Brownie

viernes, 9 de octubre de 2015

Los chocoadictos (como nosotros) hoy estáis de enhorabuena. Seguro que a todos, cuando pensamos en una receta de chocolate, nos viene a la cabeza el brownie, si no es en primer lugar, seguro que en segundo o tercero.  Con esta receta conseguiréis el típico brownie que habréis comido en cualquier típico restaurante americano o mismamente en el VIPS, con una textura húmeda, compacta y con un intenso sabor a chocolate. Si además lo servís con una bola de helado de vainilla y chocolate caliente, el éxito está asegurado. Sólo con escribir el post ya se me está haciendo la boca agua :P

La receta es del blog  Azzucarado, la encontré echando un ojo por la blogosfera y me encantó nada más verla.

Igualmente, si queréis hacer otro brownie, en el blog ya hemos hecho varios, como el brownie tradicional de San Valentín o el brownie 3 minutos en microondas , así que opciones tenéis por doquier, aunque como éste, el original, ninguno.

Por último os diré que el misterio de un buen brownie reside en el horneado, no tenemos que hornear como si fuera un bizcocho y dejar que el palillo salga limpio, tiene que salir un poco manchado y con miguitas, por lo que es conveniente a partir de los treinta minutos ir chequeando el horneado para que no se nos pase y se quede duro. Tampoco uséis batidora de varillas, hacerlo manualmente.



Ingredientes

75 g. de mantequilla.
170 g. de chocolate de cobertura.
170 g. de azúcar.
2 huevos L.
Extracto de vainilla.
1/2 cucharadita de café soluble.
1/2 cucharadita de sal.
50 g. de harina.
100 g. de nueces picadas.

El molde que utilicé era de 20x20 cm.

Preparación

Precalentar el horno a 165ºC
 
Derretimos al baño maría la mantequilla y el chocolate, sin que lleguen a calentarse, removiendo continuamente. Retiramos del fuego.

Añadimos el azúcar y batimos con una varilla, la mezcla tiene una textura arenosa. Añadimos los huevos uno a uno, batiendo hasta que se integren.

Añadimos suavemente la mezcla de harina, café y sal, que previamente habremos tamizado.

Añadir las nueces picaditas al gusto mezclando con una lengua de silicona.

Vertemos la mezcla en el molde previamente engrasado y forrado con un papel de horno.

Hornear durante al menos 30 minutos, o hasta que se forme una costra en la parte superior. Comprobar con un palillo y si sale con un poquito manchado y con miguitas es que está listo.

 

Dejamos enfriar un rato en el molde, desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.
 
Servimos con una bola de helado de vainilla y chocolate fundido. Si os gusta de otra manera, ya va en cuestión de gustos, lo podéis comer sólo y está delicioso. Si queréis aprender a hacer helado de vainilla , tal como hicimos nosotros, podéis ver la receta en el enlace del nombre.

Espero que os guste.

Fuente: Azzucarado