Requesón artesano

martes, 12 de diciembre de 2017

El requesón o ricotta es un queso que se prepara a partir del suero de la leche de vaca, oveja o cabra. El que más se usa  se preparara a  partir de leche de vaca, que ha de ser lo más fresca posible y por supuesto entera.

El requesón se usa para multitud de recetas, tanto dulces como saladas y es muy fácil de preparar. Podéis prepararlo usando una gasa o un colador como os muestro en la primera forma de prepararlo o con moldes que venden para ello. Os voy a enseñar dos maneras de hacerlo, a partir de leche y yogur o sólo con leche,en función de los ingredientes que tengáis en casa. He querido probar las dos recetas y las dos son igualmente válidas La receta que os traigo es en bruto, pero lo podéis personalizar añadiéndole sal, nueces, hierbas aromáticas o lo que más os guste.

Primera receta

Ingredientes

2 Litros de leche entera. Tiene que tener un alto contenido en grasa.
1 yogur natural 
Zumo de un limón.

Preparación

Ponemos a calentar en un cazo los dos litros de leche y cuando esté caliente (se vea el humo pero no llegue a hervir) se  baja el fuego y se le añade el yogur natural .Mezclar bien.

Añadimos el zumo del limón y mezclamos bien. El aspecto que tiene que tener al añadir el zumo de limón es de leche cortada, tal y como se aprecia en la fotografía.

Pasamos la mezcla por un colador (escurridor en mi caso) con una gasa o a un molde especial para hacer queso.

Apretar bien la gasa para eliminar el suero que quede y añadir si se desea: la sal, las nueces...
Le hacemos un nudo a la gasa,  y lo dejamos en nevera unas 12 horas. Yo lo dejo de un día para otro.

Y al día siguiente éste es el resultado. Un rico queso de unos 300 g aproximadamente.


Segunda receta

Ingredientes

2 litro de leche entera fresca
1 cucharadita de sal(opcional)
30g de zumo de limón o vinagre de manzana

Preparación

Poner a calentar la leche en una cacerola hasta que rompa a hervir, retiramos  del fuego y  añadimos el jugo de limón y la sal, movemos con una cuchara de madera, tapamos y dejamos reposar durante 10 minutos.

Pasado el tiempo, veremos que la leche se ha cuajado y se ha separado del suero, tomando un aspecto como cortada.

Recogemos con una espumadera la cuajada y la pasamos a nuestro molde para queso o en su defecto, a una gasa sobre un colado grande, dejamos que escurra bien. Yo lo dejo en la nevera de un día para otro o bien en el molde o en la gasa atada sobre un colador y un recipiente debajo para recoger el suero restante.

Desmoldamos y listo.


Fuente: Ya estamos en casita

Elegid y probad. Os encantará

2 comentarios:

  1. Delicioso, muchas gracias por compartir tu receta, voy a probarla.
    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti.. ya nos dices algo cuando la hagas.Besos

      Eliminar