Pudin de piña colada

martes, 1 de abril de 2014

Después de mi ausencia durante la semana pasada (estuve disfrutando de unas maravillosas vacaciones en La Palma y en la Gomera) os traigo una entrada dulce para endulzarnos un poco el martes y así hacernos la semana mucho más llevadera.

El postre de hoy es un delicioso pudín de piña colada, o lo que es lo mismo de piña y coco. Ya sabéis que soy muy de coco y la combinación con la piña queda ideal. En un principio no sabía si la textura iba quedar pareja, porque cuando una se mete a experimentar es lo que tiene. Pero quedó una textura perfecta y un postre muy refrescante y ligero, ideal para culminar una comida copiosa.

 Hay que seguir una serie de consejos para evitar que las capas del pudín se separen  al cortarlo:

Es necesario que cuando añadamos la segunda capa  o sea la capa de piña sobre la de coco, esta haya empezado a cuajar por arriba, para evitar que se mezclen ambas capas.

La segunda capa ha de estar templada a la hora de añadirla al molde. No dejarla demasiado tiempo porque si no empezará a solidificar.

A la hora de verter la segunda capa sobre la primera lo haremos sobre una cuchara lentamente en forma de cascada, ya  que como la primera capa no estará del todo solidificada podría estropearse y unirse ambas capas.

También he leído que rayando con un tenedor  la primera capa una vez que ha cuajado  y echando encima la de encima tampoco se separa, pero eso no lo he probado. Digamos que las hendiduras hechas con el tenedor valen de agarre para la capa superior. Si lo hacéis así, ya me contáis, si os ha dado resultado.

Con todos estos pasos aclarados (espero que me hayáis entendido), en acaso de que se os separasen las capas, nos preocupéis, que luego se mezclan en el estómago J


Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!
Ingredientes

Para la capa de coco:
300ml de leche de coco.
300 ml de nata para montar o crema de leche.
100g de azúcar.
1 sobre de cuajada.

Para la capa de piña:
1 sobre de gelatina de piña.
500 ml de leche entera.
125 g de queso de untar tipo philadelphia.
2 cucharadas soperas de azúcar.

Preparación

Preparación capa de coco:
Reservamos un poco de leche de coco para disolver bien la cuajada.

Calentamos la leche de coco restante, la nata y el azúcar hasta llevarlo a ebullición.

Cuando empiece a hervir  añadimos el resto de la leche de coco con la cuajada disuelta. Movemos hasta que hierva durante unos 3 minutos.

Lo vertemos sobre el molde que vayamos a emplear. Yo usé un molde de corona de silicona, el cual coloque sobré un plato para poder manejarlo mejor. Para evitar grumos lo podéís colar, aunque a mi se me pasó.

Dejamos enfriar en la nevera hasta que se solidifique un poco la parte superior que es cuando se añade la siguiente capa.

Preparación capa de piña:
Calentamos 250 ml de leche con la gelatina y el azúcar movemos muy bien hasta que rompa a hervir. Retiramos.

En un bol añadimos el queso, el  resto de la leche y la leche con la gelatina y el azúcar.

Batimos bien y añadimos al molde cuando esté templado sobre una cuchara para minimizar el impacto.

Dejamos enfriar por completo sin moverlo. Metemos en nevera.

Para facilitar el desmoldado podemos meter el molde en agua caliente unos segundos y pasar por el borde del pudín un cuchillo despacito para despegar el borde.

Y ya tenemos listo nuestro delicioso postre. Lo malo que una vez que empiezas ya no puedes parar.

Espero que os guste.

Fuente: Receta modificada de Whole kitchen magazine nº5.