Bizcocho de nata

lunes, 26 de octubre de 2015

Vamos a alegrar el comienzo de semana con una de las publicaciones que más me gustan, los bizcochos, me encanta hornearlos cuando me quiero relajar un rato. Hay gente que se toma un baño relajante, otros leen un  libro...pues yo horneo un bizcocho.


El que os muestro hoy, lo hice aprovechando la nata que me había sobrado en la elaboración de otra receta, veréis que ha quedado un poco bajo, pero tuve un problema con el molde que utilicé ( era una de silicona en forma de flor) y la parte superior de la misma se quedó adherida al molde, y eso que dicen que los de silicona no se pegan, pues  con el mio fue un auténtico desastre. Así que he decidido reservar ese molde para hacer postres fríos de esos que no necesitan horno.

La porción que veis en la foto es la parte más presentable que pude salvar para inmortalizar este delicioso dulce. Queda un bizcocho, alto, muy esponjoso y con un sabor a nata muy rico.
Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes

200 ml. de nata para montar o crema de leche.
3 huevos L.
1 sobre de levadura.
Ralladura de limón.
200g de azúcar.
250g de harina.

Preparación

Precalentar el horno a 180ºC.

Engrasamos y enharinamos nuestro molde.

En un bol batimos las yemas, el azúcar y la nata con una batidora de varillas hasta que estén todos los ingredientes bien integrados.

Añadimos la harina y la levadura tamizada previamente sobre la mezcla anterior y  seguimos batiendo.

Añadimos la ralladura de limón y volvemos a mezclar.

Montamos las claras y cuando estén montadas las mezclamos con la mezcla anterior con movimientos envolventes con ayuda de una lengua de silicona, con cuidado para que no se bajen.

Horneamos durante unos 35-40  minutos  o hasta que introduzcamos un palillo y salga limpio, cada horno es un mundo ya sabéis.

Dejamos enfriar  diez minutos en el molde, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Espero que os guste.

Fuente: http://www.lasrecetasdetriana.com/2012/01/bizcocho-de-natael-bizcocho-perfecto.html

Hamburguesa pampera

viernes, 23 de octubre de 2015

Buenos días,

Ya avistamos el fin de semana y por ello os traemos una hamburguesa especial para una cena, sin perder mucho tiempo, pero con mucho glamour ;-). Como ya habéis visto en alguna de nuestras hamburguesas, para tener un buen bocado, basta con tener buenos ingredientes y con dejar el pan y la carne en su punto, con los 5 trucos fundamentales que podéis ver pinchando aquí. Teniendo en cuenta eso, no os puede salir mal.

A esta hamburguesa la hemos llamado pampera. Su sabor nos hace pensar directamente en Argentina, por la mezcla de la carne de buey con el típico chimichurri y el fantástico queso provolone, que le da otro toque especial. No le vamos a dar más vueltas, os va a gustar seguro, así que nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes (para 2 hamburguesas)

2 filetes de carne picada de buey. Usé de la variedad "buey de kobe" de Hamburguesa Nostra, que si bien es cara, notaréis la jugosidad y como se deshace en vuestra boca desde el primer bocado.
1 disco de queso provolone.
4 lonchas de bacon ahumado.
Rúcula.
Salsa chimichurri. Yo la compré hecha.
Mayonesa.
Aceite de oliva.
Pan de mollete.


Preparación

Preparamos la mayonesa de chimichurri. Mezclamos en un cuenco a partes iguales mayonesa y salsa chimichurri.

Freímos el beicon en la plancha. Reservamos.

Nos ponemos con la carne de buey. Como he comentado arriba, para un perfecto cocinado de la carne, seguir los consejos para hacer una hamburguesa perfecta:

- La carne se debe hacer a muy alta temperatura, aceite bien caliente.
- Al darle la vuelta, presionamos con una espátula con un golpe seco (una sola vez). Esto vale para que se forme una costra por fuera (le aportará mucho sabor) y que quede jugosa por dentro. La espátula, además, nos permitirá  darle la vuelta sin riesgo a que se estropee.
- Los minutos de cocción dependerán del gusto: Casi crudo son 2 minutos por cada lado. Sangrante 3 minutos. En su punto, 4 minutos. Muy hecha, 5 minutos.
--------------------------------------------------------

Antes de darle la vuelta al filete, cortamos el disco de queso provolone a la mitad, nos quedarán dos discos más finos (con un disco de provolone nos da para 2 hamburguesas perfectamente) y los pondremos encima de cada uno de los filetes de carne picada, para que se funda ligeramente.

Cuando la carne esté hecha, en último lugar, cortamos a la mitad los panes de mollete y en la misma plancha que la de la carne, los tostamos hasta que queden crujientes.

Una vez tenemos el pan y la carne, montamos. De abajo arriba ponemos:

- En la base, colocamos un poco de mayonesa de chimichurri.
- La carne de buey.
- Queso provolone.
- 2 lonchas de beicon.
- Hojas de rúcula.
- Otra cucharada de mayonesa de chimichurri.
- Cerramos la hamburguesa.

Ya sólo queda elegir vuestra bebida favorita para disfrutar al máximo de este pecado en forma de hamburguesa :P :P :P :P


Mano de zombie

martes, 20 de octubre de 2015

Mi propuesta salada para Halloween, que no todo van a ser recetas dulces, es una asquerosa mano de zombie. Reconozco que da un poco de yuyu, pero está riquísima. La idea la saqué del blog "Anita cocinitas", pero la receta es cosecha propia  y conseguí que la carne picada no quedara seca tras el horneado. Además tenéis un paso a paso fotográfico por si os queda alguna duda en la elaboración.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!
Ingredientes

400g de carne picada de ternera o mixta.
2 huevos.
4 lonchas de beicon.
Sal y pimienta.
Tomate frito.
5 cucharadas de pan rallado.
Queso de lonchas.
Cebolla.
Puré de patata.

Preparación

Precalentamos el horno a 180ºC.

En un bol añadimos a la carne picada, los huevos, el pan rallado, el beicon cortado en trocitos, la sal y la pimienta y mezclamos muy bien.

Paso 1, 2 y 3. En una bandeja de horno sobre papel vegetal hacemos nuestra mano usando de molde la nuestra. Yo lo hice sobre tomate frito pero se pega un poco, así que es mejor que lo hagáis sobre el papel de horno. Con un cuchillo vamos haciendo el contorno de la mano, quitando el exceso de carne

Paso 4. Cortamos la cebolla en trozos simulando las uñas  y un trozo más grande para simular el hueso de la muñeca.

Paso 5. Pintamos la mano con tomate frito, con cuidado de no manchar las uñas.

Paso 6.Cubrimos la mano con lonchas de queso.

Metemos en el horno. Yo la hornee en la parte de abajo con calor arriba y abajo y tapada con un papel aluminio pinchado en unos palillos para que no se pegue al queso. Lo dejamos 15 minutos.

Pasado este tiempo le quietamos el papel aluminio y lo dejamos diez minutos más. Sacamos del horno, pintamos de nuevo con tomate y lo ponemos a gratinar. Para darle más color le volví a dar un poco más de tomate, un poco de queso rallado y lo gratiné un ratito más. Eso según lo vayáis viendo.

Servir sobre una cama de puré patata.

Lombrices de tierra

viernes, 16 de octubre de 2015

Seguimos con la temática de Halloween, esta vez con una receta asquerosamente deliciosa, ideal si queréis sorprender a vuestros invitados con unas originales lombrices de tierra servidas sobre una cama de oreo triturada. Son muy fáciles de preparar y os pueden ayudar los peques de la casa.



Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!

Ingredientes

80 g. de gelatina de sabor fresa.
40 g. de gelatina neutra.
3 tazas de agua hirviendo.
3/4 tazas de nata espesa.
2 cucharadas de azúcar.
Colorante verde, el mio en pasta.
Pajitas de plástico.
Recipiente alto como un vaso de tubo.
Galletas tipo oreo sin el relleno.

Preparación

En primer lugar montamos la nata con el azúcar con ayuda de una batidora de varillas.

En un bol disolver en tres tazas de agua hirviendo la gelatina de fresa y la gelatina neutra. Dejamos enfriar pero sin que llegue a cuajar.

Mezclamos la gelatina con la nata con una espátula con movimientos envolventes. Añadimos colorante. Para conseguir el color típico de lombriz tuve que aumentar el color de la mezcla con colorante rojo y luego lo mezcle con verde. En la receta original sólo añaden colorante verde pero el resultado es más artificial.

Colocamos nuestras pajitas bien estiradas en un vaso de tubo enganchadas con una goma, con la parte arrugada de la pajita para abajo. Vamos echando el líquido con una jarra en la parte superior de las pajitas. No os preocupéis si se os sale, tiene que quedar como en la fotografía. También lo que podéis hacer es añadir un poco, meter el vaso en la nevera unos minutos para que solidifique, sacar y añadir el resto. Yo lo hice de la primera forma que os cuento, echando todo de golpe.


Metemos en nevera, dejamos solidificar unas horas.

Cortamos con un cuchillo alrededor de las pajitas.


Sacamos las pajitas, limpiamos el exceso de gelatina


Quitamos la goma.


Vamos sacando nuestros gusanos de las pajitas haciendo presión con los dedos.


Podemos servirlos sobre una cama de galletas oreo trituradas..

No me digáis que no son asquerosas :-) . Espero que os gusten.


Fantasmas de chocolate blanco

martes, 13 de octubre de 2015

No soy muy partidaria de la celebración de la celebración de Halloween, pero viendo que cada año está más implantada en nuestro país, este año me he tenido que resignar y unirme a la moda de las recetas típicas de estas fechas. Yo soy más del día de los Santos, la verdad...

Os quiero mostrar una divertida forma de hacer unas piruletas de chocolate blanco en forma de fantasma  que causarán estragos entre los peques de la casa, además son tan fáciles de hacer que nos pueden ayudar en su elaboración.

Nos ponemos delantales y  ¡ a cocinar!
Ingredientes ( para 12-14 piruletas)

1 tableta de chocolate blanco de cobertura.
Chips de chocolate.
Palos de cake pops.
Manga pastelera desechable de plástico.
Boquilla redonda (opcional).
Papel vegetal.

Preparación

En primer lugar dibujamos los fantasmas en el papel vegetal. Una vez dibujados le damos la vuelta al papel para cuando los rellenemos con chocolate, no se pase la marca del papel a nuestros fantasmas.

Fundimos el chocolate en el microondas en periodos cortos de tiempo  15 segundos más o menos. Es muy importante no pasarnos con el calor porque  podemos estropear el chocolate.

Dejamos que se atempere y pasamos el chocolate a una manga pastelera.

Echamos una gota de chocolate en la parte de abajo del fantasma y pegamos el palo. Dejamos enfriar un poquito.

Hacemos el contorno  del fantasma y vamos rellenando la parte de dentro.

Ponemos  los ojos con los chips de chocolate y dejamos enfriar.
Aquí tenéis el proceso de elaboración de los fantasmas, tal como se describe en la parte de arriba.
Una vez fríos, el chocolate se habrá quedado duro. Separamos con cuidado del papel vegetal para que no se partan.

Ya tenemos listos nuestras piruletas fantasmagóricas, ¿verdad qué son fáciles?

Espero que os guste.

Brownie

viernes, 9 de octubre de 2015

Los chocoadictos (como nosotros) hoy estáis de enhorabuena. Seguro que a todos, cuando pensamos en una receta de chocolate, nos viene a la cabeza el brownie, si no es en primer lugar, seguro que en segundo o tercero.  Con esta receta conseguiréis el típico brownie que habréis comido en cualquier típico restaurante americano o mismamente en el VIPS, con una textura húmeda, compacta y con un intenso sabor a chocolate. Si además lo servís con una bola de helado de vainilla y chocolate caliente, el éxito está asegurado. Sólo con escribir el post ya se me está haciendo la boca agua :P

La receta es del blog  Azzucarado, la encontré echando un ojo por la blogosfera y me encantó nada más verla.

Igualmente, si queréis hacer otro brownie, en el blog ya hemos hecho varios, como el brownie tradicional de San Valentín o el brownie 3 minutos en microondas , así que opciones tenéis por doquier, aunque como éste, el original, ninguno.

Por último os diré que el misterio de un buen brownie reside en el horneado, no tenemos que hornear como si fuera un bizcocho y dejar que el palillo salga limpio, tiene que salir un poco manchado y con miguitas, por lo que es conveniente a partir de los treinta minutos ir chequeando el horneado para que no se nos pase y se quede duro. Tampoco uséis batidora de varillas, hacerlo manualmente.



Ingredientes

75 g. de mantequilla.
170 g. de chocolate de cobertura.
170 g. de azúcar.
2 huevos L.
Extracto de vainilla.
1/2 cucharadita de café soluble.
1/2 cucharadita de sal.
50 g. de harina.
100 g. de nueces picadas.

El molde que utilicé era de 20x20 cm.

Preparación

Precalentar el horno a 165ºC
 
Derretimos al baño maría la mantequilla y el chocolate, sin que lleguen a calentarse, removiendo continuamente. Retiramos del fuego.

Añadimos el azúcar y batimos con una varilla, la mezcla tiene una textura arenosa. Añadimos los huevos uno a uno, batiendo hasta que se integren.

Añadimos suavemente la mezcla de harina, café y sal, que previamente habremos tamizado.

Añadir las nueces picaditas al gusto mezclando con una lengua de silicona.

Vertemos la mezcla en el molde previamente engrasado y forrado con un papel de horno.

Hornear durante al menos 30 minutos, o hasta que se forme una costra en la parte superior. Comprobar con un palillo y si sale con un poquito manchado y con miguitas es que está listo.

 

Dejamos enfriar un rato en el molde, desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.
 
Servimos con una bola de helado de vainilla y chocolate fundido. Si os gusta de otra manera, ya va en cuestión de gustos, lo podéis comer sólo y está delicioso. Si queréis aprender a hacer helado de vainilla , tal como hicimos nosotros, podéis ver la receta en el enlace del nombre.

Espero que os guste.

Fuente: Azzucarado



Costillas a la mostaza

viernes, 2 de octubre de 2015

La propuesta que os traigo para el fin de semana os va a encantar. Ya sabéis que durante el fin de semana aprovecho para usar el horno que tenemos un poco olvidado durante la semana y ahora que va haciendo más fresquito ya va apeteciendo caldear la cocina.

La receta es de Martín Berasategui , de uno de sus libros, no recuerdo muy bien el nombre. Es de elaboración muy sencilla y si os gusta la mostaza, os va a encantar. Si preferís otro tipo de elaboraciones con costillas, pinchar aquí para ver por ejemplo unas costillas a la barbacoa.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!


Ingredientes

1 tira de costillas de cerdo ( cortada en 4 trozos).
1 chorrito de zumo de limón.
1 pizca de vino blanco.
1 chorrito de sal sa de soja.
Mostaza de Dijón.
Aceite de oliva.
Agua.
Sal y pimienta negra.

Preparación

Precalentar el horno a 200ºC.

Mezclamos en un cuenco un poco de aceite y un chorrito de zumo de limón.

Sazonamos las costillas con sal y pimienta y con una brocha las pintamos con la mezcla anterior.

Colocamos las costillas en una bandeja apta para horno con la parte de la carne para abajo, añadimos al menos un vaso de agua y la salsa de soja.

Añadir sobre cada trozo de costilla la mostaza extendiéndola bien con una cuchara y hornear durante 20 minutos.

Pasado ese tiempo, damos la vuelta a cada costilla. Las rociamos con el jugo del fondo. Hornear otros 20 minutos más o hasta que se vean bien tostadas.

Regarlas de vez en cuando con el jugo, no puede quedar el fondo seco. Si fuera necesario , añadir más agua.

Y nada más, ¡a disfrutarlas!