Canelones de espinacas y beicon

viernes, 13 de febrero de 2015

Hoy os traigo una receta ideal para que hagáis el fin de semana y aprovechando que es San Valentín incluirla en el menú de la celebración. Además es una manera de que los niños coman verduras. ya que muchas veces se convierte en un auténtico calvario. La receta es de mi propia cosecha de un día que estaba inspirada y el resultado nos encantó.



Ingredientes ( para 3 personas)

15 placas de canelones
5 lonchas de beicon
400g de espinacas congeladas
2 cucharadas soperas de queso tipo phliladelphia
Queso rallado para gratinar
Mantequilla para engrasar
Tomate frito casero
Bechamel

Preparación

En primer lugar cocemos las espinacas (yo las cocí en el microondas en la olla vapor lekue durante 6 minutos a potencia máxima). La podéis cocer en el microondas en un recipiente de vidrio con tapa o en la vitro. Yo prefiero en el microondas porque no hay que añadir agua  en la cocción y evito que luego estén soltando agua y haya que escurrirlas durante mucho tiempo. Si optáis a cocerlas en la vitro las podéis cocer el día de antes para asegurarnos de que eliminas todo el agua.
Recurro a las espinacas congeladas porque en la frutería no siempre las tienen frescas y las que vienen envasadas muchas veces amargan.

Una vez cocidas y escurridas hacemos el relleno, para ello:

Cortamos el beicon en trocitos y lo sofreímos con un poco de mantequilla, añadimos las espinacas salteamos y le agregamos dos cucharadas colmadas de queso tipo  philadelphia. Movemos bien hasta que esté todo bien integrado. Reservamos.

Cocemos las placas de los canelones siguiendo las indicaciones del paquete. Escurrimos bien y las vamos colocando sobre un paño de algodón como se aprecia en la fotografía.


Las rellenamos con nuestro salteado de espinacas y empezamos a montar la bandeja.

Montaje de los canelones.
Untamos la base de la bandeja con mantequilla, añadimos una capa finita de tomate bien extendida y vamos colocando nuestro canelones.

Cubrimos con una capa de tomate asegurándonos con ayuda de una cucharada de que el tomate penetra entre los canelones y así no se nos queden "securrios". Añadimos queso rallado y una capa de bechamel clarita (ver receta aquí) . No hagáis la bechamel muy espesa porque si no cuando gratinéis vuestros canelones, se espesará demasiado y parecerá un engrudo.

Finalmente añadimos  nuevamente queso rallado y metemos a gratinar en horno precalentado hasta que se forme una costra crujiente.


Nota: os he contado como monto los canelones porque de esta manera se empapan bien y quedan muy jugosos.

Espero que os gusten y ¡ buen fin de semana!

6 comentarios:

  1. Q rico! q buena pinta!! me lo apunto y comparto!! por aquí me quedo a cotillear, te invito a pasarte por mi página :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, si lo haces ya me cuentas. Por los mundos blogueros nos vemos por supuesto. Un beso

      Eliminar
  2. Mmmmm!!! Se ve buenisimo, compartire y probaré esta receta. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ya nos contarás si lo haces como decimos siempre, pero seguro que bueno ya verás. Un saludo.

      Eliminar
  3. Mmmmm!!! Se ve buenisimo, compartire y probaré esta receta. Gracias.

    ResponderEliminar