Calentar en el microondas

martes, 23 de abril de 2013

La potencia que se debe utilizar para calentar cualquier plato cocinado recién sacado de la nevera es de 360W durante 3,4 o 5 minutos dependiendo de la consistencia y cantidad. Podréis usar una potencia mayor ,600w por ejemplo, si la comida esta a temperatura ambiente o se trata de un plato no delicado como una sopa.

Y si calentamos a máxima potencia (algo que no se debe hacer nunca), tardaremos menos tiempo, pero los resultados serán mucho peores.

Es preferible calentar porciones individuales que todo un conjunto, porque se tarda menos y el calentamiento es más uniforme.

Imaginaros que tenéis que calentar un guiso de bonito ya cocinado y en su punto. Si lo calentáis a una potencia grande, el bonito cocerá de nuevo, se cocinará demasiado y resultará reseco.

Para cerciorarse de que el plato se ha calentado bien, nada más sacarlo del microondas, colocar la palma de vuestra mano, por debajo en el centro del mismo. Esta parte tiene que estar caliente y si no lo está programar medio o un minuto más.

Calentar sándwiches, bollos, masas o pizzas
Si se quiere calentar un sándwich de queso para que éste se funda, con pan natural o tostado, conviene hacerlo en segundos y envolviéndolo en papel absorbente de cocina para que no se reseque.
Con bollos o trozos de bizcochos que se quieran tomar calientes se realiza la misma operación.
Conviene calentar los alimentos ya asados como pizzas o empanadas sobre papel absorbente de cocina que embeba la humedad que suelta la masa al calentarse.

Calentar pulpo, sepia o calamares ya cocinados
Para evitar que se vuelvan chiclosos calentar a una potencia de 360w con el recipiente tapado por un plato o tata de silicona y poco tiempo.

Calentar croquetas o fritos
Las croquetas calentadas correctamente en el microondas, es decir, a una potencia de 360 vatios, parecen recién fritas, aunque se hayan congelado ya fritas, y si se calientan a potencia máxima o mucho tiempo pueden reventarse o desgraciarse completamente.
Tanto las croquetas como los fritos se deben calentar tapándolas con papel absorbente de cocina  para evitar que suden.

Calentar plato de cocido o callos
Si tenemos que calentar un plato de cocido con su repollo, morcillo, chorizo, tocino, taparlo con la tapa de agujeros a potencia de 360 y  durante4 o 5 minutos. Si lo calentamos al máximo el tocino empezaría a producir pequeñas explosiones y se desharía.

Fuente: Libro “Comidas y cenas rápidas en el microondas” de Cristina Galiano.