Tarta fondant caja de bombones

lunes, 14 de abril de 2014

¡Buenos días a tod@s!

Esta semana estoy feliz porque a parte de que esta semana es más corta de lo normal y el miércoles cojo vacaciones, porque el próximo día 17 el blog cumple 1 añito, pero como estaré fuera y no podré publicar, lo hago hoy.

Parece que fue ayer cuando cree el blog para ir recopilando las distintas recetas que iba a haciendo y cuando era una negada para el manejo del horno (sobre todo con el tema de los bizcochos). Aquellos días en los que establecí una relación amor –odio con él ( más odio que otra cosa J). Y a día de hoy es mi fiel compañero de batallas. Lo confieso, quiero a mi horno, me da tantas alegrías, que ya he olvidado los malos momentos que me hizo pasar.

Quiero agradecer a todas las personas que me leen, que me siguen o que simplemente dedican una parte de su tiempo, aunque sea una pequeña parte a ojear mis recetas.
Gracias de corazón, me anima mucho leer vuestros comentarios y saber que gusta lo que hago con mucho cariño.

Y con motivo del aniversario os quiero invitar a tomar un bomboncito. ¿Te apetece uno?





Esta preciosa tarta, la hice para el cumpleaños de mi cuñada, que es muy golosa y le encanta el fondant. Había visto el diseño por internet y me encantó la idea de hacer una tarta que a su vez fuese una caja de bombones. Así que me puse manos a la obra.

Era la primera vez que hacía una tarta de fondant yo solita porque la tarta anterior del Papá Noel bañándose (ver tarta aquí), la hice en un curso y quieras que no cuentas con el apoyo de la profesora. Pero aquí estaba sola ante el peligro y mereció la pena correr ese riesgo, solo por ver la cara que se le quedó a mi cuñada al recibirla.

Para esta preciosa tarta opté por bizcocho de vainilla, rociado con almíbar también de vainilla y relleno y cubierto de  buttercream de nocilla. Estaba buenísima. La receta de este bizcocho queda muy jugosa, no es necesario humedecerlo con almíbar, pero yo lo hice más que nada para darle más sabor a vainilla.

El molde que usé es uno de 15cm de diámetro x 7cm de altura desmontable. Para quien le interese le compré en Amazon y es una maravilla para verlo (pincha aquí)

Tuve que hacer dos bizcochos uno para la caja y otro para la tapa.

Ingredientes
 
Bizcocho:
150g de harina.
150g de azúcar.
150g de mantequilla sin sal.
3 huevos M (cada uno 50g)
6g de levadura química.
Esencia de vainilla un chorrito.

Almíbar de vainilla:
300g de azúcar.
300ml de agua.
1 vaina de vainilla.

Para el buttercream de nutella:
150g de azúcar glass.
75 g de mantequilla.
2 cucharadas de nutella.
 
Preparación

Precalentamos el horno a 170ºC, engrasamos y enharinamos el molde.

Batimos el azúcar con la mantequilla, hasta que se forme una crema y seguidamente añadimos los huevos poco a poco y la vainilla .Batimos.

Añadimos poco a poco la harina previamente tamizada y mezclada con la levadura. Batimos hasta conseguir una textura homogénea.

 Es importante que este tipo de bizcochos se hagan con ayuda de un robot de amasado para aportarle mayor cantidad de aire a la masa.

Repartimos la masa en el molde y metemos en el horno sobre rejilla con calor arriba y abajo a 180ºC  durante 40 minutos.

Cada horno es un mundo, así que yo aconsejo, que pasada media hora vayáis controlando con un pincho, si está hecho,  porque las directrices que me dieron en el curso fueron que  hornease a 180ºC durante una hora u hora y cuarto sobre una rejilla colocando la bandeja esmaltada en la parte inferior del horno para reducir el calor. Hice estos pasos y se me hundió el bizcocho, fue un verdadero desastre.

Una vez horneado, sacamos del horno y dejamos templar en el molde. Desmoldamos sobre una rejilla y envolvemos caliente con papel film, de ésta manera conseguiremos que el calor quede atrapado y humedezca la miga.

Una vez frío ya lo tenemos listo rellenar.

Para el almíbar de vainilla:
Ponemos en un cazo el agua, al azúcar y la vaina de vainilla abierta a fuego medio y llevamos a ebullición hasta que el azúcar se haya disuelto por completo (unos dos minutos).

Dejamos enfriar y ya tenemos listo nuestro almíbar.

Para el buttercream de nutella:
Mezclamos el azúcar y la mantequilla y una vez que se han integrado por completo añadimos la nutella.

Recordad que se ha de rellenar y de cubrir con una capa finita (de esas que se clarean) de buttercream para evitar que el fondant se abombe por el exceso de humedad.

Una vez que ya tenemos todo preparado nos ponemos a darle forma a nuestros bizcochos. He fotografiado el paso a paso.

 


Como se ve en la fotografía necesitaremos un bizcocho entero para modelar y darle la forma de la caja y la mitad de otro para hacer la tapa (foto superior izquierda).

Como la tapa de queda tal, la envolvemos el film para que no se nos seque y nos centramos en el otro bizcocho. Lo cortamos por la mitad  con ayuda de un cuchillo o una lira (foto superior derecha).

Marcamos con palillos la zona que troquelaremos con ayuda de un bisturí y que será la hendidura en la que colocaremos los bombones (fotos centrales).En este paso se ha de tener mucho cuidado, ir suavemente, no sea que nos pasemos y atravesemos el bizcocho.

Rociamos con el almíbar de vainilla y  lo rellenamos con el buttercream .Tapamos y ya tenemos nuestra caja lista para ser forrada (fotos inferiores).

Cubrimos bien por encima con buttercream tanto el bizcocho caja como la tapa y ya están listos para cubrir con fondant.

Cubrir tarta con fondant:
En primer lugar tenemos que hacer una bola con el fondant y amasar muy bien con las manos, que ni que decir tiene, han de estar muy limpias.

Extendemos con el rodillo especial de fondant que es de un material no poroso y con ayuda de unas guías o gomas que tiene rodillo dejamos el fondant con un grosor de 5mm que es el grosor ideal para que no se agriete. Para amasar el fondant pondremos sobre la superficie un tapete de trabajo o echaremos un poco de harina (pero no nos pasaremos porque se puede endurecer el fondant).

Una vez que se le ha dado la forma de la tarta, se coge con ayuda del rodillo y se pone sobre la tarta.

Para quitar los bordes levantamos el fondant y abrazamos lentamente para dentro. Pasamos el alisador de fondant y cortamos los bordes.

Una vez que está toda nuestra caja forradita, la decoramos al gusto.

Los bombones por falta de tiempo, no pude esmerarme mucho en la preparación, así que los hice el moldes de silicona con chocolate derretido.