Milhojas de crema pastelera y nata

viernes, 7 de febrero de 2014

Hoy os traigo otra propuesta ideal para el fin  de semana, sobre todo si no dispones de mucho tiempo. Fue una de las tartas  que mi madre eligió por su cumpleaños, el pasado 22 de enero, al ser un día entre semana, no disponía de mucho tiempo, así que tuve que tirar de hojaldre preparado (ya sé que tengo pendiente hacer el hojaldre casero) para hacer una milhojas de crema y nata (bueno en este caso frosting de queso que queda aún mejor).
Ésta vez el hojaldre que usé no fue el fresco del Lidl, que como ya os he dicho en otras ocasiones, es en mi opinión, el mejor. Utilicé el de Casatarradellas también fresco y la verdad que es bastante bueno.

La receta de la crema pastelera la tomé prestada de la web de María Lunarillos, que te viene muy bien explicado.

Ingredientes
2 Láminas de hojaldre fresco.

Para hacer la crema pastelera:
1/2 l de leche
1 vaina de vainilla
125 g de azúcar
40 g de fécula de maíz (Maizena)
4 yemas de huevo.

Para el frosting de queso:
1 brick pequeño de nata para montar.
2 cucharadas colmadas de queso de untar.
3 cucharadas de azúcar glass.

Preparación

El hojaldre se ha de manipular lo menos posible, ya que si lo toqueteamos mucho no subirá. Cortamos cada lámina de hojaldre de manera que nos salgan dos rectángulos iguales de cada una. En realidad para la milhojas, sólo usé 3 rectángulos, me sobro uno., que luego lo comimos con jamón york y queso fundido. Pero puedes hacer la milhojas de las capas que quieras.

Lo sacamos del envase (sin pasar rodillo), los colocamos en la bandeja del horno sobre papel vegetal, lo pinchamos muy bien con un tenedor, para que no suba la masa y lo horneamos  a una temperatura de 200 ºC durante 15 minutos con el horno previamente precalentado. En el caso de que veamos que está subiendo el hojaldre, podemos abrir la puerta del horno y pincharlo suavemente para que vuelva a bajar.
Dejamos enfriar una vez horneado sobre una rejilla.

Preparación del frosting de queso:

Montamos la nata hasta que coja un poco de consistencia con la batidora de varillas, añadimos el azúcar glass, el queso y terminamos de montar hasta que haga picos. Reservamos en nevera.

Para preparar la crema pastelera:

En un cazo ponemos la leche junto con la vaina de vainilla, que habremos abierto a lo largo y extraído las semillas. Llevamos a ebullición, retiramos, colamos  y reservamos.

En un bol mezclamos el azúcar, las yemas y la fécula de maíz. Con unas varillas mezclamos todo hasta que quede  perfectamente ligado.

A la mezcla anterior echamos poco a poco la leche sin dejar de remover.

Una vez todo unido lo ponemos a fuego lento, removiendo constantemente hasta que espese.
Retiramos y dejamos enfriar cubriendo con film transparente la superficie.

Montaje de la milhoja:
Con ayuda de una manga pastelera echamos una capa de crema pastelera sobre un rectángulo  de hojaldre, ponemos encima otro y sobre éste con ayuda de la manga pastelera el frosting de queso y coronamos todo ello con un nuevo rectángulo.

Ya tendremos montada nuestra milhojas, la podéis decorar como queráis. En mi caso, opté por pintarla con un poco de miel a la que había añadido unas gotas de agua para clarificarla, echar almendras laminadas y todo ello cubrirlo con azúcar glass.

¿No creéis que tiene una pinta estupenda?

Nota: Esta más rica dejándola de un día para otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario