Pastas de naranja y limón

lunes, 10 de abril de 2017

Mi madre me inculco desde pequeña que la comida no se tira, cuántas veces me dijo aquello de ¡con el hambre que hay en el mundo, aquí no se tira nada! y a mi se me quedó grabado, así que cuando tengo restos de ingredientes que he usado para otras elaboraciones , procuro hacer alguna receta que me permita utilizarlo, eso fue lo que me pasó con la manteca de cerdo, que utilice para hacer los mantecados de Navidad, aún estaba perfecta, dentro de la fecha de consumo, así que como ya estaba cansada de verla en la nevera, decidí usarla para hacer unas pastas. Había visto una receta en una revista que fue la que usé como base pero con bastantes modificaciones. En un principio no daba un duro por ella, pero al final me encantó el resultado. Son unas pastitas buenísimas, con un toque cítrico, que os encantarán.


Si preferís podéis hacerlas solo de naranja , para eso solo tenéis que añadir zumo de naranja y ralladura de la misma.

Ingredientes

260g de harina
125g de manteca de cerdo ibérica
130g de azúcar. Podéis añadir hasta 150g.
1 huevo L
1/2 cucharadita de levadura tipo Royal
50ml de zumo naranja y limón

Preparación

Precalentar el horno a 180ºC

Exprimir media naranja y medio limón hasta un total de 50 ml de volumen, es decir, mezclaremos el zumo de naranja y el zumo de limón hasta los 50 ml.

Poner la manteca en un cuenco y aplastarla con un tenedor hasta que esté blandita, añadir el azúcar y mezclar hasta que ambos ingredientes estén mezclados.

Añadir el huevo y seguir mezclando, incorporar la harina tamizada con la levadura, sin dejar de remover.

Agregar el zumo y amasar hasta obtener una masa homogénea.

Hacemos bolitas de tamaño similar  con las manos humedecidas ( es una masa bastante pegajosa que cuesta manipular) y las colocamos sobre un papel vegetal en la bandeja del horno, separadas entre sí , porque durante el horneado aumentan de tamaño.

Aplastamos cada bolita, pintamos con huevo batido y espolvoreamos generosamente azúcar por encima.

Hornear durante 15-20 minutos o hasta que estén doraditas.

Las pasamos a una rejilla y las dejamos enfriar.

Espero que os gusten, están buenísimas.