Polos de limón y leche condensada

martes, 14 de julio de 2015

Parece que la ola de calor que azota nuestro país no está dispuesta a darnos una tregua, así que yo he declarado la guerra a mi horno y he decidido hacer recetas propiamente veraniegas que me ayuden a aliviar estos calores. La heladera y los moldes de polos se han convertido en mis herramientas preferidas, ya que no hay nada para combatir el calor que un helado o polo debajo del aire acondicionado, bueno sí, el estar en la playa, pero como en nuestro caso aún no podemos ir, nos tendremos que conformar con un refrigerio.

Os encantarán los polos de limón y leche condensada que os traigo hoy. Se hacen en un periquete, os pueden ayudar a hacerlos los peques de la casa y están riquísimos. El saborcito del limón con la cremosidad de la leche condensada hace que estos polos no duren en el congelador un asalto, pero como son  tan fáciles de hacer, podemos hacer una nueva remesa en un momentito.

Nos ponemos delantales y ¡ a heladear!


Ingredientes

400 ml. de leche entera.
300 gr. de leche condensada.
70 ml. de limón

Preparación

En una jarra echaremos la leche entera, la leche condensada y el zumo de limón, siguiendo ese orden. removemos bien con ayuda de unas varillas hasta la total integración de los ingredientes. Aseguraros bien que la leche condensada se ha disuelto..

Echamos en nuestros moldes de polo la mezcla  y congelamos durante un mínimo de 4 horas.

Para desmoldar los polos sin que se rompan, pasaremos el molde por debajo de un chorro de agua durante unos segundos.

Espero que os guste.