Papas arrugás con mojo picón

viernes, 24 de abril de 2015

Buenos días,

La semana pasada estuve viendo fotos del primer viaje que hicimos Isma y yo a Canarias (concretamente a Lanzarote y Fuerteventura) y de los buenos platos típicos que comimos allí. Si hay una receta por antonomasia de las Islas Canarias, éstas serían sin duda las “papas arrugás con mojo picón”, uffff, buenísimassssss!!!

Se llama papas arrugadas o “arrugás” a un modo de cocinar las patatas en las islas Canarias. Para ello, se utilizan patatas de la zona, la mayoría provenientes de la isla de Tenerife (papa bonita, papa torrente, papa borralla…). Como característica principal de estas patatas tenemos que son pequeñitas y sabrosas.  

Estuve buscando esos tipos de patatas en el Corte Inglés, pero no las encontré, así que hice la receta teniendo en cuenta los consejos que he encontrado en internet para “simular” las papas arrugás, que aunque no es lo mismo que lo que sería la receta tradicional o auténtica, quedan muy parecidas. Para ello, debéis comprar unas patatas pequeñas (tipo guarnición) para que se asemejen al máximo a las de la receta. El secreto de la receta será el “arrugao” de las papas.

La otra parte de la receta, la salsa, también es típica canaria. La podéis comprar hecha (ésta la encontraréis en muchos supermercados) o hacerla vosotros mismos. En nuestro caso, la hicimos "a medias", ya que la última vez que fuimos a las islas (a Tenerife), compramos el “preparado” para mojo (que básicamente es pimienta seca, que dependiendo del número de “granillas” que tenga será más o menos picante) , al que sólo hace falta añadir una serie de ingredientes.

Ingredientes

1 kg de patatas.
250 g de sal gorda.
Sal de mesa.
Pimienta.


Para el mojo picón rojo:
Preparado para mojo picón (que lleva pimiento rojo, ajo y comino).
Aceite de oliva.
Agua.
Vinagre de vino.


Preparación
Papas arrugás:
Lavamos bien las patatas y las ponemos en una cazuela grande con un litro de agua. Añadimos un puñado de sal gorda . Podemos seguir la siguiente regla, añadir la cuarta parte del peso de las patatas que vamos a cocer. Si cocemos un 1kg de patatas, pondremos 250 g. de sal.



Dejamos hervir unos 30 minutos a fuego bajo, de todos modos, para ver el tiempo exacto, vamos pinchando de vez en cuando las patatas con un tenedor para hasta que estén blandas (pero que no queden como puré...). 

Cuando estén tiernas, retiramos el agua que quede de la cazuela, la ponemos de nuevo en el fuego y esperamos hasta que las papas queden secas. Veréis que se ponen blancas y arrugadas por la costra de sal residente. 

Mojo picón rojo:
Como he dicho antes, en nuestro caso compramos el preparado para mojo, para lo que sólo tienes que agregar los ingredientes que indica el paquete.

El preparado que nosotros compramos eran 75 gramos. Ese preparado está hecho a base de pimiento rojo, ajo y comino.

Si usáramos todo el preparado, tendríamos que mezclarlo en un vaso de batidora 500 ml de aceite, 400 ml de agua y 100 ml de vinagre. Batiríamos hasta que quedara la mezcla homogénea y listo. Usarlo todo es mucho, en nuestro caso usamos 1/5 del contenido y nos salió la cantidad que podéis ver en el vaso, que es bastante.
Si queréis hacerlo en casa sin tener ese preparado, es decir, hacer el mojo desde 0, podéis hacerlo de la siguiente manera, que me pareció bastante correcta:
Freímos los dientes de ajo con piel y todo en aceite de oliva. Cuando estén dorados los ajos los retiramos del apite y les quitamos la piel. Reservamos.
En el mismo aceite, echamos pan en trocitos pequeños hasta que queden dorados. Retiramos el pan y lo ponemos con los ajos.
En un bol, echamos el aceite sobrante de los ajos y el pan frito. También añadimos los cominos (mejor molidos), el pimentón, la sal, la pimienta y la cayena. Echamos un poco de agua y batimos todo hasta que quede una pasta como de puré.
Lavamos los pimientos morrones e incorporamos con el aceite, vinagre y un chorrito de vinagre de Módena (para dar color)  al recipiente anterior. Pasamos todo por batidora. Probamos el mojo y si hace falta añadimos sal.

Nota: No os preocupéis por hacer más mojo de la cuenta, ya que os vale para muchas elaboraciones, no sólo estas papas y además se puede congelar.


Lanzarote-Laguna de los Clicos

Lanzarote-Parque Nacional Timanfaya