Tarta de chuches

miércoles, 6 de noviembre de 2013

La entrada de hoy no es ninguna receta. Se trata a groso modo, de cómo hacer una tarta de chuches. Si, ya se, que somos mayorcitos para las tartas de chuches, pero es que quedan tan monas y nos hacen casi tanta ilusión como a los peques. La tarta que os muestro, la hicimos mi madre y yo, más mi madre que yo (todo hay que decirlo) y quedó preciosa. Me gustó la idea de hacerla nosotras porque quedaba como más personal.

La tarta era para una de mis mejores amigas, como regalo de cumpleaños, el día de mi boda. Fue un momento muy bonito, le pusimos la canción de cumpleaños feliz y se la dimos durante el banquete. No se lo esperaba y le encantó la sorpresita.

Para la elaboración de la tarta, en un principio pensé, en comprar una base de poliespán en alguna tienda de manualidades. Pero no encontré lo que buscaba. Así que, la hice yo misma, con la tapa de una caja. Dibujé una circunferencia y la corté muy bien con un cuchillo. Obtuve una circunferencia similar a la que aparece en la fotografía.


Debido a que dos días previos a mi boda, cogí un virus, que estuve bastante malita, no pude hacer las fotos del paso a paso de la elaboración.

Una vez que tenemos la base redonda o cuadrada. La mía era redonda. La forré con papel pinocho de color verde. Ya tenemos la base lista para ser decorada.

Para decorar la tarta de chuches, podéis elegir la que más os gusten. Para el borde, quedan muy bien las nubes. Para la parte central los besitos. Como os digo eso va en gusto del consumidor. Para pinchar las chuches en el poliespán usé palillos redondos de madera, de los de toda la vida. Pero el otro día en una tienda de frutos secos, estaban haciendo una tarta y usaban unos palillos de colores de plástico que quedan muy monos. La próxima vez los utilizaré.


Al final los besitos, los quité y puse todo el borde de nubes y quedo realmente preciosa. Como se puede apreciar en la fotografía inferior.


 Aquí os muestro a mi amiga muy feliz con su regalo.