Arroz con leche (microondas)

martes, 11 de marzo de 2014

Hoy os traigo un postre de los de toda la vida, un delicioso arroz con leche, pero una versión más rápida y más sencilla, utilizando el microondas.

El arroz con leche es un postre típico de la gastronomía de muchos países.Se cuece lentamente el arroz en leche con azúcar aromatizada con limón, naranja, vainilla. Se suele tomar espolvoreado con canela, pero se puede tomar con lo que más te guste con cacao, dulce de leche, con azúcar quemado como una costra. Múltiples opciones, a cual mejor.

Bueno como os decía la receta de hoy es para hacer en microondas, así evitamos el estar moviendo constantemente el arroz, para evitar que se pegue. Sólo necesitaremos un recipiente profundo y grande apto para microondas. Si no disponéis de uno grande (ten en cuenta que luego habrá que añadir un gran volumen de leche) puedes optar por reducir las cantidades a la mitad y listo.



Ingredientes (4 a 6 personas)
 
1 vaso de arroz.
2 vasos de agua.
4 vasos de leche entera.
1 corteza de piel de limón.
1vaso de azúcar. Podéis poner medio vaso si os gusta menos dulce, eso va en gustos.
1 cucharadita esencia de vainilla (opcional).
1 nuez de mantequilla.

Preparación

En primer lugar lavamos el arroz al grifo, para que suelte el almidón y quede luego más sueltecito.

Una vez lavado echamos en el recipiente el arroz y los dos vasos de agua, cocemos a temperatura máxima durante 15 minutos. Si os queda algo de líquido lo escurrimos. Estate pendiente no se vaya a salir el agua y vayas a poner todo perdido.

Añadimos la leche, lo removemos bien, para que se suelte el arroz, echamos la piel de limón, la ramita de canela, la nuez de mantequilla y el azúcar.

Movemos bien e introducimos a potencia máxima 10 minutos.

Sacamos movemos, dejamos reposar un par de minutos y volvemos a meter otros diez minutos.

Una vez que ya está cocido, añadimos una cucharadita de esencia de vainilla.

Y ya tenemos listo un delicioso arroz, cuando se enfríe tiende a espesar, así que si nos gusta más suelto le añadimos un poco de leche, eso ya va en gustos, ya que hay gente que le gusta más caldoso, otros más espeso.

Servimos, espolvoreamos con canela y ¡a comer!

Fuente: recetas on line.