Bizcocho de canela y pasas

viernes, 22 de abril de 2016

Para culminar la semana os traigo un bizcocho marmolado, pero no el típico de chocolate, si no que en este bizcocho, la masa oscura se consigue añadiendo canela. La verdad que a mi no me quedó muy definido, pero si lo mezclais mejor que yo, os quedará mucho mejor. La nata gria hace que esté super tierno y esponjoso. Podéis sustituir las pasas por otras frutas deshidratadas.
La receta es de uno de mis libros favoritos , " Cakes days" de la pastelería Humminbirrg, cuyas recetas , no sólo son buenísimas, si no que, si las  sigues al pie de la letra, siempre salen perfectas.



Ingredientes (para 8-10 personas)

190 g. de mantequilla sin sal ablandada y un poco más para engrasar el molde.
190 g. de harina y un poco más para espolvorear sobre el molde.
190 g. de azúcar extrafino.
3 huevos.
1 cucharadita de levadura en polvo.
1/4 cucharadita de sal.
25 ml. de nata agria.
1 cucharadita de esencia de vainilla.
1 cucharada de canela molida.
70 g. de pasas.

Usaremos un molde rectangular de 8,5*17,5 cm de 7,5 cm de fondo.

Preparación

Precalentamos el horno a 170ºC y preparamos el molde engrasándolo con mantequilla y espolvoreando harina sobre él.

Con una batidora de varillas, batimos la mantequilla y el azúcar hasta que nos quede una crema pálida y esponjosa. Añadimos los huevos de uno en uno, batiendo bien después de cada huevo y rebañando las paredes del cuenco hacia dentro para que la mezcla quede homogénea.

Tamizamos la harina, la levadura en polvo y la sal y a continuación agregamos a la masa en dos tandas. Batimos a velocidad baja lo justo para que se incorporen. Por último, añadimos la nata agria y la esencia de vainilla, sin dejar de batir.

Ponemos unos 200 g. de la masa en un cuenco pequeño y añadimos la canela, removiendo. Añadimos las pasas a la masa restante y después vertimos en el molde preparado. Ponemos la masa con canela por encima y mezclamos un poco las dos masas para conseguir el efecto marmolado.

Horneamos el bizcocho durante 50-60 minutos o hasta que esté firme por encima y metamos un palillo en el bizcocho y salga limpio. Dejamos que el bizcocho se enfrié ligeramente antes de desmoldarlo y ponemos sobre una rejilla metálica para que se enfríe completamente.