Uso correcto del microondas

martes, 23 de abril de 2013

Muchas personas que no se han adaptado a usar el microondas para cocinar alegan, que éste reseca mucho y es así, si no se usa correctamente.

No se debe  añadir ningún líquido, si añadimos agua al cocer una verduras las ondas del microondas no sólo evaporarían el agua añadida sino también la del interior del alimento. Para ello un requisito indispensable para obtener buenos resultados al cocinar y calentar platos en el microondas es no perder nada de ésta humedad interior para que el alimento no se reseque.

Las tapas de agujeros que habitualmente empleamos en casa, no sirven en absoluto para cocinar o cocer alimentos crudos.
 
Si calentamos platos que llevan salsa cubierto con este tipo de tapaderas, observaremos que en la parte exterior del recipiente hay una zona reseca en la que la salsa ha desparecido por evaporación. La parte acuosa de la salsa se ha escapado a través de la tapa de agujeros. Sin embargo, si calentáis un plato de cocido que no lleva salsa como cocido (sólo garbanzos, chorizo…) tapado con ésta tapa y  a media potencia, los resultados serán buenos.

Al cocinar alimentos en el microondas taparemos el recipiente con un plato o tapadera de silicona para evitar la evaporación.

Cuando estemos friendo ajitos, almendras, patatas… lo haremos con el recipiente destapado para evitar que suden y se humedezcan.