Galletas de Halloween

viernes, 30 de octubre de 2020

Hola amig@s,

Aunque no sea le mejor época para celebrar algo con el maldito COVID-19, como podría ser Halloween, como suelen decir, al mal tiempo, buena cara, y más aún para los que tenemos niñ@s, que hay que aprovechar cualquier momento para hacer cosas divertidas, y hay que reconocer que de las cosas que nos han traído de Estados Unidos, esta es una de ellas sin duda. 

Aparte de decorar la casa con telarañas y demás adornos temáticos, pues mi hija quería que hiciésemos unas galletas de fondant de Halloween, y como véis, han quedado de lo más terroríficas :)

La receta de galletas que hicimos fue la siguiente:


Ingredientes

250g de mantequilla a temperatura ambiente.
200g de azúcar.
1 huevo M-L ligeramente batido.
530g de harina de trigo.
Aromas según el gusto: podemos utilizar extracto de vainilla líquida o semillas de una vaina, la ralladura de un limón, la ralladura de una naranja o sustituir 100g de harina por 100g de cacao puro sin azúcar.

Preparación

Con la batidora de varillas batimos la mantequilla, el azúcar y el aroma hasta conseguir una mezcla cremosa, no batir en exceso.

Añadir el huevo batir hasta que se integre.

Añadir la harina a velocidad baja y mezclar hasta que se integre y consigamos una masa.

Estirar con un rodillo la masa (grosor de 5-6mm) entre dos papeles de horno y refrigerar estirada en nevera durante 1-2 horas. Se puede refrigerar hasta dos días o congelar por más tiempo.

Cortamos con los cortadores  y una vez cortadas llevamos a la nevera media hora más para que no pierdan la forma.

Colocamos las galletas sobre papel vegetal en la bandeja del horno y horneamos en horno  180ºC precalentado de 8-10 minutos , han de quedar blanquitas, pero que estén hechas. El horneado es la parte más difícil de la receta. El tiempo de horno influye notablemente en el resultado, en mi horno con 8 minutos y medio, alguna vez 9 minutos, dependiendo del tamaño de la galleta es suficiente, consigo unas galletas blanquitas, horneadas y muy tiernas. 

Dejar enfriar sobre rejilla.

Sí envolvemos las galletas en papel de aluminio o film en un lugar fresco y seco se conservan hasta un mes aproximadamente.

Consejo: Hornear siempre las galletas de igual medida. Si horneamos galletas de distintos tamaños en la misma bandeja, siempre se hornearán más rápido las más pequeñas y las grandes no estarán hechas. Si tenemos que hornear varias tandas conservar las galletas en la nevera para que no pierdan la forma hasta que las vayamos a hornear.

Decoramos con fondant de colores. Toda la decoración de las galletas la hizo mi hija Daniela, menos los detalles, y como veréis, han quedado preciosas a la par que terroríficas.





2 comentarios:

  1. Me encantan Monica! Te has planteado hacer talleres? Yo me apuntaría seguro (Ana C)

    ResponderEliminar
  2. Hola. Escribo de parte de Mónica que no puede. Ojalá tuviese tiempo, que ahora ni tiempo de rascarme!!! Jejje. Muchas gracias

    www.lasrecetasdemasero.com

    ResponderEliminar