Tomate frito casero

sábado, 4 de julio de 2015


Hola amigos ¿qué tal?

Hoy tengo para vosotros una elaboración muy sencilla que os ahorrará mucho dinero, como hacer tomate frito casero. Además de ahorraros dinero, para mi gusto está mucho mejor que el comprado, y aunque pueda parecer una tontería, un buen tomate frito casero puede ser el elemento diferencial de una receta, aunque por otro lado, seguro que no dejáis un trozo de pan vivo en casa de tanto mojar :p

Tener en cuenta que las cantidades están puestas para hacer una buena cantidad de tomate, lo que serían a posteriori 3 botes de tomate frito casero.

Si hacéis esta salsa, podréis usarlo en recetas como estas:

Berenjenas a la parmesana, ver receta aquí

Paccheri con champiñones, ver receta aquí

Ingredientes

3 botes de Tomate natural triturado.
3 cebollas grandes.
Aceite de oliva.
6 cucharadas soperas de azúcar.
Sal.

Preparación

En una cacerola, ponemos un chorro abundante de aceite. Cogemos las cebollas y las picamos en la misma cacerola. freímos la cebolla, hasta que quede pochada. Una vez pochada añadimos el tomate natural triturado

Lo movemos bien, le ponemos una tapadera a la cacerola (para que no salte y nos manche la cocina) y cocemos a fuego lento , moviendo continuamente. Debe estar a fuego lento 1 hora por lo menos. Una vez que vemos que rompe a hervir, echamos 6 cucharadas soperas de azúcar y sal al gusto. Probamos a ver que tal de acidez. Es importante tener en cuenta que si está muy ácido, podemos echar un poquito más de azúcar para rebajar la acidez.

Por último, en la misma cacerola, pasamos por la batidora toda la mezcla para que no queden grumos y quede bien homogénea. Lo dejamos otros 20 minutos a fuego lento y ya tenemos nuestro tomate frito casero preparado!!!

Consejo de envasado:
Como habremos hecho bastante cantidad, lo suyo será envasarlo para que nos quede durante mucho tiempo.
Para el envasado, muy importante hacerlo en caliente, es decir, sacarlo de la cacerola caliente y pasarlo a los botes inmediatamente, hasta llegar al borde y taparlos enroscando bien la tapadera.

Enrollaremos los botes en un paño de cocina y los dejaremos hasta la mañana siguiente para que se enfríen.

Espero que os hayan gustado la receta y nunca más compréis tomate frito ;-), aunque por deciros esto me vayan a odiar las empresas "tomateras".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada