Cupcakes de vainilla con buttercream de queso

sábado, 2 de noviembre de 2013

El domingo pasado me levanté con ganas de cocinar, no sabía muy bien qué hacer, así que me puse a ojear por internet y en vista de lo que están de moda, me decidí por hacer cupcakes o al menos intentarlo y no desesperar a la primera de cambio.

Me convenció la receta para principiantes del  blog de Miss sugar, unos cupcakes con una pinta estupenda. Así que me puse manos a la obra.

Ingredientes (para 12 cupcakes)

Para los cupcakes:
100 g Harina
1 cucharadita de levadura química (Tipo Royal)
100 g de azúcar
100 g de mantequilla (a temperatura ambiente)
2 huevos (a temperatura ambiente)
 2 cucharadas de leche entera
 1 cucharadita y media de extracto de vainilla dice la receta original, pero yo le puse una cucharadita de esencia de vainilla casi llena y un sobre de azúcar avainillado.

Para la decoración:
Para decorar elegí crema de queso. La receta es de Alma Obregón.
125 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
300 g de azúcar superfino o glas / impalpable en su defecto.
125 g de queso cremoso (no puede ser light).
3 cucharadas de leche (opcional).

Preparación

La elaboración de la masa la hice con un robot de cocina que me regaló mi tía de la marca Silvercrest (Lidl) que se lo recomiendo a todo el mundo, ya que facilita mucho el trabajo y funciona a las mil maravillas.

En primer lugar tenemos que sacar los ingredientes que estén en nevera ya que se han de trabajar a temperatura ambiente.

Tamizamos la harina y la levadura con ayuda de un colador. Reservamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una mezcla cremosa y homogénea. La mantequilla la meto un poco en el microondas en modo descongelación para que se ablande.

Añadimos los huevos de uno en uno, seguimos batiendo, la  esencia y harina con la levadura poco a poco para evitar que se forme una masa llenita de grumos. Por último añadiremos la leche.

Repartimos la masa en los moldes de cupcakes, los cuales tenemos que colocar en una bandeja de cupcakes para evitar que se deformen.  Mi bandeja no es muy grande, así que puse algunos moldes dentro de unas flaneras de aluminio que tengo y me hicieron el mismo servicio. Para repartir  la masa es muy cómodo usar una cuchara de helado. Llenar los moldes sólo las 2/3 partes para evitar que se salga la masa durante el horneado.

La receta original dice que horneemos a 180 grados  entre 18 y 20 minutos. Yo los horneé a 200 durante 14 minutos y me salieron perfectos. Las temperaturas de los hornos varían mucho. Comprobad siempre con un palillo antes de sacarlos del horno. Si el palillo sale limpio al pinchar el bizcocho, están hechos.
 
No abrir el horno durante los primeros 12 minutos de horneado ya que la curiosidad puede arruinar nuestros cupcakes.

Dejamos reposar fuera del horno en la bandeja durante 5 minutos y posteriormente los colocamos en una rejilla para que se terminen de enfriar.

Una vez que se han enfriado, llega la parte más divertida que es el relleno y la decoración. Ambos son optativos.

Relleno de cupcakes:
Existen multitud de rellenos, yo rellené  unos de mermelada de frutos rojos y otros de chocolate.
El agujero lo hice con un descorazonador de manzanas, con un movimiento rotativo suavemente. Le echamos la mermelada y le ponemos su tapa.



Decoración de cupcakes:
Tamizamos el azúcar glass. A continuación, lo batimos con la mantequilla a velocidad máxima hasta que se integre. Si vemos que le cuesta, incorporamos la leche. Una vez la mezcla es blanca y esponjosa, añadimos el queso, que ha de estar frío, y batimos, primero a velocidad baja y luego aumentando la velocidad hasta que la mezcla sea homogénea y cremosa. Hay que batir para lograr que la crema tenga consistencia. Ha de conservarse en frío
 
Ya tenemos nuestra crema de queso lista para decorar con ayuda de la manga pastelera.
 

Como podéis ver en la foto, para ser el primer intento, me han salido bastante bien, ¿no creéis?.