Barritas de coco (bounty casero)

lunes, 19 de mayo de 2014

¿Cómo va ese lunes?
Por aquí los cielos andan un poco nublados, pero menos mal que el fin de semana ha sido bondadoso y ha hecho un tiempo maravilloso para poder callejear a mis anchas.

Como ya sabéis las recetas de mi blog son cosecha de mi madre, de revistas, libros, de otros blogs... pero las recetas que más me gustan son las que me invento, ese tipo de recetas, que nunca sabes como te van a salir, pueden ser todo un éxito o que hagas algo incomible, pero es un riesgo que me gusta correr.

Os cuento este rollo porque va relacionado con la receta de hoy que es  fruto de mi invención  y  de las constantes peticiones de mi madre cada vez que se comía una barrita Bounty. Hija, ¡me tienes que hacer estas barritas en casa! así que como hija obediente que soy, me puse manos a la obra y el resultado (aunque no la presencia) fue un éxito, todos quedaron encantados con mis barritas.

Para quien no lo sepa, las barritas Bounty son unas barritas de coco cubiertas de chocolate con leche, una delicia, para cualquier paladar. Pero como cualquier barrita de este tipo con una gran cantidad de grasas, conservantes…así que os ánimo a que las preparéis en casa, quedarás encantad@ con el resultado.



Ingredientes (para 6 barritas)

5 cucharadas de leche condensada.
8 cucharadas colmadas de coco rallado.
100g de chocolate con leche. Yo uso uno de cobertura para tartas del LIDL. 

Preparación


Mezclamos en un cuenco el coco rallado con la leche condensada hasta que esté bien integrado. Debemos obtener una masa de consistencia rugosa y en la que todo el coco este impregnado con  la leche.

Damos forma a las barritas,  yo usé una manga pastelera de plástico a la que le corte la punta con una tijera, para que todas las barritas tuviesen un tamaño parecido. Me ayudé con un cuchillo para ir contando la masa que salía de la manga para darle el tamaño que me pareció más apropiado.
Podéis hacerlas a mano o hacer una manga con papel vegetal. Eso ya como más os guste.

Una vez que tenemos ya la las barritas, las colocamos en un plato y las metemos en el congelador durante una hora.

Pasado ese tiempo, fundimos el chocolate en el microondas o al baño maría. Si lo hacemos al microondas hacerlo en intervalos cortos de tiempo, para evitar que se nos queme.

Tomamos la barrita con ayuda de un tenedor y la bañamos en el chocolate. Dejamos secar sobre rejilla.

Si las dejamos secar a temperatura ambiente el chocolate quedará más brillante, pero con las temperaturas que estamos teniendo no se solidifican  en la vida, así que las tuve que meter en la nevera aunque quedasen más mates.
Conservarlas en nevera si el tiempo es caluroso y sacarlas para que se atemperen antes de comerlas.

Espero que os haya gustado porque a mi madre le encantaron.