Canelones de brandada de bacalao con bechamel de escalivada

martes, 25 de abril de 2017

Desde que ví estos canelones en Cookpad a la usuaria Gemma Solanesp, supe que tarde o temprano, los tenía que hacer. Nunca había comido canelones de pescado y la combinación de sabores de esta receta es una auténtica delicia. Es un poco larga, entretenidilla, pero merece la pena el esfuerzo. Yo he hecho unas pequeñas modificaciones, pero la base de la receta es la misma.

Ingredientes

Para la escalivada :
1/2 pimiento rojo grande
1/2 berenjena pequeña
Aceite de oliva virgen
Sal

Para la brandada:
Aceite de oliva virgen.
3 dientes de ajos.
350-400 g migas de bacalao desalado.
Nata líquida para cocinar.
1 pizca sal.

Para la bechamel de escalivada:
3/4 de litro de leche.
5 cucharadas de harina.
3 cucharadas colmadas de mantequilla.
Sal.
1/2 pimiento asado.
1/2 berenjena asada.

Para los canelones :
12 placas canelones.
Agua.
pizcas sal.
Queso rallado emmental.

Preparación

Precalentar el horno a 200ºC

En una bandeja de horno ponemos el pimiento y la berenjena enteros, añadimos sal , un chorro de aceite y horneamos durante media hora, a la media hora le damos la vuelta y lo dejamos media hora más. Una vez fríos , los pelamos y reservamos.

En una sartén doramos los ajos picaditos y añadimos el bacalao ,lo cocinaremos a fuego medio y una vez que esté hecho, lo retiramos del fuego, para evitar que se seque.

En el vaso de la batidora añadimos el bacalao, un chorrito de nata, otro de aceite y batimos hasta que tengamos una mezcla homogénea, tenemos que añadir poca nata porque la textura se ha de quedar como una pasta espesa, que cuando levantes la batidora se quede pegada en la misma.

Cocemos las placas de los canelones siguiendo las indicaciones del paquete.

Mientras se cuecen las placas , preparamos la bechamel de escalivada

Para la bechamel echemos 3 cucharadas colmadas de mantequilla en una cacerola. Una vez que la mantequilla está derretida en la misma, se echan 5 cucharadas de harina y se le va dando vueltas para que la harina se vaya friendo y no sepa cruda. Se va agregando la leche progresivamente, moviendo con varillas manuales para que la masa no quede con grumos. Una vez que no tiene grumos, seguimos echando leche. Se le agrega sal al gusto. Si la bechamel sigue espesa, seguiremos echando leche hasta que quede más clara. Una vez que tenemos nuestra bechamel la pasamos al  vaso de la batidora, le añadimos la berenjena y el pimiento y batimos hasta que todo esté integrado y nuestra bechamel tome un bonito color asalmonado, probamos por si hay que rectificar de sal.

Nota: la bechamel al batirla con el pimiento y la berenjena se aclara bastante, lo digo para que lo tengáis en cuenta, a la hora de preparar la bechamel inicial y la dejéis con una textura ni muy espesa ni muy clarita.

Ya cocidos las placas, las escurrimos bien , los pasamos por un chorro de agua fría y las vamos colocando sobre un paño de algodón como se aprecia en la fotografía ( la foto corresponde a la receta de canelones de espinacas y beicon, pero el procedimiento es el mismo):


Las rellenamos con la brandada y empezamos a montar la bandeja.

Montaje de los canelones:
Untamos la base de la bandeja con mantequilla, añadimos una capa finita de bechamel bien extendida y vamos colocando nuestros canelones. Regamos con más bechamel  y cubrimos con queso enmental.

Gratinamos en el horno hasta que estén doraditos.