Tosta de queso azul y anchoas

jueves, 26 de junio de 2014

Buenas tardes a tod@s,

Soy Ismael, el marido de la artista. En el día de hoy, cambiamos los papeles, me estreno publicando en el blog, aprovechando que la receta de hoy es muy sencilla y que además soy El rey de las tostas ;-).

Recordando una de nuestras escapadas, el mes pasado estuvimos por el norte, por Cantabria, una preciosa zona de España. Bien conocido es que una de las mejores zonas para comer en España, tanto por abundancia como por calidad y precio es el norte, y Cantabria no es menos para ello. Entre tantos manjares de la zona, como pueden ser los sobaos, los quesos ó las legumbres de la zona, podríamos destacar uno, con nombre y apellidos, las anchoas de Santoña.


Puerto de Santoña

Santoña es un pueblo que vive por y para las anchoas y no te puedes ir de allí sin comprarlas. Tienes anchoas de todos los precios y calidades, y doy fé de que tienen bien ganada la fama, están buenísima de cualquier forma. Nosotros compramos las de la marca El Consorcio, una de las más afamadas de la zona.

Para dar buena cuenta de una de las latas que trajimos, hicimos esta sencilla tosta, que podéis realizar en pocos minutos y tener una cena deliciosa.

Ingredientes (por tosta)

Una rebanada de pan. En este caso utilicé pan normal, pero podéis usar por ejemplo una rebanada hecha del famoso pan milagro que queda riquísimo.
2/4 filetes de anchoa en aceite de oliva de buena calidad.
Queso azul al gusto, en este caso era Roquefort. (podemos sustituir por cualquier queso azul, si es de Cabrales ya es 100% receta del norte)

Preparación

Tostamos la/s rebanada/s de pan en el tostador.  

Cortamos un par de lonchas finas de queso azul. Es mejor sacarlo unos minutos antes de la nevera para que al menos esté algo manejable, ya que frío este tipo de queso se desmenuza con facilidad y por tanto las lonchas no serán limpias. Como consejo por si queremos untarlas encima del pan, como este queso es muy susceptible al calor, no lo metáis en el micro, ya que en unos segundos se fundirá y nos chafará la tosta, ya que más que queso azul tendremos crema de queso azul.

Montamos la tosta. Colocamos el queso sobre el pan. A continuación, ponemos las anchoas encima del queso. Ya que es una tosta con un sabor contundente, lo suyo es que no pongamos muchos filetes de anchoa. En nuestro caso, como la rebanada no era muy grande, pusimos sólo 2. Si es algo más grande, podéis poner 4, pero no más, ya que sino quedará muy salada.


No tengo más que decir que miréis la foto y que os animéis a hacerlo.

Un saludo!!