Colines

martes, 31 de diciembre de 2013

No podía cerrar el año sin publica una receta, la última del 2013 será una receta muy sencilla, que aún estáis a tiempo de hacer para esta noche, para dejar boquiabiertos a vuestros comensales. Se trata de unos colines caseros que he tomado prestados de la web de webos fritos, una maravilla de web.

Pero antes de meterme en la cocina, quería agradecer a toda la gente que me lee y me sigue. A pesar de que Las recetas de Masero, es un blog de reciente creación, para el poco tiempo que llevo publicando recetas, me está yendo bastante bien y eso sólo lo debo a vosotros, a vuestros comentarios y a vuestras críticas. Espero que el año que viene y en los siguientes años venideros mis recetas sigan teniendo tan buena aceptación. También quería dar gracias, a mi más fiel seguidor, catador y fotógrafo particular, a mi marido, que es el que se lo curra con las fotos del blog, a pesar de no disponer de muy buenos medios.

Solo me queda desearos que tengáis una buena entrada y salida de año y que en el 2014 se cumplan todos vuestros sueños.


Como no hay mejor manera que terminar el año cocinando para los tuyos, nos ponemos delantales y a la cocina.
Hice la mitad de cantidad de los ingredientes de la receta original y me salieron unos 20.

Ingredientes

250 g de harina panadera o de fuerza.
160 g de agua.
5g de sal.
5g de levadura fresca.

Preparación

Mezclar los ingredientes, amasar y formar una bola. Extender la masa con un rodillo sobre una bandeja rectangular que previamente hayamos espolvoreado con harina y dejar reposar una hora.

Precalentar el horno a 250ºC, calor arriba y abajo.

Poner harina en la encimera y volcar la masa. Cortar unas tiras iguales e irlas poniendo en una bandeja con papel de hornear.

Pincelar cada tira con huevo batido y añadir un poco de sésamo o unas pipas.
Yo los hice surtidos unos con sésamo y otros con pipas. Este paso no venís en la receta original, se lo añadí yo misma :-)

Bajar el horno a 220ºC y hornear los colines durante 15 minutos o hasta que estén dorados.


He de decir que en mi primer intento me quedaron preciosos, pero cuando se enfriaron estaban correosos y al día siguiente podían usarse como arma arrojadiza para escalabrar a alguien. Fue debido a que metí el calcetín, no se me ocurrió otra cosa que una vez que había pasado la hora de reposo, pasar el rodillo por encima para dejar la masa más lisita y darles a los colines una forma más bonita. Bonitos estaban, pero estaban más duros que el pecho de un santo.
Así que no os metáis a mangoneros como yo y hacer la receta tal cual. Espero que os guste.



Cocadas

lunes, 30 de diciembre de 2013

Hola a todos,

Seguimos con los dulces navideños, aprovechando que publiqué hace un tiempo estas delicias de coco o también conocidas como cocadas, voy a editar la receta con unas fotos más acordes con estas fechas.

Ni que decir tiene que no tienen nada que ver con las que compras en cualquier supermercado. Son tan fáciles de hacer que hasta el menos inexperto en la cocina, tiene el éxito asegurado.



Ingredientes

125gr de coco rallado.
100 gr de azúcar.
1 huevo L.
3 cucharadas de leche condensada.

Preparación

Precalentar el horno con calor arriba y abajo a 160ºC.

Mezclar muy bien en un recipiente el azúcar, el huevo batido y la leche condensada. Añadir el coco y ligar bien la mezcla.
 

Hacer bolitas y colocarlas directamente en la bandeja del horno sobre papel vegetal o en cápsulas de papel. 

Hornear 10-12 minutos a 160ºC. En mi horno las pongo 7 minutos calor arriba y abajo y el resto del tiempo calor sólo arriba, porque si no se me queman por abajo. Pero eso ya depende de cada horno.

Pan milagro

sábado, 28 de diciembre de 2013

Sigo con mi reto navideño, pero como no podemos  alimentarnos solo de dulces (muy a mi pesar) ya que el exceso de azúcar  va a  terminar aumentando la demanda de insulina en la sanidad pública  y no está el país para hacer mucho gasto, así que esta vez vamos a sorprender a nuestros invitados, con un delicioso pan casero, que dejará ojiplático "al más pintao". Anteriormente había publicado este pan milagro hecho en la chef o matic pro, pero hoy os traigo la receta para que lo hagáis en el horno convencional, la podéis hacer en un recipiente con tapa tipo pirex o en bolsa de asar.

El resultado es un pan súper esponjoso y buenísimo, ideal para mojar huevos fritos o guisos varios.  O para hacer unas buenas tostas, fue el que yo utilicé para hacer la tosta de queso brie con miel y nueces. La receta es de la web webos fritos.

Es un pan muy fotogénico, al que entran ganas de hincarle el diente.


Puse el doble de las cantidades de la receta para que saliera más grande.

Ingredientes

310g de harina de fuerza.
15 g de levadura fresca.
20 g de aceite de oliva.
175g de aguia tibia.
1 cucharadita de sal.

Preparación
 
Colocar la harina en un bol grande, y desmigar la levadura en el centro.

Añadir el aceite y el agua. Mezclar. En mitad de la mezcla añadir la sal. Amasar todo durante 10 minutos.
 
Continuar amasando con movimientos firmes, hasta formar una bola. Pincelar el pan con un poco de aceite y espolvorear con harina.

Colocarla en un molde de Pyrex con tapa de forma redonda, ligeramente engrasado.
  
Hacer unos cortes con un cuchillo y poner la tapa.

Meter en el horno en frío y ponerlo a 220º durante unos 40 minutos, hasta que lo veamos hecho. El Pyrex lo pongo sobre rejilla con calor arriba y abajo.


Pan recién salido del horno

 

Eliminar malos olores de la chef o matic pro

El consejo que hoy os traigo , me ha quitado un gran peso de encima. porque había notado que por mucho que limpiase el interior de la chefo y su cubeta cada vez que la usaba , al abrirla para volver a usarla , olía a lo que había cocinado anteriormente.








Un buen día mi madre, me aconsejo que metiese un trozo de limón en la cubeta y la dejase cerrada unas horas. Y lo hice y fue mano santo. Ni rastro de malos olores.


 Supongo que a muchos de vosotros, ya se os había ocurrido, pero queda dicho para quien no lo sepa.

Nota importante: no dejar varios días el limón en el interior de la cubeta, porque cría moho y pasa a ser peor el remedio que la enfermedad, os lo digo por experiencia.



Cupcakes navideños

jueves, 26 de diciembre de 2013

Hola,

Sigo con mi reto de dulces navideños, ahora que he empezado, ya no puedo parar. Ésta vez he elegido una receta fácil de cupcakes de vainilla y la he decorado como he podido con motivos navideños, para ser mi primer intento de fondant me han quedado bastante bien.
  
Ingredientes

100 g Harina.
1 cucharadita de levadura química (tipo Royal).
100 g de azúcar.
100 g de mantequilla (a temperatura ambiente).
2 huevos (a temperatura ambiente).
2 cucharadas de leche entera.
1 cucharadita y media de extracto de vainilla dice la receta original, pero yo le puse una cucharadita de esencia de vainilla casi llena y un sobre de azúcar avainillado.


Preparación

La elaboración de la masa la hice con un robot de cocina que me regaló mi tía de la marca Silvercrest (Lidl) que se lo recomiendo a todo el mundo, ya que facilita mucho el trabajo y funciona a las mil maravillas.

En primer lugar tenemos que sacar los ingredientes que estén en nevera ya que se han de trabajar a temperatura ambiente.

Tamizamos la harina y la levadura con ayuda de un colador. Reservamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una mezcla cremosa y homogénea. La mantequilla la meto un poco en el microondas en modo descongelación para que se ablande.

Añadimos los huevos de uno en uno, seguimos batiendo, la esencia y harina con la levadura poco a poco para evitar que se forme una masa llenita de grumos. Por último añadiremos la leche.

Repartimos la masa en los moldes de cupcakes, los cuales tenemos que colocar en una bandeja de cupcakes para evitar que se deformen.  Mi bandeja no es muy grande, así que puse algunos moldes dentro de unas flaneras de aluminio que tengo y me hicieron el mismo servicio. Para repartir la masa es muy cómodo usar una cuchara de helado. Llenar los moldes sólo las 2/3 partes para evitar que se salga la masa durante el horneado.

La receta original dice que horneemos a 180 grados. entre 18 y 20 minutos. Yo los horneé a 200 durante 14 minutos y me salieron perfectos. Las temperaturas de los hornos varían mucho. Comprobad siempre con un palillo antes de sacarlos del horno. Si el palillo sale limpio al pinchar el bizcocho, están hechos.
No abrir el horno durante los primeros 12 minutos de horneado ya que la curiosidad puede arruinar nuestros cupcakes.

Dejamos reposar fuera del horno en la bandeja durante 5 minutos y posteriormente los colocamos en una rejilla para que se terminen de enfriar.

Una vez que se han enfriado, llega la parte más divertida que es el relleno y la decoración. Ambos son optativos.

En este caso los rellené con una cucharadita de mermelada de naranja perforándolos con una descorazonador de manzanas y los decoré con fondant. No me han quedado muy mal, para ser la primera vez, ¿no crees?.



Turrón de nata y nueces

martes, 24 de diciembre de 2013

¡¡¡Feliz Navidad a todos!!!

No podía faltar en mi blog una entrada navideña, teniendo en cuenta las fechas en las que estamos. Siento haberme demorado tanto en subirla, pero un dichoso virus atacó nuestro ordenador y no nos ha quedado más remedio que formatearlo.... Pero bueno, como se suele decir más vale tarde que nunca.

Este año me apetecía mucho hacer algunos dulces navideños, de momento solo he hecho turrón, debido a que he tenido mucho trabajo, a los compromisos sociales típicos de estas fechas y a las compras navideñas, no he podido dedicarme mucho a la repostería. La semana que viene que estoy de vacaciones, podré hacer alguna cosilla más.

Me apetecía bastante hacer un turrón artesano, así que elegí hacer turrón de nata con nueces. La verdad que el que compras, no me motiva mucho, pero el artesano me encanta.

Como molde he usado un molde de silicona de los de pudding, el fondo lo cubrí con papel vegetal de manera que sobresaliese por las esquinas, para tirar de las mismas y sacarlo fácilmente. Como prensa para darle la forma he usado un litro de leche.

La receta no requiere mucha elaboración, aunque si tienes que hacer la harina de almendra con un molinillo de café, como en mi caso y pelar las nueces, es un poco pesado. Ni que decir tiene como se pone la cocina de los trocitos de cáscara de nuez, que suelen aparecer por los lugares más remotos, aunque tengas el más sumo cuidado. Son aspectos a tener en cuenta a la hora de hacer la receta, te facilitará bastante si compras las nueces ya peladas y la harina ya procesada. Así que...que no me cuenten milongas, como he leído en algunos blogs que dicen es facilísimo y rápido, tampoco nos pasemos...tiene su técnica, como todo.


Nos ponemos los delantales y manos a la obra.

Ingredientes
200g de harina de almendra de la variedad Marcona.
200 g de azúcar glass.
80 ml de nata de montar.
100g de nueces peladas.

Preparación

En primer lugar hacemos la harina de almendra, en el caso de que las almendras sean enteras. Yo usé un molinillo de café. Reservamos.

Pelamos las nueces, si fuese necesario. Reservamos.

En un cazo echamos el azúcar glass y la nata y lo ponemos a calentar a fuego medio, hasta alcanzar un almíbar espeso. Para mover usaremos una cuchara de madera.

Cuando rompa a hervir, retiramos del fuego, añadimos la almendra molida y mezclamos bien. Añadimos las nueces picadas, mezclamos bien y obtendremos una masa sólida, que se despega del recipiente en donde lo estamos mezclando.

Vertemos en el molde, alisamos la superficie con un rodillo y con un cuchillo le alisamos las esquinas, para que nos quede perfecto. Lo tapamos con papel vegetal y le ponemos nuestra prensa encima (litro de leche).


Dejamos 24 horas, desmoldamos y disfrutamos de este delicioso turrón.










Tosta de queso brie con miel y nueces

jueves, 19 de diciembre de 2013

Hace ya unos cuantos fines de semana, me fui con mi marido a dar una vuelta por el centro y cenamos por la zona de la latina en un bar de tapas, que no recuerdo muy bien el nombre. El caso es que me pedí una tosta riquísima, cuyo ingrediente principal era el queso, una de mis debilidades.

No sé si os habré dicho en alguna ocasión, que me encanta el queso, no hay día que no me coma un trocito me da igual la modalidad, en casos de necesidad, recurro al socorrido queso rallado a puñados, que por lo menos te mata el gusanillo. Al final va a tener mi madre razón cuando me dice que iba para ratón (bueno para ratona) y me quedé por el camino.

De mis múltiples experimentos con el queso, he de deciros que las galletas digestive con un buen trozo de queso tierno o semicurado son una auténtica delicatesen. De mi experimento de galletas digestive con chorizo, no puedo decir lo mismo.

Me voy a dejar de ir por las ramas, para daros la recetilla del día de hoy, se trata de una supertosta con queso brie, miel y nueces. Ideal para una cena o para entrante cuando tienes invitados.



Ingredientes

Una buena rebanada de pan para tostas. En mi caso utilicé el famoso pan milagro que queda riquísimo.
Mantequilla sin sal.
Queso brie.
Nueces y miel.

Preparación

Untamos un poco de mantequilla en ambos lados de la rebanada de pan y la tostamos en una sartén.

Cortamos unos trozos de queso brie que no sean muy gruesos y los ponemos un poquito en la sartén sin aceite ni nada hasta que veamos que suelta la grasilla y se funde un poco. No hay que pasarse si no el queso se fundirá en la sartén y perderá su forma.

Montamos la tosta. Colocamos el queso, unas nueces por encima y un chorrito de miel.

Tarta Guinness versión The Hummingbird Bakery

martes, 17 de diciembre de 2013

La entrada que os traigo hoy es muy especial, por tratarse de la receta de la tarta que le hice a mi marido por su 29 cumpleaños. En un principio había pensado en hacerle una tarta de fondant que le encantan, pero aún no había recibido los artilugios que compré por internet para elaborarla, así que tuve que recurrir a mi archivo de recetas pendientes,  y una tarta elaborada con cerveza negra fue la elegida. Si, si has oído bien con cerveza negra y la combinación con cacao y frosting de queso hacen que sea una auténtica delicia. A pesar de que a mi marido no le gusta la cerveza (ni a mí tampoco) decidí poner toda la carne en el asador y arriesgarme y he de decir que fue un verdadero éxito. A él le gusto muchísimo, me felicito incluso(a pesar de no ser mi cumpleaños. Tiene un sabor y una textura maravillosa, a pesar de ser de cacao tiene un sabor que no es fuerte, como la típica tarta empalagosa de chocolate. A mis invitados, incluso a los que no les motiva el chocolate, les encantó.
La receta original es de Nigella Lawson una cocinera británica muy popular, pero yo utilicé la receta del libro “Cake days. Recipes to make every day special” de The Hummingbird Bakery que tome prestada  del blog de la cocina de Inma, ya que aún no me he hecho con el libro de esta super pastelería londinense de la que todo el mundo habla maravillas, todo se andará.

Bueno pues pongámonos manos a la obra. El molde utilicé fue uno desmontable de 23cm.

Ingredientes

Para el bizcocho:
250 ml de cerveza Guinness.
250 g  de mantequilla sin sal.
80 g  de cacao en polvo.
400 g  de azúcar.
2 huevos L.
1 cucharadita de esencia de vainilla.
140 ml  de buttermilk .Yo lo hice con un yogur griego natural y dos cucharadas de limón. Dejamos unos minutos hasta que adquiera consistencia como de cortado.
280 g de harina de repostería. Yo usé harina de trigo normal.
2 cucharaditas de bicarbonato sódico.
1/2 cucharadita de levadura en polvo.

Para el frosting de queso:
300 g queso de untar tipo Philadelphia
150 g de azúcar glass  
350 g de nata líquida para montar.
No hice el frosting original de la receta de The Hummingbird Bakery porque lleva mucha cantidad de mantequilla y no nos motivan mucho las cremas de mantequilla, así que me decanté por el frosting de queso que nunca falla. Éste es del blog caprichos de cocina.

Preparación

Bizcocho:
Precalentamos el horno a 170ºC  y engrasamos nuestro molde con mantequilla, cortamos papel vegetal para cubrir el fondo y las paredes. Reservamos.
Ponemos la cerveza Guinness en una cacerola y añadimos la mantequilla y calentamos hasta que se haya derretido ésta última a fuego lento. Lo retiramos del fuego y echamos el cacao en polvo y el azúcar dentro de ese líquido caliente. Por otro lado, mezclamos los huevos, con la esencia de vainilla y el buttermilk a mano en una jarra o en un bol, y cuando lo tengamos lo incorporamos a la mezcla anterior.
Tamizamos la harina, la levadura, el bicarbonato y lo vamos mezclando con las varillas de  nuestro robot de cocina  a velocidad baja o manualmente, mientras vamos añadiendo  la mezcla de chocolate, mantequilla, huevos, cerveza, etc. hasta que la mezcla esté totalmente integrada y homogénea.
Vertemos en el molde y lo horneamos durante 45 minutos o hasta que al introducir un palillo salga limpio. Yo lo horneé con calor arriba y abajo y en rejilla en la segunda altura de horno, pero como muy bien sabéis, cada horno es un mundo.
Una vez horneado, lo dejamos enfriar unos diez minutos en el molde, lo desmoldamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla. Si lo dejamos enfriar en el molde por completo, el bizcocho sudará y la textura quedará correosa.

Preparación del frosting:
Mezclar el azúcar glass con el queso en un bol con  varillas o con nuestro robot hasta conseguir una mezcla homogénea.
Montamos  la nata y unimos con cuidado a la mezcla anterior.
La nata a la hora de montarla ha de estar bien fría y no debemos pasarnos al montarla, ya que el exceso de movimiento proporcionará demasiado calor que hará de nuestra nata una sustancia  mantequillosa, que irá destinada al cubo de la basura, por tratarse de un proceso irreversible.
Colocamos el frosting sobre la superficie de la Tarta dándole altura, simulando la espuma de la cerveza.
La verdad es que me quedó una tarta preciosa, a las fotos me remito. Espero que os guste.




Pollo asado con hierbas aromáticas

jueves, 12 de diciembre de 2013

El pollo asado es una de mis comidas favoritas, con patatas fritas y mojando con pan la salsita, es un auténtico placer de dioses. Normalmente suelo hacer dos recetas para el pollo asado: una es al limón , y otra es con  hierbas aromáticas. Ambas son gentileza, de la mejor maestra que se puede tener, es decir, de mi madre.

Ingredientes

1 pollo entero o en trozos. El mío era entero y pesaba 3 kilos y algo.
Medio limón.
Hierbas aromáticas. Yo usé las hierbas provenzales de la marca Carmencita. Son una mezcla de las distintas hierbas de la Provenza francesa (albahaca, Orégano, Romero, Tomillo, Ajedrea y Mejorana). Mi madre por ejemplo solo le pone tomillo y orégano, eso ya va en gustos.
1 pastilla de avecrem pollo.
2 dientes de ajo y perejil.
Agua y sal.

Preparación

Precalentamos el horno a 180ºC.

Lavamos muy bien el pollo al grifo. Si quedase alguna pluma se la arrancamos o quemamos en su defecto. Le salamos bien y le colocamos en una fuente, bandeja o similar, en cuya base añadiremos un vaso de agua, unos 250 ml.

Machacamos los ajos con el perejil en el machacador o lo que tengáis por casa. Un ajo lo echamos en la bandeja y el otro lo extendemos por el interior del pollo.

Echamos un zumo de medio limón y lo troceamos. Metemos un trozo dentro del pollo, el resto en la bandeja.

Disolvemos la pastilla de avecrem en el agua de la bandeja, echamos las hierbas aromáticas por la bandeja y sobre el pollo y lo horneamos durante una hora y media. El tiempo dependerá del peso del pollo. Pasados como 40 minutos le doy la vuelta.

Como ya os he dicho en muchas ocasiones cada horno es un mundo, en mi caso lo coloco en el suelo del horno directamente sobre la bandeja que usó para el asado y con calor arriba y abajo.

Os habréis dado cuenta que no le añado aceite al pollo, porque con la propia grasa del pollo se hace perfectamente.

A la hora de servirlo podéis acompañarlo con unas patatas fritas crujientes hechas en el microondas, a nosotros nos encantan. Podéis ver la receta en patatas chips


Espero que os guste.



Crema de galletas María y caramelo

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Ya estamos en el ecuador de la semana, se acerca el finde, las fiestas navideñas y que mejor manera que disfrutar de los días previos que con una recetilla dulce, que sea fácil de hacer, rapidita y si encima está buenísima, ¡que más se puede pedir!
Abstenerse personas que no les guste el sabor intenso de  las galletas, porque la  receta de la  crema que os traigo tiene un sabor intensísimo a galletas, suave y con una textura que es una maravilla. Nos ponemos los delantales y ¡manos a la obra!


Ingredientes

20 galletas maría o lo que es lo mismo 120g de galletas.
100 g de azúcar.
1 sobre de cuajada.
800 ml de leche entera.
200 ml de nata para montar.
3 cucharadas de caramelo líquido.

Preparación
En  primer lugar trituramos las galletas. Para ello las metemos en una bolsa zip de plástico y aplastamos con un rodillo hasta reducirlas a polvo.

Disolvemos el sobre de cuajada en un poco de leche en unos 200 ml.

En un cazo ponemos a calentar a fuego lento el resto de  la leche, el azúcar, las galletas trituradas, la nata y el caramelo. Cuando empiece a hervir, retiramos del fuego y pasamos la batidora para conseguir una mezcla homogénea.

Ponemos de nuevo la crema a calentar, añadimos el resto de la leche con la cuajada disuelta y dejamos unos 2 o 3 minutos.

Retiramos del fuego y repartimos en vasitos. Dejamos un rato enfriar a temperatura ambiente y posteriormente metemos en nevera durante unas 4 horas.

¡¡¡Espero que os guste!!!

Palmeritas de hojaldre

sábado, 7 de diciembre de 2013


Las palmeritas de hojaldre son muy fáciles de hacer. Ideales para desayunar, merendar o picar entre horas. Se hacen en un momentito y están deliciosas.

Ingredientes

1 lámina de hojaldre.Yo uso siempre el fresco del LIDL.
Azúcar.

Preparación

Las hice siguiente este video:


Es conveniente sacar el hojaldre unos minutos antes para que no se parta al extenderlo.
Si las queremos decorar con chocolate esperar a que se enfríen y dejar secar sobre una rejilla de horno.

Cebolla frita crujiente tipo Ikea

jueves, 5 de diciembre de 2013

La entrada que hoy os traigo es muy sencillita. Se trata de cebolla frita tipo de la que venden en Ikea, para quien no la conozca, se trata de una cebolla crujiente, ideal para ensaladas, hamburguesas, perritos…La podéis preparar y almacenar en un bote hermético durante un par de semanas sin problemas.

Es una receta, si se puede llamar receta, poco elaborada y os daréis cuenta del ahorro que supone el prepararla en casa, porque la que venden es bastante cara, teniendo en cuenta lo que vale un kilo de cebollas.

Así que manos a la obra y ¡a cocinaarrrr!.


Ingredientes
 
1 cebolla.
1 cucharada de harina de maíz. La podéis hacer también con harina de trigo, pero con maizena el rebozado queda más fino.
Sal y aceite.
Bolsa de plástico con autocierre.

Preparación

Pelamos y cortamos la cebolla en cuadraditos pequeños. Salamos.

Meter la cebolla en la bolsa de plástico con una cucharada de harina. Cerramos la bolsa y agitamos bien, para que se impregne toda la cebolla con la harina.

Pasamos a un colador y quitamos el exceso de harina.

Freímos en una sartén con aceite caliente hasta que esté doradita. Con ayuda de una espumadera la sacamos y la dejamos escurrir sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite.