Cocido

martes, 20 de diciembre de 2016

El frío ya forma parta de nuestro día a día, casi ha llegado el invierno y lo que apetece son platos de cuchara. Hoy os muestro el cocido de mi madre, un cocido riquísimo, que alcanza su esplendor máximo cuando lo hacemos en olla de barro, en la chimenea del chalet. Como no es lo habitual, os pongo su receta hecha en olla a presión, que como os he dicho ya en varias entradas, no es lo mismo que la olla rápida.

La pringá con los garbanzos
Ingredientes (para 6 personas)

1 puñado de garbanzos por persona.
1/2 kg de morcillo.
3 huesos frescos de ternera.
3 huesos de espinazo.
2 puntas de jamón.
1/4 pollo.
1 chorizo.
1 morcilla.
Tocino de beta.
Tocino fresco.
Zanahoria.
Patata.

Necesitaremos una red para garbanzos.

Preparación

La noche anterior dejaremos los garbanzos en agua tibia y una cucharada de sal.

Llenaremos una olla expres hasta la mitad de agua. Añadiremos todos los ingredientes (menos los garbanzos, la patata y la zanahoria). Dejaremos unos 40 minutos cociendo.

Pasado ese tiempo, abriremos la olla y sacaremos el caldo (la mitad de lo que quede) y el pollo. Añadimos agua hasta el límite de la olla.

Ponemos los garbanzos en una red, junto con la patata y la zanahoria y metemos dentro de la olla. Dejamos cocer otra 30 minutos más. Sacaremos si los garbanzos ya están tiernos. Igualmente, durante la cocción, si vemos que falta o sobra agua pondremos o quitaremos según nuestro gusto.

Se ponen garbanzos en bandeja y en otro la carne (pringá).

Sopa de fideos. Se pone el caldo del cocido en un cazo y se añade un puñado de fideos por persona.
La riquísima sopa de fideos
Repollo si se quiere, se cuece aparte.
Nuestra olla cuando lo hacemos de manera tradicional