Tarta perro

viernes, 29 de agosto de 2014


El pasado 17 de Julio fue el cumpleaños de una personita muy especial que llegó a nuestras vidas como un regalo, mi querido sobrino Marcos. No tengo palabras para expresar cada uno de los sentimientos que siento por él porque con solo un añito me tiene enloquecida.

Así que con motivo de su cumpleaños y su gran amor a los perros (teniendo en cuenta que llama perro al 90% de los animales de 4 patas), decidí hacer una supertarta (ya que la ocasión no era para menos) con forma de perro. Menos mal que no le ha dado por los armadillos porque si el perro me costó, no se como me las hubiese ingeniado, aunque por mi sobri, hago lo que sea. Si queréis hacer alguna otra tarta más sencilla, podéis pinchar aquí que tengo muchas más: http://www.lasrecetasdemasero.com/search/label/Tartas

En un principio el perro iba a ser de fondant, pero debido a las altas temperaturas que azotaban Madrid me fue imposible (teniendo en cuenta que soy bastante novata), así que deseperada que se me agrietase el fondant, tuve que improvisar y tirar de manga. Después de mucho sufrir quedo un perro bastante aceptable creo yo.

El bizcocho que utilice fue el de yogur de toda la vida pero de cacao, relleno de ganache de chocolate blanco y cubierto con buttercream de vainilla. Gracias a las chicas del grupo de Facebook” Mundo Fondant” que me ayudaron muchísimo con sus recetas y con los consejos para pasar la tarta a la base final.

El molde que he utilizado es un bol metálico de los chinos. Tuve que hacer dos bizcochos.

Las orejas, patas, nariz y collar son de fondant. He aquí el resultado.



Ingredientes
Para un bizcocho de cacao:
3 huevos L.
1 yogurt griego natural.
2 medidas de yogurt de harina.
1 medida yogur de cacao puro sin azúcar.
2 medidas de yogurt de azúcar.
1 medida de yogurt de aceite de girasol

1 sobre de levadura (16 g de polvo para hornear).
Esencia de vainilla.
Harina y mantequilla para engrasar el molde.


Para la ganache de chocolate blanco:
La regla para hacer el ganache de chocolate blanco es tres partes de chocolate blanco por una de nata  para montar.
100g de nata para montar o crema de leche.
300g de chocolate blanco.

Para la buttercream de vainilla (receta de Alma Obregón):
125g  mantequilla sin sal a temperatura ambiente 
162g  azúcar glass.
½  cucharadita de extracto de vainilla 
1 cucharada de leche semidesnatada 

Preparación

Elaboración del bizcocho:
Batir los huevos con el azúcar hasta que estén bien ligados. 

Añadir el yogur y el aceite y seguir batiendo.

Tamizar la levadura y la harina, sobre la masa y batir bien hasta conseguir una textura homogénea.

Verter la masa en el molde y hornear sobre rejilla altura media del horno precalentado a 180ºC. El tiempo  en este tipo de molde se alarga y tuve que hornearlo durante una hora (en un molde convencional serían unos 40 minutos).

Dejamos enfriar unos 10 minutos en el molde y desmoldamos.

Enfriar sobre rejilla.

Elaboración del ganache:
Troceamos el chocolate y lo añadimos a un bol.

Calentamos la nata a fuego medio hasta llevar a ebullición y retiramos.

Retiramos del fuego y la vamos añadiendo poco a poco sobre el chocolate moviendo con una espátula de silicona hasta que se haya fundido el chocolate por completo.

Meter en nevera unas horas para que se enfríe y montarlo con batidora de varillas. Tomará textura de mouse. Se puede dejar enfriar a temperatura ambiente y usarla tal cual.

Elaboración del buttercream de vainilla:
Tamizamos el azúcar glass y lo colocamos en un bol junto con la mantequilla, el extracto de vainilla y la leche. Cubriendo el bol, batimos a velocidad baja un minuto.
Después subimos la velocidad y batimos al menos otros 5 minutos a velocidad media-alta. El buttercream se volverá casi blanco y su textura pasará a ser muy cremosa.

Para conseguir el color del pelo usé colorante marrón en gel de Wilton.

Para decorar necesitamos la boquilla de Wilton 233 (la boquilla césped). 



Con esta receta ganamos el concurso mensual de Demos la vuelta al Día, así que además obtuvimos como regalo adicional a la felicidad de mi sobrino una preciosa escapada gastronómica por La Mancha :)




Provolone con tomate y orégano (provoleta)

jueves, 28 de agosto de 2014

Buenas tardes,

La receta de hoy es una elaboración con sabor italiano. Se trata de queso provolone con tomate y orégano ó provoleta, como se dice en italiano. Un plato ideal como aperitivo, que en nuestro caso utilizamos muchísimo, dado lo fácil y rico que es.

El provolone es un queso que funde muy bien, de origen italiano, concretamente del sur del país, aunque se produce en su mayoría por el norte (regiones de Lombardía, valle del Po, Véneto...) . En un viaje precisamente por el Véneto degustamos esta receta y fue una grata sorpresa. Siempre que vamos compramos un trocito y os recomiendo que si viajáis a Italia hagáis lo mismo. Además, allí hay muchos tipos de provolone distintos.

Para hacer la receta no os preocupéis, no hace falta ir a Italia, en cualquier súper venden este queso, así que no tendréis problemas en elaborarla.
  
La receta original se hace con tomate natural en rodajas, pero como a mi no me gusta, lo hago con tomate frito casero. Se puede añadir nuez moscada, pimienta, etc....depende de nuestro gusto

Ingredientes

Queso Provolone
Tomate frito
Un chorrito de aceite de oliva
Orégano

Preparación 

Se hace en una cazuela de barro (pequeña). Repartimos una cucharada de tomate por la base y lo extendemos. A continuación ponemos la rodaja de queso provolone y le añadimos un chorrito de aceite de oliva y orégano.

Modo horno:
Con el horno precalentado a 200ºC, ponemos en rejilla hasta que se funda y posteriormente gratine. En total serán unos 15-20 minutos aproximadamente, depende del horno.

Modo microondas:
Poner el micro a máxima potencia durante 3 minutos.

Muy importante en cualquier caso servir caliente, ya que si no se quedará como un chicle.

Las recetas de Masero en Venecia (Véneto), una de las regiones productoras más importantes del queso Provolone


Ensalada de queso, anchoas y vinagreta de frutos secos

miércoles, 27 de agosto de 2014

¡Muy buenas a tod@s!

Ya hemos vuelto de vacaciones. Hemos estado dos semanas en la playita con la familia y lo hemos pasado de maravilla, además de haber descansado de lo lindo. Así que esta mañana casi llego tarde a trabajar porque ni siquiera he oído el dichoso despertador (a lo bueno se acostumbra una rápido). Pero bueno, es lo que tiene ser pobre que es necesario y vital trabajar, por la cuenta que nos tiene y dando gracias de tener un puesto de trabajo, tal y como están las cosas. Espero que los que habéis tenido vacaciones lo hayáis pasado igual de bien que yo.

Después de tantas comidas familiares y excesos culinarios, hoy os traigo una ensalada riquísima de queso y anchoas con vinagreta de frutos secos para depurarnos un poquito. Para su elaboración, es importante que uséis un queso de calidad.

Yo he usado el queso de oveja semicurado de La Antigua de Fuentesaúco, que para quien no lo conozca, es un queso intenso aroma a leche cruda de oveja y con un sabor delicioso. Para quien no lo conozca le invito a visitar su web: www.queserialaantigua.com y ver las distintas variedades de quesos que tienen.


Distintos tipos de quesos de la Antigua de Fuentesaúco
Ingredientes (para 4 personas)
 
Bolsa de 200g de distintas lechugas.
100g de queso semicurado La Antigua de Fuentesaúco.
8 anchoas.
Frutos secos al gusto. Yo puse pistachos, nueces y avellanas.
Vinagre de vino.
Aceite de oliva.

Preparación

En primer lugar tostamos ligeramente los frutos secos en la sartén con un poco de aceite a fuego muy lento y con cuidado de que no se quemen. Reservamos.

Con ayuda de un pelapatatas hacemos escamas de queso. Reservamos.

Prepara una vinagreta con tres partes de aceite, una de vinagre de Módena, una pizca de sal, los frutos secos recién tostados machacados ligeramente con un mortero. Para emulsionar la vinagreta mezclamos primero la sal con el vinagre y luego vamos añadiendo de manera gradual el aceite a la vez que movemos vigorosamente con un tenedor.

Mezclamos todos los ingredientes en una ensaladera y regamos con la vinagreta.

Fuente: www.mujerhoy.com

Pollo asado

martes, 19 de agosto de 2014

La verdad es que nunca pensé que le daría tanto uso a mi querida maquinita, la Chefomatic Pro. Antes de comprarla leí bastante acerca de los robots de cocina, ollas programables…Y al final me decanté por ella porque la mayoría de las opiniones eran buenas. Y la verdad que ha sido una de las mejores compras que he realizado.

El sábado pasado tenía pensado hacer pollo. Era un buen reto para mi maquinita. Así que me puse manos a la obra con la incertidumbre de saber si ese día comeríamos pollo. El resultado me sorprendió gratamente.

Ingredientes

1 pollo entero (el mío pesaba 3.800 Kg.).
Tomillo.
1 Pastilla de Avecrem de pollo.
1 Limón.
2 Ajos.
1 Vaso de agua.

Preparación

Lavar bien el pollo. Embadurnar bien con tomillo y salar.

Meter el pollo en la cubeta de la chefo y añadir un vaso de agua. Desmenuzar y agregar  la pastilla de Avecrem. Echar zumo de medio limón y agregar el resto troceado.

A mi me gusta meter en el interior un trozo de limón. Machacar los ajos y añadir al agua. Programa horno 1 hora. A mi me gusta la piel crocante así que lo puse 10 minutillos a gratinar.



No le he echado aceite de oliva, me gusta que se haga en su propia grasa. Ésta receta la suelo hacer con hierbas provenzales, como podéis ver en esta otra receta (pinchar aquí) pero cogí el botecito equivocado. Igualmente salió riquísimo.

Tagliatelle a la carbonara

sábado, 16 de agosto de 2014

Buenas,

La receta de hoy es una receta internacional, de Italia, una elaboración que tuvimos la suerte de degustar en Milán, la ciudad del precioso Duomo, el teatro de la Scala ó del cuadro de la última cena, que recomiendo que no os perdáis.

Como elemento distintivo de la receta, esta pasta lleva la mundialmente conocida salsa carbonara. Esta salsa se puede hacer de mil formas, pero la hagamos como la hagamos siempre consideraremos que debe llevar nata líquida y panceta ó beicon. La receta original de esta salsa en sí misma no llevaría nata, ya que sólo con la grasa fundida de la panceta y la mezcla de las yemas de huevo y queso rallado harían que la salsa ligara sin necesidad de agregarle la nata...pero bueno, el caso es que a nosotros nos gusta más con nata ya que queda la salsa más jugosa.



Ingredientes (4 personas)

400 gr. tagliatelle frescos.
150 gr. de beicon.
200 ml. de nata líquida.

100 gr. parmesano rallado.
2 huevos.
20 g mantequilla.
20 g aceite de oliva virgen extra.
Sal.
Pimienta.

Preparación

En una sartén grande ponemos a calentar el aceite y la mantequilla a fuego medio. Cortamos el beicon en tiritas y se añade a la sartén, hasta que quede doradito.

En un bol, batimos los huevos y los sazonamos con sal y pimienta. Añadimos la nata para cocinar y el queso rallado, mezclándolo todo muy bien. Reservamos

Cocemos la pasta en abundante agua con sal, el tiempo establecido en el paquete de la pasta. Una vez cocida, la escurrimos y se saltea en la sartén dónde está el beicon.


Rehogamos todo un momento, se aparta del fuego y se vierte el bol con la mezcla de nata, queso y huevo, mezclándolo todo muy bien.


Servimos caliente, de no ser así, la pasta quedará hecha un engrudo por la nata líquida.

Nota: Si añadimos perejil a la mezcla de los huevos, le daremos un toque de color. Como a nosotros no nos va mucho así, no se lo pusimos.

Las recetas de Masero en Milán, dónde comimos esta pasta

Tosta de secreto ibérico

jueves, 14 de agosto de 2014

Buenas a tod@s,

Ahora que estamos en la playa y no apetece mucho complicarse en la cocina, os presento una receta muy fácil, rápida y no por ello menos deliciosa... Se trata de una tosta ideal para la cena, para quedar bien con las visitas ó para comerla mientras que vemos un partidito de fútbol, ahora que es el momento del comienzo de la temporada...

Esta tosta es una explosión de sabor, así que nos ponemos los delantales y ¡a cocinar!



Ingredientes

Una rebanada de pan.
Secreto de cerdo ibérico (el que usé era de unos 150 gr).
Queso de cabra.
Cebolla endulzada (yo uso de la marca la Vieja Fábrica).
Mermelada de fresa.

Preparación

Tostamos la rebanada de pan en una sartén, previamente untada con un poco de mantequilla. Usar una rebanada de pan grande para que os entre bien una buena ración para 1 persona. Yo usé pan especial para tostas pero podéis usar el famoso "pan milagro" para ello.

Hacemos a la plancha el secreto, preferiblemente de cerdo ibérico.

Una vez tengamos hecho el secreto, lo colocamos sobre el pan y a continuación ponemos la cebolla endulzada. Desmenuzamos el queso de cabra con los dedos y ponemos por encima. Para que el queso de cabra se funda un poco sobre la cebolla podemos usar un soplete de cocina, ya que va muy bien para esa tarea.

Una vez tengamos todos esos ingredientes ponemos por encima la mermelada de fresa y ya tenemos nuestra tosta, así que ¡a disfrutar!



Helado de nata

lunes, 11 de agosto de 2014


Buenas y calurosas tardes,

La receta de hoy más que una receta en sí misma es una forma de aprovechar esa nata que nos ha sobrado de algún postre y que da lástima tirar, ya que no está la vida como para desechar alimentos…Se trata del helado de nata, ese helado de la infancia, que además es el helado más sencillo de hacer, ya que no precisa de heladera ni ningún aparatejo variado, por lo que rápida y fácilmente seduciremos a los pequeños y no tan pequeños de la casa...

En este caso usé la nata que me sobró de la tarta helada de galleta (ver receta aquí)


Ingredientes
 
200 ml de nata para montar ó crema de leche muy fría.
2 cucharadas colmadas de azúcar.
Molde para helados tipo "palo".


Preparación

En un bol amplio batimos la nata con el azúcar con ayuda de una batidora de varillas, en primer lugar a baja velocidad y aumentamos la velocidad hasta que esté montada (haga picos). Yo para comprobar que está bien montada doy la vuelta al bol, si no se mueve está bien montada. No  nos debemos pasar batiendo ya que se puede cortar, perder la cremosidad y quedaría inutilizable.

Cuando tengamos ya la nata montada, basta con echarla dentro de los moldes para helados que tengamos en casa (podéis comprarlo en unos chinos mismamente, ya depende del diseño que más os guste) y dejar unas horas hasta que se congelen.

Una vez congelados, ya tenemos nuestros deliciosos helados de nata listos para ser devorados!!!


Babas de camelo

miércoles, 6 de agosto de 2014

La publicación de hoy se trata de una entrada muy dulce, más bien dulcíiiiiisima. Aprovechando que en semana santa fuimos al pueblo de Isma en Extremadura, fuimos al Alentejo portugués, una zona a veces infravalorada para el turismo, pero que es preciosa... Elvas, Castelo de Vide, Marvao, Portalegre...son sitios que bien merecen una visita. En esta visita, tuvimos la oportunidad de probar esta elaboración en un típico y rústico restaurante, así como otras de las que ya hablaremos...

Sin irnos por las ramas sobre nuestros viajes....la receta de hoy es un postre tradicional portugués, llamado "babas de camelo". Si si, como leéis, babas de camelo. Precisamente se llaman así por su viscosidad, que se asemejaría a la de la baba de un camello. La verdad que los portugueses son muy originales para estas cosas.

Hace unos años, cuando descubrimos este postre, tuvimos que preguntar varias veces al camarero, porque nos sonaba a chiste el nombre, pero al final, hasta le pedimos la receta.

También he de decir que este postre no es muy aconsejable hacerlo en verano por el tema de la Salmonella ya que el huevo se toma crudo. Una vez elaborado tenemos que consumirlo como mucho en 24 horas. Si podéis conseguir las yemas y las claras pasteurizadas mejor para evitar riesgos ( según tengo entendido se pueden conseguir ambas en el Carrefour).

La elaboración es muy facilita, si un día no tenéis mucho tiempo y queréis quedar bien, este es vuestro postre. Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!
Es tan viscoso que se queda pegado al paladar, pero está buenísimo
Ingredientes (6 raciones)

Una lata pequeña de leche condensada (375 gr)
6 huevos grandes

Preparación

Cocemos la leche condensada. Para cocer la lata de leche condensada lo hacemos en la olla a presión, la ponemos tumbada en el fondo de la olla y la cubrimos con agua. Tapamos y cuando la válvula silbe, contamos 45 minutos. Pasado ese tiempo sacamos y dejamos entibiar antes de abrir la tapa de la leche, para evitar salpicarnos y quemarnos.

Separamos las claras de las yemas. En un bol mezclamos las yemas con la leche condensada .

En un bol aparte montar las claras a punto de nieve y añadir la mezcla de las yemas con la leche condensada. Mezclar suavemente con movimientos envolventes.

Servimos en copa y refrigeramos hasta su consumo, ya que tiene que estar frío.

NotasEn algunos sitios sirven este postre con galleta picada por encima. Sería del tipo "María". A nosotros nos gusta más sin galletas.

En Portugal venden un preparado especial para baba de camelo, que evita que tengas que cocer la leche condensada, con lo que te ahorras ese paso. Si vais allí y veis este producto, Leite condensado cozido de Nestlé, cogedlo, los resultados son buenos también.
Portalegre, ciudad dónde comimos este postre.

Tosta de queso Stilton y pera (Lockets savoury)

martes, 5 de agosto de 2014

Buenos días,

Cambiamos los papeles, ya que es turno de tostas y eso significa que Ismael se encarga de ello ;-).  La publicación de hoy se trata de una receta internacional, una elaboración tradicional proveniente del Reino Unido. Se trata de una tosta de queso Stilton, pera y rúcula, lo que allí se llama "Lockets Savoury".

El queso Stilton es un queso excelente, de hecho en Inglaterra se le llama el rey de los quesos, "the King of cheese" . Hay 2 variedades, queso azul y blanco, los cuales tuve la suerte de probar hace unos años en Inglaterra (en España lo venden en el corte inglés por ejemplo). La verdad que a mi me gustan las dos variedades, así que os recomiendo que las probéis y elijáis.

Hace unos días, mi hermana estuvo en Londres. Le pedimos que nos trajera unos dulces de la pastelería "Hummingbird", la preferida de Mónica, pero no pudo ser, así que sólo nos pudo traer un trocito de este queso. Nos trajo de la variedad "White", así que nos pusimos manos a la obra para buscar una receta con este queso, y en la página de BBC Good food encontramos esta deliciosa combinación. A los hechos me remito:



Ingredientes (2 tostas)

2 rebanadas de pan
Mantequilla
Rúcula
1 Pera (yo usé del tipo conferencia. La receta tradicional inglesa lleva peras Williams, que es un tipo de pera inglesa, pero podéis usar cualquiera que no suelte mucho agua).
200 gr. de queso Stilton blanco .



Preparación

Tostamos las rebanadas de pan en una sartén, previamente untadas con un poco de mantequilla. Después de que estén un poco doraditas, las ponemos en una fuente para horno.

Ponemos unas hojas de rúcula encima, no muchas, porque si no amargará mucho. Pelamos una pera en lonchas finas y las vamos poniendo encima de la rúcula.

Al respecto del queso, lo desmenuzamos con los dedos (recomiendo ponerse guantes ya que tiene un olor muy fuerte y se nos quedará pegado a los mismos). Repartimos el queso por encima de la pera.

Gratinamos las tostas hasta que el queso se funda y haga burbujas, no dejamos más tiempo.

Nota: Si no tenéis queso Stilton, que además lo normal es que sea azul, no blanco, podéis probar con queso azul/roquefort ó queso de cabra, ya que la combinación es muy buena también.


Saladitos

domingo, 3 de agosto de 2014

¡Feliz domingo a tod@s!

Los saladitos son ideales para comer a cualquier hora del día para cenar, como aperitivo. Admiten relleno de todo tipo, los puedes comer fríos o calientes. La verdad que no los he probado a hacer con hojaldre casero, es una asignatura que tengo pendiente, pero con el hojaldre congelado salen buenísimos.

En esta ocasión los hice de 3 tipos, de jamón y queso, de paté de atún y de sobrasada. Como veréis, tienen una pintaza.



Ingredientes
Lámina de hojaldre.
Relleno a elegir: En este caso había 3 tipos, paté de atún, sobrasada y jamón-queso.
Semillas de sésamo.
1 huevo batido.

Preparación

En primer lugar precalentar el horno a 200ºC.

Extender la masa de hojaldre sobre el papel en el que viene (sino viene con él ponerlo sobre papel de horno)

Para rellenar yo uso una manga pastelera de plástico, corto una esquina  y así me resulta más fácil, pero si no tenéis en casa, con una cuchara lo podéis hacer perfectamente. En el caso del jamón y queso vamos cortando en tiras.

Una vez que tenemos nuestra primera fila rellena, doblamos la masa, de manera que el pliegue quede bien metidito  hacia dentro y no se abra al hornear, no sé si me explico, es similar a  cuando hacemos la cama y metemos la sábana hacia dentro ;-). 

Cortamos con un cuchillo afilado de arriba y abajo. Del cilindro obtenido vamos cortando trozos de unos 6 cm. 

Vamos repitiendo cada uno de estos pasos  con los distintos sabores hasta terminar la lámina de hojaldre. Podéis ver todo el proceso en el montaje de abajo.

Colocamos nuestros saladitos sobre papel de hornear en la bandeja de horno, dejando espacio entre ellos para que cuando aumenten su volumen no se peguen. Pintamos con huevo batido para sellar bien y no se abran.

A continuación espolvoreamos sésamo:


Horneamos a 200°C durante 15 minutos. El tiempo es orientativo como muy bien sabéis, así que lo mejor es ir vigilando y cuando estén dorados los sacamos.

¡Qué los disfrutéis!...



Patatas chips (microondas)

sábado, 2 de agosto de 2014

Nunca pensé que en el microondas se pudiesen hacer unas patatas tan ricas y crujientes. Sin  manchar cocina, en poco tiempo y con la mitad de grasa, como podéis ver a continuación. Pueden ser el complemento rápido y perfecto a cualquier elaboración.


Ingredientes
 
Patatas.
Sal.
Aceite de oliva.

Preparación
 
Cortar las patatas en lonchas finitas y colocar en un plato sobre papel de horno.
    
Echar aceite de oliva sobre las patatas y salar. En este caso usé el aceite de oliva en spray virgen extra de la Chinata, que le da un sabor muy bueno y al ser en spray es de fácil y homogénea difusión sobre las patatas. De no tener aceite en spray, pintar con una brocha con aceite de oliva las patatas.


Meter 5 minutos en el microondas a máxima potencia.

Darles la vuelta y meter otros 5 minutos más .Eso dice en la receta original, en mi microondas con un par de minutos es suficiente, ya que calienta mucho.

Y listas para comer.