Mousse de fresa

viernes, 31 de octubre de 2014

Esta semana navegando por mi blog me dí cuenta que nunca había hecho mousse de fresa, algo imperdonable, teniendo en cuenta lo mucho que a Isma le gusta este tipo de postre, así que no tuve más remedio que ponerme con ello ;-)

Es suave y esponjoso, así como ligero, así que es recomendable como postre de "a diario".


Ingredientes

1 sobre de gelatina de fresa (85g)
200 gr de fresas (en torno a una docena de fresas).
1 yogur  natural (125g)

Preparación

Preparamos la gelatina siguiendo las instrucciones del paquete, excepto en la cantidad de agua (pondremos la mitad). Dejamos el preparado de gelatina cuajando en un recipiente grande. Será aproximadamente 1 hora.

 Lavamos las fresas, cortamos la corola y las escurrimos. Las troceamos y ponemos en un vaso de batidora. Añadimos el yogur y trituramos. Reservamos.

Pasada ya la hora de cuajado, con una batidora de varillas, batimos la gelatina rápidamente para que entre aire y quede con burbujas.  Cuando hemos conseguido que tenga más volumen y cremosidad, añadimos la fresa batida y mezclada con el yogur. Batimos un minuto para que se integre todo bien.

Servimos en copa, vaso o recipiente que más nos guste. Es mejor ponerlo en una copa grande ya que como es bastante ligero llena muy poco, así que tiene que tener una buena ración. Dejamos reposar una hora y ya está listo para consumir. Si tenéis más fresas, podéis aprovecharlas y ponerlas en la propia mousse, queda muy bonito a la hora de decorar la copa (yo usé todas las que tenía, así que me quedó tal como véis en la foto).

Espero que os haya gustado.

Paccheri con champiñones (Paccheri ai funghi)

jueves, 30 de octubre de 2014

La pasta es la protagonista de hoy, concretamente una pasta que alguna vez os habrá llamado la atención al verla en el super por su gran tamaño, como son los paccheri.

Se trata de una pasta de origen napolitana, de forma cilíndrica que por tamaño se suele preparar rellena, pero a quienes nos gusta la pasta con cuerpo nos resultará excelente en cualquier versión. No es de los tipos de pasta más baratos, pero cunde bastante.

Con una pasta parecida (no recuerdo el nombre) probamos la combinación con champiñones en Venecia. Buscando entre mis libros encontré una receta de Simone Ortega que se asemeja bastante a ese sabor que teníamos en el recuerdo. De todos modos, podéis hacer la receta con cualquier tipo de pasta.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes (4 personas)

350 g. de paccheri o macarrones.
1 loncha de beicon gruesa de unos 100 g.
200 g. de champiñones.
20 g. de mantequilla.
4 cucharadas de nata para cocinar.
Queso rallado emmental al gusto.
Tomate frito casero ( en mi caso el tomate que hace mi madre).
1/2 cebolla.
Pimienta.
Sal.

Preparación

Lavar y cortar en láminas gruesas los champiñones. Los rehogamos en la mantequilla derretida. Cocemos la pasta el tiempo que venga indicado en el paquete. Escurrimos y refrescamos con agua fría. Reservamos.

Quitamos el borde de la corteza del beicon, cortándolo en tiritas. En una sartén, con el aceite caliente las freímos. Reservamos.

En el mismo aceite, freímos la cebolla hasta que se ponga transparente. Añadimos el tomate frito. Rehogamos con la cebolla 4 minutos. Añadimos el beicon y los champiñones escurridos. Removemos y echamos un poco de pimienta al gusto.

Ponemos los paccheri en una cazuela con nata. Le damos vueltas para calentarlos y añadimos el refrito de la sartén.

Revolvemos todo junto para que se caliente y sirva con el queso aparte, para que cada comensal lo eche al gusto.


Mercado del Puente Rialto en Venecia

Mercado del Puente Rialto en Venecia

Vasitos de crema de queso con moras

martes, 28 de octubre de 2014

Hoy os traigo la manera de endulzar vuestro Martes con una receta muy facilita a la par que resultona, unos deliciosos vasitos de crema de queso con moras.

La receta la  he tomado prestada del blog “pasen y degusten”, pero en lugar de usar fresas he aprovechado las moras que tenía congeladas de cuando estuvimos en el pueblo de mi tío. Cogimos una gran cantidad de moras, con las que ya  he hecho un delicioso batido (podéis ver receta aquí) y aún me queda alguna bolsa congelada para hacer alguna cosilla más. Hay que aprovechar los frutos que nos regala la madre naturaleza.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

100g de galletas.
40g de mantequilla a temperatura ambiente
200g de nata o crema de leche
150g de azúcar glass
250g de queso tipo philadelphia.
200g de moras


Preparación

Para hacer la base trituramos las galletas con ayuda de un robot de cocina o aplastándolas con una bolsa tipo zip y un rodillo. Mezclamos las galletas con la mantequilla hasta que se forme una masa arenosa.

Echamos a cada vasito dos cucharadas de la mezcla de galleta y aplastamos con una cuchara para que quede una capa bien lisa.

Para la crema de queso montamos la nata que ha de estar bien fría y la reservamos. No debemos sobrebatir nuestra nata ya que se puede estropear.

Batimos el queso con el azúcar glass hasta que esté bien mezclado y con ayuda de una espátula y movimientos envolventes mezclamos con la nata montada.

Añadimos a cada vasito (sobre la capa de galleta) la crema de queso, cubrimos la superficie con las moras y refrigeramos.

En un momentito tenemos un delicioso postre. Espero que os guste.


Arroz frito con gambas thai (Khao Pad Koong)

lunes, 27 de octubre de 2014

¡Muy buenas a tod@s!

¿Cómo ha ido el fin de semana? Yo ya estoy totalmente recuperada, así que a pesar de ser lunes, estoy con mucha energía y con ganas de mostraros una maravillosa receta thai, extraída de la web Cocino Thai, que recomiendo que visitéis porque es una maravilla. Ha sido una de gran ayuda para conocer la maravillosa comida tailandesa de la que me enamoré en mi viaje de novios a Tailandia.

Este es uno de los platos estrella de la cocina tailandesa, así que no me queda otra que recomendaros que lo probéis si váis allí (en cualquier puesto callejero está buenísimo, os lo recomiendo), o que os animéis a hacerlo en vuestra casa hasta entonces.

Nos ponemos delantales ¡ y a cocinar!



Ingredientes (2 personas)

250 gr de arroz blanco (largo) cocido.
150 gr de gambas sin pelar.
1 huevo.
1 tomate.
1/2 cebolla mediana.
1 zanahoria pequeña.
1 diente de ajo.
Cilantro (un poco).
1 cucharada de salsa de soja (yo usé salsa de soja oscura Tai Hua).
1 cucharada de azúcar.
1/2 cucharada de sal.
3 cucharadas de aceite de girasol.

Preparación

Preparamos todas las verduras, picamos el ajo, cortamos la cebolla y la zanahoria en dados y cortamos el cilantro. Cortamos el tomate en dados quitándole la pulpa.

En una sartén o wok, calentamos el aceite vegetal, añadimos el ajo e incorporamos la zanahoria, los doramos bien hasta que la zanahoria se cocine un poquito.

Añadimos las gambas, les damos un par de vueltas e incorporamos el huevo,rompiéndolo en trocitos.

A continuación  añadimos el arroz blanco cocido, el tomate y la cebolla y lo movemos un poquito.

Añadimos la sal, la salsa de soja y el azúcar y salteamos todo bien.

Cuando el arroz está bien frito, apagamos el fuego y finalmente añadimos el cilantro picado. Removemos todo bien y nuestro arroz frito con gambas ya está listo para servir.

Podemos acompañar el plato con pepino y un trozo de lima como se vé en la foto. Si os gusta el toque de la lima, quedan muy bien unas gotitas por encima.


Típico puesto de comida callejero de Tailandia

Ensalada de bacalao ahumado y mandarina

viernes, 24 de octubre de 2014

Hoy tenemos una de esas ensaladas que nos hacen salir de la rutina de la típica lechuga y un par de cosillas más... Además, no tardaremos casi nada en hacerla.

Jugando con el dulce/salado, tenemos una riquísima combinación entre el delicado bacalao ahumado (con el que ya hicimos una tosta deliciosa, ver receta aquí) y las mandarinas, os invito a probarla:


Ingredientes (2 personas)

Brotes de escarola, col morada y lechuga (suelen venir juntas en bolsas de ensalada).
2 mandarinas.
150 g. de bacalao ahumado.

Para la vinagreta:
1 yema de huevo duro.
50 ml. de aceite de oliva virgen extra.
Unas gotas de vinagre.

Preparación

Lavamos y secamos bien la escarola, col y lechuga. Pelamos las mandarinas y quitamos gajo a gajo la piel con un cuchillo.

Cocemos un huevo. Ponemos la yema cocida deshecha en un recipiente con tapa, con el aceite y vinagre. Agitamos bien para que emulsione.

Emplatamos. Colocamos los gajos de mandarina y láminas de bacalao ahumado sobre la ensalada. Echamos la vinagreta por encima de la misma o la servimos en una salsera para que cada comensal se la eche al gusto.

Los amigos de la página web RED facilísimo nos hicieron un vídeo de esta receta, como idea de receta para navidad. Podéis ver el vídeo publicado en Youtube pinchando aquí abajo:


Galletas de mantequilla decoradas con glasa real y fondant

jueves, 23 de octubre de 2014

¡Muy buenas a tod@s!

Después de haber estado bastante tiempo ausente por motivos de salud vuelvo a la carga con las pilas medio cargadas porque aún no estoy al 100%, pero bueno haré lo que buenamente pueda. Menos mal que tengo un marido que vale para todo y ha sido él que se ha encargado del blog durante todo este mes de Octubre.

Hoy os quiero contar mi experiencia en el curso de galletas que me regaló Ismael para mi cumpleaños. El curso era en Jessica Cakes (el año anterior hice un curso de decoración de tartas fondant en el mismo sitio y aparte de encantarme, aprendí un montón de cosas). Así que fue un gran acierto por parte de Isma regalármelo en el mismo sitio.

Anteriormente yo ya había hecho galletas decoradas con fondant (por mi cuenta y riesgo), pero cuando hablamos de glasa, ya son palabras mayores. En este curso se ratificaron mis sospechas, la glasa es mucha glasa, y como todo requiere mucha mucha práctica.


La receta de galletas que hicimos fue la siguiente:

Ingredientes

250g de mantequilla a temperatura ambiente.
200g de azúcar.
1 huevo M ligeramente batido.
530g de harina de trigo.
Aromas según el gusto: podemos utilizar extracto de vainilla líquida o semillas de una vaina, la ralladura de un limón, la ralladura de una naranja o sustituir 100g de harina por 100g de cacao puro sin azúcar.

Preparación

Con la baridora de  varillas batimos la mantequilla, el azúcar y el aroma hasta conseguir una mezcla cremosa, no batir en exceso.

Añadir el huevo batir hasta que se integre.

Añadir la harina a velocidad baja y mezclar hasta que se integre y consigamos una masa.

Estirar con un rodillo la masa (grosor de 5-6mm) entre dos papeles de horno y refrigerar estirada en nevera durante 1-2 horas. Se puede refrigerar hasta dos días o congelar por más tiempo.

Cortamos con los cortadores que más nos gusten y una vez cortadas llevamos a la nevera media hora más para que no pierdan la forma.

Colocamos las galletas sobre papel vegetal en la bandeja del horno y horneamos en horno  180ºC precalentado de 10-12 minutos (hasta que veamos que los bordes se empiezan  a dorar , han de quedar  blanquitas)

Dejar enfriar sobre rejilla.

Sí envolvemos las galletas en papel de aluminio o film en un lugar fresco y seco se conservan hasta un mes aproximadamente.

Consejo: Hornear siempre las galletas de igual medida. Si horneamos galletas de distintos tamaños en la misma bandeja, siempre se hornearán más rápido las más pequeñas y las grandes no estarán hechas. Si tenemos que hornear varias tandas conservar las galletas en la nevera para que no pierdan la forma hasta que las vayamos a hornear.

Decorado de las galletas
Como se observa en la fotografía tres de las galletas las decoramos con fondant y dos con glasa.

Decoración con fondant:
La decoración con fondant no tiene mucho misterio. En la galleta del osito usamos una plantilla de textura rugosa para darle aspecto de pelo. Para la galleta de sonajero utilizamos una plantilla para hacer el dibujo con un pincel y colorante en polvo. Para la tarta de bodas se monta como un puzzle.


Galletas decoradas con fondant

Decoración con glasa:
Para la decoración de las galletas con glasa es necesario hacer glasa de consistencias distintas según se utilice para el delineado o el relleno. En ambos casos utilizamos glasa comercial por la vida útil de las galletas. De todas maneras os voy a dar la recetilla que me dieron en el curso por si queréis hacerlo con claras de huevo pasteurizadas o albumina.

Distintas preparaciones de glasa

Con claras pasteurizadas:
Una vez decoradas nuestras galletas se han de consumir en unos 3 días.

Ingredientes

250g de azúcar glass.

3 cucharadas de claras pasteurizadas.
10 gotas de vinagre blanco de manzana (nunca oscuro).

Introducimos los ingredientes en un bol y batimos a velocidad media por cinco minutos.

Guardamos en un recipiente hermético cubierto con film a ras. Y a la nevera. Puede durar hasta tres semanas. La clara se puede separar en un par de días volviéndose seco y denso. Así que volvemos a mezclar a baja velocidad hasta que vuelva adquirir la consistencia inicial.
 
Con albúmina:
Una vez decoradas nuestras galletas duran una semana.

Ingredientes
500g de azúcar glass.
3 cucharadas de albúmina.
6 cucharadas de agua con ácido cítrico (opcional).
10 gotas de vinagre blanco.

Mezclamos el azúcar glass con la albúmina de tal manera que no se ven restos de albúmina, incorporamos 10 gotas de vinagre y la mitad de agua. Batimos a velocidad media. Finalmente si vemos necesario incorporar el resto del agua lo hacemos.

El punto ideal es conseguir que la glasa tenga una textura de pasta de dientes. Conservar en nevera.

Comercial:
Nuestras galletas preparadas duran hasta tres meses. Existen en el mercado distintos preparados para la elaboración de la glasa. Nosotros utilizamos en el curso el preparado para glasa de Skires Kitchen que es muy facilito de preparar.

Una vez que tenemos nuestra glasa preparada le damos la consistencia según el uso que le querramos dar:

Consistencia media (delinear): Se usa para delinear galletas, para escribir y hacer pequeños detalles decorativos. Se añaden tres cucharadas de agua o hasta que la glasa haga pico medio. Para ello sacamos la varilla de la glasa y la que queda en la misma se ha de mover para los lados y no caer al bol, digamos que como un chorrete. Separamos la glasa para delineado y preparamos la de relleno.

Consistencia suave o fluida (relleno): Añadir poquito a poquito agua y movemos con movimientos envolventes con espátula para no dar aire a la glasa. Para darle el punto hacemos una ralla con la espátula sobre la glasa y si tarda diez segundos en desaparecer ya está lista.

Disponemos nuestra glasa de relleno y delineado en biberones y nos ponemos a decorar.


Tosta de pimiento endulzado y bacalao ahumado

miércoles, 15 de octubre de 2014

Ya estamos en el ecuador de la semana de trabajo, y nos cuesta un poco más hacer la cena...pero no hay problema, hoy tenemos una tosta que se hace en 10 minutos y encima está buenísima, ya que cuenta con unos ingredientes de lujo y una combinación de sabores ideal para los paladares más exquisitos.



El pimiento endulzado que he usado es una nueva variedad que pertenece a la gama de Cocina selecta de La Vieja Fábrica. Se elabora con pimientos rojos cortados en tiras y azúcar, realzando el sabor asado de los pimientos. El dulce resultante es ideal para acompañar diversos platos como pescados y carnes, además de combinar muy bien con la vinagreta.

Esta receta sale además en un libro de recetas con mermeladas saladas, en el que fuimos seleccionados en un concurso de la web Rebañando.com y Hero, que podréis descargar pinchando en la siguiente imagen:
Libro recetas con mermeladas saladas Rebañando.com y Hero

Ingredientes

Una rebanada de pan.
Bacalao ahumado.
Pimiento endulzado de La Vieja Fábrica.
Vinagre de Módena.

Preparación

Tostamos la rebanada de pan. Como siempre, para obtener una buena ración, usaremos una rebanada de pan grande. Para estos menesteres, suelo usar pan especial para tostas pero podéis usar el "pan milagro" para ello.

Una vez tostado el pan, sólo tenemos que poner encima los ingredientes. Colocamos el pimiento endulzado (es tipo mermelada por lo que es untable), el bacalao ahumado y por último echamos unas gotitas al gusto de vinagre de Módena (según nos guste más fuerte echaremos más o menos).




Batido de moras

lunes, 13 de octubre de 2014

Hola,

¿Qué tal habéis pasado el fin de semana? Espero que bien y si no ha sido así, os traigo un delicioso batido para que endulcéis el lunes, ya que seguro que a estas horas lleváis un par de cafecitos encima, y os amargarán un poco la boca.

Aprovechando que estamos en época de moras, aquí tenéis una buena manera de aprovecharlas.


Ingredientes
 

3 yogures griegos naturales.
150 g de leche entera fría.
200 g de moras frescas.
50 g de azúcar.

Preparación

Echamos en la batidora la leche, los yogures, las moras y el azúcar. Lo batimos todo bien.

Una vez batido todo, lo pasamos por un colador (para quitar las pepitas de las moras).

Dejamos un par de horas en la nevera y listo para consumir.

Nota: Si lo quieres en una versión más light, puedes sustituir la leche entera por desnatada, los yogures griegos por yogures desnatados o queso batido y el azúcar por edulcorante.




Quesadilla de jamón york y queso (microondas)

domingo, 12 de octubre de 2014

Hola a tod@s y feliz domingo!!

Hoy os traemos una entrada mexicana. Aunque Isma y yo aún no hemos podido ir a este país, de momento nos conformamos con comer alguna vez que otro en algún restaurante típico, del que nos traemos recetas como la de hoy.

Las quesadillas están hechas a base de tortas de maíz. Se pueden rellenar de infinidad de ingredientes y hacer de mil maneras, pero a mi las que más me gustan son las de jamón york y queso. Se hacen en un momento y en más de una ocasión te pueden salvar la vida culinariamente hablando jejejeje.



Ingredientes (para una unidad)

2 tortillas de maíz. Yo uso las que venden ya hechas.
Jamón de york en taquitos al gusto, según si te gusten con más o menos relleno.
Queso rallado al gusto. Yo suelo usar mozarella rallada y tiras de queso edam y cheddar.

Preparación

Cortamos el jamón york en taquitos y reservamos.

En un plato ponemos una tortilla de maíz y le añadimos una cama de queso mozarella, le echamos los trocitos de jamón y por encima un poco de tiras de queso edam y cheddar. Todo bien distribuido por la tortilla.

Metemos un minuto al microondas a máxima potencia o el tiempo necesario para que se fundan casi por completo los quesos.

Por último doramos en una sartén para que queden crujientes.

Nota: también se pueden hacer en la modalidad flauta con una sólo tortilla y enrollándola, el procedimiento es el mismo.

Isma con un amigo suyo Mariachi



Patatas con bechamel

miércoles, 8 de octubre de 2014

Hoy os quiero traer una receta especial, mi receta favorita, patatas con bechamel.

Desde que era pequeña tengo un recuerdo especial de estas patatas, puesto que siempre las comía en mi cumpleaños o las pedía cuando estaba pocha, para alegrarme el día. La receta, como tantas otras, es cortesía de mi madre, así que cuando la hagáis recordad darle las gracias a ella ;-).


Ingredientes (6 personas)

1.5 kg patatas
200 gr.de beicon
1 paquete queso rallado emmental

Para la bechamel:
3/4 litro de leche
5 cucharadass de harina
3 cucharadas colmadas de mantequilla
Sal

Preparación

Pelamos las patatas. Una vez peladas, se cortan en rebanadas (como haríamos para una tortilla de patatas, pero algo más gruesas). Se fríen en abundante aceite, ya sea en freídora o sartén. Las patatas tienen que quedar tostaditas (no como en tortilla que quedan machacadas y menos hechas).

Una vez fritas, las ponemos en un escurridor para que vaya escurriendo el aceite. Seguimos friendo patatas hasta que se acaben. En la última sartenada de patatas, se agrega el beicon cortado en trocitos anchos y se pone a escurrir con las patatas.

En una bandeja de horno, se echan las patatas y se mezcla con el beicon, repartiendo bien por toda la bandeja. Por encima se echa el queso rallado, medio paquete. Se deja el otro medio paquete para echarlo al gratinar.

Elaboración de la bechamel:

Se echan 3 cucharadas colmadas de mantequilla en una cacerola. Una vez que la mantequilla está derretida en la misma, se echan 5 cucharadas de harina y se le va dando vueltas para que la harina se vaya friendo y no sepa cruda. Se va agregando la leche progresivamente para que la masa no quede con grumos. Una vez que no tiene grumos, seguimos echando leche. Se le agrega sal al gusto. Si la bechamel sigue espesa, seguiremos echando leche hasta que quede más clara, ya que en el horno al estar con las patatas se va a espesar.

Una vez preparada la bechamel, se echa encima de las patatas, cubriéndolas bien. Se agrega el queso encima (ese medio paquete que nos sobró antes) y se mete a gratinar en el horno a 250ºC durante 20 minutos (hasta que esté dorado, como siempre, depende del horno).

Nota: Nunca prepares esta receta antes de comerla, hay que hacerla en el momento para que no se quede hecha un "engrudo".


Albóndigas en salsa de verduras

martes, 7 de octubre de 2014

Hoy os traigo una receta de las de toda la vida, de esas de las que no puedes parar de mojar pan, hasta que dejas el plato completamente limpio. Me refiero a las albóndigas en salsa. Hay muchísimas formas de prepararlas, pero yo me quedo con la receta de mi madre, salen buenísimas.


Ingredientes

Para las albóndigas:
500g de carne picada de ternera.
2 huevos.
1 ajo grande.
Perejil.
6 cucharadas de pan rallado, sin contar el pan rallado para empanar.
Pimienta negra molida.
Sal.

Para la salsa:
½ cebolla grande.
1 pimiento verde pequeño.
½ cucharadita de harina.
Un chorrito de vino blanco.
1 pizca de pimentón de la Vera.
Pimienta negra molida.
Sal y aceite de oliva.
½ pastilla de avecrem pollo.

Acompañamiento:
Menestra congelada de verduras (2 puñados).

Preparación


En una fuente grandecita ponemos la carne picada, le añadimos dos huevos , sal, pimienta, el ajo machacado con perejil  y pan rallado y removemos bien con una cuchara hasta que ligue bien la mezcla, si no liga bien añadimos una cucharada más de pan rallado.

Hacemos las albóndigas dándoles forma de bola con las dos manos, las pasamos por pan rallado y las freímos en aceite caliente. Reservamos sobre un papel absorbente de cocina, para quitar el exceso de aceite.

En una sartén con un poco de aceite (del que usamos para freír las albóndigas), añadimos la cebolla y el pimiento verde y cuando se esté dorando le añadimos la harina y cuando esté tostadita, le añadimos el pimentón hasta que se dore para después añadir un chorro de vino blanco. Es muy importante que la harina esté tostadita para que no sepa crudo y que el pimentón esté dorado que no se queme. Si no luego la salsa cogerá sabor a agarrado.

Cuando se ha reducido el vino blanco, añadimos 2 vasos de agua aproximadamente ( tienen que estar sin cubrir como un dedo), lo dejamos que de un hervor y se lo añadimos a la olla express en la que previamente hemos metido las albóndigas. Añadimos la media pastilla de avecrem y un poco de pimienta negra.

Ponemos al fuego la olla y cuando empiece a hervir tapamos y contamos 15 minutos. En un principio ponemos el fuego fuerte, cuando ponemos la válvula y sale el vapor lo bajamos a fuego medio.

Pasados los 15 minutos, añadimos la menestra y si fuera necesario un poco más de agua.Contamos 10 minutos más.

Si una vez que ha pasado el tiempo, hay poco salsa o está muy fuerte, añadimos un poco de agua y le damos un hervor. Corregimos sal, si fuera necesario.

Ya tenemos nuestras deliciosas albóndigas listas para mojar mucho pan.

Espero que os guste.

Galletas de mantequilla 3, 2, 1

jueves, 2 de octubre de 2014

¡Muy buenos días!

No sé si habréis oído hablar alguna vez de las famosas galletas de mantequilla 3,2,1 cuya receta circula por la red. En realidad, las vi por primera vez en el blog “kanela y limón” y me parecieron tan fáciles y apetecibles que no pude resistir la tentación. No es necesario ningún cacharro extraordinario, se mancha poco y son ideales para hacer con los peques de la casa. Además, el aroma que dejan en la casa es mejor que el de cualquier ambientador.

El 3, 2,1 se refiere a la cantidad de ingredientes que tenemos que utilizar.
 

Ingredientes
 
300g de harina.
200g de mantequilla a temperatura ambiente.
100g de azúcar.

Preparación

Precalentamos el horno a 180ºC.

Mezclamos los tres ingredientes en un bol y amasamos hasta que estén todos bien integrados. Si tenéis robot de cocina ahorrareis tiempo.

Hacemos bolitas de tamaño similar y las ponemos sobre papel vegetal en la bandeja del horno. Aplastamos con un tenedor para hacerle los surcos.

Horneamos durante unos 15 minutos o hasta que estén doraditas.

Calientes las podemos pasar por azúcar o azúcar-canela o tomarlas tal cual.

Dejamos enfriar y listas nuestras deliciosas galletas.

Nota: si las queréis hacer de chocolate sustituir 30 g de harina por cacao puro.

Espero que os guste.



Palmeritas de queso curado y jamón york

miércoles, 1 de octubre de 2014

Con motivo de que estamos a miércoles y el fin de semana se acerca, os traigo un aperitivo ideal tanto para comer frío o caliente, nada laborioso y buenísimo. Unas ricas palmeritas saladas de jamón york y queso curado.

He usado un buen queso curado de oveja de la Antigua de Fuentesaúco para que le aporte un buen sabor a queso. También he de decir que este tipo de queso, como mejor está , es con un buen trozo de pan y un buen vaso de vino, pero no está de más, ampliar nuestro recetario con ingredientes de tan buena calidad. Para quien no conozca la web: www.queserialaantigua.com os recomiendo que os déis una vueltecita para echar un vistazo a la gran variedad de quesos, a cual mejor y a la sección de recetas que tienen.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Las cantidades son orientativas ya que en función del tamaño del hojaldre necesitaréis más o menos cantidad. Si queréis podéis poner una capa de queso curado rallado, otra de jamón york y por último otra de queso curado rallado, eso ya va en gustos. Yo solo puse una de jamón york y otra de queso.
Ingredientes

Una lámina de hojaldre.
9 lonchas de jamón york.
Queso curado la Antigua de Fuentesaúco.
1 huevo batido.

Preparación

Precalentamos el horno a 200ºC, calor arriba y abajo.

Sacamos de la nevera la lámina de hojaldre para que se atempere y la podamos desenrollar sin que se rompa.

El queso curado lo vamos a rallar, para lo cual ha de estar frío así evitaremos que se nos desmenuce. La cantidad va al gusto tenemos que tener en cuenta, que tenemos que cubrir toda la superficie.

Extendemos el hojaldre sobre una lámina de papel de horno, colocamos las lonchas de jamón cubriendo toda la superficie del hojaldre y encima añadimos una buena capa de queso curado rallado.

Enrollamos cada uno de los extremos hasta que se junten y con un cuchillo bien afilado, vamos haciendo rodajas como de 1 cm de grosor que las iremos colocando sobre papel vegetal en la bandeja del horno. Pintamos con huevo batido con ayuda de una brocha de silicona.

Horneamos durante  aproximadamente 12 minutos. Lo mejor es estar pendiente para que no se nos quemen, porque como muy bien sabéis cada horno es un mundo.

Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Como veis es una receta muy sencillita de hacer y muy socorrida.

Espero que os guste.