Judiones con almejas en olla a presión

martes, 22 de julio de 2014

Muy buen@s,

¿Cómo ha ido el fin de semana? A mí de maravilla hemos estado de celebración del cumpleaños de una personita muy muy especial, mi sobrino, que cumplía un añito. Y como no, su tía no perdió la oportunidad de hacerle una supertarta, la ocasión lo requería. Cuando Isma tenga las fotos listas, ya os la mostraré.

Bueno para empezar la semana y aprovechando que no está haciendo mucho calor, vamos a preparar un plato de cuchara, unas ricos judiones con almejas. Ah! Por cierto la receta es de mi  mami y son hechos en olla a presión, que no es lo mismo que la olla rápida,  lo digo para que os asustéis cuando veáis el tiempo de cocción. También quiero decir que sé que no hay nada como cocinar las judías a fuego lento, pero en los tiempos que corren se ahorra mucho tiempo con la olla a presión, a pesar de no estar igual de buenas que hacerlas de la manera tradicional, he de decir que salen bastantes buenas.


La alubia Judión se caracteriza por su gran tamaño, su piel fina y su textura tierna: aunque se deshace en la boca con facilidad, en la cazuela permanece firme. Resulta exquisita con carnes, pescados o mariscos. A mi me encantan los judiones  de la marca “La Chinata”( ver producto aquí) porque vienen envasados al vacío de manera que se mantienen intactas cada una de sus propiedades. Son unos judiones gourmet que os animo a que probéis.

Ingredientes

500g de judiones La Chinata.
1 cebolla.
1 cabeza de ajo.
2 hojas de laurel.
750g de almejas.
Aceite de oliva y sal.

Para las almejas:
3 dientes de ajo.
½ cucharada rasa de harina.
½ cucharada de pimentón.
1 cucharada de tomate casero.
Aceite de oliva.

Preparación
 
Los judiones se han de poner en remojo la noche anterior en agua fría, deben estar bien cubiertos (2/3 por encima) ya al hidratarse aumentan de volumen.

Dos horas antes de preparar las almejas para el guiso las tenemos que lavar. Para ello, en primer lugar desechamos las que estén rotas y las que no se cierran al tocarlas ( no están vivas)  y luego las sumergimos  en un recipiente amplio con agua fría y  un puñado de sal para que suelten la arenilla que puedan tener.

Escurrimos los judiones  y los ponemos en la olla, las cubrimos con agua unos dos dedos y añadimos la cabeza de ajo entera y lavado, la cebolla entera y pelada, el laurel, un chorrito de aceite y un poco de sal.

Tapamos la olla, la ponemos a fuego fuerte y cuando haya cogido presión bajamos a fuego medio y dejamos cocer durante una hora u hora y cuarto. Es conveniente vigilar la cocción a los 40 minutos , por si se hubiese evaporado mucho el agua. Reservamos.

Preparación de las almejas:
En una sartén  añadimos 3 o 4 cucharadas de aceite, el ajo picado y el perejil lo ponemos a fuego medio-bajo.

Cuando estén los ajos amarillitos, añadimos la harina y vamos moviendo hasta que se dore el ajo y se tueste la harina (tenemos que tener ojo en este punto porque si nos pasamos  tostando la harina, sabrá a quemado el  guiso), añadimos el pimentón, damos un par de vueltas y añadimos la cucharada de tomate, movemos y  añadimos las almejas limpias y un cucharón de caldo de las judías.

Tapamos y dejamos a fuego medio hasta que se abran.

Una vez abiertas se las añadimos a los judiones, le damos un hervor y listo para comer.

Notas:En el caso de que los judiones  al cocerlos no tengan el  caldo suficiente como para tomar un cucharón (porque se quedarían con poco caldo) para hacer las almejas, lo que tenemos que hacer es añadir agua en lugar de caldo  y una vez cocinadas las almejas añadírselas a los judiones.

Espero haberme explicado bien y que os guste la receta.