejor helado que he hecho hasta el momento, precisamente por eso, por ser tan dulce, ya que él es muy goloso.

Con esta receta, el helado os quedará rosa, pero si opcionalmente, le echáis colorante azul a la mezcla, obtendréis ese vistoso color. El sabor será el mismo, pero ya podréis decir que vais a comer el famoso helado pitufo, mucho más bonito a la vista. También tengo que decir que este helado no tiene nada que ver con el helado de nubes que comercializa Mercadona, que para mi gusto está pestoso. Ah! se me olvidaba comentaros que si compráis las nubes azules de pitufo que venden en Aldi, no hace falta añadir colorante y el helado queda también azul.

No me enrollo más y nos ponemos con la receta.


Ingredientes

500 ml. de nata para montar.
250 ml. de leche.
400 gr. de nubes (las nubes que usen eran blancas y naranjas)
Colorante azul opcional si queréis darle ese llamativo aspecto.

Preparación

En una cacerola, calentamos a fuego medio la nata para montar con la leche. Una vez caliente añadimos las nubes. Removemos poco a poco hasta que las nubes se vayan fundiendo.

Una vez que se hayan fundido las nubes y se hayan mezclado bien con la leche y la nata, retiramos del fuego. Dejamos templar, añadimos el colorante azul, movemos bien para que el color sea uniforme y dejamos enfriar. No os asustéis si la mezcla se espesa. Una vez frío, echamos en un bol, tapamos con film y dejamos en la nevera mínimo 4 horas.

Sacamos la mezcla y la mantecamos en nuestra  heladera durante 25-30 minutos. Si no tenéis heladera metemos al congelador en lugar de a la nevera y sacamos cada hora removiendo unas 3 o 4 veces cada vez.

Guardamos en el congelador hasta su consumo. Como todo buen helado, sacaremos un ratito antes de consumir para que quede cremosito.

Fuente: http://atrapadaenmicocina.blogspot.com.es/2015/05/helado-de-nubes.html?m=1

Polos de limón y leche condensada

martes, 14 de julio de 2015

Parece que la ola de calor que azota nuestro país no está dispuesta a darnos una tregua, así que yo he declarado la guerra a mi horno y he decidido hacer recetas propiamente veraniegas que me ayuden a aliviar estos calores. La heladera y los moldes de polos se han convertido en mis herramientas preferidas, ya que no hay nada para combatir el calor que un helado o polo debajo del aire acondicionado, bueno sí, el estar en la playa, pero como en nuestro caso aún no podemos ir, nos tendremos que conformar con un refrigerio.

Os encantarán los polos de limón y leche condensada que os traigo hoy. Se hacen en un periquete, os pueden ayudar a hacerlos los peques de la casa y están riquísimos. El saborcito del limón con la cremosidad de la leche condensada hace que estos polos no duren en el congelador un asalto, pero como son  tan fáciles de hacer, podemos hacer una nueva remesa en un momentito.

Nos ponemos delantales y ¡ a heladear!


Ingredientes

400 ml. de leche entera.
300 gr. de leche condensada.
70 ml. de limón

Preparación

En una jarra echaremos la leche entera, la leche condensada y el zumo de limón, siguiendo ese orden. removemos bien con ayuda de unas varillas hasta la total integración de los ingredientes. Aseguraros bien que la leche condensada se ha disuelto..

Echamos en nuestros moldes de polo la mezcla  y congelamos durante un mínimo de 4 horas.

Para desmoldar los polos sin que se rompan, pasaremos el molde por debajo de un chorro de agua durante unos segundos.

Espero que os guste.

Helado de lemon curd y queso

lunes, 6 de julio de 2015

De nuevo, vuelvo con mi super heladera del Lidl. Esta vez he hecho un helado de crema de limón y queso. He ojeado bastantes recetas por Internet, pero como ninguna me acababa de convencer, he tenido que recurrir a la inventiva y el resultado, tremendo.


Ingredientes

200 ml nata para montar.
2 cucharadas colmadas de queso de untar.
3 cucharadas de azúcar glass.
350 ml de lemon curd (ver receta).
8 Galletas tipo digestive al gusto.
40g de mantequilla.
40g de azúcar invertido (ver receta).

Preparación

En primer lugar montamos la nata que ha de estar muy fría, yo lo hago con robot. Cuando haya cogido consistencia añadimos el queso de untar y el azúcar glass. Montamos hasta que esté firme.

Añadir el lemon curd y el azúcar invertido a la nata y mover lentamente con varillas, para evitar que se baje. Reservamos en nevera unas 4 horas.

Mientras, machacamos las galletas. Yo lo hago en una bolsa de plástico con ayuda de un rodillo. Derretimos la mantequilla en el microondas y se lo agregamos a las galletas. Mezclar muy bien. Reservamos en nevera.

Pasadas ya las cuatro horas, le añadimos a la mezcla las galletas (reservamos una parte para el final) y vertemos la mezcla en nuestra heladera. Pasados 30 minutos podemos deleitar esta delicatessen, ¡ñam, ñam!

Servir con el resto de galleta que habíamos reservado.

Espero que os guste.

Azúcar invertido

jueves, 2 de julio de 2015

No hay duda que el rey del verano es el helado, apetece a cualquier hora del día y más con esta ola de calor que nos azota. Hoy os quiero hablar del azúcar invertido, un ingrediente imprescindible para hacer vuestros helados caseros. Ya teníamos bastantes helados publicados en el blog (ver todas las recetas de helado pinchando aquí), pero nos faltaba explicar como se hace el azúcar invertido, así que ya no tenéis excusa para hacerlos (eso si, tenéis que tener una heladera, que en mi caso tengo la del Lidl, que teniendo en cuenta que vale 20 €, es genial).

¿Porqué necesitamos azúcar invertido en lugar de azúcar normal para hacer helados? Explicar el proceso químico que se produce al realizar esto es complicado, así que vamos a quedarnos en que este tipo de azúcar sirve para que el helado no se cristalice y quede más cremoso, además tiene un poder endulzante superior al azúcar normal. También se utiliza para bizcochos, panes y bollería. En el caso de la bollería y demás, hace que se conserven más tiempo las masas y que queden más esponjosas. Suele sustituir un porcentaje del azúcar que usemos en helados, bizcochos, panes....

Las proporciones, suelen ser:
-Helados: 25% (si la receta indica 200 gr. azúcar, le pondremos 150 gr. de azúcar y 50 gr. de azúcar invertido, por ejemplo).
-Bizcochos, magdalenas y bollería: 10%-20 %.
-Panes: 50%

Dura perfecto al menos 6 meses, en tarro de cristal , en un lugar sin luz, no hace falta nevera.


Ingredientes

150 ml. de agua mineral.
350 g. de azúcar.
Gasificante. Un sobre blanco y otro morado. Lo podéis encontrar en Mercadona de la marca Hacendado.


Preparación


Ponemos el agua, el azúcar y el sobre blanco (ácido tartásico) en un cazo y removemos bien:


Lo ponemos al fuego hasta que empiece a hervir:


Lo sacamos del fuego y dejamos que se temple y que no queme.


Le añadimos el sobre morado (bicarbonato):


Mezclamos bien con las varillas:


Saldrá mucha espuma, pero no importa, después con el reposo se quitará:

Lo dejamos reposar hasta que desaparezcan las burbujas.

Lo metemos en un tarro de cristal cuando esté totalmente frío. En ese tarro, pondremos una etiqueta con la fecha de caducidad del contenido.

Helado de nata

lunes, 11 de agosto de 2014


Buenas y calurosas tardes,

La receta de hoy más que una receta en sí misma es una forma de aprovechar esa nata que nos ha sobrado de algún postre y que da lástima tirar, ya que no está la vida como para desechar alimentos…Se trata del helado de nata, ese helado de la infancia, que además es el helado más sencillo de hacer, ya que no precisa de heladera ni ningún aparatejo variado, por lo que rápida y fácilmente seduciremos a los pequeños y no tan pequeños de la casa...

En este caso usé la nata que me sobró de la tarta helada de galleta (ver receta aquí)


Ingredientes
 
200 ml de nata para montar ó crema de leche muy fría.
2 cucharadas colmadas de azúcar.
Molde para helados tipo "palo".


Preparación

En un bol amplio batimos la nata con el azúcar con ayuda de una batidora de varillas, en primer lugar a baja velocidad y aumentamos la velocidad hasta que esté montada (haga picos). Yo para comprobar que está bien montada doy la vuelta al bol, si no se mueve está bien montada. No  nos debemos pasar batiendo ya que se puede cortar, perder la cremosidad y quedaría inutilizable.

Cuando tengamos ya la nata montada, basta con echarla dentro de los moldes para helados que tengamos en casa (podéis comprarlo en unos chinos mismamente, ya depende del diseño que más os guste) y dejar unas horas hasta que se congelen.

Una vez congelados, ya tenemos nuestros deliciosos helados de nata listos para ser devorados!!!

Tarta helada de galletas

jueves, 31 de julio de 2014

¡Muy buenos días!

¿Cómo va la semana? Ya queda nada para agosto y en mi caso para coger las esperadas vacaciones...a pesar de que este verano está haciendo un clima un poco atípico, cuando hace calor, es insoportable y no apetece para nada encender el horno y convertir la cocina en una sauna. Así que para cuando el calor aprieta os traigo una tarta helada riquísima, muy fácil de preparar y que sorprenderá gratamente a tus comensales.

La receta de esta preciosa tarta es de la web “La receta de la Felicidad” que es una maravilla, con unas recetas buenísimas y unas fotos preciosas. Aquí tenéis como queda esta una vez terminada:


Ingredientes
Para el brazo de galletas:
12-13 galletas tipo María, yo he usado las hojaldradas.
 1/2 taza de leche.
 200 ml de nata para montar ó crema de leche (mínimo 35% MG) muy fría. La de la  marca “La Asturiana” es de las pocas que tienen este porcentaje.
 2 cucharadas colmadas de azúcar.

Para la cobertura de chocolate:
125 ml de nata para montar (crema de leche)
125 g de chocolate negro de cobertura.
Crocanti de almendra, almendras fileteadas, coco rallado o lo que más nos guste para decorar.

Preparación
Preparación del brazo de galletas:
Es aconsejable que el recipiente en el que vayamos a montar la nata y las varillas estén en la nevera durante unos 20 minutos más o menos para que estén fríos a la hora de utilizarlos.
En un bol amplio batimos la nata con el azúcar con ayuda de una batidora de varillas, en primer lugar a baja velocidad y aumentamos la velocidad hasta que esté montada (haga picos). Yo para comprobar que está bien montada doy la vuelta al bol, si no se mueve está bien montada. No  nos debemos pasar batiendo ya que se puede cortar, perder la cremosidad y quedaría inutilizable.

Sumergimos una galleta en leche (meter y sacar) porque en el caso de las galletas hojaldradas si las dejas más tiempo se deshacen y resulta imposible apilarlas. Untamos un poco de nata y colocamos encima otra galleta mojada en leche previamente. Repetimos este paso hasta hacer una torre como se aprecia en la fotografía, la cual colocaremos sobre papel de hornear.

Proceso de elaboración de la tarta
Tumbamos la torre y la cubrimos bien de nata con ayuda de una espátula de manera que quede lo más liso posible.

Metemos en el congelador unas horas o de un día para otro.

Preparación de la cobertura:
Ponemos la nata a hervir, y cuando hierva, retiramos del fuego y agregamos el chocolate troceado. Dejamos reposar unos minutos, y removemos hasta que esté totalmente disuelto.

Dejamos templar unos 5 minutos el chocolate, sacamos el brazo del congelador y lo colocamos sobre una rejilla (sobre una bandeja para recoger el chocolate sobrante).Vertemos el chocolate de manera que quede bien cubierto todo el brazo.

Antes de que solidifique el chocolate decoramos al gusto. En mi caso con el crocanti de almendra.

Metemos en el congelador hasta que lo vayamos a tomar que lo deberemos sacar un rato antes para poder hincar el diente.

Para servir cortar la tarta con un cuchillo de manera transversal para que se vea ese corte tan bonito.

Helado de galletas oreo

martes, 25 de junio de 2013

He de confesar que me he dejado engatusar por otro aparato eléctrico. Todos mis intentos han sido fallidos y he terminado comprando la maravillosa heladera del Lidl. Mi primera experiencia con ella ha sido bastante buena. Para el estreno me decanté por un helado de galletas Oreo. El único inconveniente es que tienes que tener la cubeta en el congelador 24 horas antes de hacer el helado y que la masa del mismo ha de estar 4 horas en nevera como mínimo.


Para la elaboración de helados, es necesario, para evitar que el azúcar cristalice durante la congelación, el azúcar invertido.También se emplea para repostería sustituyendo parte del azúcar normal.

Ingredientes

350 ml de nata de montar.
250 ml de leche entera.
150gr de azúcar.
2 cucharadas de azúcar invertido (ver receta aquí).
12 galletas oreo.
30g de maizena.

Preparación

Mezclamos la nata , la leche (de la cual reservamos un poco para disolver la maizena), el azúcar y  lo calentamos a fuego suave hasta que se haya disuelto el azúcar. Añadimos el azúcar invertido, la crema de 8 de las galletas y la maizena disuelta.

Mezclamos bien y cuando empieza a espesar retiramos del fuego. Metemos en la nevera, mínimo 4 horas, en un recipiente tapado con un film de tal manera que éste toque la mezcla para evitar que se forme una costra por encima. Dejar también en frío las galletas.

Machacar las galletas y añadirlas a la mezcla. Montar la máquina y en marcha añadir la mezcla a la cubeta por la obertura. A los diez minutos añadir 4 galletas en trozos. Dejar unos 15 minutos más y listo.

Fuente: lasrecetasdesara.