Tarta de queso con cuajada (sin horno)

miércoles, 17 de agosto de 2016

Las recetas de Masero ya ha vuelto de vacaciones, por desgracia. Después de pasar unos días en Croacia, Bosnia y Montenegro y otros 15 días con la familia en la Manga, hemos tenido que volver a la cruda realidad. Es una pena que después de estar esperando todo el año las vacaciones, se pasen volando, pero bueno, me quedo con lo bien que lo hemos pasado y lo mucho que ha disfrutado Danielita en la playa.

En las vacaciones, como nos reunimos bastante gente, los postres son cosa mía y he preparado bastantes cosas que os iré mostrando en las próximas semanas. A mi tío le gusta mucho la tarta de queso, así que esta la hice especialmente para él, pero le encantó a todo el mundo y voló en un periquete. Es una tarta muy rica, facilísima de hacer y encima sin horno, una maravilla que además no empalaga nada. He modificado la base de la receta original, porque en casa nos gusta más con galletas maría y margarina. Os animo a que la preparéis y me contéis.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!

Ingredientes

Para la base:
150g de galletas maria.
60g de margarina.

Para el relleno:
125 g. de queso tipo philadelphia.
750 ml. de leche entera.
2 sobres de cuajada en polvo
4 huevos.
250 g. de azúcar.

Para la cobertura:
Usé mermelada de higos y lavanda que compré en Croacia, pero teniendo en cuenta que seguramente aquí no la encontréis, podéis usarla sólo de higos (pincha aquí y puedes ver nuestra receta de mermelada de higos), fresas, arándanos... del sabor que más os guste.

Preparación

Base de galletas:
Engrasamos la base y paredes del molde y forramos con papel de hornear.
En  un robot de cocina con el accesorio de cuchillas, trituramos las galletas hasta obtener migas finas. Otra opción es introducir las galletas en una bolsa de plástico de cierre hermético y machacarlas con un rodillo de cocina.

Ponemos las galletas trituradas en un cuenco, vertemos sobre ellas la mantequilla derretida y mezclamos a mano. Disponemos esta pasta sobre el molde preparado, presionando con los dedos sobre la base. Después introducimos en el frigorífico durante 20-30 minutos para que se enfríe y adquiera firmeza mientras preparamos el relleno.

Relleno:

1.En 125 ml de leche vertemos los dos sobres de cuajada y los batimos hasta total disolución.

2.En un bol a parte añadimos otros 125ml de leche ,los huevos y el queso. Batimos todo muy bien hasta que esté bien integrado.

3.En una cacerola ponemos a calentar 500 ml. de leche con el azúcar, movemos a fuego lento hasta que se disuelva el azúcar, añadimos la mezcla de leche y cuajada (paso 1), batimos en la misma cacerola, para que no se formen grumos (este paso es opcional) y por último añadimos la mezcla de leche, huevos y queso (paso2). Vamos moviendo constantemente a fuego lento para evitar que se pegue la mezcla. Cuando rompa a hervir, retiramos del fuego.

4.Vertemos sobre la base de galletas, dejamos templar y metemos en nevera, mínimo 12 horas o mejor de un día para otro.

5. Desmoldamos con mucho cuidado ayudándonos de un cuchillo afilado para despegar la tarta por la parte superior y la servimos con la cobertura que más nos guste. En esta ocasión, he preferido que cada uno decida si le apetece o no con cobertura.