Galletas de mantequilla decoradas con fondant

martes, 18 de marzo de 2014

El pasado mes de noviembre, como ya os comenté, hice un curso para iniciarme en el  mundo del fondant en el que hice una preciosa tarta de Papá Noel que podéis ver (pinchando aquí). Nunca había usado  fondant para decorar galletas de mantequilla, pero como soy muy decidida y un poco culo inquieto, me adentré en esta divertida hazaña. 

Al final, resultó ser una experiencia muy relajante y disfruté como una enana en la mesa de mi cocina con todos los cachivaches organizado a modo de taller. Y disfruté aun más con la cara de alegría que mostraban las personas a las que les regalé mis galletas.

La verdad es que en esto de la repostería es muy gratificante ver la cara de  tus seres queridos, por ejemplo, cuando les haces una tarta. Se te olvida la angustia que pasaste por si no te subía el bizcocho o por si se te cortaba la nata. Realmente merece la pena con creces el esfuerzo.

Me voy a dejar de ir por las ramas para contaros la receta, que me enrollo como las persianas J.

 Estuve buscando por la red a ver si encontraba una buena receta de galletas de mantequilla y me convenció la de la web “El taller de los dulces”, una web preciosa y con muy buenas recetas.

La verdad que no me salieron tan mal para ser principiante en estos menesteres. Aunque si como a mi,  si no os motiva el fondant, os recomiendo que hagáis estas galletas para comerlas solas o bañarlas en chocolate, porque están buenísimas.

Ingredientes
 
225 g de mantequilla sin sal.
150 g de azúcar glass tamizada.
1 huevo.
2 cucharadas de esencia de vainilla.
1/2 cta de sal.
420 g de harina tamizada.

Preparación

Debemos tener la mantequilla en pomada.

Batimos  e incorporar la mitad del azúcar glass.

Volvemos a batir y cuando esté incorporado, añadimos el huevo ya batido.

A continuación incorporamos la otra mitad de la azúcar. Añadimos la vainilla. Batir, añadir en dos tandas la harina tamizada junto a la sal.

Una vez realizada la masa dejarla reposar unos cinco minutos.

Hacer con ayuda de un rodillo (a ser posible con aros laterales para mantener el mismo grosor) dos planchas rectangulares que meteremos en frigorífico al menos 2 horas.


La receta aconsejaba hacer  la masa por la tarde –noche y hornear a la mañana y yo lo hice así.

Al día siguiente con ayuda de un cortador damos la forma a nuestras galletas, las colocamos sobre pape de hornear con ayuda de una espátula para que nos  deformen.

Horneamos en horno precalentado a 180ºC durante 12 minutos.

Listas para decorar.
En su blog da unos consejos muy importantes que os trascribo tal cual:

CONSEJOS MUY IMPORTANTES: 

En la masa influye mucho la temperatura y la humedad. En verano incluso podemos incorporar más harina.

El tiempo de cocción de las galletas varía mucho según el horno pero el aspecto tiene que ser de color uniforme, blanquito sin bordes quemados que afean el trabajo. 

Cuando se saquen del horno con mucho cuidado deberéis colocarlas para enfriarlas sobre una rejilla y no ponerse a decorarlas si no están totalmente frías. Debéis manipularlas con mucho cuidado pues al sacarlas sin estar tostadas son frágiles.

Una vez frías las decoré con fondant con unos cortadores de forma de bolso, vestido y cupcake.
 



 Las hice un bonito envoltorio para regalar y fueron todo un éxito.

Aqui una de las afortunadas :-)
Espero que os gusten.





4 comentarios:

  1. Muy buenos consejos para hacer las galletas, que parecen fáciles y lo son pero tienen su truco, te han quedado preciosas decoradas, yo tengo poca paciencia para esos menesteres,,me quedo a seguirte y seguir aprendiendo,por que lo de las galletas me lo guardo por que me gusta hacerlas......saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo más dificil es la decoración. La verdad que yo tampoco tengo mucha habilidad ni paciencia, pero cuando te pones es entretenido

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Tú que las ves siempre con buenos ojos ;-)

      Eliminar