Queso asado con mojo

miércoles, 30 de abril de 2014

¡Por fin es miernes!

Qué tal va el día? Yo de maravilla porque  mi esperado puente está a punto de empezar, ya sé que el viernes es solo fiesta en Madrid, pero para  quien no viva en los madriles le queda el consuelo que mañana es fiesta, así que espero que lo disfrutéis haciendo lo que más os guste.

El pasado mes de Marzo tuvimos la suerte de pasar una semana de vacaciones en la isla de La Palma y no solo vine encandilada por sus maravillosos paisajes, si no que vine enamorada de su gastronomía. Comimos entre otras cosas, el famoso queso asado palmero con mojo (el mío sin nada) y está buenísimo. Así que compré queso palmero para hacerlo en casa y poder llevarme al menos, un trocito de La Palma en mi maleta.


El queso palmero que se utiliza es queso de cabra ahumado semicurado. Si podéis conseguirlo pues estupendo, si no, podéis utilizar otro queso semicurado de cabra ahumado. El mojo se puede conseguir en supermercados tipo Carrefour. El que nosotros compramos allí era mojo rojo. Y si no os gusta el mojo pues lo podéis acompañar con una mermelada de frutos rojos.

Ingredientes
 
Queso palmero ahumado.
Mojo rojo o verde.
Aceite de oliva.

Preparación

Cortamos el queso en lonchas de 1 cm de grosor. No le quitamos la corteza porque le da un sabor más rico.

En una sartén antiadherente echamos un poquito de aceite y lo extendemos con un papel absorbente. Yo uso una sartén tipo parrilla.

Cuando la sartén esté bien caliente, echamos el queso y lo doramos por las dos caras. Tenemos que tener cuidado de no pasarnos de tiempo para que no se deshaga.

Servimos con mojo o con lo que más nos guste y ¡a comer!.

Espero que os guste.

Os muestro una bonita foto de nuestra estancia en La Palma.

Cake pops express de bizcocho y dulce de leche

martes, 29 de abril de 2014

¡Muy buenos días!
¿Cómo va el martes? Como ya os he dicho en alguna ocasión, los lunes los odio, pero los martes resurjo de mis cenizas como el ave Fénix J y estoy deseando contaros la receta de hoy, que es ideal para hacerla con los peques, para fiestas de cumpleaños ó simplemente para tener un bonito detalle con alguien especial.

Lo primero de todo quiero agradecer a Galletas Coral, el lote de productos que me ha enviado compuesto por: boer de nata, boer de coco, chiquitillos y bizcochos King. Están todos buenísimos, pero tengo debilidad por los boer de nata que tienen un relleno espectacular.

El sábado pasado, Ismael fue a montar a los karts con unos amigos y me pidió que hiciese alguna cosita para los niños. No me avisó con mucho tiempo de antelación, así que estuve pensando que podía hacer que fuese sencillo y que tuviese una apariencia divertida para los peques y se me ocurrió hacer cake pops sobre la marcha.

Sólo me quedaba pensar en los ingredientes, así que nada mejor para inspirarse, que rebuscar en los armarios de la cocina y en el  frigorífico. Y ahí estaba mi ingrediente principal: los bizcochos King que me había enviado Galletas coral. El resto vino rodado: chocolate con leche y dulce de leche y este fue el resultado. No tenía palitos de los que se usan para este tipo de cosas, así que usé unos palos de brocheta de madera.

No está mal para ser la primera vez :-)
Mi superlote.

Ingredientes para 5 cake-pops

4 bizcochos King (38 gr).
50gr de dulce de leche.
1 cucharada de leche.
48 gr de chocolate fondant.
Preparación
Trituramos los bizcochos dentro de la bolsa tipo zip con ayuda de un rodillo hasta conseguir  harina de bizcocho.

Añadimos la cucharada de leche al dulce de leche y movemos bien.
En un cuenco mezclamos la harina de bizcocho con el dulce de leche hasta conseguir una masa bien integrada. La dejamos en la nevera unos 15-20 minutos.

Hacemos bolitas más o menos del mismo tamaño y las metemos en el congelador durante otros 20 minutos.

Fundimos el chocolate en el microondas con cuidado que no se queme (intervalo de 30 segundos).

Clavamos el palillo de brocheta en la bola, con cuidado de no atravesarla y lo introducimos en el chocolate fundido lo giramos hasta que esté bien cubierto. Levantamos, dejamos que escurra el exceso y los vamos pinchando sobre un poliespán.

Antes de que solidifique el chocolate lo pasamos por fideos de colores.



Así quedaron las bolsitas. Les partí un poco el palo para embolsar.
 Espero que os guste.

Batido de fresa

lunes, 28 de abril de 2014

Buenos días amig@s,

Espero que lo hayáis pasado bien este fin de semana, y tengáis las pilas bien cargadas para toda la semana, aunque para los que vivimos en Madrid, sólo serán 3 días porque viene otro ansiado puente :).

Como propuesta para el día de hoy, os traigo este delicioso y refrescante batido de fresa, una bebida que para el calor que está por llegar es una muy buena opción. A la pinta estupenda que tiene en la foto me remito!!



Ingredientes

500 ml. de leche.
1 yogur natural.
300 gr. de fresas.
75 gr. de azúcar (según gustos).
2 cucharadas de queso crema.

Preparación
 
Lavamos y troceamos las fresas.
 
Ponemos todos los ingredientes un bol y batimos hasta conseguir una mezcla homogénea.
 
Pasamos por un colador el batido y lo refrigeramos unas horas para que esté fresquito en el momento de tomar.

Para los bordes del vaso, podéis seguir el consejo dónde explico como se puede hacer aquí

Espero que os guste y os refresque estos días!!!
 
Fuente: Whole kitchen modificado.
 

 

Huevos a la mostaza

viernes, 25 de abril de 2014

Hola a tod@s,
¿Qué tal lleváis el día? Como yo, estaréis pensando en el fin de semana y  en el montón de cosas que vais a hacer. Para que podáis dedicar el tiempo a hacer lo que más os guste, hoy os traigo una receta muy sencilla de hacer y que os llevará muy poco tiempo, unos deliciosos huevos a la mostaza.
El único requisito es que uséis una mostaza de calidad, yo he usado mostaza americana Gulden´s, que para quien no lo sepa es la que utilizan en los restaurantes Foster´s y está buenísima.



Ingredientes (para 4- 5 personas)
Para la salsa de mostaza:
3 cucharadas de mantequilla.
2 cucharadas rasas de harina.
125 ml. de leche.
250 ml. de caldo verduras.
3 cucharadas de mostaza Gulden´s.
Sal.
Pimienta.

Para el puré de patata:
1 kilo de patatas.
250 ml. de leche.
30 g. de mantequilla.

Para los huevos:
1 o 2 huevos por persona.
Orégano.

Preparación
Para la salsa de mostaza:
Derretir la mantequilla en una cacerola, añadir la harina y dorar moviendo con unas varillas.
Añadir la leche fría sin dejar de mover para evitar que se formen grumos.
Añadir el caldo y dejar cocer durante 5 minutos. Mover de vez en cuando.
Retirar del fuego, añadir la mostaza y mezclar bien. Salpimentar y reservar.

Para el puré de patata:
Pelar, lavar y trocear las patatas.

Poner en un cazo, cubrir con agua y llevara  ebullición.

Cocer con el cazo semitapado durante 15 minutos o hasta que las patatas estén blandas.
Calentar la leche.
Escurrir las patatas y aplastarlas con un tenedor.
Disolver la mantequilla en la leche caliente y verter sobre las patatas. Mezclamos bien y salpimentamos.

Para los huevos semicocidos:
Llenar un cazo de agua y llevar a ebullición.
Sumergir los huevos y cocer a fuego fuerte durante 10 minutos.
Refrescar en agua fría y pelar.

Servir los huevos cortados por la mitad en un plato hondo, acompañados de puré de patata. Cubrir con la salsa y espolvorear orégano.

Espero que os guste y que tengáis un buen fin de semana.

Fuente: Whole Kitchen Magazine.




Decorar el borde de un vaso con azúcar

martes, 22 de abril de 2014

¿Qué tal va el día? Hoy si que es día de escuela para todos o para casi todos. Damos por concluida la Semana Santa y estamos ansios@s para recibir la semana que viene el puente de Mayo. Verdad?

De cara al buen tiempo, apetecen bebidas fresquitas tipo batidos, zumos, cócteles…, así que hoy os traigo un truqui-consejo que os va a venir de perlas para decorar los vasos de vuestras bebidas y quedar la mar de bien con vuestros invitados. Tan solo necesitaremos azúcar de colores y un líquido denso como almíbar.

Ingredientes
Azúcar de colores ( ver receta aquí)
Almíbar o almíbar aromatizado de lo que queráis. El mío era de vainilla (ver receta aqui )

Preparación
En un cuenco o similar ponemos el azúcar y en el otro el almíbar.


Introducimos la boca del vaso primero en el almíbar, movemos ligeramente, para quitar el exceso y seguidamente lo metemos en el cuenco con el azúcar.

Dejamos secar y listo.



Nota: hay gente que lo hace con agua pero el almíbar al ser más denso se adhiere mejor al vaso y al azúcar.

Salchichas al vino blanco

lunes, 21 de abril de 2014

¡Muy buenos días a tod@s!

Espero que hayáis disfrutado mucho de las vacaciones, aunque algunos de vosotros aún estaréis disfrutándolas, por ser fiesta en diversas comunidades. Yo me lo he pasado de maravilla y encima he descansado bastante, así que más no puedo pedir.

Entre otras cosas, en  estas fiestas hemos comido mucho potaje, bacalao, torrijas, monas y dulces variados. Así que hoy voy a empezar la semana con una receta de carne y de las de toda la vida, que al fin y al  cabo, son las que siempre triunfan. Unas deliciosas salchichas al vino blanco, receta cortesía de mi gran maestra, mi madre. Se hacen en un periquete y se pueden preparar con antelación.

Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!



Ingredientes (para 1 persona con buen saque):
 
5 salchichas frescas.
Media cebolla.
Vino blanco.
Aceite y sal.

Preparación

En primer lugar doramos las salchichas en la sartén con un poco de aceite.

Cortamos la cebolla en tiras finas y la pochamos en una sartén a fuego lento con un poco de aceite, hasta que coja colorcito.

Añadimos a la cebolla las salchichas (que habíamos reservado), un chorro de vino blanco y un poco  de agua.

Dejamos cocer a fuego lento durante 12-15 minutos, hasta que la salsa se espese. Si durante la cocción se evaporase demasiado el vino o la salsita quedase demasiado fuerte, añadir un poco más de agua.

Servimos, en mi caso, con puré de patata  y a mojar pan.

Espero que os guste.

Tartaletas de pan de molde con beicon y huevo

miércoles, 16 de abril de 2014

Hola a tod@s,

Quedan escasas horas para que coja las esperadas vacaciones de Semana Santa, pero no quería marcharme antes sin publicar una receta muy facilita, ideal como entrante en estas fechas en las que nos reunimos con amigos, familiares… Unas deliciosas tartaletas de beicon y huevo de codorniz. Otra de las propuestas de Whole Kitchen, pero un poco tuneada.
Como molde es necesario que uséis un molde de tartaletas o similar.

Ingredientes

Pan de molde.
Beicon.
Huevos de codorniz.
Lonchas de queso para fundir.
Mantequilla fundida.
Molde de tartaletas. 

Preparación

Precalentamos el horno a 180ºC.

Quitamos la corteza a la rebanada de pan de molde ( si el tuyo es sin corteza, ese paso que te ahorras), pasamos por encima un rodillo y la aplanamos.

Con ayuda de un cortapastas redondo o con un cuchillo, cortamos un redondel que sea de mayor tamaño que el diámetro de nuestro molde.

Pintamos nuestro molde de tartaletas con mantequilla fundida con ayuda de una brocha.

Adaptamos el trozo de pan a la forma del molde (simulando una tartaleta), presionando bien con los dedos.

Para montar la tartaleta pondremos un cuarto de una loncha de beicon, un trozo de loncha de queso y el huevo de codorniz encima.
Horneamos durante 5 minutos o hasta que veamos que la clara ha cuajado. No nos debemos exceder en el tiempo ya que nos puede quedar la yema muy seca.

Los amigos de la página web RED facilísimo nos hicieron un vídeo de esta receta, como idea de receta para navidad. Podéis ver el vídeo publicado en Youtube pinchando aquí abajo:


Tarta fondant caja de bombones

lunes, 14 de abril de 2014

¡Buenos días a tod@s!

Esta semana estoy feliz porque a parte de que esta semana es más corta de lo normal y el miércoles cojo vacaciones, porque el próximo día 17 el blog cumple 1 añito, pero como estaré fuera y no podré publicar, lo hago hoy.

Parece que fue ayer cuando cree el blog para ir recopilando las distintas recetas que iba a haciendo y cuando era una negada para el manejo del horno (sobre todo con el tema de los bizcochos). Aquellos días en los que establecí una relación amor –odio con él ( más odio que otra cosa J). Y a día de hoy es mi fiel compañero de batallas. Lo confieso, quiero a mi horno, me da tantas alegrías, que ya he olvidado los malos momentos que me hizo pasar.

Quiero agradecer a todas las personas que me leen, que me siguen o que simplemente dedican una parte de su tiempo, aunque sea una pequeña parte a ojear mis recetas.
Gracias de corazón, me anima mucho leer vuestros comentarios y saber que gusta lo que hago con mucho cariño.

Y con motivo del aniversario os quiero invitar a tomar un bomboncito. ¿Te apetece uno?





Esta preciosa tarta, la hice para el cumpleaños de mi cuñada, que es muy golosa y le encanta el fondant. Había visto el diseño por internet y me encantó la idea de hacer una tarta que a su vez fuese una caja de bombones. Así que me puse manos a la obra.

Era la primera vez que hacía una tarta de fondant yo solita porque la tarta anterior del Papá Noel bañándose (ver tarta aquí), la hice en un curso y quieras que no cuentas con el apoyo de la profesora. Pero aquí estaba sola ante el peligro y mereció la pena correr ese riesgo, solo por ver la cara que se le quedó a mi cuñada al recibirla.

Para esta preciosa tarta opté por bizcocho de vainilla, rociado con almíbar también de vainilla y relleno y cubierto de  buttercream de nocilla. Estaba buenísima. La receta de este bizcocho queda muy jugosa, no es necesario humedecerlo con almíbar, pero yo lo hice más que nada para darle más sabor a vainilla.

El molde que usé es uno de 15cm de diámetro x 7cm de altura desmontable. Para quien le interese le compré en Amazon y es una maravilla para verlo (pincha aquí)

Tuve que hacer dos bizcochos uno para la caja y otro para la tapa.

Ingredientes
 
Bizcocho:
150g de harina.
150g de azúcar.
150g de mantequilla sin sal.
3 huevos M (cada uno 50g)
6g de levadura química.
Esencia de vainilla un chorrito.

Almíbar de vainilla:
300g de azúcar.
300ml de agua.
1 vaina de vainilla.

Para el buttercream de nutella:
150g de azúcar glass.
75 g de mantequilla.
2 cucharadas de nutella.
 
Preparación

Precalentamos el horno a 170ºC, engrasamos y enharinamos el molde.

Batimos el azúcar con la mantequilla, hasta que se forme una crema y seguidamente añadimos los huevos poco a poco y la vainilla .Batimos.

Añadimos poco a poco la harina previamente tamizada y mezclada con la levadura. Batimos hasta conseguir una textura homogénea.

 Es importante que este tipo de bizcochos se hagan con ayuda de un robot de amasado para aportarle mayor cantidad de aire a la masa.

Repartimos la masa en el molde y metemos en el horno sobre rejilla con calor arriba y abajo a 180ºC  durante 40 minutos.

Cada horno es un mundo, así que yo aconsejo, que pasada media hora vayáis controlando con un pincho, si está hecho,  porque las directrices que me dieron en el curso fueron que  hornease a 180ºC durante una hora u hora y cuarto sobre una rejilla colocando la bandeja esmaltada en la parte inferior del horno para reducir el calor. Hice estos pasos y se me hundió el bizcocho, fue un verdadero desastre.

Una vez horneado, sacamos del horno y dejamos templar en el molde. Desmoldamos sobre una rejilla y envolvemos caliente con papel film, de ésta manera conseguiremos que el calor quede atrapado y humedezca la miga.

Una vez frío ya lo tenemos listo rellenar.

Para el almíbar de vainilla:
Ponemos en un cazo el agua, al azúcar y la vaina de vainilla abierta a fuego medio y llevamos a ebullición hasta que el azúcar se haya disuelto por completo (unos dos minutos).

Dejamos enfriar y ya tenemos listo nuestro almíbar.

Para el buttercream de nutella:
Mezclamos el azúcar y la mantequilla y una vez que se han integrado por completo añadimos la nutella.

Recordad que se ha de rellenar y de cubrir con una capa finita (de esas que se clarean) de buttercream para evitar que el fondant se abombe por el exceso de humedad.

Una vez que ya tenemos todo preparado nos ponemos a darle forma a nuestros bizcochos. He fotografiado el paso a paso.

 


Como se ve en la fotografía necesitaremos un bizcocho entero para modelar y darle la forma de la caja y la mitad de otro para hacer la tapa (foto superior izquierda).

Como la tapa de queda tal, la envolvemos el film para que no se nos seque y nos centramos en el otro bizcocho. Lo cortamos por la mitad  con ayuda de un cuchillo o una lira (foto superior derecha).

Marcamos con palillos la zona que troquelaremos con ayuda de un bisturí y que será la hendidura en la que colocaremos los bombones (fotos centrales).En este paso se ha de tener mucho cuidado, ir suavemente, no sea que nos pasemos y atravesemos el bizcocho.

Rociamos con el almíbar de vainilla y  lo rellenamos con el buttercream .Tapamos y ya tenemos nuestra caja lista para ser forrada (fotos inferiores).

Cubrimos bien por encima con buttercream tanto el bizcocho caja como la tapa y ya están listos para cubrir con fondant.

Cubrir tarta con fondant:
En primer lugar tenemos que hacer una bola con el fondant y amasar muy bien con las manos, que ni que decir tiene, han de estar muy limpias.

Extendemos con el rodillo especial de fondant que es de un material no poroso y con ayuda de unas guías o gomas que tiene rodillo dejamos el fondant con un grosor de 5mm que es el grosor ideal para que no se agriete. Para amasar el fondant pondremos sobre la superficie un tapete de trabajo o echaremos un poco de harina (pero no nos pasaremos porque se puede endurecer el fondant).

Una vez que se le ha dado la forma de la tarta, se coge con ayuda del rodillo y se pone sobre la tarta.

Para quitar los bordes levantamos el fondant y abrazamos lentamente para dentro. Pasamos el alisador de fondant y cortamos los bordes.

Una vez que está toda nuestra caja forradita, la decoramos al gusto.

Los bombones por falta de tiempo, no pude esmerarme mucho en la preparación, así que los hice el moldes de silicona con chocolate derretido.




 





Alitas de pollo con salsa barbacoa

viernes, 11 de abril de 2014

¡¡Ya estamos a viernes!!

Muchos de vosotros estaréis casi de vacaciones de Semana Santa, ya con la maleta hecha, pero otros como yo, tendréis que esperar hasta el miércoles. Habrá que conformarse y llevarlo lo mejor posible, con recetas como la de hoy.

“Alitas de pollo con salsa barbacoa” es la receta que os propongo para que la hagáis el fin de semana, ya que como mejor se pueden degustar es recién hechas. Están buenísimas y son muy fáciles de hacer. En apenas pocos minutos tendréis un plato de lo más resultón. Mirar la foto y juzgar vosotros mismos.

Se os hace la boca agua, ¿verdad?

Ya os he dicho en alguna ocasión que no soy muy de salsas. No me gusta ni el ketchup, mayonesa, mostaza…y la única salsa que me gusta es la salsa barbacoa, pero la comercial. Siempre prefiero usar las salsas que empleo en mis platos caseras, pero con  la salsa barbacoa la cosa cambia. Mi preferida es la de la  marca “Hunts” cuyo sabor es muy similar a la salsa barbacoa que usan en el Foster´s Hollywood. De hecho, hablando de Hollywood y de Estados Unidos para hacer esta receta me he basado en el sabor que nos dejaron las que comimos en nuestro viaje por Estados Unidos en 2011, concretamente las que comimos en el hotel Río de Las Vegas. Nos tomamos el atrevimiento de preguntarle al cocinero cómo las hacían y más o menos nos lo contó, a excepción del secreto que tenía su receta....También nos dijo cómo hacían las costillas a la barbacoa, que también podéis ver la receta aquí.

Ismael degustando diversas carnes en el hotel Río de Las Vegas
Para hacer la receta de hoy podéis usar cualquiera de las variedades que tiene Hunt´s de salsa barbacoa:
Hunt´s  Salsa Barbacoa original con la receta original de USA.
Hunt´s  Salsa Barbacoa con un toque de miel y mostaza. Elegí esta para hacer las alitas.
Hunt´s salsa barbacoa   Hickory con un toque ahumado.

Así que si hoy vais a hacer la compra, no olvidéis echarla en vuestra cesta. La encontrareis en grandes superficies, yo la compro en Carrefour.

Ingredientes (para dos personas)
600 g de alitas  de pollo. La compré ya cortadas.
Salsa barbacoa Hunt´s con un toque miel y mostaza.
Sal y pimienta.

Preparación

En caso de que las alitas no viniesen cortadas, las cortamos en dos y quemamos los restos de plumas que hayan podido quedar.

Las lavamos con agua y las secamos con papel absorbente.

Salpimentamos las alitas.

En un recipiente dejamos marinar las alitas mezclándolas con salsa barbacoa durante una hora. La cantidad de salsa es un poco a ojo que estén bien impregnadas.

Colocamos las alitas en una bandeja de horno y las horneamos durante 30 minutos en el horno precalentado a 180ºC. Mitad de horneado darles la vuelta. Cada horno es un mundo, yo la bandeja de las alitas la coloco sobre la bandeja esmaltada del horno y en la primera altura.

Las sacamos del horno y con una brocha de silicona les untamos un poco de salsa barbacoa y las ponemos con grill durante 2-3 minutos para darle un toque crujiente.

Y ya tendremos nuestras alitas listas. Las acompañé con unas patatas a las hierbas provenzales hechas en el microondas (ver receta aquí)






Espero que os guste.

Patatas a las hierbas provenzales (microondas)

miércoles, 9 de abril de 2014

Hola,
 
¿Cómo va el miércoles? Espero que mejor que yo porque llevo una rachita alérgica que me está matando y encima no se a que tengo alergia. El caso es que ando con una tos perruna y una afonía bastante considerable. Son las cosas de la primavera, no todo van a ser campos floridos y días esplendidos.

Pero como no es mi intención marearos con mi historial médico, me voy a  centrar en la receta de hoy, que es facilísima y os va a encantar, unas deliciosas patatas a las hierbas provenzales cocinadas en el microondas. Son ideales como guarnición para cualquier plato, tienen bastante menos grasa que las fritas (cosa que viene muy bien para la cercana operación bikini) y están igual de ricas. ¿Qué más se puede pedir?


Ingredientes
 
1 patata mediana.
Aceite de oliva.
Sal de ajo.
Hierbas provenzales. Yo uso las de Carmencita que llevan mejorana, tomillo, romero orégano, ajedrea y albahaca.
Como recipiente usé un plato hondo tapado con otro plato.

Preparación

Pelamos y troceamos la patata.

Añadimos un chorrito de aceite de oliva, sal de ajo y las hierbas provenzales al gusto.

Movemos muy bien.

Introducimos en el microondas a 900W durante 5 minutos y una vez que termine ese tiempo las dejamos 3 minutos más (tiempo de reposo)  dentro del microondas (con el plato tapado y el microondas apagado). El tiempo es orientativo y dependerá del microondas, es mejor que inicialmente pongas tres minutos y luego el resto del tiempo hasta que le cojas el punto a tu micro.

Abrimos con cuidado de no quemarnos con el plato, salamos si fuera necesario ,servimos y ¡a comer!

Crema de calabacín

lunes, 7 de abril de 2014

Los fines de semana suelo aprovechar para hacer parte de la comida de la semana. Hoy he hecho crema de calabacín en la chefomatic, pero no os preocupéis que la he escrito también en modo olla express. Es muy sencillita de hacer.



Ingredientes

2 calabacín y medio. Los míos eran de tamaño considerable.
1 cebolla y media.
1 patata mediana.
4 quesitos. Los míos desnatados.
1 pastilla de avecrem de pollo.
Aceite de oliva y sal.

Preparación

Modo chef o matic pro.
Añadimos a la base de la cubeta un chorro de aceite de oliva y añadimos las verduras.
Añadir dos vasos medidores de agua (hastqa que queden casi cubiertos) y salamos al gusto.
Desmenuzar en el agua la pastilla de avecrem y programar en modo horno 20-25 minutos.
Añadir 4 quesitos y batir con la batidora.

Modo tradicional (olla express):Pelamos, lavamos y troceamos los calabacines, la patata y la cebolla la cortamos en trozos grandes.
Añadimos a la olla un chorro de aceitede oliva y echamos las verduras.
Cubrimos con agua  y añadimos la sal.
Desmenuzamos en el agua la pastilla de avecrem y ponemos al fuego, cuando empiece a hervir tapamos la olla y dejamos 15 minutos. Añadir 4 quesitos y batir con la batidora.


Esta versión de la receta es más light, pero también queda muy rico sofriendo previamente la cebolla, la patata y el calabacín y seguir el resto de los pasos.

Un saludo y espero que os guste.

Crema pastelera (microondas)

miércoles, 2 de abril de 2014

Buenos días,

Hace mucho tiempo que no publico una receta de microondas de esas que tanto nos gustan, por su sencillez, rapidez y por lo poco que manchamos en la cocina.

Hoy os traigo una manera muy fácil de hacer crema pastelera en el microondas que podéis usar para relleno de tartas, hojaldres o lo que queráis, tan solo necesitareis un recipiente de vidrio tipo Pyrex o similar.
Ingredientes
500 ml de leche.
150g de azúcar.

3 yemas de huevo.
40g de maizena.
1/2 rama de canela.
1 corteza de limón.
Esencia de vainilla.


Preparación

En un bol de cristal  ponemos la leche, el azúcar, la canela y el limón y metemos en el micro a 800W durante 4 minutos.

Quitamos el limón y la canela y añadimos 3 yemas de huevo y la maizena, movemos con varillas y metemos al micro 4 minutos más. 

Sacar, mover muy bien y volver a meter al micro 3 minutos. Mover con las varillas de nuevo, añadir esencia de vainilla al gusto y dejar enfriar. Yo la enfrié en nevera tapada con un film. Para evitar que se haga costra el film ha de tocar la crema.

Nota: Estos tiempos son orientativos dependerá un poco de cada microondas. Podéis sustituir la rama de canela por una vaina de vainilla y suprimir la esencia de vainilla.

Espero que os guste.

Si habéis apuntado bien la receta, podréis hacer una rica milhoja o unos miguelitos, por ejemplo.


Pudin de piña colada

martes, 1 de abril de 2014

Después de mi ausencia durante la semana pasada (estuve disfrutando de unas maravillosas vacaciones en La Palma y en la Gomera) os traigo una entrada dulce para endulzarnos un poco el martes y así hacernos la semana mucho más llevadera.

El postre de hoy es un delicioso pudín de piña colada, o lo que es lo mismo de piña y coco. Ya sabéis que soy muy de coco y la combinación con la piña queda ideal. En un principio no sabía si la textura iba quedar pareja, porque cuando una se mete a experimentar es lo que tiene. Pero quedó una textura perfecta y un postre muy refrescante y ligero, ideal para culminar una comida copiosa.

 Hay que seguir una serie de consejos para evitar que las capas del pudín se separen  al cortarlo:

Es necesario que cuando añadamos la segunda capa  o sea la capa de piña sobre la de coco, esta haya empezado a cuajar por arriba, para evitar que se mezclen ambas capas.

La segunda capa ha de estar templada a la hora de añadirla al molde. No dejarla demasiado tiempo porque si no empezará a solidificar.

A la hora de verter la segunda capa sobre la primera lo haremos sobre una cuchara lentamente en forma de cascada, ya  que como la primera capa no estará del todo solidificada podría estropearse y unirse ambas capas.

También he leído que rayando con un tenedor  la primera capa una vez que ha cuajado  y echando encima la de encima tampoco se separa, pero eso no lo he probado. Digamos que las hendiduras hechas con el tenedor valen de agarre para la capa superior. Si lo hacéis así, ya me contáis, si os ha dado resultado.

Con todos estos pasos aclarados (espero que me hayáis entendido), en acaso de que se os separasen las capas, nos preocupéis, que luego se mezclan en el estómago J


Nos ponemos delantales y ¡a cocinar!
Ingredientes

Para la capa de coco:
300ml de leche de coco.
300 ml de nata para montar o crema de leche.
100g de azúcar.
1 sobre de cuajada.

Para la capa de piña:
1 sobre de gelatina de piña.
500 ml de leche entera.
125 g de queso de untar tipo philadelphia.
2 cucharadas soperas de azúcar.

Preparación

Preparación capa de coco:
Reservamos un poco de leche de coco para disolver bien la cuajada.

Calentamos la leche de coco restante, la nata y el azúcar hasta llevarlo a ebullición.

Cuando empiece a hervir  añadimos el resto de la leche de coco con la cuajada disuelta. Movemos hasta que hierva durante unos 3 minutos.

Lo vertemos sobre el molde que vayamos a emplear. Yo usé un molde de corona de silicona, el cual coloque sobré un plato para poder manejarlo mejor. Para evitar grumos lo podéís colar, aunque a mi se me pasó.

Dejamos enfriar en la nevera hasta que se solidifique un poco la parte superior que es cuando se añade la siguiente capa.

Preparación capa de piña:
Calentamos 250 ml de leche con la gelatina y el azúcar movemos muy bien hasta que rompa a hervir. Retiramos.

En un bol añadimos el queso, el  resto de la leche y la leche con la gelatina y el azúcar.

Batimos bien y añadimos al molde cuando esté templado sobre una cuchara para minimizar el impacto.

Dejamos enfriar por completo sin moverlo. Metemos en nevera.

Para facilitar el desmoldado podemos meter el molde en agua caliente unos segundos y pasar por el borde del pudín un cuchillo despacito para despegar el borde.

Y ya tenemos listo nuestro delicioso postre. Lo malo que una vez que empiezas ya no puedes parar.

Espero que os guste.

Fuente: Receta modificada de Whole kitchen magazine nº5.