Mousse de chocolate blanco

viernes, 30 de enero de 2015

Me encanta el chocolate o mejor dicho, me encantaba el chocolate porque desde que estoy embarazada nuestra relación ha pasado de amor a odio y no lo puedo ni ver.... Además no me sienta nada de bien, debe de ser que a Daniela no la motiva mucho y es más de salado. Pero a Ismael le encanta el chocolate blanco y si es una mousse ya son palabras mayores así que le quise sorprender con esta receta que es super fácil, apenas se manchan cachivaches, así que es apta para los más negados en la cocina.


Ingredientes

150 g. de chocolate blanco
250 g de nata montada.
2 claras de huevo L.
Una pizca de sal.

Preparación

Montamos la nata con batidora de varillas. La nata ha de estar bien fría para que monte bien. Una vez montada la metemos en la nevera.

En un bol ponemos el chocolate troceado y lo vamos fundiendo a intervalos de 30 segundos a potencia máxima  para evitar que se nos queme. Movemos entre intervalo e intervalo.

Una vez fundido el chocolate lo dejamos enfriar unos 2-3 minutos.

Mientras montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal ( la punta de un cuchillo) y ya montadas las mezclamos con  la mitad del chocolate y  la mitad de la nata montada con movimientos envolventes( para evitar que la mezcla se baje) con ayuda de una espátula de silicona hasta que esté todo bien integrado. Añadimos el resto de chocolate y nata y seguimos moviendo hasta su total integración.

Lo repartimos en copas individuales y lo metemos en la nevera durante 3-4 horas.

Nota: La mousse se ha de consumir en un par de días por llevar claras.

Lacón a la gallega

miércoles, 28 de enero de 2015

¡Ya estamos en el ecuador de la semana! Así que ya es hora de ir pensando en los platos que vamos a elaborar en nuestro menú de fin de semana.

La receta de hoy es ideal como entrante, primer plato o  cena ligera. Es un plato conocido por todos, lacón a la gallega. No sé si es la auténtica receta, pero es la forma de mi madre de prepararlo, ni peor ni mejor que otra, es la que a mi me gusta. Es muy importante que uséis un pimentón de la Vera de calidad, influye muchísimo en el resultado final. El que he usado yo es el pimentón dulce de "Las Hermanas" delicioso y muy aromático. Lo podemos hacer al microondas o a la plancha.


Ingredientes

Lacón cocido cortado a cuchillo.
Pimentón de la Vera " Las hermanas".
Aceite de oliva.
Patatas cocidas para acompañar ( yo no las pongo porque no me gusta la patata cocida).

Preparación

Elaboración en microondas
Colocamos en un plato llano los trozos de lacón y metemos en el microondas a potencia media durante un minuto o menos, depende un poco del microondas. Debe quedar templado, pero debemos evitar que se reseque. 

Sacamos y espolvoreamos con pimentón dulce y un buen chorro de aceite de oliva.

Elaboración en plancha
Damos un golpe de plancha al lacón, lo suficiente para templarlo, evitando que se reseque calentándolo en exceso.

Colocamos en un plato llano, espolvoreamos pimentón dulce y un buen chorro de aceite de oliva.

Nota: En el caso de que le pongáis patata cocida, pondremos el lacón, la patata y espolvoreamos las dos cosas con el pimentón y regamos con aceite de oliva.



Pinchitos de queso curado

miércoles, 21 de enero de 2015

Hola,

Hoy os traemos un aperitivo de los que nos gustan, delicioso, fácil y además muy vistoso. Ideal para cuando tenemos invitados, ya que además es un juego de sabores entre dulce y salado. Os sorprenderá su sabor nada más hincarle el diente.

Recomiendo que uséis queso curado, ya que le da un mayor contraste al pincho . En este caso usamos queso curado de oveja La Antigua de Fuentesaúco, un queso con mucho cuerpo y que os dará mucho juego para muchas elaboraciones.


Ingredientes

Queso curado partido en tacos.
Rodaja de piña al natural.
Guindas en almíbar.

Preparación

Tan sencillo como se ve en la foto, pinchamos en un palillo el dadito de queso curado, un trocito de piña y la guinda. Haremos tantos como gustemos. ¡Que los disfrutéis!

Pastel vasco

lunes, 19 de enero de 2015

¡Feliz inicio de semana!

No hay mejor manera de empezar la semana que con la energía que nos aporta un buen pastel, el pastel vasco concretamente. Lo vi por primera vez en una publicación facebook de la autora " El recetario de Ainhoa" y lo nuestro fue un flechazo. Lo guardé en favoritos y el sábado siguiente ya estaba con las manos en la masa.

Según  la Wikipedia es un es un postre cuyo origen está en la región vasco-francesa de Lapurdi.
Consta de una masa de pasta de harina, manteca y huevos que se rellena generalmente de crema pastelera, aunque también los hay rellenos de albaricoques o de alguna fruta. Su origen se encuentra en el siglo XVIII en la localidad labortana de Cambo, cuando estaba relleno de fruta como higos, moras y cerezas de Itsasu. A partir del siglo XIX se empezó a rellenar de crema pastelera.
A la versión francesa se le suele poner una capa de mermelada o alguna confitura.

La versión de Ainhoa no lleva crema pastelera ni frutas, ni es la versión tradicional, pero está deliciosa. Tiene un sabor que se asemeja bastante a la leche frita.

Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!



Ingredientes

150 gramos de mantequilla a temperatura ambiente. La receta original usa margarina.
1 taza de harina.
1 taza de azúcar.
3 huevos.
2 tazas y media de leche.

Si no estáis muy relacionados con las medidas en taza, son tazas de café. Cada taza equivale aprox a 170 gr. de azúcar y 210 gr. de harina.

Preparación

Mezclamos todos los ingredientes hasta que estén bien integrados en un bol o en el vaso de la batidora y lo vertemos en una bandeja previamente engrasada.

Horneamos a 200ºC en horno previamente precalentado hasta que metamos un palillo y salga limpio. En la receta original no viene el tiempo de horneado pero siguiendo esa regla queda perfecto.

Dejamos enfriar y listo para comer.




Tarta de lima

viernes, 16 de enero de 2015

Ya llegó el esperado viernes y os quiero enseñar una tarta maravillosa, ideal para hacerla el fin de semana. Es sencilla y el resultado es delicioso, eso si te tiene que gustar la lima.

Esta tarta fue la elegida por Ismael para su cumpleaños. El único requisito que le puse para su elección fue que no fuera muy laboriosa, más que nada por mi estado...así que se decantó por la tarta de lima del libro "Las recetas de la pastelería Hummingbird" y le encantó. Ojeando por la red ví en el blog de "como he puesto la cocina" que había hecho la misma tarta adaptando las cantidades a un molde de 20 cm, así que seguí su receta.

Es conveniente hacer la base el día de antes para que se asienten bien los sabores y el mismo día decorarla con merengue o nata montada. Yo la decoré con nata montada.

 

Ingredientes

Para la base de galleta:
430 g de galletas tipo Digestive.
175 g de mantequilla a temperatura ambiente.

Para el relleno y cobertura:
7 yemas de huevo.
690 g de leche condensada.
Zumo y la piel rallada de 4 limas.
450 g de nata para montar 35% m.g.
Molde desmontable de tipo quiche de 20cm de diámetro y 6cm de altura. 

Preparación

Para la base:
Precalentamos el horno a 170ºC.
Trituramos las galletas en una bolsa zip con un rodillo o en un robot de cocina y las mezclamos con la mantequilla. debe de quedar una textura similar a la arena mojada.
Cubrimos nuestra base y las paredes del molde (previamente engrasado con mantequilla) con la galleta y vamos presionando para que quede bien compacta, utilizando la palma de la mano o una cuchara.
Horneamos a 170ºC sobre rejilla con calor arriba y abajo a altura media durante 10-12 minutos en el caso de mi horno. La receta original dice 20 minutos pero la mía con menos tiempo ya estaba. Debe quedar firme al tacto y doradita.
Dejamos enfriar.

Preparación del relleno:
Rallar y exprimir las limas. Con la batidora de varillas, batir a velocidad media/baja las yemas, la leche condensada, el zumo y la piel rallada de las limas hasta que todos los ingredientes estén bien integrados. Veréis que la mezcla espesa de forma natural y se vuelve de una textura cremosa.
Verter la preparación anterior sobre la base de galletas ya fría y hornear 35-40 minutos, a 150 º, horno arriba y abajo.  El relleno debe quedar firme al tacto, pero ligeramente mas blando en el centro, aunque no tembloroso. La receta original dice hornear 20-30 minutos pero con ese tiempo la mia no estaba hecha.

Dejar enfriar por completo, tapar con film y meter en la nevera como mínimo una hora o mejor toda la noche.

Decoración:
Montamos la nata con un par de cucharadas de azúcar bien colmadas y una cucharada de queso de untar para que le de estabilidad y no se nos baje. Montar hasta que haga picos. En la receta original la nata se monta sin azúcar, pero a mi me gusta con un poco de dulzor.

Cubrimos con nata la base de la tarta con una espátula y decoramos al gusto con una bonita boquilla.




 
 

Langostinos al horno

miércoles, 14 de enero de 2015

Hoy os traigo la primera entrada salada del año y además de aprovechamiento que son las recetas que más me gustan. Si os han sobrado langostinos de las Navidades esta es vuestra receta, el toque del romero les da un sabor buenísimo. La idea es del blog "el horno de leña" y es ideal para rematar los restos de las fiestas.


Ingredientes

14 langostinos.
1 Cucharada de salsa de soja.
1 Cucharada de vinagre de Módena.
3 Cucharadas de vino blanco.
Media cuchara de finas hierbas.
Romero fresco.
Papel albal para el papillote.
La receta que seguí no pone sal pero yo si le puse sal gorda porque en mi casa, concretamente yo, soy muy sabrosa.Además yo doblé las cantidades por ser más cantidad de langostinos.
 
Preparación

Colocamos sobre una fuente de horno dos papeles albal que cubran la base de esta, ponemos nuestros langostinos y añadimos el romero con el resto de ingredientes mezclados previamente.

 
Tapamos con otro papel de aluminio doblando los extremos y haciendo como un paquete.Sacamos de la fuente del horno nuestro paquete con los langostinos y horneamos en horno precalentado a  180-190 grados durante 12-13 minutos.
 
 

Sacamos el papillote del horno con cuidado de no quemarnos. Ponemos los langostinos en una fuente y les añadimos por encima el jugo que hayan soltado.




Mermelada de moras

lunes, 12 de enero de 2015

¡Buenos días!

Siento mi ausencia en los últimos días, pero hemos tenido el ordenador estropeado y solo he podido publicar cuando he tenido un pc a mano. Este fin de semana Ismael consiguió arreglarlo así que empezamos la semana con mucha energía.

La receta que hoy os traigo no es muy acorde con la fecha en la que estamos, ya que no es época de moras, pero si sois como yo y aún tenéis algunas congeladas de la temporada, os animo a que probéis esta receta de mermelada, la cual podéis usar en infinidad de platos tanto dulces como salados. En el caso de que no tengáis congeladas, pues la guardáis en favoritos y para el año que viene :-)

Nos ponemos delantales y ¡ a cocinar!


Ingredientes (para dos botes pequeños)

1kg de moras silvestres
375 gr de azúcar
Zumo de medio limón

Preparación

Lavamos las moras. Las echamos en un cuenco con el azúcar y las dejamos macerar unas horas para que suelten su jugo.

Las ponemos en una olla con el juego de medio limón a fuego lento, removiendo a menudo para que la mezcla espese y evitar que se nos queme. Tardará sobre unos 30 minutos.

En la receta decía que pasaramos la mermelada por un colador para quitarle la semillas, pero yo lo hice y apenas pude quitarlas, así que la dejé tal cual.

Para envasarla lo haremos en tarros esterilizados. Para ello debemos hervir las tapas y frascos durante 25 minutos y dejarlos secar sobre un paño limpio, de algodón, boca abajo y sin la tapa puesta. Llenamos los tarros hasta el borde superior, cerramos la tapa fuertemente y ponemos al baño maría durante 25 minutos. Apagamos el fuego y dejamos enfriar los botes dentro del agua. Una vez fríos, los secamos, etiquetamos y guardamos en un lugar preservado de la luz hasta su consumo.

Espero que os guste.

Fuente: http://www.unodedos.com/recetario-de-cocina/mermelada-de-moras/

Bolitas de coco y chocolate

jueves, 8 de enero de 2015

¡¡Buenos días y feliz año nuevo!!

Espero que os hayan traído muchas cosas los Reyes Magos. Conmigo no se han portado mal, será que he sido buena...

Si no habéis tenido suficiente glucosa en sangre en estas fechas, tenemos vuestra solución, unas riquísimas bolitas de coco y chocolate muy fáciles de realizar, que también podemos regalar si aún tenéis algún regalo pendiente por ahí o para hacer con los peques de la casa.

Sin más dilación, nos ponemos delantales y a ¡cocinar!


Ingredientes

125 grs. de leche condensada
120 grs. de coco rallado
Coco rallado para rebozar
Chocolate fondant (para cobertura)

Preparación

Mezclar la leche condensada y el coco rallado en un bol. Debe quedar una pasta densa en la que se aprecie que todo el coco está bien impregnado con la leche.

Dejamos enfriar y hacemos bolas del tamaño que deseemos, las cuales vamos colocando en un plato con papel sobre vegetal.

Metemos en el congelador como mínimo 1 hora.

Fundimos el chocolate en el microondas en cortos espacios de tiempo para que no se nos queme (20-30 segundos). Dejamos atemperar (a unos 25ºC aproximadamente). Clavamos palillos en nuestras bolitas y vamos sumergiéndolas en el chocolate, las cuales pincharemos en una superficie de poliespán para que no gotee, hasta que solidifiquen.

Antes de la completa solidificación del chocolate, espolvoreamos con coco rallado.

Quitamos el palillo y servimos en cápsulas de papel.

Nota: Si la leche condensada está muy fría meter unos segundos en el microondas para que quede más líquida y se pueda mezclar mejor con el coco.