Tarta helada de galletas

jueves, 31 de julio de 2014

¡Muy buenos días!

¿Cómo va la semana? Ya queda nada para agosto y en mi caso para coger las esperadas vacaciones...a pesar de que este verano está haciendo un clima un poco atípico, cuando hace calor, es insoportable y no apetece para nada encender el horno y convertir la cocina en una sauna. Así que para cuando el calor aprieta os traigo una tarta helada riquísima, muy fácil de preparar y que sorprenderá gratamente a tus comensales.

La receta de esta preciosa tarta es de la web “La receta de la Felicidad” que es una maravilla, con unas recetas buenísimas y unas fotos preciosas. Aquí tenéis como queda esta una vez terminada:


Ingredientes
Para el brazo de galletas:
12-13 galletas tipo María, yo he usado las hojaldradas.
 1/2 taza de leche.
 200 ml de nata para montar ó crema de leche (mínimo 35% MG) muy fría. La de la  marca “La Asturiana” es de las pocas que tienen este porcentaje.
 2 cucharadas colmadas de azúcar.

Para la cobertura de chocolate:
125 ml de nata para montar (crema de leche)
125 g de chocolate negro de cobertura.
Crocanti de almendra, almendras fileteadas, coco rallado o lo que más nos guste para decorar.

Preparación
Preparación del brazo de galletas:
Es aconsejable que el recipiente en el que vayamos a montar la nata y las varillas estén en la nevera durante unos 20 minutos más o menos para que estén fríos a la hora de utilizarlos.
En un bol amplio batimos la nata con el azúcar con ayuda de una batidora de varillas, en primer lugar a baja velocidad y aumentamos la velocidad hasta que esté montada (haga picos). Yo para comprobar que está bien montada doy la vuelta al bol, si no se mueve está bien montada. No  nos debemos pasar batiendo ya que se puede cortar, perder la cremosidad y quedaría inutilizable.

Sumergimos una galleta en leche (meter y sacar) porque en el caso de las galletas hojaldradas si las dejas más tiempo se deshacen y resulta imposible apilarlas. Untamos un poco de nata y colocamos encima otra galleta mojada en leche previamente. Repetimos este paso hasta hacer una torre como se aprecia en la fotografía, la cual colocaremos sobre papel de hornear.

Proceso de elaboración de la tarta
Tumbamos la torre y la cubrimos bien de nata con ayuda de una espátula de manera que quede lo más liso posible.

Metemos en el congelador unas horas o de un día para otro.

Preparación de la cobertura:
Ponemos la nata a hervir, y cuando hierva, retiramos del fuego y agregamos el chocolate troceado. Dejamos reposar unos minutos, y removemos hasta que esté totalmente disuelto.

Dejamos templar unos 5 minutos el chocolate, sacamos el brazo del congelador y lo colocamos sobre una rejilla (sobre una bandeja para recoger el chocolate sobrante).Vertemos el chocolate de manera que quede bien cubierto todo el brazo.

Antes de que solidifique el chocolate decoramos al gusto. En mi caso con el crocanti de almendra.

Metemos en el congelador hasta que lo vayamos a tomar que lo deberemos sacar un rato antes para poder hincar el diente.

Para servir cortar la tarta con un cuchillo de manera transversal para que se vea ese corte tan bonito.

Patatas al vapor (microondas)

martes, 29 de julio de 2014

Buenas,

En el día de hoy os voy a presentar una magnífica receta para comeros unas ricas patatas, en muy poco tiempo y de una manera muy fácil. Unas deliciosas patatas al vapor cocinadas en un estuche de vapor.

Seréis muchos los que desconocéis estos "recipientes", pero os los recomiendo. Este tipo de utensilio, es muy bueno para cocer pastas, arroces, estofados, sopas... En mi caso, usé la "olla Ogya" de Lekué, que se puede usar para infinidad de recetas. Además tiene un tamaño bastante considerable, así que podemos hacer recetas más o menos complejas y para varias personas. Además cuentan con la ventaja de ser flexibles y resistentes a altas temperaturas, y de este modo podemos cocinar infinidad de platos fácilmente en el microondas y sin manchar nada.


Ingredientes

1 patata mediana.
Aceite de oliva.
Sal de ajo.
Hierbas provenzales. Yo uso las de Carmencita que llevan mejorana, tomillo, romero orégano, ajedrea y albahaca.

Preparación

Como recipiente usé el estuche de vapor. Podríais usar un plato hondo tapado con otro, pero aparte de no ser ya "patatas al vapor", la receta serían las patatas a las hierbas provenzales que ya publiqué en el blog (ver receta aquí).

Pelamos y troceamos la patata.

Añadimos un chorrito de aceite de oliva, sal de ajo y las hierbas provenzales al gusto. Movemos muy bien.

Introducimos en el microondas a 900W durante 3-4 minutos. El tiempo es orientativo y dependerá del microondas. Es mejor que inicialmente pongas tres minutos y luego el resto del tiempo hasta que le cojas el punto a tu micro.

Abrimos con cuidado de no quemarnos con el estuche de vapor, ya que está muy caliente y salamos si fuera necesario ,servimos y ¡a comer!

Entrevista petitchef

lunes, 28 de julio de 2014

Hemos tenido el placer de ser entrevistados en la web de petitchef, con motivo de su elección como bloggers de la semana , el 3 de Julio de 2014. Agradecemos a esta web su confianza y la recomendamos por su buen hacer en este mundo de la cocina.

Ésta fue la entrevista que nos hicieron en su web:

- Mónica, Ismael, ¿cómo surgió la idea de hacer un blog conjunto?

Mónica: Un día, intentando colocar todos los post-it y cuadernos que tengo en varios cajones de la casa, me dí cuenta del desorden de mis recetas. Como me gustan mucho los blogs, no sólo los de cocina, me dije, ¿porqué no crear un blog y agruparlas todas?. Estuve unos días investigando cómo hacerlo hasta que el 18 de Abril de 2013 nació el blog . No dije nada a Ismael, así que con mi primera receta, le dí el enlace para que lo viera y quedó gratamente sorprendido.

Ismael: Como dice Mónica, la idea fue suya, mi intención era la de comerme las recetas del blog, como buen catador, pero me fui enganchando poco a poco. Sin duda, ayudó el hecho de que Mónica, en los inicios del blog, hiciera unas fotos de dudosa calidad. Yo no podía permitir que las delicias que publicaba no fueran un fiel reflejo de la realidad. Por esto, empecé a encargarme de las fotos (como buenamente puedo ya que no soy fotógrafo) y poco a poco, empecé a colaborar con más cosas, pero siempre a las órdenes de la jefa.

- ¿Quién se encarga de qué en el blog?

Mónica: La selección, creación y realización de las recetas es cosa mía.

Ismael: Soy el catador de todas ellas, administrador de las redes sociales y demás labores del blog, además de fotógrafo recetero.

- ¿Cómo lleva una pareja eso de trabajar en equipo?

Mónica: Pues lo llevamos bastante bien, aunque algunas veces tenemos nuestras discrepancias, sobre todo a la hora de realizar las fotos, porque Ismael puede llegar a ser muy cansino y perfeccionista a la hora de fotografiar un plato. Como tampoco tenemos un estudio de fotografía, la mayoría de las veces nos comemos la comida fría y a la hora de recoger el “escenario” también surgen nuestros más y nuestros menos, pero todo sea por conseguir una bonita foto que represente aquello que vamos a comer.

- Hemos visto que sois viajeros, ¿qué destino os gusta más por su gastronomía?

Mónica/Ismael: Cada país tiene su encanto. De los que hemos visitado, tanto por el viaje en sí como por su gastronomía nos quedamos con Costa Rica y Tailandia. Tampoco nos gustaría dejar sin mencionar Italia, dónde hemos estado 5 veces, que para Ismael es un paraíso culinario, ya que le encanta la pasta.

- Vuestro viaje de novios fue a Tailandia. Mónica, tu que te decantas más por la repostería, ¿serías capaz de hacer un postre con sabores tailandeses?

Mónica: Por supuesto, todo en esta vida es ponerse, con un toque de mango o coco, mmmm…Nos quedamos con ganas de probar el sticky rice mango, así que por ahí pueden ir los tiros….

- Con que plato de vuestra infancia os quedáis.

Mónica: Patatas con bechamel. Mi madre me las prepara siempre para mi cumpleaños.

Ismael: Sepia a la plancha, con su ajito y perejil. Cuando vemos una en la pescadería hay que cogerla sí o sí. En el mar, las dejamos nadar libremente.

- ¿Cuál ha sido la receta que más se ha resistido?

Mónica: Uff! La verdad que cuando vivía en casa de mis padres nunca cocinaba nada, así que cuando me independicé y me puse a hacer un bizcocho, tuve mis discrepancias con el horno. A pesar de eso, puedo decir a día de hoy que tengo muy buena mano con los bizcochos y que adoro mi horno.

- ¿Receta de domingo?


Mónica/Ismael: Los domingos nos gusta darle uso al horno, y preparar un buen asado, ya sea pescado ó carne, acompañado con sus patatitas. De postre no puede faltar una buena porción de tarta “made in Masero”.

- Un consejo.

Mónica:Siente cada plato que cocines.

Ismael: Como dice el refrán, ¡todo lo que corre, nada ó vuela, a la cazuela!

Cupcakes barrio Sésamo

Buenos días,

Empezamos una nueva semana, con energía después del fin de semana, y que mejor que empezar con una publicación divertida, aunque el lunes no lo sea tanto ;-).

La entrada de hoy es muy dulce no sólo por el sabor si no por todos los recuerdos que vienen a mi mente cada vez que veo a cada uno de los integrantes de este maravilloso barrio, que cada tarde después del cole invadía nuestro salón. Estoy hablando de Barrio Sésamo, que tanto gustaba a grandes y pequeños.

Como fan incondicional de Barrio Sésamo, no podía dejar de hacer unos dulces con esta temática y los cupcakes del Monstruo de las galletas y de Óscar el gruñón fueron los elegidos. La verdad es que yo no recuerdo que Óscar (un personaje que vivía en un cubo de basura) saliese en la versión española de Barrio Sésamo, pero tenía buttercream  de chocolate blanco de color verde de la tarta osito campestre (ver receta pinchando aquí) congelado y decidí aprovecharlo. 
 
La receta de los cupcakes es la del libro “Cupcake perfecto” de Alma Obregón y el buttercream  tanto el azul como el verde. El buttercream azul es de vainilla y el verde como ya he dicho anteriormente es de chocolate blanco.

 
Bien metiditos en su caja para el evento de Ismael
 Ingredientes
 
Para el bizcocho ( para 12 unidades):
115g de mantequilla
220g de azúcar
3 huevos M
200g de harina
1 y ½ cucharaditas de levadura
120 ml de leche desnatada
1 cucharadita de extracto de vainilla.

Para la buttercream de vainilla/azul (6 unidades):
125g  mantequilla sin sal a temperatura ambiente 
163g  azúcar glass.
½  cucharadita de extracto de vainilla 
1 cucharada de leche semidesnatada 

Para la buttercream de chocolate blanco/color verde (6 unidades):
125g de icing sugar o azúcar glass en su defecto.
125g de mantequilla en pomada.
50g de chocolate blanco.
½  cucharada de leche semidesnatada.
½ cucharadita de esencia de vainilla.

Preparación

Precalentamos el horno a 180ºC.

Tamizamos la harina con la levadura.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que estén integrados, añadimos los huevos uno a uno, batimos hasta que estén incorporados.

Añadimos la mitad de la harina, batimos a velocidad baja.

Añadimos la leche con el extracto de vainilla disuelto y volvemos a batir.

Agregamos la otra mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que la mezcla sea homogénea.

Repartimos la mezcla en las cápsulas (colocadas en la bandeja para hornear cupcakes)  y horneamos durante 22-25 minutos.

Dejamos enfriar en la bandeja unos minutos y luego pasamos a rejilla hasta que se enfríen por completo.

Buttercream de vainilla (azul):
Tamizamos el azúcar glass y lo colocamos en un bol junto con la mantequilla, el extracto de vainilla y la leche. Cubriendo el bol, batimos a velocidad baja un minuto. Después subimos la velocidad y batimos al menos otros 5 minutos a velocidad media-alta. El buttercream se volverá casi blanco y su textura pasará a ser muy cremosa.

Para conseguir el color del monstruo de las galletas lo podéis teñir con el colorante azul en pasta  (Ice Blue de Sugarflair o Royal Blue de Wilton). Yo usé el de Wilton.

Para decorar necesitamos la boquilla de Wilton 233 (la boquilla césped).

En cuanto a los detalles de la cara, los ojos son de fondant blanco y negro y la boca es una galleta Chip Ahoy.


El monstruo de las galletas
 
Buttercream de chocolate blanco (verde):
Derretimos el chocolate blanco al baño maría o en el microondas en intervalos de 30 segundos. No nos debemos pasar ya que salen grumos y el chocolate queda inutilizable. Una vez derretido dejamos templar.

Ponemos en un bol la mantequilla, el azúcar glass tamizado, la vainilla y la leche. Tapamos y comenzamos batiendo a velocidad baja un minuto. Después batimos otros 2 minutos a velocidad media-alta y el buttercream tomará un color más clarito. Entonces añadimos el chocolate (¡¡tiene que estar casi frío!!) y batimos bien otros 2-4 minutos, hasta que el chocolate esté bien integrado y la mezcla sea homogénea.
El colorante que usé fue el de Wilton fue verde hoja. Para decorar la boquilla césped de nuevo.

En cuanto a los detalles de la cara, los ojos son de fondant blanco y negro , la boca es de fondant negro y rosa para la lengua. Las cejas son de dulce de leche.

Óscar el gruñón
 
Espero que os hayan traído buenos recuerdos estos divertidos cupcakes!

Judiones con almejas en olla a presión

martes, 22 de julio de 2014

Muy buen@s,

¿Cómo ha ido el fin de semana? A mí de maravilla hemos estado de celebración del cumpleaños de una personita muy muy especial, mi sobrino, que cumplía un añito. Y como no, su tía no perdió la oportunidad de hacerle una supertarta, la ocasión lo requería. Cuando Isma tenga las fotos listas, ya os la mostraré.

Bueno para empezar la semana y aprovechando que no está haciendo mucho calor, vamos a preparar un plato de cuchara, unas ricos judiones con almejas. Ah! Por cierto la receta es de mi  mami y son hechos en olla a presión, que no es lo mismo que la olla rápida,  lo digo para que os asustéis cuando veáis el tiempo de cocción. También quiero decir que sé que no hay nada como cocinar las judías a fuego lento, pero en los tiempos que corren se ahorra mucho tiempo con la olla a presión, a pesar de no estar igual de buenas que hacerlas de la manera tradicional, he de decir que salen bastantes buenas.


La alubia Judión se caracteriza por su gran tamaño, su piel fina y su textura tierna: aunque se deshace en la boca con facilidad, en la cazuela permanece firme. Resulta exquisita con carnes, pescados o mariscos. A mi me encantan los judiones  de la marca “La Chinata”( ver producto aquí) porque vienen envasados al vacío de manera que se mantienen intactas cada una de sus propiedades. Son unos judiones gourmet que os animo a que probéis.

Ingredientes

500g de judiones La Chinata.
1 cebolla.
1 cabeza de ajo.
2 hojas de laurel.
750g de almejas.
Aceite de oliva y sal.

Para las almejas:
3 dientes de ajo.
½ cucharada rasa de harina.
½ cucharada de pimentón.
1 cucharada de tomate casero.
Aceite de oliva.

Preparación
 
Los judiones se han de poner en remojo la noche anterior en agua fría, deben estar bien cubiertos (2/3 por encima) ya al hidratarse aumentan de volumen.

Dos horas antes de preparar las almejas para el guiso las tenemos que lavar. Para ello, en primer lugar desechamos las que estén rotas y las que no se cierran al tocarlas ( no están vivas)  y luego las sumergimos  en un recipiente amplio con agua fría y  un puñado de sal para que suelten la arenilla que puedan tener.

Escurrimos los judiones  y los ponemos en la olla, las cubrimos con agua unos dos dedos y añadimos la cabeza de ajo entera y lavado, la cebolla entera y pelada, el laurel, un chorrito de aceite y un poco de sal.

Tapamos la olla, la ponemos a fuego fuerte y cuando haya cogido presión bajamos a fuego medio y dejamos cocer durante una hora u hora y cuarto. Es conveniente vigilar la cocción a los 40 minutos , por si se hubiese evaporado mucho el agua. Reservamos.

Preparación de las almejas:
En una sartén  añadimos 3 o 4 cucharadas de aceite, el ajo picado y el perejil lo ponemos a fuego medio-bajo.

Cuando estén los ajos amarillitos, añadimos la harina y vamos moviendo hasta que se dore el ajo y se tueste la harina (tenemos que tener ojo en este punto porque si nos pasamos  tostando la harina, sabrá a quemado el  guiso), añadimos el pimentón, damos un par de vueltas y añadimos la cucharada de tomate, movemos y  añadimos las almejas limpias y un cucharón de caldo de las judías.

Tapamos y dejamos a fuego medio hasta que se abran.

Una vez abiertas se las añadimos a los judiones, le damos un hervor y listo para comer.

Notas:En el caso de que los judiones  al cocerlos no tengan el  caldo suficiente como para tomar un cucharón (porque se quedarían con poco caldo) para hacer las almejas, lo que tenemos que hacer es añadir agua en lugar de caldo  y una vez cocinadas las almejas añadírselas a los judiones.

Espero haberme explicado bien y que os guste la receta.


Cupcakes pareja de búhos

viernes, 18 de julio de 2014

¡Por fin es viernes!

Hoy es un día maravilloso para muchos ya que se acerca el fin de semana y tenemos tiempo para descansar y hacer lo que más nos gusta. A mi me gusta recetear especialmente los fines de semana que es cuando más tiempo tengo, sobre todo, para hacer decoraciones con fondant como la que hoy os muestro. Me encanta poner todos mis cachivaches en la mesa de la cocina y pasar el tiempo decorando galletas, tartas, cupcakes, según la ocasión. Algunas veces me cabreo bastante, sobre todo cuando no me sale lo que estoy modelando, pero bueno, merece la pena el esfuerzo, sólo por ver la cara de las personas a las que va dirigido.

La personita de hoy se llama Diego, el hijo de una compañera de trabajo, con motivo de su cumpleaños quise sorprenderle con unos cupcakes decorados y a pesar de no tener mucha idea en estos menesteres, me salieron bastante bien y a Diego le encantaron que era de lo que se trataba.


El cupcake (magdalena que decoré) son las que publiqué hace poco, magdalenas de galletas María rellenas de dulce de leche (podéis ver la receta aquí).

Para hacer el cuerpo de los búhos usé un cortapastas circular, para las alas usé una boquilla de manga pastelera y para los troncos y hojas usé esta plantilla que es como la de Wilton, pero la mía la compré en los chinos a un precio muy económico.



 Como veis es una manera muy sencillita de decorar vuestros cupcakes, espero que os gusten.








Pan de mantequilla de ajo y perejil

jueves, 17 de julio de 2014

Buenos días,

¿Qué tal está transcurriendo la semana? Yo estoy deseando de que llegue mañana porque la semana se me está haciendo bastante larga y con los calores nocturnos que azotan Madrid, poco se puede descansar por la noche, la verdad, menos mal que podemos tirar de aire acondicionado...pero es lo que tiene el verano en Madrid.

Hoy os traigo una aplicación (no del móvil jajajaja) de la receta de mantequilla de ajo y perejil que os presenté en la última entrada. Una manera muy sencilla y rápida de hacer un delicioso pan de ajo, que es ideal como aperitivo.


Ingredientes

Mantequilla de ajo y perejil ( ver receta aquí)
Barra de pan.

Preparación

Cortamos el pan en rebanadas de unos 2 cm y las untamos con mantequilla de ajo por los dos lados.

Metemos las rebanadas en el horno (modo grill) previamente precalentado hasta que estén doraditas. Cuando se dore por un lado le damos la vuelta y doramos por el otro.

Servimos y calentitas están deliciosas.

Espero que os guste.

Notas:Yo lo gratino sobre la rejilla del horno y coloco las rebanadas sobre un trozo de papel albal. Es aconsejable que la barra de pan que vayamos a usar no esté demasiado tostada, ya que al gratinarla se quedaría muy seca.

Mantequilla de ajo y perejil

lunes, 14 de julio de 2014

¡Hola a tod@s!

¿Qué tal ha ido el fin de semana? Yo he tenido un fin de semana muy ajetreado. El viernes que fui a un curso de galletas que me había regalado Ismael por mi cumpleaños y me encantó. Aprendí un montón de cosas e hice unas galletas super chulas que ya os enseñaré en entradas venideras. El sábado y el domingo estuve celebrando mi cumpleaños con mis amigos y la familia y lo pasamos estupendamente. Para la ocasión hice dos tartas que ya os mostraré, riquísimas. Pero eso también será en otra entrega :-)

El lunes es un día que por lo menos a mi, no me apetece hacer nada, así que hoy os lo voy a poner facilito, con esta sencilla manera de hacer mantequilla de ajo y perejil, que podremos congelar y usar para infinidad de recetas : para gratinar un pescado, sobre un filete, con unas tostadas... También la podemos hacer con albahaca que es ideal para la pasta.

La mantequilla que he utilizado es de la marca “Imperial”, la auténtica mantequilla asturiana elaborada con leche de vaca de los pastos de Asturias, sin colorantes ni conservantes. Tienen mantequilla con sal y sin sal y diversos formatos. Yo he utilizado la mantequilla con sal.


Ingredientes

250g de mantequilla con sal.
4 dientes de ajo.
3 cucharadas de perejil.
La cantidad de ajo y perejil que pongáis es al gusto. A nosotros no nos gusta mucho el sabor a ajo.

La mantequilla ha de estar a temperatura ambiente, así que la sacaremos media horita antes.

Preparación
Pone en un  bol la mantequilla en pomada. Añade los ajos machacados y el perejil .Yo uso un machaca ajos, pero podéis hacerlo con un mortero o similar.

Mezclamos bien hasta que la mezcla sea homogénea y ya tenemos lista nuestra mantequilla de ajo y perejil.



La envolvemos en un film en forma de rollo y la metemos en el congelador y cuando la vayamos a usar, cortamos una rodaja y la volvemos a meter en el congelador. También la podéis distribuir en una cubitera y sacar un cubito cada vez que la vayáis a usar.

Estéticamente no queda muy bonita :-)
Ya tenemos lista nuestra deliciosa mantequilla de ajo para cocinar ó para tomar directamente.

Espero que os guste.

Cake pops de dulce de leche y de nocilla

jueves, 10 de julio de 2014

Hoy os quiero mostrar los cake pops que hice para regalar a Verónica de "Peinado y maquillaje", una profesional de los pies a la cabeza y  que tuve el privilegio de ponerme en sus manos el día de la boda de un amigo de Ismael. Me peinó y me maquilló de maravilla. Verónica peina y maquilla a novias, pero lo mío fue un caso especial, ya que me tocó un sorteo en su Facebook ( por cierto la que sale en la portada soy yo:-)) Así que, como me quedé con ganas de que fuera la encargada de peinarme y maquillarme en mi boda (me quedé sin fecha), me pude quitar la espinita con este super regalo. Gracias Verónica.

Los cake pops son muy versátiles y se puede hacer de un montón de sabores. Podemos aprovechar restos de algún bizcocho, magdalenas, con galletas...En este caso, los he hecho con los restos de los  bizcochos de la tarta oso campestre (podéis ver la receta aquí), uno era de vainilla y el otro de chocolate. El de vainilla con nutella y el de chocolate con dulce de leche, la combinación perfecta.

La receta es orientativa en el sentido de que no hay una receta para hacer cake pop universal, ya que la proporción que uses entre el bizcocho  y la nocilla o dulce de leche, dependerá del tipo de bizcocho que tenga más o menos grasa, que esté más tierno o más seco. No sé si me explico. Así que lo mejor es que desmiguéis el bizcocho y vayáis añadiendo cucharada a cucharada  el dulce de leche o la nocilla, hasta que consigáis una masa de textura similar a la plastilina.

Es mejor que uséis palos especiales para cake pops porque si usas las brochetas de madera, tu cake pop puede ser atravesado por la misma y acabar en la parte baja de la brocheta.

CAKE POPS DE DULCE DE LECHE

Ingredientes (para 9 unidades)
Migas de  bizcocho de chocolate.
Dulce de leche Márdel.
100g chocolate negro cobertura.
 
Preparación

En un bol desmenuzamos el bizcocho y añadimos las cucharadas de dulce de leche necesarias para que al mezclarlo no se desmigue.

Hacemos bolitas con la mano o con una cucharada de helado para que queden de tamaño similar.

Fundimos un poco de chocolate en el microondas, introducimos el extremo del palo y pinchamos las bizcobolas. No los pinchéis demasiado, si lo hacéis, corréis el riesgo de que la bola sea atravesada por completo.

Metemos en el congelador unos veinte minutos hasta que solidifique el chocolate y el palo este bien pegado.

Fundimos el chocolate en el microondas, dejamos que se temple y vamos metiendo cada uno de nuestros cake pops en el chocolate de manera que queden bien bañados. El exceso de chocolate  lo eliminamos dando unos golpecitos suaves sobre la mano con el cake pop hacia abajo.

Decoramos al gusto y los pinchamos en un polispan para que no se arruinen durante el secado. Yo los meto en nevera para que  solidifiquen antes.


CAKE POPS DE NOCILLA

Ingredientes (para cuatro unidades)
 
Migas de bizcocho de vainilla.
Nocilla.
40 g chocolate cobertura.

Preparación

Dicen que la proporción ideal para hacer los cake pops de nocilla es una cucharada de nocilla por tres de bizcocho, pero yo lo hago a ojo.

El procedimiento es el mismo que el descrito anteriormente.







El resultado final:
 
Decoración con azúcar de colores casero (ver receta aquí)


Los cake pops quedaron preciosos y a Verónica y a su hijo les encantaron.

 
Muestro una foto de lo guapa que me dejó Verónica.

Se ganó los cake pops ¿no os parece?.


Fabada en olla a presión

martes, 8 de julio de 2014

¡Buenos días!

¿Cómo habéis empezado la semana? Yo de maravilla porque ayer fue mi cumpleaños y pasé un día estupendo con un montón de regalos. ¡Así da gusto cumplir años!

Hoy os traigo un plato de cuchara aunque es verano, en casa no nos gusta renunciar a una buena fabada. La receta es de mi madre, no sé si será fiel a la autentica fabada asturiana, pero es su manera. Ah! y es en olla a presión de las de toda la vida, no de las rápidas, si ya sé ,que es una aberración hacerla en olla a presión, pero se ahorra mucho tiempo y dinero y el resultado es una plato delicioso en un tiempo record.
 
Para hacer la fabada es primordial unas buenas fabes y un buen compango. El compango es el chorizo, la morcilla y el tocino entrevetado con el que vamos hacer el guiso y lo venden envasado al vacío. Es importante sacarlo del envase un rato antes de echarlo a las judías para que se airee bien y recupere el aroma.
Las  fabes  se han de poner en remojo la noche anterior en agua fría, deben estar bien cubiertos (2/3 por encima) ya al hidratarse aumentan de volumen.

Son varias las teorías acerca de la importancia de "asustar las judías" para obtener un buen resultado. Para quien no lo sepa asustar las judías consiste en cubrir con agua, llevarlas  a ebullición y cortar la misma con un vaso de agua fría ( proceso que se ha de repetir tres veces). Unos dicen a favor, que es bueno para que no se rompan durante la cocción, otros que así la judía es menos flatulenta. En cambio hay otros dicen que se pierde aporte vitamínico y que si la  judía es buena no se tiene porque romper. El caso es que mi madre no las asusta y por tanto, yo tampoco. No se si será mejor o peor, pero a ella le funciona, ya que le salen de maravilla.

 

Ingredientes (2-3 personas)

250g de fabes.
Un buen compango de chorizo, tocino y morcilla.
1 cebolla.
1 cabeza de ajo.
1 hoja de laurel.
Pimentón de la Vera.
Aceite y sal.

Preparación
    
Escurrimos las fabes  y las ponemos en la olla , las cubrimos con agua unos dos dedos y añadimos la cabeza de ajo entera y lavado, la cebolla entera y pelada, el laurel, el compango, un chorrito de aceite, el pimentón y un poco de sal ( el compango es bastante saladito).

Tapamos la olla, la ponemos a fuego fuerte y cuando haya cogido presión bajamos a fuego medio y dejamos cocer durante unos 45 minutos o una hora. El tiempo dependerá de la tierna que sea la judía. 

Quitamos la cebolla, sacamos los ajos de la cabeza aplastándola, los trituramos con un tenedor y se lo añadimos a las fabes. Rectificamos de sal si fuera necesario y ¡a comer!

Notas: Si se ha de añadir agua durante la cocción siempre agua fría.
En el caso de que haya quedado el caldo clarito, machamos unas judías para darle más espesor, nunca añadir harina.

No mováis las judías con cuchara, tenedor o artilugio similar, pues las podéis romper, menear bien la olla y listo.

Tarta osito campestre

viernes, 4 de julio de 2014

¡Por fin es viernes!

Esta semana, será por el tiempo tan mustio que ha hecho en los madriles, pero se me ha hecho muy pesada, estaba deseando que llegará el fin de semana para desconectar un poco de la rutina semanal. Menos mal que ayer, la web de recetas Petitchef nos dio una alegría publicando una entrevista  que nos hicieron . Podéis verla en el siguiente enlace: entrevista blogger de la semana.

Y hoy os voy a mostrar la tarta que le hice a Carolina, la hija de mi compañera Alicia, que hizo la comunión el pasado mes de junio. En un principio, pensé en hacerle una bonita tarta de fondant decorada con motivos de comunión, pero teniendo en cuenta que le gustan mucho los osos, al final me decanté por otro tipo de tarta, con un bonito oso de peluche como protagonista. He de decir que era la primera vez que modelaba figuras en fondant y que me aterraba ponerme a ello. Siempre he sido pésima en manualidades ( menos mal que a mi madre se le daban bien) y lo sigo siendo, pero la verdad, que me quedó un oso bastante aceptable para ser la primera vez.
 
La tarta que rondaba en mi cabeza era toda de fondant, pero tuve un problemilla al cubrir la tarta debido al calor que hacía ese fin de semana y a la falta del rodillo adecuado. La verdad que tuve bastante mala pata, ya que llevamos un verano bastante atípico y elegí el  fin de semana para hacer la tarta que más calor hacía, pero bueno son cosas que pasan. Menos mal que me puse a maquinar y al final se me ocurrió una decoración que quedó muy graciosa.


 Carolina quedó encantada con la tarta y el oso fue mutilado y repartido entre sus amigas :-).



La tarta estaba compuesta por dos bizcochos , uno de chocolate y otro de vainilla calada con almíbar de vainilla, ambos de 15 cm de diámetro y 7 cm de alto. El buttercream de relleno y cobertura es de chocolate blanco , receta de Alma Obregón.



Ingredientes
 
Bizcocho de vainilla:
150g de harina.
150g de azúcar.
150g de mantequilla sin sal.
3 huevos M (cada uno 50g)
6g de levadura química.
Esencia de vainilla un chorrito.

Bizcocho de chocolate:
100g de harina.
150g de azúcar.
150g de mantequilla sin sal.
3 huevos M (cada uno 50g)
60ml de leche entera.
6g de levadura química.
50g de cacao puro.
Esencia de vainilla un chorrito.

Almíbar de vainilla:
300g de azúcar.
300ml de agua.
1 vaina de vainilla.

Buttercream de chocolate blanco:
250g de icing sugar o azúcar glass en su defecto.
250g de mantequilla en pomada.
100g de chocolate blanco.
1 cucharada de leche semidesnatada.
1cucharadita y media de esencia de vainilla.

Preparación

Elaboración bizcocho de vainilla:
Precalentamos el horno a 170ºC, engrasamos y enharinamos el molde.

Batimos el azúcar con la mantequilla, hasta que se forme una crema y seguidamente añadimos los huevos poco a poco y la vainilla .Batimos.

Añadimos poco a poco la harina previamente tamizada y mezclada con la levadura. Batimos hasta conseguir una textura homogénea.

Es importante que este tipo de bizcochos se hagan con ayuda de un robot de amasado para aportarle mayor cantidad de aire a la masa.

Repartimos la masa en el molde y metemos en el horno sobre rejilla con calor arriba y abajo a 180ºC durante 30-40 minutos, depende un poco de cada horno.

Una vez horneado, sacamos del horno y dejamos templar en el molde. Desmoldamos sobre una rejilla y envolvemos caliente con papel film, de ésta manera conseguiremos que el calor quede atrapado y humedezca la miga.

Una vez frío ya lo tenemos listo rellenar.

Elaboración bizcocho de chocolate:
Precalentamos el horno a 170ºC, engrasamos y enharinamos el molde.

Batimos el azúcar con la mantequilla, hasta que se forme una crema y seguidamente añadimos los huevos poco a poco y la vainilla .Batimos.

Añadimos poco a poco la harina previamente tamizada y mezclada con la levadura y el cacao hasta conseguir una textura homogénea.

Repartimos la masa en el molde y metemos en el horno sobre rejilla con calor arriba y abajo a 180ºC  durante 30-40 minutos, depende un poco de cada horno.

Una vez horneado, sacamos del horno y dejamos templar en el molde. Desmoldamos sobre una rejilla y envolvemos caliente con papel film, de ésta manera conseguiremos que el calor quede atrapado y humedezca la miga.

Una vez frío ya lo tenemos listo rellenar.

Almíbar de vainilla:
Ponemos en un cazo el agua, al azúcar y la vaina de vainilla abierta a fuego medio y llevamos a ebullición hasta que el azúcar se haya disuelto por completo (unos dos minutos).

Dejamos enfriar y ya tenemos listo nuestro almíbar.

Elaboración buttercream de chocolate blanco:
Derretimos el chocolate blanco al baño maría o en el microondas en intervalos de 30 segundos. No nos debemos pasar ya que salen grumos y el chocolate queda inutilizable. Una vez derretido dejamos templar.

Ponemos en un bol la mantequilla, el azúcar glass tamizado, la vainilla y la leche. Tapamos y comenzamos batiendo a velocidad baja un minuto. Después batimos otros 2 minutos a velocidad media-alta y el buttercream tomará un color más clarito. Entonces añadimos el chocolate (¡¡tiene que estar casi frío!!) y batimos bien otros 2-4 minutos, hasta que el chocolate esté bien integrado y la mezcla sea homogénea.

Modelado de osito:
Fondant marrón, beige y negro.
Pincel y pegamento comestible.
Marcador de costuras.
Estecas de modelado.
Palillo de uso alimentario.
 

1. Partimos de una bola más grande a la que damos forma de pera y 4 bolas más pequeñas.

2. Con las más pequeñas, hacemos las patas traseras y delanteras con forma cónica.

3. Hacer una bola más grande para la cabeza del osito.

4. Introducir un palillo untado en pegamento comestible de forma vertical en el cuerpo del osito. Cortar el sobrante.

5. Colocamos encima la cabeza y ponemos las patas dando forma con los dedos.

6. Colocamos los brazos y lo dejamos secar durante al menos un par de horas.

7. Hacemos dos bolitas y las marcamos con la esteca de bolillo, pegándolas sobre la cabeza para hacer las orejas. Preparamos la pasta beige y hacemos tres círculos planos, que pegaremos en el morro y en las patas.

8. Con el marcador de costuras, marcamos una línea vertical desde la parte baja de la tripa hasta el final de la espalda, pasando por la cabeza.

9.Hacemos unas bolitas negras y las pegamos en la nariz y ojos.
 
Para hacer el osito seguí un tutorial de Cookies Paradise de la guía de cuando estuvimos en Expotarta 2014. Os pongo arriba las fotos que son malísimas ya que están hechas con el móvil.

El modelado del osito le hice el día antes de montar la tarta para que se secase bien. El osito está sentado (pegado) sobre un trozo de bizcocho forrado con fondant a modo de asiento.

Montaje de la tarta:
Cortamos la parte superior de ambos bizcochos para dejarlos bien lisitos. Guardamos las migas para otra receta (aquí no se tira nada).

Con ayuda de una lira o cuchillo abrimos cada bizcocho por la mitad, lo rociamos con un poco de almíbar de vainilla y lo rellenamos de buttercream con ayuda de una espátula. Una vez que están rellenos colocamos uno encima del otro y los pegamos con buttercream.

Cubrimos toda la tarta de buttercream, colocamos los barquillos por el borde (con el buttercream se quedan pegados).

Teñimos el buttercream sobrante con colorante verde en pasta. Yo uso el de Wilton. Lo metemos en una manga pastelera con la boquilla de césped 233 de Wilton y vamos cubriendo la parte superior de la tarta.

Colocamos nuestra figurita, el lazo alrededor de los barquillos y ya tenemos nuestra tarta lista.



Carolina muy contenta con su tarta.

Notas:
 
Sacar todos los ingredientes del bizcocho una hora antes para que se atemperen.

Nunca metáis el fondant en la nevera, ya que la humedad y el fondant son enemigos acérrimos.

Tampoco refrigeréis el buttercream de chocolate blanco porque se puede quedar como una piedra.

Tener siempre un plan de decoración de emergencia, no sea que os pase como a mi :-)

Espero que os guste.



Ensalada balsámica de tomate

martes, 1 de julio de 2014


Es tiempo de ensaladas y por eso hoy os traigo una receta de una ensalada de tomate buenísima (al menos eso dice Isma) porque si he de ser sincera, os diré que no me gusta el tomate ( la salsa de tomate si pero el fruto no).

Como ya os he contado en alguna ocasión, el pasado 28 de Septiembre, Ismael y yo unimos nuestras vidas en matrimonio y con motivo de ello, mis compañeros de trabajo me regalaron un pack de fin de semana (un regalo estupendo :p). El destino elegido para pasar ese maravilloso fin de semana fue Cantabria, un lugar de los más bellos de España en el que además de tener unos paisajes preciosos se come de maravilla. Y fue en un pueblecito llamado Barcenaciones ,concretamente en el restaurante “El pucheru” , donde Isma se pidió de primero esta ensalada. Cuando se la comió, me dijo:” Masi, tienes que hacer esta ensalada para el blog” y un mes más tarde la estaba degustando en casa.



Para aderezar la ensalada he utilizado el aceto balsámico de Módena "Medici Ermete" IGP (indicación geográfica protegida), un rico y cremoso vinagre de color marrón oscuro con un exquisito sabor, una acidez increíblemente agradable y una fragancia natural distintiva. Elaborado con uvas selectas (Lambrusco y Trebbiano) crecidas en las provincias de Reggio Emilia y Módena (regiones de las que os hablaré en una futura receta de la zona). Producto puramente natural al que no se le añade ninguna especia ni potenciador de sabor. Es el condimento ideal para una cocina sana y equilibrada, excelente para el aliño de ensaladas y para la elaboración de pastas, carnes y pescados. Yo lo he comprado en el Alcampo. Os lo recomiendo.



Ingredientes
2 tomates.
Un puñado de nueces.
Un puñado de pasas.
Queso de cabra al gusto.
Aceite.
Sal.
Vinagre de Módena  

Preparación

Lavamos los tomates y los cortamos en trozos.

Añadimos las pasas, las nueces y el queso de cabra.

Aliñamos y ¡a comer!

En el restaurante "El pucheru".



Ismael degustando el segundo plato. Lo que se dice light no es :-)