Mantequilla casera

domingo, 24 de mayo de 2020

¿Se os ha cortado la nata? pues nada, hacemos mantequilla y listo. En este caso la mantequilla quedaría dulce. También la podéis hacer si os apetece comer mantequilla salada , partiendo sólo de nata y rectificando de sal cuando la demos forma. 


Eso sí, muy a tener en cuenta, como casi toda receta, cuanto mejor sean los ingredientes, mejor. Y en este caso, al ser la nata la protagonista completa, a mejor nata, mejor mantequilla obtendréis, la diferencia en este caso es abismal.

Ingredientes

La nata que se nos haya cortado al montarla.
500 ml de nata líquida para montar (al menos de un 35% materia grasa)., si la queremos preparar directamente.

Preparación

Yo lo preparo Monsieur Cuisine Connect,, pero lo podéis hacer con batidora de varillas. En ambos el procedimiento es montar la nata hasta que se corte.

 En la MC ponemos la nata en el vaso y comenzamos a batir en velocidad tres sin tiempo, la dejamos hasta que se corte y esté separado el suero de la mantequilla.

Colocamos una gasa sobre un colador y éste, encima de un vaso grande para recoger el suero resultante, que  podemos usar para panes , bizcochos....yo lo congelo. Con las manos damos forma a la mantequilla ( en el caso de que partáis sólo de nata y la queráis salada, es el momento de añadir un poco de sal). la lavamos en un recipiente en agua fría, para eliminar el suero de la superficie y la ponemos en un recipiente y a la nevera.

Helado de crema catalana

martes, 19 de mayo de 2020

Después de unos días de calor, mi hija me pidió que empezase a hacer helados, así que mi heladera ya ha empezado la temporada. Realmente este helado ha sido más para Ismael, que tenía ganas de probar la crema catalana en versión helado ya que es uno de sus postres favoritos (podéis ver la receta de la crema catalana aquí)


La receta es sacada de la revista de Thermomix, aunque la he hecho con mi Monsieur Cuisine Connect, que es lo mismo

Le podéis poner nueces caramelizadas, seguro que le dan un toque rico, pero Ismael lo quería así para ver si le gustaba. Dicho todo esto, nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

250 g de nata 35% mg.
250 g de leche.
5 temas de huevo.
170 g de azúcar. 
1 cucharada de azúcar avainillado.
1 pellizco de sal.
4 tiras de piel de limón. 
1 palo de canela.

Preparación

Ponemos la mariposa en las cuchillas. Ponemos en el vaso la nata, la leche, las yemas, el azúcar normal y el avainillado y la sal. Mezclamos 15 segundos a velocidad 4.

Añadimos 4 tiras de piel de limón y el palo de canela. Programamos 7 minutos/90°C/velocidad 2. Retiramos la mariposa. Colamos en un recipiente de aluminio poco profundo y cubrimos con film. Dejamos enfriar en la nevera de un día para otro.

Mantecamos en heladera durante 20 o 25 minutos. Lo metemos en el congelador y ya sólo nos queda disfrutar. 

Pasta al horno con calabaza y salchicha fresca

jueves, 14 de mayo de 2020

Hola amig@s,

Ya estamos terminando la semana....otra semana interminable más con el maldito virus... pero bueno, parece que la cosa va menos mal, y si nos entretenemos cocinando todos los días, hay momentos en los que se olvida.... 

Hoy quería mostraros una elaboración con pasta original y muy sencilla. Es una receta típica de Italia al parecer (yo no la conocía, la saqué de un blog de cocina italiano, fattoincasadabenedetta) y la verdad que merece mucho la pena. La calabaza combina de maravilla con el intenso sabor de la salchicha fresca, y si a eso, le sumas una generosa y cremosa salsa de bechamel..uffff...sólo tenéis que ver las fotos vosotros mismos. 


Como os digo, la receta es superfácil, no vais a tardar más de 45 minutos en tenerla lista así que ¡nos ponemos delantales y a cocinar!


Ingredientes

500 g de calabaza limpia.
Media cebolla.
200 g de salchichas (mejor si son frescas).
Medio vaso de vino blanco.
350/400 g de rigatoni u otro tipo de pasta.
30 g de queso rallado.
150/200 g de mozzarella.
Migas de pan al gusto.
Sal y pimienta.
Aceite de oliva virgen extra.

Para la bechamel:
3/4 litro de leche.
4 cucharadas de harina.
3 cucharadas colmadas de mantequilla.
Sal.

Preparación

Empezamos por la calabaza. La cortamos en trocitos pequeños después de haberla limpiado.

En una sartén grande añadimos la cebolla troceada y la dejamos a medio pochar, añadimos la salchicha desmenuzada y la dejamos hasta que esté dorada, añadir el vino blanco y dejar que se evapore.

Agregar la calabaza en trocitos pequeños. Añadimos sal y pimienta al gusto y cocinamos por unos 10 minutos, hasta que esté blandita.

Preparamos la bechamel. Para los que no sepáis como hacer la bechamel, os recuerdo cómo se hace:

Se echan 3 cucharadas colmadas de mantequilla en una cacerola. Una vez que la mantequilla está derretida en la misma, se echan 5 cucharadas de harina y se le va dando vueltas para que la harina se vaya friendo y no sepa cruda. Se va agregando la leche progresivamente para que la masa no quede con grumos. Una vez que no tiene grumos, seguimos echando leche. Se le agrega sal al gusto. Si la bechamel sigue espesa, seguiremos echando leche hasta que quede más clarita. Luego espesa mucho en el horno.

Cocemos la pasta en abundante agua con sal (la mitad de tiempo que indique el paquete). Escurrimos a la mitad de la cocción y la agregamos a la salsa.

Añadimos bechamel y mezclamos bien. Añadimos la mozzarella picada y el queso rallado.

Vertemos la masa en una bandeja de horno. En la superficie agregamos un poquito más de mozzarella y queso rallado y una buena pizca de pan rallado que le dará a la pasta horneada una corteza crujiente.

Horneamos durante 20/30 minutos a 200ºC. Los últimos minutos poner a gratinar.


Espero que os guste.

Bundt cake de mandarina

jueves, 7 de mayo de 2020

Hola amig@s del blog,

Tengo muchas recetas pendientes de publicar, con esto del confinamiento estoy todo el día cocinando, no doy a basto la verdad. Pero hoy me apetecía subir una receta de bizcocho (aunque tengo muchas en el blog), aunque no sea un bizcocho al uso un bundt cake. Esta vez tocaba de mandarina, además de bueno, es muy pintón. He de decir que he tenido que hacer varios bundt cake para saber manejar el desmoldado en estos moldes, porque no les cogía el punto, tiene su técnica. Eso sí, un buen spray desmoldante, ayuda mucho, puesto que con tanto recobeco hay que asegurarse que todo el molde queda bien engrasado, porque si no se nos pegará y no podremos extraer estas pequeñas obras de arte. A la vista de las fotos está.


Ingredientes

5 huevos.
250 g de azúcar.
2 mandarinas.
100 g de aceite.
1 yogur de limón
250 g de harina.
12 g de levadura.
Una pizca de sal.
Ralladura de una mandarina.
Ralladura de medio limón.

Un molde tipo bundt cake (yo tengo varios moldes de la marca Nordic Ware, los diseños son espectaculares, como podéis ver este bundt cake de leche de coco y este bundt cake muerte por chocolate).


Preparación
Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.

Engrasamos con mantequilla el molde o con un buen spray desmoldante.

Separamos las claras de las yemas en dos cuencos. Cogemos el cuenco de las yemas y le añadimos el azúcar. Batimos con máquina de varillas durante 5 minutos.

Pelamos las mandarinas. Las cortamos en dados muy pequeños y los añadimos a la mezcla. Volvemos a batir durante otros 5 minutos.

Incorporamos el aceite y el yogur de limón. Batimos durante 1 minuto.

Tamizamos la harina. La agregamos a la mezcla anterior junto con la levadura y las ralladuras de los cítricos y mezclamos hasta que quede integrado. Reservamos.

Cogemos el cuenco de las claras y añadimos un poco de sal. Montamos a punto de nieve.

Vamos incorporando las claras a punto de nueve al cuenco reservado con la mezcla de todos los demás ingredientes, de 3 a 4 veces, con movimientos envolventes y con ayuda de una espátula.

Vertemos la masa en el molde. Damos unos golpecitos al molde contra la encimera.

Horneamos durante 30 minutos a 180ºC. Bajamos la temperatura del horno a 170ºC y horneamos 10 minutos.

Sacamos del horno y dejamos enfriar 10 minutos dentro del molde. Pasado este tiempo, lo ponemos en rejilla.

Una vez frío, podemos espolvorear con azúcar glas.

Pan de soda

lunes, 27 de abril de 2020

Hola amig@s,

¿Cómo llevamos el confinamiento? Parece que la cosa va algo mejor, al menos ya podemos llevar a los niños a dar una vuelta, que buena falta les hacía. Esperemos que así siga la cosa y todo se vaya normalizando.

En este tiempo de confinamiento, dónde el pan se ha convertido en una de las estrellas de la cocina, habréis comprobado en el supermercado que la levadura y la harina escasean...muchas veces ni se encuentran, estamos tod@s haciendo panes. Pues hoy tenemos una receta de pan de soda que podéis hacer en casa, sin necesidad de usar levadura de pan, os vale con la de bizcochos. Es un pan ideal para untar mantequillas o quesos, a la vista está en la foto, ¿no creéis?


Dicen que los panes de soda son los más rápidos del mundo en hacerse, ya que no llevan ni levado ni casi amasado. Sólo mezclar ingredientes y al horno. Todo el trabajo lo hacen el bicarbonato y el calor, que genera el subidón de la masa. Dicen que este tipo de panes provienen de Irlanda, donde las mujeres con muchos hijos los hacían ya que no tenían tiempo para preparar pan tradicional. Sea como fuere, ahora viene de perlas, ya que como veis en la foto, la pinta es buena, y el sabor y textura, aún mejores.

La receta es de un genio de los panes, Iban Yarza, os recomiendo que le echéis un ojo a sus recetas. Bueno, no me enrollo más y vamos con la receta, así que nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

245 g de harina integral de trigo.
15 g de harina panificable.
3 cucharadas de postre de levadura química.
35 g de miel.
280-300 ml de agua (107-115%)
7 g de sal.

Molde rectangular de 22 cm.

Preparación

Calentamos el horno a 220 ºC. Untamos el molde con mantequilla y enharinamos, para que no se nos pegue el pan.

Mezclamos bien todos los ingredientes en un bol con la ayuda de la mano. Debemos obtener una mezcla parecida a un barro.

Cuando la mezcla sea homogénea, la vertemos en el molde. Llenamos el molde hasta más o menos la mitad. Esparcimos harina por la superficie.

Horneamos unos 40 minutos. Si se dora mucho, ponemos papel de aluminio por encima. Una vez pase el tiempo de cocción, lo sacamos del molde y dejamos que se asiente y enfríe un poco.

Rosquillas de naranja

miércoles, 22 de abril de 2020

Hola a tod@s,

¿Como llevamos el confinamiento? Nosotros bastante bien, aunque tengo mis días , la verdad. Mis peques me están dando una lección , lo llevan de maravilla, mejor de lo que me esperaba. Y como ya os he dicho en otras entradas, estoy aprovechando para hacer un montón de recetas que tenía pendientes, hoy le ha tocado el turno a un clásico, rosquillas de naranja, me encantan en todas sus variedades y a mi madre ya ni te cuento :-)

Las he preparado con la monsieur cuisine, pero os pongo la manera tradicional de prepararlas. La receta es de un grupo de Facebook: "MONSIEUR CUISINE CONNECT: Recetas" de la usuaria Loli Ch. Os pongo los dos modos de hacerlas, para que todo el mundo las pueda preparar. Sin más, nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!




Ingredientes (para 30 porciones):

Piel de 1/2 limón y de 1/2 naranja.
150 g de azúcar.
2 huevos.
150 g de zumo de naranja.
150 g de aceite de oliva.
600 g de harina de repostería.
1 sobre de levadura química Royal.
1 pizca de sal
Nota: En la receta modo tradicional añadir también ralladura de una naranja.

Para freír:
Aceite de girasol.

Para rebozar
Azúcar.

Preparación

Modo Monseieur connect:

1.Ponemos en el vaso, bien seco, el azúcar y pulverizamos programando 30 segundos, velocidad progresiva 5-10.

2. Incorporamos la piel de naranja y de limón. Programamos 30 segundos, velocidad progresiva 5-10. Con la espátula, bajamos los restos de azúcar de la tapa y del interior del vaso hacia las cuchillas. Añadimos los huevos, el zumo de naranja y el aceite. Programamos 20 segundos, velocidad 5.

3. Agregamos la harina, la levadura y la sal . Amasamos programando 1 minuto y medio.

Continuamos por el punto 4.

Modo tradicional:

1.Freímos la piel del limón y de la naranja los 150 g de aceite de oliva . Dejamos enfriar.

2.En un bol amplio grande batimos los huevos y añadimos ralladura de una naranja, el aceite, el azúcar , el zumo y batimos muy bien.

3. Añadimos la harina, la levadura y una pizca de sal, mezclamos bien con una cuchara de madera.

4. Volcamos la masa en un bol y dejamos reposar 20 minutos cubierto con film transparente.

5. Con las manos mojadas en aceite vamos formando bolas del tamaño de una nuez y presionamos en el centro con el dedo para formar las rosquillas.

6. Freímos en aceite caliente (160-170ºC) hasta que estén dorados, pasamos por papel absorbente, para retirar el exceso de aceite y pasar aún calientes por el azúcar.

Nota: No pongáis el aceite muy caliente porque si no se harán muy rápido y quedarán hechos por fuera y crudos por dentro.


Espero que os gusten.

Crema de zanahoria y manzana

martes, 14 de abril de 2020

¡Qué prácticas son las cremas! En un momento prepararas un primer plato... lo acompañas con un pescado o una carne y ya tienes el menú del día. Y si encima a tus hijos les encantan, no tienes excusa, como es mi caso, para prepararlas. Además ahora las preparo siempre en la Monsieur Cuisine, que quedan con una textura muy fina y se mancha mucho menos en la cocina. Os pongo la manera tradicional de hacerla y en MC. Por cierto la combinación de zanahoria y manzana está buenísima.


Modo Monsieur Cuisine Connect:

Ingredientes

4 zanahorias grandes.
30 g de aceite.
1 manzana.
1 cebolla.
300 g de agua o caldo de verduras.
1 cucharada grande de queso tipo Philadelphia.
Sal.

Preparación

Añadimos al vaso la cebolla en trozos grandes y el aceite, trituramos 4 segundos velocidad 5.

Bajamos con una lengua de silicona lo que ha quedado en las paredes del vaso y ponemos modo sofreír.

Añadimos las zanahorias y la manzana  peladas y troceadas ,el caldo y programamos 5 segundos velocidad 5. Bajamos restos y ponemos 25 minutos , velocidad 1 a 100ºC.

Terminado el tiempo, trituramos 1 minuto, velocidad 10.

Agregamos el queso y cocinamos 1 minuto, temperatura 90º, velocidad 4. Rectificar de sal si fuera necesario.

Se puede servir con unas almendras laminadas o tostadas.

Modo tradicional:

Ingredientes

4 zanahorias grandes.
aceite de oliva.
1 manzana.
1 cebolla.
500 g de agua o caldo de verduras.
1 cucharada grande de queso tipo Philadelphia.
Sal.

Preparación

En una olla express sofreír la cebolla picada, hasta que esté dorada, añadir la zanahoria y la manzana troceada, salteamos un par de minutos y cubrimos con el caldo. Cocinamos en la olla express durante 5 minutos.

Añadimos el queso y trituramos.

Servimos, con unas almendras tostadas queda buenísima.

Espero que os guste.

Monas de pascua de Cartagena

sábado, 11 de abril de 2020

A pesar de ser madrileña, soy casi murciana adoptada, llevo yendo de vacaciones allí desde que tengo cuatro años. Hasta que terminé de estudiar, llegaba Junio me iba para La Manga y ya no volvía hasta Septiembre. Algunas veces, también íbamos en Semana Santa y era cuando me deleitaba con sus maravillosas monas, para mí las mejores del mundo mundial. Son monas de masa de rollo, no de masa de bollo, aromatizadas con anís, naranja y limón, que están tremendas. Las mejores, las de la pastelería Busquets de Cabo de Palos, si pasáis por allí , probad entre sus especialidades los rollos de naranja, os encantarán.


Esta Semama Santa aprovechando que tengo tiempo, me decidí hacerlas en casa, rebuscando por internet, encontré la receta del blog: "Entre trucos y recetas".

Ingredientes

120 gr de anís dulce.
250 gr de aceite de oliva suave
250 gr de azúcar.
La cáscara de una naranja
Una cucharadita de canela.
1 sobre de levadura en polvo tipo royal.
800 gr de harina.
100 gr de zumo de naranja.
La corteza de un limón.
Huevo batido para pintar
1 huevo cocido por mona.
Chocolate y decoraciones varias si queréis decorar alguna para los niños

Preparación

Modo tradicional:

Freír la cáscara de naranja en el aceite. Sacamos la cáscara y dejamos enfriar.

En un bol añadir el zumo, el aceite, anís, harina, azúcar, ralladura de limón y levadura, mezclar bien .

Pasar a una superficie enharinada y amasar bien hasta que no se pegue a las manos y estén todos los ingredientes integrados.

Continuar por el paso 5.

Modo Monsieur Cuisine Connect (thermomix del Lidl):

1. Freír la cáscara de naranja con el aceite, 10 min., 120ºC velocidad 1 marcha atrás. Dejamos enfriar.

2. Añadir el anís, el azúcar, la piel de limón, y la canela. Programamos 2 minutos velocidad 6.

3. Añadimos la levadura, harina y zumo de naranja. 10 segundos, velocidad 6.

4. Programa amasar (como está definido y son 2 minutos, le ponemos otro minutillo más).

5. Pasamos a un bol la masa y dejamos  durante 15 minutos para que repose. Lo tapamos con un film o trapo.

6. Mientras, en este tiempo de reposo, aprovechamos para cocer los huevos.

7. Hacemos las monas del tamaño que queramos. Yo las hice de 150 gramos cada una. Colocamos un huevo encima y sobre este, cruzamos 2 tiras de masa, como se ve en la foto.

8. Pintamos con huevo batido. Espolvoreamos por encima azúcar y en cada extremo dejamos un montoncito de azúcar.

9. Hornear a 180 grados de 20 a 25 minutos.

10. Para los niños, podéis poner en lugar de un huevo, una onza de chocolate a la hora de meterlo en el horno. Y una vez fuera del horno, ya lo que más le guste a vuestros hijos. A Daniela, le encantan las decoraciones, así que las decoró a su gusto, como podéis ver en la foto.


Espero que os gusten las monas :). Aunque este año no nos podamos ir de Semana Santa, por lo menos, vamos a alegrarnos el cuerpo con dulces.

Pan de molde de espelta integral

jueves, 9 de abril de 2020

Seguimos con recetas de panes y dando uso a nuestra panificadora. El de hoy es un delicioso pan de espelta integral tipo bimbo, que viene fenomenal para tomarlo para desayunar con mantequilla y mermelada o para hacer sandwiches. La receta es de Facebook de un grupo que se llama Panificalocas del usuario Cristina Capitán. Nos ponemos manos a la obra y ¡a cocinar!


Ingredientes

100 ml de zumo de naranja natural.
200 ml de agua.
30 ml de aceite de oliva.
10 g de sal.
500 g de harina de espelta integral.
5,5 g de levadura seca de panadería.

Preparación


Añadimos los ingredientes en la cubeta en el orden en el que están escritos.

Seleccionamos en la panificadora Lidl: Programa 2 Esponjoso, Peso 1kg, Tueste medio.

Si deseas que tenga semillas por dentro, añadir a la cubeta antes del segundo amasado.

En mi caso antes de hornear, tuve que apagar la panificadora y dejar que levara más rato porque había subido poco,lo dejé bien que fermentara , lo pincelé con agua y le eché por encima las semillas de amapola y las pipas,  luego lo puse a hornear.

Dejar unos minutos en la cubeta, desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.

Espero que os guste.

Brioche de mascarpone

lunes, 6 de abril de 2020

Hola amig@s,

Vamos a empezar la semana con una receta dulce, que necesitamos endulzar un poco la vida y esta situación tan desagradable que estamos viviendo. Esta semana pasada hemos tenido el horno y las maquinitas varias que tenemos en casa a tope de rendimiento y no ha habido tiempo alguno de subir recetas en el blog, eso sí, tenemos un buen remanente de recetas nuevas. ¡Yo no entiendo la gente que dice que se aburre en casa! Entre hijos y cocina, es que no queda un rato libre para nada... pero en fin, damos gracias que al menos estamos en casa que dentro de lo que cabe, es mucho mejor que lo que está pasando mucha gente en hospitales o peor...

En fin, la receta de hoy es un riquísimo y tiernísimo brioche de mascarpone, que además de bueno, encima queda muy bonito. Me encanta su textura, es ideal para un desayuno o merienda, con un buen vaso de leche...ummmm, que pena que ya nos lo comiésemos. La receta es de velocidad cuchara..una web que tiene unas recetas estupendas. Ah! Este tipo de masas como mejor están es recién horneadas, en mi opinión al día siguiente pierden bastante, pero bueno, en ese caso, lo podemos tomar pasándolo previamente por el tostador con mermelada mmmm!....Otra cosa, en estos tiempos en los que escasea la harina de fuerza, esta receta se ha de hacer con harina de fuerza, sí o sí, al ser una masa grasa, si no tenéis, es mejor que la preparéis en otro momento. Ya no me enrollo más, ¡nos ponemos delantales y a cocinar!



Os pongo el amasado en panificadora y en la Monsieur Cuisine Connect.

Ingredientes

100 g de azúcar.
120 g de leche entera
1 huevo mediano.
20 g de levadura fresca.
250 g de queso Mascarpone.
520 g de harina de fuerza.
Una pizca de sal.
Huevo batido para pincelar la masa.
Azúcar glass para espolvorear.

Preparación

Panificadora:
Añadir a la cubeta de la panificadora primero los líquidos y luego los sólidos. Poner dos veces el programa masa que dura 15 minutos.

Ponemos la masa en un cuenco enaceitado, tapamos con un paño o film enaceitado y dejamos que doble su volumen.

Seguir como en el punto 4.

Monsieur Cuisine Connect:
Ponemos el azúcar en en el vaso y programamos 30 segundos en velocidad progresiva  5-10 para hacer azúcar glass.

Añadimos  al vaso la leche, el huevo y la levadura en trozos y programamos 2 minutos, 37ºC, velocidad 3. Añadimos el queso mascarpone y mezclamos 1 minuto en velocidad 3.

Vertemos la harina y la pizca de sal y poner modo amasar, cuando termine poner un minuto más 8 total amasado 4 minutos). Ponemos la masa en un cuenco enaceitado, tapamos con un paño o film enaceitado y dejamos que doble su volumen.

Una vez doblado el volumen, desgasificamos amasando a mano unos segundos y cortamos 10 porciones de entre 100 y 110g cada una. Boleamos cada unidad y dejamos la parte fea colocada abajo para que no se vea, es decir, hacemos 10 bolitas.

Preparamos un molde redondo de 22 cm de diámetro desmoldable y engrasamos con mantequilla. Colocamos las bolitas de brioche, una en el centro y el resto alrededor.. Cubrimos con film transparente y dejamos que leuden, que crezcan hasta que se toquen todas las bolas.

Pintamos con huevo batido y horneamos con el horno precalentado a 170ºC durante 35-40 minutos, dependerá de cada horno, si se tuesta mucho por encima, cubrimos con papel albal. Desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.




Espero que os guste.

Bacalao gratinado con puré de patatas

sábado, 28 de marzo de 2020

Si hay algo bueno de este aislamiento, es que tengo tiempo de hacer un montón de recetas que tenia pendientes. Así mantengo la cabeza ocupada y no pienso en la situación tan dramática que estamos viviendo. Yo lo he vivido en mis propias carnes, así que quiero dar ánimo a todas las personas que estén enfermas o tengan algún familiar enfermo, vamos a salir de esta, estamos en buenas manos.

La receta de hoy la he preparado con la olla GM modelo G, pero os pongo también la manera tradicional de hacerla, es una adaptación de una receta del blog "Cuina de la Dolors", fácil y buenísima. La combinación del puré de patata con el bacalao y la cebolla es todo un acierto. Probadla, os encantará

Ingredientes para 4 personas:

Una bandeja de bacalao desmigado desalado (300-350g).
2 cebollas grandes.
1 sobre de puré de patatas. e
Queso rallado.
Pan rallado.
Sal, pimienta negra.
Aceite de oliva virgen extra.

Modo tradicional:
Laminamos las cebollas y ponemos a pochar en una sartén a fuego lento hasta que esté transparente. Escurrimos y reservamos.

Preparamos el puré patata siguiendo las instrucciones del fabricante. Reservamos.

En una fuente de horno ponemos una buena capa de puré de patata, encima el bacalao, espolvoreamos con pimienta negra y encima la cebolla.

Añadimos queso rallado, un poco de pan rallado, rociamos con un hilo de aceite y gratinamos hasta que esté dorado.
Reposar y comer.

Olla GM modelo G:
Laminamos las cebollas y ponemos a pochar en la cubeta, menú sofreír 120 ºC hasta que esté doradita. Reservamos.

Preparamos el puré patata siguiendo las instrucciones del fabricante. Reservamos.

En un molde de aluminio desechable , ponemos una buena capa de puré de patata, encima el bacalao, espolvoreamos con pimienta negra y encima la cebolla.

Añadimos queso rallado, un poco de pan rallado, rociamos con un hilo de aceite. Colocamos el molde dentro de la cubeta y programamos menú horno 140ºC 10 minutos. Cuando pite ponemos el cabezal de horno y programamos 4 minutos a 200ºC.

Dejar reposar unos minutos y ¡a disfrutar!


Pan de suero en panificadora

sábado, 21 de marzo de 2020

 Buenos días,

¿Cómo llevamos el aislamiento? Nosotros con dos niños pequeños lo estamos pasando bastante bien, no nos podemos quejar...ya sabemos que no es necesario bajar todos los días a comprar, ni siquiera el pan, así que podemos aprovechar para hacer recetas de pan que aguanten bien unos días, cómo el que os muestro hoy. Sólo tenemos que tener suero de leche, yo cuando hago queso fresco ( ver receta aquí), lo congelo y luego lo uso para hacer bizcochos, panes...aquí cómo ya sabéis, no se tira nada.qué no tenemos... pues lo hacemos con yogur natural, le añadimos zumo de limón y listo.


Ingredientes

280 ml. de suero de leche.
7 g de levadura fresca.
2 cucharadas de miel.
50 g de mantequilla en pomada.
500 g de harina de todo uso
7 g de sal

Preparación

Añadimos a la cubeta los ingredientes líquidos y después los sólidos.

Programa esponjoso, tueste medio y un kilo.

Nota: Si vemos antes del horneado final que no ha doblado el volumen, apagamos la panificadora , lo dejamos levar y luego lo ponemos en el programa horno.Digo esto, porque algunas veces dependiendo de la harina, de la temperatura..el levado no es siempre igual.

Lo sacamos de la cubeta, lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Espero que os guste.

Snickerdoodles (galletas de azúcar y canela)

domingo, 15 de marzo de 2020

Hola amig@s,

Con estos días duros que nos toca vivir con la epidemia del COVID-19, no queda otra que quedarnos en casa, y es por el bien de todos, así que unid@s todo pasará. Y claro, no queda más remedio que hacer la comida en casa, así que estos días vamos a subir un montón de recetas para hacer que esto se pase lo más rápido y tengáis muchas ideas culinarias, aunque ya sabéis que en el blog tenéis más de 450 recetas, no os vais a aburrir.

La receta de hoy son unas deliciosas galletas inglesas, de azúcar y canela, llamadas Snickerdoodles. Quedan espectaculares, duras por fuera, blanditas por dentro, y son muy fáciles, así que las podéis hacer con los peques de la casa


Ingredientes (para 18 galletas)

Para la masa:
60 gr. de mantequilla sin sal, ablandada.
160 gr. de azúcar .
1/4 de cucharadita de esencia de vainilla.
1 huevo grande.
240 gr. de harina.
3/4 de cucharaditas de cremor tártaro.
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.
1/8 cucharadita de sal.
1/4 de cucharadita de canela molida.

Para la cobertura:
1 cucharada y media de azúcar
1 cucharada de canela molida.

Preparación

Con una batidora de varillas, batimos la mantequilla, el azúcar y la esencia de vainilla hasta obtener una crema ligera y esponjosa. Añadimos el huevo y mezclamos bien, rebañando las paredes del cuenco hacia dentro para asegurarnos que todos los ingredientes se incorporan.

Tamizamos el resto de los ingredientes y los agregamos a la crema en dos o tres tandas. Mezclamos con la batidora o a mano hasta que se forme una bola suave de masa. Ponemos un un cuenco, cubrimos con film e introducimos en la nevera para que se enfríe. Dejamos reposar unos 40 minutos.

Mientras tanto, precalentamos el horno a 170ºC y forramos dos o tres bandejas de horno con papel de hornear.

A continuación, mezclamos el azúcar extrafino y la canela en un cuenco pequeño, para recubrir las galletas.

Cuando la masa esté lista, cortamos trozos pequeños, del tamaño de una nuez (bolitas de unos 25 gramos), y los pasamos por la mezcla de azúcar y canela, asegurándonos de que todas las bolas estén completamente recubiertas. Las aplastamos con un vaso. Las ponemos en las bandejas preparadas, unas 5 o 6 galletas por bandeja, dejando una separación de 4-5 cm entre ellas para que no se peguen entre sí al aumentar de volumen cuando las horneemos.

Horneamos durante 15 minutos o hasta que las galletas estén ligeramente doradas. Dejamos que se enfríen y adquieran firmeza sobre las bandejas durante unos minutos antes de ponerlas sobre una rejilla metálica.

Espero que os guste.

Bizcocho de limón y amapola

miércoles, 19 de febrero de 2020

Siempre he querido probar las semillas de amapolas, he leído infinidad de recetas que las usan, pero nunca me había decidido a utilizarlas. La última vez que estuve en Alemania, las ví en un supermercado y las compré para poder saciar mi curiosidad...y cuál fue mi sorpresa cuando descubrí que no saben a nada ¡ vaya chasco! quedan estéticamente muy bonitas, pero no aportan nada.

La primera receta en la cual las he utilizado, ha sido en un delicioso bizcocho de limón, receta guiada de una de mis maquinitas ," la monsieur cuisine connect". La verdad que no daba un duro por ella, porque las recetas guiadas no suelen ser muy buenas, pero me sorprendió gratamente. Os explico las dos maneras de prepararlo con la maquinita y de manera tradicional .Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!.

Ingredientes

Para el bizcocho:
Zumo de dos limones pequeños.
60 g de semillas de amapola.
4 huevos.
200 g de azúcar.
1 pizca de sal.
200 g de harina tamizada.
2 cucharaditas de levadura en polvo.
200 g de mantequilla ablandada.

Para el glaseado:

100g azúcar glass.
zumo de un limón.

Preparación

Modo monsieur connect:
Precalentamos el horno a 180 °C calor arriba y abajo.
Engrasamos con mantequilla el molde rectangular y espolvoreamos con harina.

Exprimimos los limones y reservamos el zumo. Echamos las semillas de amapola en el vaso y las molemos 1 minuto y 30 segundos/velocidad 10 con el medidor puesto. Pasamos a un cuenco y lavamos el vaso.

Echamos los huevos en el vaso junto con el azúcar y la sal, y bátalos 1 minuto/velocidad 4 con el medidor puesto.

Añadimos la harina, la levadura, la mantequilla en trocitos y las semillas de amapola molidas, y removemos 45 segundos/velocidad 4 con el medidor puesto.

Vertemos el zumo de limón, volvemos a poner el medidor y mezclamos 2 minutos/velocidad 4. Pasamos la preparación al molde preparado y horneamos el bizcocho 50 minutos. Pinchamos con un palillo para comprobar que esté hecho. Si fuera necesario, prolongaríamos la cocción unos minutos.
A continuación, dejamos que se entibie en el molde 10 minutos, y después desmoldamos con cuidado, dejándolo enfriar del todo sobre una rejilla.

Para preparar el glaseado, exprimimos el limón y mezclamos el zumo con el azúcar glas. Pintamos el bizcocho con él.

Modo tradicional:
Tamizamos la harina con la levadura y la sal. Reservamos.

Rallamos la piel de los dos limones y sacar el zumo. Reservamos.

En un bol con batidora de varillas, batimos el azúcar con la mantequilla hasta obtener una mezcla esponjosa y blanquecina.

Añadimos los huevos uno a uno, sin dejar de batir. Añadimos el zumo de limón , la ralladura y las semillas. Batimos bien hasta que la mezcla sea homogénea.

Echamos la mezcla de harina, levadura y sal , sin dejar de batir hasta que esté todo bien mezclado.
Vertemos la mezcla en el molde y horneamos en horno precalentado a 180 durante 40-50 minutos. Ir comprobando la cocción con un palillo.

Dejamos enfriar el bizcocho unos 5 minutos en el molde, desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Para preparar el glaseado, mezclamos el zumo con el azúcar glas y mover bien con una varilla hasta que se mezcle bien y se forme el glaseado. Añadimos por encima del bizcocho.

Espero que os guste.

Alubias pintas con arroz

sábado, 8 de febrero de 2020

Hola amig@s,

Con este frío, se agradece un plato de cuchara, un clásico de nuestra gastronomía, alubias pintas con arroz, receta cortesía de mi madre, que como ya os he dicho en muchas ocasiones, es la mejor cocinera del mundo mundial :-)



Si encima de ser un plato buenísimo de por sí, usas buena materia prima, como las Alubias de la Bañeza-León, pues no puede salir nada mal. Usamos la variedad pinta, ya que es la que más nos gusta a nosotros para esta elaboración, pero podéis hacer esta receta con cualquier otro tipo de alubias.
Yo las hago en la olla a presión, por cuestión de tiempo y salen buenísimas.


Para que tengáis un poco más de información sobre este magnífico producto, La Alubia de la Bañeza - León, cultivada en León y en el norte de Zamora, está constituida por las variedades locales de alubia o judía denominadas Canela, Plancheta, Riñón y Pinta. La calidad de las Alubias de La Bañeza - León está reconocida a nivel europeo bajo la figura de calidad Indicación Geográfica Protegida Alubia de la Bañeza - León. 

Al respecto del arroz blanco que lleva la receta, no me gusta cocerlo con las alubias, porque si se come el mismo día que se cocina no hay problema, pero si se guarda lo que sobra, se forma un emplaste bastante considerable, así que yo uso vasitos de arroz que vienen envasados al vacío, como si lo cocemos nosotros mismos.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes (para dos personas)

1 taza de alubias.
1 cebolla.
1 cabeza de ajo.
1 zanahoria.
1 trozo de chorizo de guisar.
1 hoja de laurel.
½ cucharadita de pimentón dulce de La Vera.
½ pimiento verde.
1 vasito de arroz redondo.
Aceite de oliva y sal.
Este es el envase de alubias pintas que usamos
Preparación

La noche anterior se ponen en remojo las alubias con agua y sal.

Ponemos a cocer en la olla las judías con agua fría y añadimos la cebolla entera y pelada, la cabeza de ajos entera lavada y sin pelar, el pimiento, la zanahoria pelada y cortada en trozos grandes, la hoja de laurel, el chorizo, un chorrito de aceite de oliva, la sal y el pimentón.

Tapamos y una vez que empieza a salir el vapor contamos unos 40 minutos más o menos.

Calentamos un minuto el vasito de arroz en el microondas y añadimos al gusto a nuestras judías.

Y ahora viene lo mejor ¡a comer!

Bizcocho de chocolate sin huevo y sin lácteos

martes, 28 de enero de 2020

La semana pasada, rescaté esta receta ,de cuando estuve haciendo dieta cuando mi hijo lactante era aplv (alérgico a la proteína de la vaca)..estuve a dieta hasta que cumplió el añito, que gracias a Dios la superó. Durante el tiempo que no pude tomar lácteos ni derivados (y no vale el sin lactosa) me las ingenié para hacer mis recetas dulces y darme un capricho de vez en cuando. Mi hijo no toleraba ni las trazas, así que fueron tiempos muy duros, porque la mayoría de los alimentos llevan proteína de vaca, no eres consciente de ello, hasta que no lo pasas, no podía ni tomar un trozo de pan en cualquier restaurante y ya ni hablar de tomar postre. Así que, los homenajes me los daba en mi casa. Esta es un receta sin huevo y sin proteína de vaca.

Este delicioso bizcocho no tiene nada que envidiar a los que tienen huevos y lácteos , esta buenísimo es super esponjoso y muy húmedo. Seguro que os encanta. La receta la tomé prestada de un blog italiano" La Cuoca del Presidente". Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

200 gr de harina.
250 gr de azúcar.
75 gr de cacao puro valor.
450 gr de leche de almendras.
40 gr de aceite de girasol.
1 sobre de levadura en polvo (sin trazas de huevo ni plv).
Azúcar glas para decorar.

Preparación

En un bol mezclamos la harina tamizada , levadura  el cacao y el azúcar.

En otro bol mezclamos el aceite y la leche, lo mezclamos bien  y se lo añadimos a los ingredientes secos. Batimos muy bien con batidora de varillas hasta obtener una mezcla homogénea.

Vertemos la masa en un molde previamente engrasado y horneamos durante unos 40 minutos en horno precalentado a 180ºC.
Dejamos unos 5 minutos en el molde, desmoldar y dejar enfriar por completo sobre una rejilla.
Podéis tomarlo tal  cual o bañarlo con  chocolate, como mi caso. El chocolate que usaba para los postres que no llevara proteína de leche ni trazas, lo compraba en Froiz "chocolate para postres" de la marca Froiz, por si alguien le sirve.


Espero que os haya gustado la receta.

Roscón de reyes de zanahoria

viernes, 3 de enero de 2020

¡Feliz año! Desde las Recetas de Masero os deseamos que hayáis pasado unas felices fiestas en compañía de vuestra familia y amigos.

La primera entrada del año, no podía ser otra que, el Roscón de Reyes, pero este año aprovechando que he estado de vacaciones he probado otra receta, una que me llamó la atención por llevar zanahoria en la elaboración. Teniendo en cuenta la jugosidad que la zanahoria aporta a masas, bizcochos y múltiples elaboraciones, en el roscón tenía que quedar de maravilla.
Así que, sin pensármelo dos veces y con tiempo, para no hacerlo directamente para Reyes y no quedase tan bueno como la receta que hago habitualmente, probé hacerlo en Nochebuena y fue todo un éxito.
Sin duda, es mi receta de roscón definitivo, permanece tierno incluso, después de rellenarlo de nata y meterlo en la nevera. La zanahoria no se nota y aporta una humedad que hace que quede super tierno y esponjoso durante más tiempo . La receta la tomé prestada del blog " Cocina para burros" pero con una serie de modificaciones( cantidad de azúcar, de agua de azahar, algún ingrediente extra..) y amasado en la panificadora.

Aparte de la receta , el truco para hacer un buen roscón, es la paciencia, levados lentos y si duerme en frío mucho mejor. Así que hacerlo siempre con mucho tiempo. Yo lo hago en dos días, porque con  el trabajo que tiene me gusta comerlo recién hecho, os voy a explicar como lo hago en la receta.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

Para dos roscones medianos.
60 g de leche entera.
13 g de levadura fresca.
ralladura de una naranja y un limón.
20 g zumo de naranja.
50 g mantequilla.
4 huevos M o 3 huevos L.
1 chorreón de miel de azahar.
25 g aroma de azahar.
200 g de zanahorias.
120g de azúcar Glas.
650 g de harina de fuerza.
6 gr. de sal.

Para la decoración:
Huevo batido. 
Azúcar humedecido con unas gotas de agua. 
frutas confitadas. 
Guindas en almíbar. 
almendra laminada. 

Preparación

En la tarde de antes:
Mezclar con ayuda de un tenedor el azúcar glas con la ralladura del limón y la naranja. Reservar.

Pelamos y cortamos las zanahorias en rodajas finas y las ponemos en el microondas en un recipiente  tapado. Controlar hasta que esté blandito y luego lo trituro con una batidora. Reservar.

En la cubeta de la panificadora, ponemos los ingredientes en el orden escrito: leche tibia,levadura desmenuzada, zumo de naranja, mantequilla, huevos ligeramente batidos, miel, aroma,puré de zanahoria, azúcar glas con las ralladuras, harina y sal ,ponemos programa masa en la panificadora del LIDL ( amasa durante 15 minutos).Repetir el programa dos veces más.El tiempo total de amasado es de 45 minutos.

Sacar la masa de la cubeta, apiñarla en una bola y dejar que doble su tamaño en un bol aceitado y tapado con film. Ponerlo en un sitio cálido de la cocina, el tiempo de levado dependerá de la temperatura de la misma. No pongáis la masa al lado de corrientes de aire.

Una vez que ha doblado su volumen, la masa en el bol tal cual, lo meto en la nevera y lo dejo dormir en frío hasta la mañana siguiente.

A la mañana siguiente lo saco lo dejo atemperar al lado del radiador en el bol un par de horas. Posteriormente divido la masa en dos —salvo que prefiráis hacer uno grande— y le doy forma de bola. Dejo reposar las bolas cinco minutos.

A continuación le doy  la forma de roscón. Para ello, introducir los dedos en el centro e ir agrandando el agujero. Si la masa tiende a encogerse, es que no está bien relajada: dejarla reposar otros diez minutos y se manejará mejor. Una vez dada la forma , colocar sobre una bandeja de horno en la que habremos puesto papel de hornear , le colocamos un aro de emplatar engrasado, para que no se cierre el agujero del roscón cuando leve y lo tapamos con un  paño limpio de algodón.

Dejar reposar hasta que doble su volumen. Yo lo tuve tres horas. y como no me subía lo suficiente lo puse a levar en el interior del horno a 40-50ºC , NUNCA PONER MÁS TEMPERATURA. Es cuestión de probar , si os leva a temperatura ambiente, no es necesario que lo hagáis en el horno.

Pintar con huevo batido (que este a temperatura ambiente), muy suavemente, sin pinchar el roscón, y adornar con azúcar humedecido con unas gotas de agua , frutas escarchadas y almendras laminadas.

Hornear el horno previamente precalentado a 180ºC calor arriba y abajo durante 20-25 minutos, dependerá del horno.

Dejamos enfriar sobre rejilla y rellenamos con nata, trufa, crema o sólo, eso ya va en gustos.

Os va a encantar.

¡Felices Reyes!

Galletas de jengibre

Todas los años mi madre me ha pedido insistentemente que hiciese galletas de jengibre, de hecho, tengo los cortadores comprados desde hace tiempo, pero al final, por unas cosas u otras, nunca encontraba el momento. Este fin de semana, me he liado la manta a la cabeza y me he puesto a prepararlas y la verdad que han gustado mucho, son unas galletas más duras que las de mantequilla y con un sabor diferente que os encantará. Unas galletas ideales para la Navidad.

La receta es de  uno de mis libros de repostería favorito,"Recetas de la pastelería Hummingbird",es un libro maravilloso, del que he preparardo un montón de recetas, que han sido todo un éxito.



Estas galletas llevan varias especies, entre ellas, la pimienta de Jamaica, que cuesta un poco encontrarla, yo la he comprado en el Carrefour. La melaza oscura es otro ingrediente estrella, a mí me lo trajo Ismael cuando estuvo en Miami, aquí lo podemos encontrar en tiendas de repostería. Este es el mio:


Con la misma receta, podéis hacer también un árbol de Navidad de jengibre si tenéis un buen molde para ello, como este que he hecho estas últimas navidades:


Ingredientes

Para  24 unidades:
400 g de harina.
¾ cucharadita de bicarbonato sódico.
2 cucharaditas de jengibre molido.
2 cucharaditas de canela molida.
½ cucharadita de pimienta de Jamaica molida.
¼ cucharadita de nuez moscada molida.
½ cucharadita de sal.
180 g de mantequilla a temperatura ambiente.
125 g de azúcar moreno.
1 huevo M.
125 g de jarabe de melaza negro.

Preparación

Tamizar en un cuenco  la harina, el bicarbonato, el jengibre, la canela, pimienta, nuez moscada y la sal. Reservar.

Batir  en un bol la mantequilla y el azúcar con una batidora de varillas a baja velocidad hasta que esté suave y esponjosa. Subir la batidora velocidad media e incorporar batiendo el huevo y la melaza, rebañando las paredes del bol con una espátula de goma.

Bajar a velocidad lenta y poco a poco agregar la mezcla de harina que teníamos reservada, un par de cucharadas cada vez, deteniéndose a menudo para rebañar las paredes del bol.. Cuando tengamos una masa homogénea, la dividimos en tres porciones, la envolvemos el film transparente  y la dejamos reposar toda la noche en la nevera.

Precalentar el horno a 170ºC.

Retiramos la masa de la nevera y la dejamos atemperar 10 minutos.

Estirar la masa sobre papel  de horno con ayuda de un rodillo, dándole como unos 4 mm de grosor.

Cortar los hombrecillos con el cortapastas, meter en la nevera las galletas ya cortadas durante unos
20 minutos. Colocar en la bandeja del horno sobre papel vegetal y hornear durante 15-20 minutos o hasta que veamos que estén hechas. Es importante hornearlas el tiempo justo, porque si nos pasamos en el horneado quedarán duras y si nos quedamos cortos quedarán crudas.

Dejar enfriar ligeramente las galletas antes de ponerlas sobre una rejilla metálica para que se enfríen por completo.

Decorar a vuestro gusto, con fondant o glasa,  yo las decoré con mi pequeña y nos resultó más fácil con fondant.