Bizcocho de fruta confitada

jueves, 4 de junio de 2015

Buenos días y feliz día festivo, para los que lo tengáis ;-).

Qué mejor manera para celebrar un día sin trabajar, que horneando un rico bizcocho, que ya sabéis que es mi dulce preferido (a la hora de cocinar). Buscando por mis armarios receteros, encontré limón y fruta confitada que había comprado hace un tiempo en el Lidl y que como iba a caducar, mi cabeza empezó a maquinar el bizcocho perfecto. Perfecto no sé si quedaría, pero Ismael y mi madre dieron buena cuenta de él en apenas un día, así que algo tendría que tener....Es un bizcocho muy esponjoso, húmedo y con un rico sabor a naranja y a limón.

Para la elaboración de este bizcocho vamos a necesitar como vaso medidor el envase de un yogur vacío (125 gr), no su contenido, así que ya sabéis, cuando comáis un yogur, guardar el envase para hacer este delicioso bizcocho. Lo hice con la chefomatic, pero lo podéis hacer con un horno convencional, así que lo he puesto de las dos maneras.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!



Ingredientes

3 huevos.
125 g. de queso tipo philadelphia.
2 medidas de yogurt de harina.
1 medida de yogurt de harina de almendra.
2 medidas de yogurt de azúcar.
1 medida de yogurt de aceite de girasol.
1 sobre de levadura (16 g de polvo para hornear).
Una cucharada y media de esencia de azahar.
150 g. de limón confitado.
150 g. de naranja confitada.
Harina y mantequilla para engrasar la cubeta o molde a utilizar.
Azúcar glass.

Preparación

Batimos los huevos con el azúcar hasta que estén bien ligados. Añadimos la esencia de azahar.

Añadimos el queso philadelphia y el aceite y seguimos batiendo.

Tamizamos la levadura y la harina. Reservamos. Añadimos a la masa la harina de almendras, la harina y la levadura tamizada y batimos hasta que esté todo bien integrado.

Para evitar que la fruta se quede en la base del bizcocho, pasamos la fruta confitada por harina y eliminamos el exceso de la misma. Lo añadimos a la masa y movemos con movimientos envolventes con una espátula.

Untamos la cubeta con mantequilla, espolvoreamos con harina y vertimos dentro la masa.

Modo horno:
Debemos tener el horno precalentado. Pondremos a 180 ºC calor arriba y abajo. Tiene que estar 35-40 minutos, hasta que el pincho salga limpio.

Modo chefomatic:
Programamos el modo horno durante 40 minutos ( hasta que el pincho salga limpio ). Le damos la vuelta y dejamos un par de minutos más para que se dore un poco y no quede tan paliducho. Para darle la vuelta me ayudo con la bandeja de vapor.

Decoramos al gusto, por ejemplo, con azúcar glass.