Lentejas con chorizo

martes, 15 de septiembre de 2020

Hoy toca una receta de las de toda la vida,lentejas. Antes las solía preparar en la olla a presión, ahora las preparo en la olla gm ,concretamente en el modelo H deluxe.

Nos ponemos los delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes

1 vaso de lentejas (250 g aprox.).
1 Cebolla.
1 Cabeza de ajo sin pelar.
Medio pimiento verde.
1 Zanahoria.
1 Patata pequeña. 
Chorizo al gusto
Dos hojas de laurel.
Aceite de oliva.
Sal.
Pimentón de la Vera.

Preparación en olla GM

Hoy toca una receta de las de toda la vida,lentejas.Antes las solía preparar en la olla a presión, ahora las preparo en la olla gm ,concretamente en el modelo H deluxe.
Nos ponemos los delantales y ¡a cocinar!

Lavar las lentejas al grifo sobre un escurridor y echarlas en la cubeta de la olla.

Echar en la cubeta el resto  de los ingredientes: cebolla entera y pelada, cabeza de ajos entera, laurel, un trozo de chorizo, pimentón, pimiento, zanahoria entera, patata cortada en trozos grandes, sal ,
un chorrito de aceite de oliva y agua. Movemos y programamos:Válvula cerrada, Turbo, 130ºC , alta presión , 22 minutos. Una vez terminado el tiempo comprobamos que estén hechas, si es necesario las ponemos unos minutos más, de penderá de la dureza del agua.

Truco: si os salen un poco claruchas, aplastáis un trocito de patata con un tenedor y le dais un hervor, quedarán ,más espesitas.

Preparación en olla a presión

Cuando digo olla a presión , me refiero a la olla express a la de toda la vida, no a las ollas rápidas.

Lavar las lentejas al grifo sobre un escurridor y echarlas a la olla.

Añadir 4 vasos de agua , la cebolla pelada, el pimiento, la cabeza de ajo sin pelar, la zanahoria y la patata (pelada y cortada en trozos grandes), dos hojas de laurel, un trocito de chorizo, un chorrito de aceite, sal y una cucharadita de pimentón.

Ponemos al fuego y cuando rompa a hervir, cerramos la olla, bajamos un poco el fuego y  lo dejamos cocer durante 20 o 25 minutos, o hasta que veamos que estén tiernas.

A disfrutar de un plato riquísimo, sano y de la comida castellana de toda la vida!!!

Tarta Comtessa casera

jueves, 10 de septiembre de 2020

En los cumpleaños de mi infancia no podía faltar la Comtessa, era mi tarta favorita, no me gustaban las típicas tartas de pastelería, también he de decir, que no era muy golosa, así que la famosa tarta helada de nata con láminas de chocolate, era un clásico.

Esta vez la preparé para mi cumpleaños, tampoco contaba con mucho tiempo, aunque ahora soy más de tartas de chocolate, quería rendir un homenaje a mi infancia.

La receta la he tomado prestada de la web "cocinadivina.es ", es una tarta muy facilita de preparar y está buenísima . Es ideal para tomar de postre en los días de verano. Así que ya sabéis, nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

200g de chocolate negro de postres.
450g de nata para montar bien fría.
3 claras de huevo pasteurizadas.
120 g de azúcar.

Preparación

Para preparar las láminas de chocolate, partimos en chocolate en trozos y lo ponemos en un bol o similar. Metemos en el microondas por espacios cortos de tiempo 20-30 segundos, movemos, volvemos a meter y así sucesivamente, con cuidado que no se nos queme, hasta que esté todo el chocolate fundido.

Con ayuda de una brocha de silicona y sobre papel vegetal vamos haciendo las láminas de chocolate , como se aprecia en las fotografías, han de ser finitas, dejamos enfriar en la nevera.

Montar la nata con la mitad del azúcar con ayuda de batidora de varillas, o como en mi caso en la Monsieur Connect. Para ello, añadimos la nata y el azúcar al vaso, ponemos la mariposa  en las cuchillas y programamos  a velocidad 3, sin tiempo  hasta que monte, tenemos que estar pendientes para que no se corte. No debe de hacer picos duros, porque luego nos costará mezclar con las claras.

Montamos las claras con la otra mitad del azúcar, con batidora de varillas o robot, hasta conseguir un merengue suave.

Mezclar la nata con las claras con una espátula con movimientos envolventes para que no se baje la mezcla.

Forramos un molde de tipo plum cake con un film de manera que sobresalga por los laterales , para poner desmoldar más fácilmente. El mío era un poco grande y no me salió muy alta, si tenéis uno de unos 25 cm os quedará mejor.

Empezamos a montar la nata, empezamos con la nata, lámina de chocolate, nata y así alternando hasta  hasta acabar con todas las láminas y a acabar con la nata. Tapamos con film y metemos en el congelador hasta que solidifique.

Para desmoldar tiramos del film, la sacamos y decoramos con hilos de chocolate fundido o con cacao en polvo.


Fijaos en el corte, ¡delicioso!

Espero que os guste.

Mermelada de mora en modo tradicional, panificadora y monseiur cuisine connect

lunes, 7 de septiembre de 2020

¡Buenos días!

Siento mi ausencia en los últimos días, pero hemos tenido el ordenador estropeado y solo he podido publicar cuando he tenido un pc a mano. Este fin de semana Ismael consiguió arreglarlo así que empezamos la semana con mucha energía.

La receta que hoy os traigo no es muy acorde con la fecha en la que estamos, ya que no es época de moras, pero si sois como yo y aún tenéis algunas congeladas de la temporada, os animo a que probéis esta receta de mermelada, la cual podéis usar en infinidad de platos tanto dulces como salados. En el caso de que no tengáis congeladas, pues la guardáis en favoritos y para el año que viene :-)

Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!


MANERA TRADICIONAL

Ingredientes (para dos botes pequeños)

1 kg de moras silvestres.
750 gr de azúcar.
Zumo de un limón.

Preparación

Lavamos las moras. Las echamos en un cuenco con el azúcar y las dejamos macerar unas horas para que suelten su jugo.

Las ponemos en una olla con el juego de medio limón a fuego lento, removiendo a menudo para que la mezcla espese y evitar que se nos queme. Tardará sobre unos 30 minutos. 

En la receta decía que pasaramos la mermelada por un chino para quitarle la semillas, pero yo lo hice y apenas pude quitarlas, así que la dejé tal cual.

Para envasarla lo haremos en tarros esterilizados. Para ello debemos hervir las tapas y frascos durante 25 minutos y dejarlos secar sobre un paño limpio, de algodón, boca abajo y sin la tapa puesta. Llenamos los tarros hasta el borde superior, cerramos la tapa fuertemente y ponemos al baño maría durante 25 minutos. Apagamos el fuego y dejamos enfriar los botes dentro del agua. Una vez fríos, los secamos, etiquetamos y guardamos en un lugar preservado de la luz hasta su consumo.

Fuente: Uno de dos

Ingredientes para hacerla en panificadora y en Monsieur Cuisine Connect

1 kg de moras.
750g de azúcar.
Zumo de un limón.
1 manzana descorazonada cortada en trozos grandes y con piel.

PREPARACIÓN EN PANIFICADORA:
Batimos las moras con una batidora y lo pasamos por un chino ( no es obligatorio pero altamente recomendable para quitar las semillitas), si no lo queréis hacer, añadir directamente las moras enteras a la cubeta.

Añadimos a la cubeta las moras trituradas, el azúcar , el zumo de limón y la manzana con piel y troceada.

Ponemos programa mermelada, el 11 en la panificadora silvecrest.

Quitamos la manzana y echar a los botes de cristal previamnte hervidos durante 15 minutos.

Dejar boca abajo hasta que se enfríe.

PREPARACIÓN EN MCC:
Echamos las moras en el vaso y programamos un minuto velocidad 8.

Pasamos por un  chino y volvemos echar lo que hemos obtenido en el vaso , añadimos el azúcar , el zumo de limón y la manzana en trozos grandes. Programar 35 minutos, temperatura 110 y velocidad 3, con el cestillo sobre la tapadera.

Quitar la manzana y envasar el botes esterilizados.

Rollo de calabacín relleno de jamón york y queso

lunes, 3 de agosto de 2020

Estamos en época de calabacines, así que os voy a enseñar a hacer un rollo relleno de jamón y queso, os va a encantar. Es ideal para una cena ligera y una forma de que los peques de la casa coman verdura o al menos eso dicen, porque a mi hija no le gusta :-)


La receta es del blog de bocatus, se hace en un momento y queda la mar de resultona  Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

1 calabacín.
3 huevos.
100 gramos de queso rallado.
4 lonchas de jamón york.
4 lonchas de queso.
Sal.
Pimienta.

Preparación

Lavamos bien el calabacín sin pelar y lo rallamos con ayuda de un rallador.

En un bol batimos los huevos con una pizca de sal y pimienta. Añadir el queso y el calabacín rallado, y mezclamos muy bien.

Forrar la bandeja del horno con papel vegetal y echar la mezcla anterior. Hornear durante 20-25 minutos, hasta que se vea cuajado.

Antes de meter en el horno
La tortilla que obtenemos

Sacamos la tortilla y la volcamos sobre un nuevo papel vegetal que habremos puesto sobre la encimera. Colocamos las lonchas de queso y encima el jamón york:


Lo enrollamos, esto hay que hacerlo en caliente para que no se rompa. Una vez que tenemos nuestro rollo lo envolvemos en papel vegetal para que no se seque y lo metemos en el horno unos 5 minutos para que el jamón se caliente y el queso se funda.
Sacamos, cortamos y disfrutamos de este delicioso plato.
El rollo entero sin cortar
Espero que os haya gustado.

Crema de puerro y pera

lunes, 20 de julio de 2020

Después del fin de semana vamos a empezar la semana con una receta ligerita para desintoxicarnos un poquito, una rica de puerros y pera, un plato que no os defraudará ,eso sí, servirlo con el jamoncito picado que le da un toque especial. Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

200 g de puerro limpio y troceado.
100 g de cebolla.
150 g de patata.
3 peras de conferencia troceadas (sin el corazón). 
400 g de caldo de pollo. 
50 g de aceite de oliva
Un poquito de sal
Jamón serrano para decorar

Preparación

Esta sería la forma de hacerlo con la Monsieur Cuisine Connect del Lidl:

Echamos en el vaso el puerro y la cebolla en trozos grandes y programamos 7 seg a velocidad 5.

Bajamos restos que quedan en las paredes del vaso, añadimos el aceite y ponemos menú rehogar añadiendo un minuto más.Cubilete quitado. Si vuestra máquina no tiene este menú, poned 8 minutos, 120º de temperatura.

Añadimos la patata y rehogar otros 4 minutos más, sin cubilete.

Echamos el caldo de polllo y programamos, 15 minutos, velocidad 1 a 100ºC.

Añadimos la pera, un poquito de sal programar 10 minutos velocidad 1 100ºC.

Yo os aconsejo que hagáis toda la crema sin cubilete, pero si habéis puesto más cantidad os salpica, se lo podéis poner, o podéis también poner el cestillo sobre la tapa, como prefiráis. 

Para triturar, pondremos un minuto de tiempo a velocidad progresiva 4 -10.

Servir con jamoncito picado y a comer.

Espero que os guste.

Fuente: Yiya en la cocina

Tarta muñeca Elsa Frozen

viernes, 10 de julio de 2020

Desde que mi hija tiene la capacidad de decidir la tarta que quiere por su cumpleaños, no ha cambiado la temática, todos los años se repite, Frozen: un año fue Olaf modelado con fondant, otro con oblea de azúcar de las hermanas Elsa y Anna y este año, tarta de Elsa. He de decir que el cumpleaños fue en Abril , en pleno confinamiento, así que me tuve que apañar con lo que tenía en casa.... digo esto porque para colmo se me rompió en plena elaboración una varilla de la batidora y me tuve que apañar sólo con una. La hice de buttercream porque no tenía fondant en casa y no quería comprar on line un producto que no fuese de primera necesidad, así que tiramos de manga y el resultado la verdad que fue bastante bueno, a la cumpleañera le encantó. Sólo tenéis que ver el resultado en la foto:


Así que sin más rollos, nos ponemos con el tutorial.

Si queréis ver las tartas que he hecho para cumpleaños anteriores de mis hijos, pinchad en los enlaces a continuación:

Base de bizcocho:
El tallado del vestido de la muñeca lo podemos hacer de dos maneras, o bien a partir de bizcochos redondos y luego a partir de ahí tallarlo con ayuda de un cuchillo , o bien haciendo dos bizcochos, como fue mi caso. Uno redondo de 20 cm y otro en un bol de cristal tipo pyrex (u otro que aguante la temperatura del horno), hay que asegurarse que sea liso y que tenga ninguna forma para que el bizcocho te salga bien redondo. Yo lo compré en un chino, mide aproximadamente 18 cm de diámetro y unos 12 cm de altura. Al ser el molde redondo y más profundo que un molde convencional se tarda más en hornear los bizcochos, tenerlo en cuenta, no os asustéis si de demora más tiempo en el horno ( como consecuencia de ello salen más tostaditos). Abajo tenéis las fotos de ambos moldes:
                                                                                            
                                                                      Molde de 20 cm

Bol tipo pyrex
Bol tipo pyrex

Los bizcochos los podéis hacer del tipo/sabor que más os guste, yo me decanté por el bizcocho de yogur de toda la vida, eso sí, receta doble, lo podéis hacer del sabor que más os guste de naranja, limón, cacao... En mi caso el bizcocho era de limón, así que al bizcocho de yogur aparte del yogur de limón , le añadí ralladura de limón también.

Para un bizcocho:
3 huevos L.
1 yogur de limón.
3 medidas de yogur de harina.
2 medidas de yogur de azúcar.
1 medida de yogur de aceite de girasol.
1 sobre de levadura (16 g de polvo para hornear).
Esencia de vainilla.
Ralladura delimón
Harina y mantequilla para engrasar el molde.

Hacer receta doble

Batimos los huevos con el azúcar hasta que estén bien ligados. 

Añadimos el yogur y el aceite y seguimos batiendo.

Tamizamos la levadura , la harina, sobre la masa y mezclamos bien hasta conseguir una textura homogénea.

Vertemos la masa en el molde y horneamos sobre rejilla a altura media del horno precalentado a 180ºC durante unos 40 minutos, dependerá del horno, pero siempre tenemos que guiarnos con el palillo a ver si sale limpio.

Dejamos enfriar unos 10 minutos en el molde y desmoldamos. Enfriar por completo sobre rejilla. 

Nota: Si queremos un bizcocho de chocolate tendremos que 2 medidas de yogur de harina y una medida de cacao puro sin azúcar.

Buttercream:
La crema de mantequilla la podéis preparar del sabor que más os guste y con la receta que queráis. Yo la hice de vainilla con esta receta:
250 gr. de mantequilla en pomada.
250- 300 gr de azúcar glass.
2 cucharadas de leche.
1 cucharada de extracto de vainilla.

Tamizamos el azúcar glass y lo colocamos en un bol junto con la mantequilla, el extracto de vainilla y la leche. Cubriendo el bol, batimos a velocidad baja un minuto.

Después subimos la velocidad y batimos al menos otros 5 minutos a velocidad media-alta. El buttercream se volverá casi blanco y su textura pasará a ser muy cremosa.

El buttercream lo teñí con el colorante de Wilton azul celeste (blue sky), para obtener unos resultados óptimos tanto en textura como en color, es imprescindible que el colorante que se utilice sea siempre en pasta, no valen los líquidos.

Montaje:

                                                             Uno de los bizcochos obtenidos

Otro de los bizcochos obtenidos

Ponemos un bizcocho encima de otro y recortamos el de abajo para que quede con la forma de la falda. 

Guardamos los restos de bizcocho para la parte superior del vestido.

Podéis rellenar los bizcochos por dentro con la buttercream, con tantas capas como queráis. Yo sólo puse una capa de unión entre los dos bizcochos porque la tarta por fuera ya tiene bastante crema de mantequilla pero eso ya va a gusto del consumidor. Podéis cortar el bizcocho de 20 por la mitad y rellenarlo y el redondo también.

Una vez que hemos unido los bizcochos con buttercream, hacemos un agujero en la parte superior con la medida para poder meter la muñeca, el agujero tiene que ser profundo para que la muñeca no se caiga. Envolver la parte inferior de la muñeca con film.


Pegamos los bizcochos con buttercream , metemos la muñeca en el agujero(me faltó un poco de vestido en la parte superior y lo arreglé con los restos de bizcocho que había guardado del tallado)  y cubrimos muy bien la tarta con la crema de mantequilla  y el interior de la muñeca para que quede bien fijada. Esta primera capa es una capa fina que tenemos que dejar bien lisita con ayuda de una espátula.

Metemos en nevera unos 20 minutos , sacamos y con ayuda de una manga pastelera y nuestra boquilla preferida decoramos a nuestro gusto. También podéis decorar el vestido con fondant.

El resto de la decoración la podéis hacer como queráis, nosotras hicimos copos nieve con fondant blanco con este cortador y por encima de la tarta añadimos purpurina comestible.

Cortadores que usé

Espero que os haya gustado, porque a la cumpleañera le encantó. 
Corte transversal de la tarta

Corte donde se aprecia el montaje de la muñeca en el bizcocho

Detalles de la tarta, buttercream y copos de nieve de fondant

Aquí tenéis un par de vídeos de la tarta para que veáis lo preciosa que quedó:

Abajo podéis ver el vídeo de lo bonita que quedó la tarta que publicamos en nuestro Instagram y Facebook:

Goxua

viernes, 26 de junio de 2020

El goxua es un postre vasco que nos encantó cuando estuvimos de visita en el País Vasco, aunque tenemos una historia particular con él ya que la primera vez que lo comimos, fue en un sitio en el que estaba en mal estado, de hecho, nos extrañaba mucho que con esos ingredientes, así fuera, así que tuvimos una segunda oportunidad dónde comprobamos lo rico que está.


Es un postre con diferentes capas, bizcocho, crema y nata, muy sencillo de hacer. Yo lo he preparado en Monseieur Cuisine Connect, pero lo podéis preparar de manera tradicional. Para la base se utiliza bizcocho genovés o soletilla, yo utilicé los restos de bizcocho de tallar una tarta.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

Nata:
-500 g nata montar fría.
-50 g azúcar glas.

Crema:
-500 g leche entera.
-4 yemas de huevos.
45 g harina maíz (maicena).
-1 cta vainilla líquida o un sobre de azúcar avainillado.
-100 g azúcar.

Almíbar:
-150 gr. agua.
-150 gr. azúcar.

Bizcocho:
Podéis usar bizcochos de soletilla comprados, restos de algún bizcocho o preparar una plancha de bizcocho genovés (podéis ver la receta aquí) los ingredientes serían para un molde de 18cm.

Preparación

MANERA TRADICIONAL:

Nata:
En un bol amplio batimos la nata con el azúcar con ayuda de una batidora de varillas, en primer lugar a baja velocidad y aumentamos la velocidad hasta que esté montada (haga picos). Yo para comprobar que está bien montada doy la vuelta al bol, si no se mueve está bien montada. No nos debemos pasar batiendo ya que se puede cortar, perder la cremosidad y quedaría inutilizable.

Crema:
En un cazo ponemos la leche junto con la vaina de vainilla, que habremos abierto a lo largo y extraído las semillas. Llevamos a ebullición, retiramos, colamos  y reservamos.

En un bol mezclamos el azúcar, las yemas y la harina de maíz. Con unas varillas mezclamos todo hasta que quede  perfectamente ligado.

A la mezcla anterior echamos poco a poco la leche sin dejar de remover.

Una vez todo unido lo ponemos a fuego lento, removiendo constantemente hasta que espese. Retiramos y dejamos enfriar en nevera, cubriendo con film transparente que toque la superficie, para que no haga costra.

También podéis hacer la crema pastelera en el microondas, aquí la receta.

Almíbar:
Ponemos en un cazo el agua, al azúcar y llevamos a ebullición hasta que el azúcar se haya disuelto por completo.

Dejamos enfriar y ya tenemos listo nuestro almíbar.

MODO MONSIER CUISINE CONNECT:

Nata:
Echar la nata muy fría en el vaso con la mariposa, programar velocidad 3 sin tiempo y estar pendiente hasta que se monte. Depende mucho de la temperatura, de la marca de la nata. En torno a los 4 minutos me tarda a mi, pero a partir del minuto dos lo miro cada poco.

Crema:
Diluir la maicena en un vaso en un poco de leche unos 100g.

Añadir al vaso, la leche, las yemas, el azúcar , la maicena diluida y la esencia o azúcar avainillado. Programar 10 minutos, velocidad 3 100ºC. Pasado el tiempo, si aún no está espesa, ponemos 5 minutos más. No hay un tiempo establecido, por eso es conveniente ir vigilando. Tenemos que tener en cuenta que cuando enfría espesa. Dejamos enfriar en un cuenco con un film pegado a la misma para que no haga costra. 

Almíbar:
Echar en el vaso el agua y azúcar 3 min. 100º, vel.1. Dejar enfriar.

Montaje:
En los vasitos cubrimos el fondo con nata, encima el bizcocho empapado en almíbar, y terminamos con la crema pastelera.
Por último, pondremos azúcar y quemaremos con soplete para tener una rica capa crujiente como colofón a nuestro postre.

Bastones de berenjena con miel de caña

domingo, 21 de junio de 2020

La receta de hoy, bastones de berenjena con miel de caña, es una de esas que deben ser indispensables en cualquier cocina ya que cumplen los 3 requisitos fundamentales de una receta, fácil, rápido y sobre todo, buenísima.


La foto lo dice todo, el sabor de la berenjena rebozada con la miel de caña (mal llamada miel, porque realmente es concentrado del jugo de caña de azúcar) es una combinación espectacular. 

Si ya hicisteis nuestras berenjenas califales (ver receta aquí), esta receta es aún más rica, sin desprestigiar en nada a la otra, pero esto es una pecado de dioses....así que tomad buena nota, nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

Una berenjena.
1 lata de cerveza.
Sal y pimienta al gusto.
Harina de trigo para rebozar.
Aceite de oliva virgen extra.
Miel de caña.

Preparación

Cortamos las berenjenas en bastones. Es el corte para esta receta que más me gusta. Las ponemos en una plato/recipiente hondo.

Las cubrimos en cerveza durante unos 20 minutos, como veis en la foto de abajo. El baño en cerveza potenciará su sabor y además, el el "truco" de la receta que hará que las berenjenas queden jugosas por dentro y crujientes por fuera cuando hagamos la fritura, sin chupar más aceite de la cuenta. 


Sacamos las berenjenas del recipiente y las dejamos sobre un paño de cocina para quitar el exceso de humedad.

Una vez que los bastones han quedado bien secos, echamos sal y las pasamos por harina. Con un colador, retiraremos el exceso de harina y las freímos en aceite muy caliente, no más de 20 bastones a la vez. Quedarán fritos una vez que adquieran un ligero color tostado. Sacaremos de la sartén y los ponemos en un plato con papel absorbente.

Ya sólo nos quedará presentarlos en un bonito plato y acompañar con miel de caña.

Espero que os guste.

Cupcakes de caramelo

viernes, 12 de junio de 2020

Hola amig@s,

Ya he empezado a trabajar y eso se nota en hacer recetas y publicarlas....la verdad que tengo un montón pendientes de todo lo que hice con el confinamiento y se me están encolando... fijaos, que la receta de hoy son los cupcakes que hice con Daniela para Ismael en el día del padre, ¡dónde estarán ya!. 

Es una receta que tenía muchas ganas de publicar porque salieron buenísimos, con un sabor a caramelo y cremosidad bárbara. De los que hicimos, apenas duraron 2 o 3 días, porque Ismael y Daniela, los devoran... así que tomad buena nota, nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes (para 12 cupcakes):

Para el bizcocho:
80 g de mantequilla sin sal.
280 g de azúcar extrafino.
240 g de harina.
1 cucharada de levadura en polvo.
1/4 de cucharadita de sal.
240 ml de leche entera.
1/2 cucharadita de esencia de vainilla.
2 huevos grandes.
150 g de dulce de leche.

Para el glaseado:
500 g de azúcar en polvo.
160 g de mantequilla sin sal.
50 ml de leche entera.
100 g de dulce de leche.

Preparación

Precalentamos el horno a 190ºC .

Con batidora de varillas , batimos la mantequilla, el azúcar, la harina, la levadura en polvo y la sal a velocidad baja hasta que la mezcla tenga una consistencia como de migas de pan.

Ponemos la leche y la esencia de vainilla en una jarra junto con los huevos. Batimos todo a mano hasta que quede bien mezclado. Vertemos 3/4 de esta mezcla sobre los ingredientes secoss y batimos a velocidad baja. Cambiamos a velocidad media y seguimos batiendo hasta conseguir una masa espesa y suave. Rebañamos las paredes del cuenco hacia dentro y añadimos el resto de la mezcla de la leche y el dulce de leche. Seguimos batiendo hasta que todos los ingredientes se hayan incorporado bien a la mezcla y la masa quede suave.

Repartimos la masa sobre las cápsulas de papel de los cupcakes, llenándolas hasta 2/3 de su altura. Si sobra masa, la podemos usar para rellenar unas cuantas cápsulas más, pero procurad no poner más de esa altura para que no se salgan. Horneamos 18-20 minutos o hasta que los cupcakes hayan subido bien y recuperen su forma tras una ligera presión. Dejamos enfriar ligeramente y desmoldamos. Después los ponemos sobre una rejilla para que se enfríen completamente ante de añadir el glaseado.

Con la batidora de varillas eléctrica batimos el azúcar en polvo con la mantequilla a velocidad baja hasta que estén mezclados pero su textura sea todavía granulada. Agregamos la leche lentamente y una vez incorporada, ponemos a velocidad alta. Seguimos batiendo hasta que la mezcla quede ligera y esponjosa. A continuación añadimos el dulce de leche y batimos bien para que quede incorporado a la mezcla. 

Como mi hija quería que los cupcakes tuvieran colores vivos, pues añadimos colorante a la mezcla. Para darle una bonita forma, usamos la manga cn la boquilla que más nos guste para repartir el glaseado sobre los cupcakes, una vez que se hayan enfriado. 

Unos los dejamos sin glaseado por encima y los decoramos con fondant, que a Daniela le encanta tanto hacerlos como comérselos ;-)

Daniela decoró unos cuantos con fondant
Espero que os guste.

Molletes de Antequera

domingo, 31 de mayo de 2020

Hola amig@s y buen domingo a todos,

Si había una receta de pan que tenía ganas de hacer, esa era la de los molletes de Antequera. Que cosa más rica para desayunar con tomate, o para hacerte una hamburguesa....son tan esponjosos, ummm... Y encima son fáciles de hacer, más aún si la hacemos con la monsieur cuisine connect. Así que sin más dilación, nos ponemos delantales y ¡a cocinar!



Ingredientes

Para la masa de arranque:
10 g de levadura fresca de panadería.
50 ml de leche entera.
85 g de harina de fuerza.

Para el resto de la masa:
350 ml de agua.
50 ml de aceite de oliva virgen extra.
600 g de harina de fuerza o panadera.
10 g de sal o al gusto.
1 cucharada de azúcar blanquilla.

Preparación

Para la masa de arranque: Ponemos en el vaso la leche y la levadura y programamos 2 minutos, 37ºC, velocidad 2.

Incorporamos los 85 gr de harina y mezclamos 15 segundos en velocidad 6. Retiramos la masa y la vamos compactando hasta que tenga forma de bola. Metemos esta masa dentro de un cuenco y la cubrimos de agua. En unos 5-10 minutos flotará y estará lista para continuar con la receta.

Para el resto de la masa: Introducimos en el vaso la masa de arranque que retiramos previamente del agua y añadimos el resto de ingredientes. Amasamos 3 minutos en programa amasar. La masa está lista, así que ahora dejamos levar hasta que doble el volumen en un cuenco engrasado con aceite y tapado con un paño.

Una vez que la masa haya doblado su volumen , espolvoreamos la encimera con un poco de harina. Vertemos la masa encima y hacemos un rulo con ella. Cortaremos los molletes en porciones de 90-100gr y los iremos colocando sobre la bandeja de horno, a la que habremos puesto previamente papel de horno.

Aplastamos las porciones ligeramente hasta darles una forma circular. Tapamos con una paño y dejamos reposar hasta que doblen su volumen.

Precalentamos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo. Introducimos los molletes sobre la bandeja  del horno. Horneamos unos 15 minutos a 180ºC con calor arriba y abajo. Es un pan claro, no los tuestes demasiado.


Retiramos a una rejilla y dejamos enfriar. 

Se pueden congelar sin problemas (metéis unos cuantos en bolas zip de congelar). Con sacarlos una media hora antes de consumirlos, los tendremos como recién hechos.

Riquísimo como pan de hamburguesa

Fuente: Velocidad cuchara

Mantequilla casera

domingo, 24 de mayo de 2020

¿Se os ha cortado la nata? pues nada, hacemos mantequilla y listo. En este caso la mantequilla quedaría dulce. También la podéis hacer si os apetece comer mantequilla salada , partiendo sólo de nata y rectificando de sal cuando la demos forma. 


Eso sí, muy a tener en cuenta, como casi toda receta, cuanto mejor sean los ingredientes, mejor. Y en este caso, al ser la nata la protagonista completa, a mejor nata, mejor mantequilla obtendréis, la diferencia en este caso es abismal.

Ingredientes

La nata que se nos haya cortado al montarla.
500 ml de nata líquida para montar (al menos de un 35% materia grasa)., si la queremos preparar directamente.

Preparación

Yo lo preparo Monsieur Cuisine Connect,, pero lo podéis hacer con batidora de varillas. En ambos el procedimiento es montar la nata hasta que se corte.

 En la MC ponemos la nata en el vaso y comenzamos a batir en velocidad tres sin tiempo, la dejamos hasta que se corte y esté separado el suero de la mantequilla.

Colocamos una gasa sobre un colador y éste, encima de un vaso grande para recoger el suero resultante, que  podemos usar para panes , bizcochos....yo lo congelo. Con las manos damos forma a la mantequilla ( en el caso de que partáis sólo de nata y la queráis salada, es el momento de añadir un poco de sal). la lavamos en un recipiente en agua fría, para eliminar el suero de la superficie y la ponemos en un recipiente y a la nevera.

Helado de crema catalana

martes, 19 de mayo de 2020

Después de unos días de calor, mi hija me pidió que empezase a hacer helados, así que mi heladera ya ha empezado la temporada. Realmente este helado ha sido más para Ismael, que tenía ganas de probar la crema catalana en versión helado ya que es uno de sus postres favoritos (podéis ver la receta de la crema catalana aquí)


La receta es sacada de la revista de Thermomix, aunque la he hecho con mi Monsieur Cuisine Connect, que es lo mismo

Le podéis poner nueces caramelizadas, seguro que le dan un toque rico, pero Ismael lo quería así para ver si le gustaba. Dicho todo esto, nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

250 g de nata 35% mg.
250 g de leche.
5 temas de huevo.
170 g de azúcar. 
1 cucharada de azúcar avainillado.
1 pellizco de sal.
4 tiras de piel de limón. 
1 palo de canela.

Preparación

Ponemos la mariposa en las cuchillas. Ponemos en el vaso la nata, la leche, las yemas, el azúcar normal y el avainillado y la sal. Mezclamos 15 segundos a velocidad 4.

Añadimos 4 tiras de piel de limón y el palo de canela. Programamos 7 minutos/90°C/velocidad 2. Retiramos la mariposa. Colamos en un recipiente de aluminio poco profundo y cubrimos con film. Dejamos enfriar en la nevera de un día para otro.

Mantecamos en heladera durante 20 o 25 minutos. Lo metemos en el congelador y ya sólo nos queda disfrutar. 

Pasta al horno con calabaza y salchicha fresca

jueves, 14 de mayo de 2020

Hola amig@s,

Ya estamos terminando la semana....otra semana interminable más con el maldito virus... pero bueno, parece que la cosa va menos mal, y si nos entretenemos cocinando todos los días, hay momentos en los que se olvida.... 

Hoy quería mostraros una elaboración con pasta original y muy sencilla. Es una receta típica de Italia al parecer (yo no la conocía, la saqué de un blog de cocina italiano, fattoincasadabenedetta) y la verdad que merece mucho la pena. La calabaza combina de maravilla con el intenso sabor de la salchicha fresca, y si a eso, le sumas una generosa y cremosa salsa de bechamel..uffff...sólo tenéis que ver las fotos vosotros mismos. 


Como os digo, la receta es superfácil, no vais a tardar más de 45 minutos en tenerla lista así que ¡nos ponemos delantales y a cocinar!


Ingredientes

500 g de calabaza limpia.
Media cebolla.
200 g de salchichas (mejor si son frescas).
Medio vaso de vino blanco.
350/400 g de rigatoni u otro tipo de pasta.
30 g de queso rallado.
150/200 g de mozzarella.
Migas de pan al gusto.
Sal y pimienta.
Aceite de oliva virgen extra.

Para la bechamel:
3/4 litro de leche.
4 cucharadas de harina.
3 cucharadas colmadas de mantequilla.
Sal.

Preparación

Empezamos por la calabaza. La cortamos en trocitos pequeños después de haberla limpiado.

En una sartén grande añadimos la cebolla troceada y la dejamos a medio pochar, añadimos la salchicha desmenuzada y la dejamos hasta que esté dorada, añadir el vino blanco y dejar que se evapore.

Agregar la calabaza en trocitos pequeños. Añadimos sal y pimienta al gusto y cocinamos por unos 10 minutos, hasta que esté blandita.

Preparamos la bechamel. Para los que no sepáis como hacer la bechamel, os recuerdo cómo se hace:

Se echan 3 cucharadas colmadas de mantequilla en una cacerola. Una vez que la mantequilla está derretida en la misma, se echan 5 cucharadas de harina y se le va dando vueltas para que la harina se vaya friendo y no sepa cruda. Se va agregando la leche progresivamente para que la masa no quede con grumos. Una vez que no tiene grumos, seguimos echando leche. Se le agrega sal al gusto. Si la bechamel sigue espesa, seguiremos echando leche hasta que quede más clarita. Luego espesa mucho en el horno.

Cocemos la pasta en abundante agua con sal (la mitad de tiempo que indique el paquete). Escurrimos a la mitad de la cocción y la agregamos a la salsa.

Añadimos bechamel y mezclamos bien. Añadimos la mozzarella picada y el queso rallado.

Vertemos la masa en una bandeja de horno. En la superficie agregamos un poquito más de mozzarella y queso rallado y una buena pizca de pan rallado que le dará a la pasta horneada una corteza crujiente.

Horneamos durante 20/30 minutos a 200ºC. Los últimos minutos poner a gratinar.


Espero que os guste.

Bundt cake de mandarina

jueves, 7 de mayo de 2020

Hola amig@s del blog,

Tengo muchas recetas pendientes de publicar, con esto del confinamiento estoy todo el día cocinando, no doy a basto la verdad. Pero hoy me apetecía subir una receta de bizcocho (aunque tengo muchas en el blog), aunque no sea un bizcocho al uso un bundt cake. Esta vez tocaba de mandarina, además de bueno, es muy pintón. He de decir que he tenido que hacer varios bundt cake para saber manejar el desmoldado en estos moldes, porque no les cogía el punto, tiene su técnica. Eso sí, un buen spray desmoldante, ayuda mucho, puesto que con tanto recobeco hay que asegurarse que todo el molde queda bien engrasado, porque si no se nos pegará y no podremos extraer estas pequeñas obras de arte. A la vista de las fotos está.


Ingredientes

5 huevos.
250 g de azúcar.
2 mandarinas.
100 g de aceite.
1 yogur de limón
250 g de harina.
12 g de levadura.
Una pizca de sal.
Ralladura de una mandarina.
Ralladura de medio limón.

Un molde tipo bundt cake (yo tengo varios moldes de la marca Nordic Ware, los diseños son espectaculares, como podéis ver este bundt cake de leche de coco y este bundt cake muerte por chocolate).


Preparación
Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.

Engrasamos con mantequilla el molde o con un buen spray desmoldante.

Separamos las claras de las yemas en dos cuencos. Cogemos el cuenco de las yemas y le añadimos el azúcar. Batimos con máquina de varillas durante 5 minutos.

Pelamos las mandarinas. Las cortamos en dados muy pequeños y los añadimos a la mezcla. Volvemos a batir durante otros 5 minutos.

Incorporamos el aceite y el yogur de limón. Batimos durante 1 minuto.

Tamizamos la harina. La agregamos a la mezcla anterior junto con la levadura y las ralladuras de los cítricos y mezclamos hasta que quede integrado. Reservamos.

Cogemos el cuenco de las claras y añadimos un poco de sal. Montamos a punto de nieve.

Vamos incorporando las claras a punto de nueve al cuenco reservado con la mezcla de todos los demás ingredientes, de 3 a 4 veces, con movimientos envolventes y con ayuda de una espátula.

Vertemos la masa en el molde. Damos unos golpecitos al molde contra la encimera.

Horneamos durante 30 minutos a 180ºC. Bajamos la temperatura del horno a 170ºC y horneamos 10 minutos.

Sacamos del horno y dejamos enfriar 10 minutos dentro del molde. Pasado este tiempo, lo ponemos en rejilla.

Una vez frío, podemos espolvorear con azúcar glas.

Pan de soda

lunes, 27 de abril de 2020

Hola amig@s,

¿Cómo llevamos el confinamiento? Parece que la cosa va algo mejor, al menos ya podemos llevar a los niños a dar una vuelta, que buena falta les hacía. Esperemos que así siga la cosa y todo se vaya normalizando.

En este tiempo de confinamiento, dónde el pan se ha convertido en una de las estrellas de la cocina, habréis comprobado en el supermercado que la levadura y la harina escasean...muchas veces ni se encuentran, estamos tod@s haciendo panes. Pues hoy tenemos una receta de pan de soda que podéis hacer en casa, sin necesidad de usar levadura de pan, os vale con la de bizcochos. Es un pan ideal para untar mantequillas o quesos, a la vista está en la foto, ¿no creéis?


Dicen que los panes de soda son los más rápidos del mundo en hacerse, ya que no llevan ni levado ni casi amasado. Sólo mezclar ingredientes y al horno. Todo el trabajo lo hacen el bicarbonato y el calor, que genera el subidón de la masa. Dicen que este tipo de panes provienen de Irlanda, donde las mujeres con muchos hijos los hacían ya que no tenían tiempo para preparar pan tradicional. Sea como fuere, ahora viene de perlas, ya que como veis en la foto, la pinta es buena, y el sabor y textura, aún mejores.

La receta es de un genio de los panes, Iban Yarza, os recomiendo que le echéis un ojo a sus recetas. Bueno, no me enrollo más y vamos con la receta, así que nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

245 g de harina integral de trigo.
15 g de harina panificable.
3 cucharadas de postre de levadura química.
35 g de miel.
280-300 ml de agua (107-115%)
7 g de sal.

Molde rectangular de 22 cm.

Preparación

Calentamos el horno a 220 ºC. Untamos el molde con mantequilla y enharinamos, para que no se nos pegue el pan.

Mezclamos bien todos los ingredientes en un bol con la ayuda de la mano. Debemos obtener una mezcla parecida a un barro.

Cuando la mezcla sea homogénea, la vertemos en el molde. Llenamos el molde hasta más o menos la mitad. Esparcimos harina por la superficie.

Horneamos unos 40 minutos. Si se dora mucho, ponemos papel de aluminio por encima. Una vez pase el tiempo de cocción, lo sacamos del molde y dejamos que se asiente y enfríe un poco.