Lentejas con chorizo

lunes, 31 de marzo de 2014

Hola,

Esta semana he probado a hacer lentejas con la chefo, como las de toda la vida, con su patata, choricito....y aquí podéis ver los resultados ;-)


Ingredientes
1 vaso de lentejas (250 g aprox.).
1 Cebolla.
1 Cabeza de ajo sin pelar.
Medio pimiento verde.
1 Zanahoria.
1 Patata pequeña. 
Chorizo al gusto
Dos hojas de laurel.
Aceite de oliva.
Sal.
Pimentón de la Vera.
 
Preparación

Lavar las lentejas al grifo sobre un escurridor y echarlas en la cubeta de la chefo.
Añadir 4 vasos de agua , la cebolla pelada, el pimiento, la cabeza de ajo, la zanahoria y la patata (pelada y cortada en trozos grandes), dos hojas de laurel, un trocito de chorizo, un chorro de aceite, sal y una cucharadita de pimentón.

Programar modo sopa 1 hora. Durante la cocción vigila por si fuese necesario, añadir más agua.

A disfrutar de un plato riquísimo, sano y de la comida castellana de toda la vida!!!

Barritas de limón (lemon bars)

viernes, 21 de marzo de 2014

Hoy no tenía pensado publicar ninguna receta, pero no he podido resistirme a  enseñaros las deliciosas barritas de limón que hice el fin de semana pasado. Otra deliciosa receta de mi archiconocido libro “Las  recetas de la pastelería Hummingbird”.Al paso que llevo os pongo todas las recetas visto y no visto.

Para los despistad@s os recuerdo que ya he hecho algunas recetas del mismo libro, como pastel de queso de  New York (ver receta aquí) o cupcakes de limón (ver receta aquí).

Las barritas de limón (lemon bars) son un dulce americano en el que se combina a la perfección una base de galleta crujiente con un relleno con un sabor intenso a limón, similar al lemon curd (ver receta aquí) . El equilibrio perfecto entre lo dulce y lo ácido. El único problema que le veo es que una vez que las pruebas, es imposible comerte una sola.

 
La elaboración de esta receta consta de dos partes: primero se hornea la base y luego se hornea la base con el relleno.

Ingredientes (para unas 12 porciones)
 
Para la base:
290g de harina.
70g de azúcar glass.
Una pizca de sal.
230g de mantequilla sin sal.
2 cucharaditas de piel de limón rallada.

Para el relleno:
210g de azúcar blanquilla.
3 huevos M.
100 ml de zumo de limón.
3 cucharaditas de piel de limón rallada.

Molde de 33×23×5 cm forrado con papel sulfurizado.

Preparación

Precalentamos el horno a 170ºC.

Para la base:
Ponemos la harina, el azúcar, la sal, la mantequilla y la piel de limón rallada en una amasadora eléctrica provista de varillas (o una batidora manual) y batimos hasta que la mezcla tenga una apariencia de unas migas.

Presionamos la masa con las manos y luego contra la base del molde.

Horneamos durante 20 minutos o hasta que la masa adquiera un tono dorado claro.

Dejamos el horno encendido.

Enfriamos la preparación ligeramente. Yo lo hice con un secador con aire frío jejejej. Ya que el molde está demasiado caliente para meter en nevera. Tampoco  podía meter el molde en agua fría porque era de cerámica y me daba miedo que estallara, así que me las tuve que ingeniar.

Para el relleno:
Ponemos en un cuenco el azúcar, los huevos, el zumo y la piel rallada del limón y batimos hasta que estén todos los ingredientes bien integrados.

Vertemos cuidadosamente sobre la base horneada y horneamos 20 minutos o hasta que los bordes estén dorados y la cobertura haya cuajado.

Dejar enfriar por completo, cubrir con un film y refrigerar toda la noche.

A la mañana siguiente cortamos en barritas y espolvoreamos generosamente con azúcar glass a la hora de servir.

 
Espero que os guste. ¡Buen fin de semana!

Brownie tres minutos (microondas)

jueves, 20 de marzo de 2014

Me encanta este brownie por ser tan bueno y resolutivo. Cuando no tengo tiempo de hacer un postre muy elaborado o tengo antojo de algo dulce recurro a éste bizcochito.

He probado diversas recetas que he encontrado por internet, pero finalmente me he decantado por ésta. He de decir que no esperéis que sea como el que preparamos en el horno, pero para una emergencia está de lujo.

Ah! se me olvidaba es imprescindible que el molde sea una taza.


Ingredientes

1 taza grande
4 cucharadas de harina
4 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de cacao
1 huevo grande
3 cucharadas de leche
3 cucharadas de aceite de girasol.
1/4 de taza de trocitos de chocolate (más algunos extras para distribuir en la parte superior cuando sale del microondas). Este paso es opcional.
Un chorro pequeño de esencia de vainilla.

Preparación

Agregar los ingredientes secos a la taza y mezclar bien.

Añadir el huevo y mezclar bien.

Echar la leche y el aceite y mezclar bien.

Añadir el 1/4 de taza de trocitos de chocolate y la vainilla, y mezclar de nuevo.

Pon tu taza en el microondas y cocina 3 minutos a 900 vatios (alto). En mi microondas con dos minutos es suficiente, pero el mío es un caso aparte. La receta original dice tres minutos.

El brownie se elevará por encima de la taza, pero no te alarmes. Retirar del microondas y espolvorear encima chispas o trozos de chocolate.

Dejar enfriar un poco, y ¡a comer!.

A mi me gusta servirlo con chocolate caliente por encima y algunas veces le agrego a la masa unas nueces(previamente pasadas por harina para que no se hundan).

Si no lo vais a comer en la taza, para desmoldarlo es conveniente que engrasar y enharinar la taza para facilitar el desmoldado.

Fuente:pequerecetas

Salmón en salsa de soja y lima sobre tortilla de arroz

miércoles, 19 de marzo de 2014

Ya estamos en el ecuador de la semana y que mejor manera de celebrarlo que con una receta salada, que ya publico bastantes dulces.

La receta que hoy os traigo es una de las múltiples propuestas de la revista “Whole Kitchen” concretamente del número 12, se trata de un salmón marinado en salsa de soja y lima sobre tortilla de arroz.

La verdad que el salmón es de los únicos pescados que no me gustan, pero mi fiel catador le dio el visto bueno, repitió y rebañó el plato, lo que hace pensar que le gustó bastante. Es una manera distinta de preparar el salmón, se hace en muy poco tiempo y la tortilla de arroz le da el toque perfecto.

Ingredientes (para dos personas o una con buen comer)
 
Para el salmón:
Un filete grande de salmón cortado en dos trozos.
2 cucharadas de salsa de soja (yo uso de la marca Tai Hua).
1 cucharadita de zumo de lima.
1 cucharadita de azúcar moreno.

Para las tortillas:
2 cucharadas de arroz blanco cocido.
1 huevo.
1 cebolla pequeña.
Aceite de oliva.

Preparación
 
Mezclamos la salsa de soja, el zumo de lima y el azúcar y marinamos el salmón en esta salsa 5 minutos por un lado y cinco minutos por el otro.
 
Para preparar las tortillas de arroz y cebolla:
Rehogamos la cebolla en trocitos con poco aceite, una vez que está lista, la escurrimos  y la colocamos sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

Batimos el huevo y le añadimos las dos cucharadas de arroz y la cebolla. Mezclamos bien.

Cuajamos las tortillas en una sartén y  reservamos. Esto en sí mismo ya podría ser un riquísimo plato, como podéis ver a continuación. Podéis ver el vídeo de cómo se hace aquí

 
Para preparar el salmón:
Marcamos el salmón escurrido por ambos lados, con cuidado para no romperlo, en una sartén sin aceite y muy caliente.

Bajamos el fuego e incorporamos la marinada de soja y lima, dejar cocer a fuego medio durante 10 minutos (yo con 5 minutos tuve suficiente) y regar constantemente con la marinada, que gracias a la cocción y a la grasa del salmón espesará hasta convertirse en una salsa con una consistencia similar al caramelo.

Para emplatar colocar cada trozo de salmón sobre la tortilla de arroz.
Espero que os guste.

Fuente: Whole kitchen magazine nº12


Galletas de mantequilla decoradas con fondant

martes, 18 de marzo de 2014

El pasado mes de noviembre, como ya os comenté, hice un curso para iniciarme en el  mundo del fondant en el que hice una preciosa tarta de Papá Noel que podéis ver (pinchando aquí). Nunca había usado  fondant para decorar galletas de mantequilla, pero como soy muy decidida y un poco culo inquieto, me adentré en esta divertida hazaña. 

Al final, resultó ser una experiencia muy relajante y disfruté como una enana en la mesa de mi cocina con todos los cachivaches organizado a modo de taller. Y disfruté aun más con la cara de alegría que mostraban las personas a las que les regalé mis galletas.

La verdad es que en esto de la repostería es muy gratificante ver la cara de  tus seres queridos, por ejemplo, cuando les haces una tarta. Se te olvida la angustia que pasaste por si no te subía el bizcocho o por si se te cortaba la nata. Realmente merece la pena con creces el esfuerzo.

Me voy a dejar de ir por las ramas para contaros la receta, que me enrollo como las persianas J.

 Estuve buscando por la red a ver si encontraba una buena receta de galletas de mantequilla y me convenció la de la web “El taller de los dulces”, una web preciosa y con muy buenas recetas.

La verdad que no me salieron tan mal para ser principiante en estos menesteres. Aunque si como a mi,  si no os motiva el fondant, os recomiendo que hagáis estas galletas para comerlas solas o bañarlas en chocolate, porque están buenísimas.

Ingredientes
 
225 g de mantequilla sin sal.
150 g de azúcar glass tamizada.
1 huevo.
2 cucharadas de esencia de vainilla.
1/2 cta de sal.
420 g de harina tamizada.

Preparación

Debemos tener la mantequilla en pomada.

Batimos  e incorporar la mitad del azúcar glass.

Volvemos a batir y cuando esté incorporado, añadimos el huevo ya batido.

A continuación incorporamos la otra mitad de la azúcar. Añadimos la vainilla. Batir, añadir en dos tandas la harina tamizada junto a la sal.

Una vez realizada la masa dejarla reposar unos cinco minutos.

Hacer con ayuda de un rodillo (a ser posible con aros laterales para mantener el mismo grosor) dos planchas rectangulares que meteremos en frigorífico al menos 2 horas.


La receta aconsejaba hacer  la masa por la tarde –noche y hornear a la mañana y yo lo hice así.

Al día siguiente con ayuda de un cortador damos la forma a nuestras galletas, las colocamos sobre pape de hornear con ayuda de una espátula para que nos  deformen.

Horneamos en horno precalentado a 180ºC durante 12 minutos.

Listas para decorar.
En su blog da unos consejos muy importantes que os trascribo tal cual:

CONSEJOS MUY IMPORTANTES: 

En la masa influye mucho la temperatura y la humedad. En verano incluso podemos incorporar más harina.

El tiempo de cocción de las galletas varía mucho según el horno pero el aspecto tiene que ser de color uniforme, blanquito sin bordes quemados que afean el trabajo. 

Cuando se saquen del horno con mucho cuidado deberéis colocarlas para enfriarlas sobre una rejilla y no ponerse a decorarlas si no están totalmente frías. Debéis manipularlas con mucho cuidado pues al sacarlas sin estar tostadas son frágiles.

Una vez frías las decoré con fondant con unos cortadores de forma de bolso, vestido y cupcake.
 



 Las hice un bonito envoltorio para regalar y fueron todo un éxito.

Aqui una de las afortunadas :-)
Espero que os gusten.





Pastel de queso de Nueva York versión Hummingbird

lunes, 17 de marzo de 2014

Buenos días,

Empezamos de nuevo la semana con las pilas cargadas, después de un fin de semana bastante ajetreado la verdad y no haber descansado todo lo que me gustase, pero bueno. Sarna con gusto no pica, como dice el refranero español.

Ya os he hablado el alguna ocasión del maravilloso libro que me regaló mi madre para Reyes este año “Las  recetas de la pastelería Hummingbird”. He hecho ya tres recetas del mismo: cupcakes de limón (puedes ver la receta aquí ), barritas de limón (tengo pendiente de colgar la receta) y la que hoy os traigo “pastel de queso Nueva York”. Y la verdad que todas me han salido muy bien y están buenísimas.

El libro apunta que es importante que no batamos los ingredientes en exceso: dejar de batir tan pronto como cada ingrediente esté integrado. Puede parecer que el pastel no está horneado por completo al sacarlo del horno, pero cuajará tras haber reposado toda una noche. También puedes agregarle galletas troceadas o bayas antes de hornearlo para aportarle más sabor.

Si prefieres hacer una base menos engorrosa puedes hacerla con galletas molidas tipo digestive y mantequilla que también queda muy rica.
 
Como toque personal le puse una cobertura de mermelada de fresa.



La receta tal cual del libro dice así:

Ingredientes (para 10-12 porciones)

Base:
140 g de harina.
¼ cucharadita de levadura en polvo.
50g de azúcar blanquilla.
50 g de mantequilla.
1 yema de huevo M. Tarta:
900g de queso crema.
190g de azúcar blanquilla.
1 cucharadita de extracto de vainilla.
4 huevos M.

1 molde redondo de base desmontable de 23cm de diámetro engrasado y forrado con papel sulfurizado.

Cobertura:
Mermelada de fresa

Preparación

Precalentar el horno a 150ºC.

Para la base:
Poner la harina, la levadura, el azúcar y la mantequilla en una amasadora eléctrica provista de varillas (o utilice una batidora eléctrica manual) y bata hasta que tenga una textura granulosa.

Añada la yema de huevo y mezcle bien: a mezcla estará más maleable. Presiónela contra la base del molde preparado, usando la palma de la mano o una cuchara, para aplanarla y comprimirla. Debe formar una base compacta.

Hornee 20-25 minutos , o hasta que esté dorada y consistente. Dejar enfriar.

Ponga el queso crema, el azúcar y el extracto de vainilla en una amasadora eléctrica
(o utilice una batidora eléctrica manual) y bata a velocidad lenta hasta obtener una mezcla espesa y lisa. Añada los huevos uno a uno, sin dejar de remover. Rebañe las paredes del cuenco con una espátula de goma tras añadir cada huevo. La mezcla debe quedar muy homogénea y cremosa. Puede batir a velocidad más alta al final para que la preparación quede más esponjosa, pero no demasiado, pues el pastel podría no subir.

Vierta esta preparación sobre la base horneada. Coloque el molde forrado por fuera con papel albal dentro de otro de mayor tamaño o en una fuente de hornear honda y llene con agua hasta que alcance dos tercios de las paredes del molde. Yo lo que hice fue en la bandeja del horno echar agua y meter el molde desmontable muy bien forradito por fuera  con papel albal para que no entre agua.

Hornee 30-40 minutos (depende un poco del horno, calor arriba y abajo, altura media), o hasta que el pastel esté dorado, firme al tacto por los bordes y tembloroso en el centro. No lo hornee más. Déjelo enfriar ligeramente en el molde y refrigérelo todo una noche antes de servirlo.

Para la cobertura:
Emplee mermelada de fresa, la cual calenté en un cazo para facilitar el extendido con un poco de agua.
 
La verdad que la preparación y sobre todo el horneado es más engorroso que muchas  otras tartas de queso, pero merece la pena. Está deliciosa y con una textura ñam,ñam…

 
¿Quieres un trocito?

 

Noodles con salteado de verduras

viernes, 14 de marzo de 2014

Como ya os he dicho en entradas anteriores me gusta bastante la comida asiática, lo malo, que no siempre contamos con los ingredientes adecuados para la elaboración de este tipo de recetas. Desde que publiqué la receta de nooddles, me quedé sin concentrado de pasta de tamarindo y hasta que vaya a buscarla a Madrid centro, he tenido que buscar alternativas para elaborar los fideos salteados que tanto me gustan. El sabor de esta elaboración se asemeja mucho a esos fideos con verduras que se comen por Asia (en este caso lo probamos en Tailandia), así que podríamos decir que se trata de una receta internacional, aunque con sus variantes obviamente ya que por esa falta de productos he improvisado un poco.

Buscando un producto en la tienda “La sirena” encontré un salteado de verduras tailandés que no puede evitar echar a mi cesta. Este salteado consta de una mezcla: ligeras verduras como zanahorias, pimiento amarillo, brócoli y puerro combinadas con maíz, brotes de soja, setas y bambú. He aquí su foto, que conste que no me llevo comisión alguna, jejeje

 
Aprovechando la semana asiática en el Lidl compré unos fideos y como aún me quedaba salsa de pescado que traje de Tailandia, ideé una receta, que al final, me quedó estupenda.
 
Ingredientes (para dos personas)
125g de fideos.
200g de salteado de verduras. Sinceramente no lo pesé, lo eché a ojo, como unos tres puñados.
½ cucharada de azúcar moreno.
2 cucharadas de salsa de pescado. La venden en Carrefour o supermercados similares.
Salsa de soja (yo uso de la marca Tai Hua)
Aceite de girasol y sal.

Preparación

Cocemos los fideos según las indicaciones del paquete. En mi caso eran cuatro minutos en agua hirviendo. Escurrimos y reservamos.

En una sartén a fuego bajito añadimos dos cucharadas de salsa de pescado y media de azúcar, dejamos que se disuelva éste, añadimos los fideos, mezclamos bien y reservamos.

Sofreímos con un chorrito de aceite las verduras en una sartén tipo wok o normal en su defecto. Salamos y cuando ya estén listas, añadimos los fideos, mezclamos bien y como toque final le echamos un chorro de salsa de soja. La cantidad de salsa de soja va en gustos, yo la echo a ojo.

Probamos, ajustamos de sal si fuera necesario al final.

Servimos con cacahuetes machacados.

Ya tenemos unos ricos muy facilitos y rápidos. Espero que os guste.


Cupcakes soles de primavera

jueves, 13 de marzo de 2014

Ya queda menos para el esperado fin de semana y es realmente sorprendente como cambia la cara de tus compañeros de trabajo a medida que se va a acercando el viernes, hasta los menos simpáticos, se vuelven un poco más amigables e incluso hasta majos. Este cambio sólo dura hasta el lunes, día en el cual, sufren una transformación, que es mejor que no te pillen cerca...

Pero bueno, como no estamos aquí para hablar de las relaciones laborales, vamos a lo que vamos y que mejor forma que  con una entrada dulce de esas que tanto nos gustan.

Ya os he hablado en alguna ocasión del libro de Betty Crocker. Es un libro maravilloso, con muy buenas ideas para decorar tus cupcakes, pero cierto es que, su preparación me recuerda a los muebles de montaje fácil...Prometen que se montan en un momento y luego te cuesta un huevo. Pues estos cupcakes  son parecidos, parecen facilitos y cuando te pones manos a la obra, te acuerdas de Betty Crocker y toda su casta…jejejej. Pero bueno, supongo que habrá que ir cogiéndole el punto.

De momento los cupcakes de hoy, son “cupcakes sol de primavera”, en honor al maravilloso sol que viste nuestros cielos estos días. Podéis hacer el bizcocho y el glaseado que más os guste, yo aproveché los cupcakes de limón versión pastelería Hummingbird cuya receta podéis ver pinchando aquí..
En lugar de decorarlo con manga pastelera lo hice con una espátula metálica. Es lo bueno que tiene esta forma de decoración que si no cuentas con  mucha ornamentación para decorar, lo puedes hacer con lo que tengas en casa, no necesitaras manga pastelera, en el caso de que no tuvieses.

Ingredientes
Gominolas rojas.
Gominolas naranjas.
Gominolas amarillas.
Pepitas de chocolate.
Lápiz para decorar. El mío era de Vahiné de fresa, ya lo tenía. Podeis usar  coulis de fresa, la receta si la quieres ver, pincha aquí.

Preparación

En primer lugar una vez que hemos horneado y se han enfriado nuestros cupcakes. Con ayuda de una espátula cubrimos la superficie del mismo con el glaseado. Añadimos un pegote en la parte central y lo vamos extendiendo.

Los pétalos los podéis preparar el día de antes con ayuda de los peques de la casa y conservarlos en un recipiente hermético (a los pétalos eh?). Es importante asegurarnos que las gominolas que compremos no estén más duras que el pecho de un santo, porque si no este paso se convierte en una autentica odisea. La verdad que cuesta un poco, pero se consigue. En un principio se encoge de nuevo, pero cuando le das repetidas veces se consigue.


Una vez que están aplastaditas, se cortan los bordes con ayuda de un cuchillo, de tal manera que quede un rectángulo y éste lo cortamos, a su vez en dos cuadrados. Finalmente cada cuadrado resultante se corta en dos triángulos.

En el dibujo que os pongo os lo explico mejor. Darle al cuchillo un poco de aceite con una servilleta para que no se quede pegada la gominola.

Una vez que tenemos nuestros pétalos, los vamos colocando alrededor del cupcake sobre el glaseado, para que tengan donde apoyar. Vamos alternando los colores.

Como ojos y nariz, les ponemos pepitas de chocolate y la boca la dibujamos con el lápiz.

Ya tenemos nuestros soles de primavera. Parece que le estoy cogiendo el punto, tengo que seguir perfeccionando la técnica :-).

Espero que os gusten.


Arroz con leche (microondas)

martes, 11 de marzo de 2014

Hoy os traigo un postre de los de toda la vida, un delicioso arroz con leche, pero una versión más rápida y más sencilla, utilizando el microondas.

El arroz con leche es un postre típico de la gastronomía de muchos países.Se cuece lentamente el arroz en leche con azúcar aromatizada con limón, naranja, vainilla. Se suele tomar espolvoreado con canela, pero se puede tomar con lo que más te guste con cacao, dulce de leche, con azúcar quemado como una costra. Múltiples opciones, a cual mejor.

Bueno como os decía la receta de hoy es para hacer en microondas, así evitamos el estar moviendo constantemente el arroz, para evitar que se pegue. Sólo necesitaremos un recipiente profundo y grande apto para microondas. Si no disponéis de uno grande (ten en cuenta que luego habrá que añadir un gran volumen de leche) puedes optar por reducir las cantidades a la mitad y listo.



Ingredientes (4 a 6 personas)
 
1 vaso de arroz.
2 vasos de agua.
4 vasos de leche entera.
1 corteza de piel de limón.
1vaso de azúcar. Podéis poner medio vaso si os gusta menos dulce, eso va en gustos.
1 cucharadita esencia de vainilla (opcional).
1 nuez de mantequilla.

Preparación

En primer lugar lavamos el arroz al grifo, para que suelte el almidón y quede luego más sueltecito.

Una vez lavado echamos en el recipiente el arroz y los dos vasos de agua, cocemos a temperatura máxima durante 15 minutos. Si os queda algo de líquido lo escurrimos. Estate pendiente no se vaya a salir el agua y vayas a poner todo perdido.

Añadimos la leche, lo removemos bien, para que se suelte el arroz, echamos la piel de limón, la ramita de canela, la nuez de mantequilla y el azúcar.

Movemos bien e introducimos a potencia máxima 10 minutos.

Sacamos movemos, dejamos reposar un par de minutos y volvemos a meter otros diez minutos.

Una vez que ya está cocido, añadimos una cucharadita de esencia de vainilla.

Y ya tenemos listo un delicioso arroz, cuando se enfríe tiende a espesar, así que si nos gusta más suelto le añadimos un poco de leche, eso ya va en gustos, ya que hay gente que le gusta más caldoso, otros más espeso.

Servimos, espolvoreamos con canela y ¡a comer!

Fuente: recetas on line.

Bizcocho de leche de coco

lunes, 10 de marzo de 2014

A pesar de ser lunes, hoy no lo estoy llevando tan mal. Será por el sol, tan maravilloso que ilumina nuestro cielo, por lo menos en Madrid.

Este fin de semana, he llegado a la conclusión de que somos un poco reptiles o caracoles en su defecto, en cuanto vemos los rayos solares, todos nos echamos a la calle. Y si es en pantalón corto y chancletas aunque estemos a 15 grados mejor que mejor. Pero esto también ocurre a la inversa, a mediados de septiembre, hace un poco de fresco y rápidamente se calzan las botas y el plumas. Son fenómenos extraños, a los que uno no encuentra explicación.

Bueno, vamos a lo que vamos, que me voy por las ramas. Me apetecía empezar la semana con una receta dulce, así que os traigo un bizcocho que hice la semana pasada. Hurgando en el mueble de mis arsenales reposteros, encontré un brick de leche de coco que traje de Tailanda, así que fue el sabor elegido para mi bizcocho, todo un acierto por cierto.




Intenté hacer un bizcocho con buttermilk obtenido a partir de la leche de coco. Buttermilk, como tal, no era, ya que no adquirió la textura cortada que adquiere la leche o el yogur al añadirle limón, pero en conjunto con el bizcocho quedó de maravilla.

Así que aquí os traigo la receta, cosecha propia. Este tipo de recetas , son las que más me gustan, una inventa y espera ansiosa a ver el resultado, como niño que espera ansiosa a los Reyes Magos, bueno, no tanto.

 
Ingredientes
 
Para el bizcocho:
235g de harina.
115g de mantequilla sin sal.
2 huevos.
200g de azúcar.
16g de levadura química.
1 cucharadita de esencia de vainilla.
2 cucharadas de coco rallado + 15 g más.

Para el buttermilk:
250ml de leche de coco.
2 cucharadas de zumo de limón.

Preparación

Tamiza la harina, la levadura y reserva.

Mezcla la mantequilla en pomada con el azúcar con la batidora de varillas o robot  hasta que nos quede una crema perfecta.

Agregamos los huevos uno a uno a la mezcla de azúcar-mantequilla  y batimos bien.

 Incorpora la cucharadita de extracto de vainilla a la masa.

Agrega la mezcla de harina, levadura y el coco al  resto de ingredientes poco a poco. Después de cada ingrediente, batimos bien para que no nos queden grumos.

Finalmente añadir la mezcla de leche de coco y limón. Batir bien hasta que la mezcla sea homogénea.

Engrasamos y enharinamos el molde a usar o en la cubeta de la chef o matic.

Volcamos la masa y directamente al horno previamente precalentado durante 40 minutos a 180ºC. El tiempo depende del horno. Id vigilando y pinchando con una aguja hasta que salga seca, que será indicativo que ya está  hecho.

 Para hacerlo en la chef programa horno durante 40 minutos. Si fuese necesario, porque el centro no esté del todo hecho le damos la vuelta y tres minutos más.

Desmoldamos y dejamos enfriar sobre rejilla.

Decoramos con coco rallado y ¡a disfrutar!

Trufas de galleta y dulce de leche

viernes, 7 de marzo de 2014

No podía dar la bienvenida al fin de semana, de otra manera que no fuera con una entrada dulce, de esas que tanto nos gustan, sin horno, sin mucha ornamentación y de las que manchan poco. En un abrir y cerrar de ojos, tendremos unas trufas de galleta y dulce de leche que son una maravilla para el paladar.



Son ideales para regalar y las podemos combinar con las trufas de chocolate blanco que hice la semana pasada. Podéis ver la receta pinchando aquí.

El dulce de leche que uso, como ya os he contado en otras entradas, es el dulce de leche Márdel, que con diferencia, es el auténtico dulce de leche argentino. Podéis usar cualquiera de sus variedades, yo utilice el dulce de leche pastelero, que ya está disponible en Carrefour.



Ingredientes (para 9 trufas)
 
75g de galletas. Yo usé galletas María hojaldrada y equivalen a 11 galletas.
100g de dulce de leche.
Cacao puro para rebozar.

Preparación
 
En primer lugar trituramos las galletas, yo lo hago manualmente, metiendo las galletas en una bolsa de tipo zip y pasando un rodillo por encima.

Añadir a las galletas trituradas, el dulce de leche y mezclar muy bien, hasta que la galleta esté bien ligada con el dulce de leche.

Dejar reposar un par de horas en la nevera.

Hacer bolitas y pasar por cacao puro.

Comer de un solo bocado o mordisquitos.

Vasitos de crema de naranja

jueves, 6 de marzo de 2014

¡Qué día más resplandeciente hace hoy!.

El sol ha salido por fin y estoy con las pilas a tope, porque  a mi el mal tiempo y la falta de luz solar me atocina un poco. Estos días atrás he estado de capa caída con tanta ciclogenésis, la verdad. Así que retomamos el buen tiempo con una nueva receta.

La entrada que nos toca hoy es dulce, que esta semana he estado muy salada.

Se trata de una crema de naranja, aunque en realidad, la textura está entre un petit suisse y una mousse. Es muy ligero ideal para hacer la digestión en comidas copiosas.



Ingredientes
 
200 ml de nata para montar (crema de leche).
300ml de zumo de naranja.
200gr de queso de untar.
100g de azúcar.
1 sobre de gelatina neutra.


Preparación

Exprimimos las naranjas y colamos el zumo para eliminar la pulpa.

En un cazo calentamos el zumo de naranja y disolvemos el sobre de gelatina. Vamos removiendo y retiramos cuando empiece a hervir.

En un bol añadir el queso, la nata, el azúcar y el zumo con la gelatina. Batir muy bien hasta que estén ligados todos los ingredientes.

Repartimos en vasitos que dejamos enfriar en la nevera.

Decoramos con unas virutas de chocolate y ¡a disfrutar!.

Nota: el azúcar dependerá un poco de lo dulce que te guste y de la acidez de las naranjas.


Calabacín con tomate y queso (microondas y chef o matic)

martes, 4 de marzo de 2014

Hoy toca verdura, el calabacín será nuestro protagonista, una de las verduras que más me gustan, debido a la gran cantidad de posibilidades que ofrece en la cocina: a la plancha, gratinado, rebozado...está bueno en todas sus variedades. Además de tener un bajo aporte calórico, contiene una gran cantidad de vitaminas y de antioxidantes que nos harán tener la piel estupenda. Vamos que comiendo calabacín, nos  vamos a quedar con un  tipo sílfide  y con el cutis como el culo de un bebé ¿qué más se puede pedir?

La receta que os traigo es muy sencilla y es una buena manera para que los niños tomen verdura porque como diría Isaweis de cuya web tomé prestada esta receta “sabe a pizza”.
 

Os pongo la receta hecha tanto con la chef o matic como con el microondas.

Podéis hacerla en 2 versiones: Atún o pollo. Ya veréis como os evoca el sabor de una pizza de atún o de pollo, por extraño que parezca.

Ingredientes
 
2 calabacines grandes.
2 latas de atún en aceite de oliva o 1 lata de pollo en conserva, según la versión que elijamos.
Jamón de pavo al gusto o jamón york (yo le puse 4 rodajas gorditas).
Tomate frito.
Queso rallado.
Orégano.
Sal.

Preparación
 
Pelamos y troceamos los calabacines. Salamos. Añadimos el atún sin aceite/pollo (según deseemos uno u otro), el jamón de pavo en taquitos, tomate frito y mezclamos todo muy bien.

Modo chef o matic pro:
Metemos todos los ingredientes indicados en la cubeta. Programa horno 20 minutos.

Modo microondas :
Mezclamos y metemos en el microondas durante 10 minutos a máxima potencia. El tiempo dependerá de la cantidad de calabacín y de la potencia del microondas.

En ambos modos, una vez que está cocido, escurrimos muy bien el agua que haya podido soltar, le añadimos el queso rallado y el orégano y metemos un par de minutos más en el microondas hasta que se funda el queso.

Sobre la versión hecha con pollo, he usado 1 lata de "pechuga de pollo en conserva" de Casa Matachín, en este caso en su variedad en aceite.. Podéis ver aquí más información sobre el producto.
 
 
Sea cual sea la elaboración que elijáis, tendréis a vuestros comensales conquistados con esta receta del calabacín con sabor a pizza.